lunes, 25 de mayo de 2020

Propiedades de los señores de Valera de Abajo en Cuenca, luego marqueses de Valera


Propiedades de los señores de Valera de Abajo en Cuenca, luego marqueses de Valera




; 



            

https://historiadelcorregimientodesanclemente.blogspot.com/2019/03/el-puente-de-san-benito-en-el-picazo.html

El puente de San Benito sobre le río Jucar se encuentra entre El Picazo y Villanueva de la Jara.
Entre La Losa y la Ribera de San Benito de la Jara, La Casa de Ávila era una alquería localizada al norte de Casasimarro, junto a la ribera del río Júcar.


Ribera de San Benito es una pedanía  del municipio de Villanueva de la Jara. Está situada junto al río Júcar.

En 2017 tenía 2 habitantes según las cifras oficiales del INE.


            La Casa de Avila era propiedad de los herederos de Hernando del Castillo El Sabio, alcaide de Alarcón.

            En 1547 era propiedad de su nieto Fernando del Castillo Toledo Hinestrosa, señor de Valera de Abajo en nombre de su hija María del Castillo Hinestrosa Sandoval Portocarrero.

            En esta casa de campo vivían  labradores ocupados en las tierras del señor de Valera, 

            La Casa de Avila en 1547 era jurisdicción de Villanueva de la Jara.

            En el siglo XIX en el diccionario de Pascual Madoz se la nombra como aldea de Alarcón. 

Alonso del Castillo y Toledo es señor en sucesión de su padre Hernando del Castillo el Sabio de los señoríos de La Losa y Perona. Alonso del Castillo casa con María de Hinestrosa, señora de Valera de Abajo, con quien es padre de Francisco del Castillo Hinestrosa, señor de La Losa y Perona por su padre, que casa con Ana Cimbrón Ávila.

Es su hermano Fernando del Castillo Hinestrosa, señor de Valera de Abajo por su madre, que casa con Elvira Sandoval Portocarrero de los señores de La Ventosa[1]. Hermana de ambos es Juana de Toledo, este apellido por su abuela paterna también de nombre Juana[2]. Juana de Toledo casa con Alonso Pacheco de Avilés, señor de Santiago de la Torre[3] y fundador de Mayorazgo en 1603 y señor de Martín Ovieco junto a San Clemente, y hermano del señor de Minaya, este lugar en tierras ahora de Albacete. Son esos Pacheco primos de los alcaides de Belmonte, todos Pacheco por una tía materna del primer marqués de Villena y todos enriquecidos a la sombra del señor de Belmonte y primer marqués de Villena[4]. De Francisco y de su hermana Juana desciende la madre de la primera marquesa de Valera. El padre de la primera marquesa de Valera desciende de Juana de Hinestrosa, señora de la Olmeda de las Valeras-luego Olmeda del Rey- y hermana de María de Hinestrosa.
           
                Nieto paterno de Alonso Pacheco de Avilés y de Juana de Toledo es Juan Pacheco Herreros, señor de Valera de Abajo tras pleito en sucesión de su primo segundo Fernando del Castillo Carrillo de Alarcón, nieto de Fernando del Castillo Hinestrosa y de Elvira Sandoval Portocarrero que fundaron el mayorazgo de Valera en 1545 para su hija María que casa con su tío segundo Melchor Carrillo de Alarcón Hinestrosa-primo hermano del padre de su mujer-, madre de Fernando del Castillo Carrillo de Alarcón que muere sin dejar hijos.

            Juan Pacheco Herreros, señor de Valera de Abajo tras pleito y señor de la Olmeda y la Losa por su mujer, casa con su tía segunda, prima hermana del padre de Juan Pacheco, Elvira Castillo Cimbrón, señora de Perona y La Losa, hija de Fernando del Castillo Hinestrosa y de Ana Cimbrón Ávila, señores de estos lugares.

            Juan Pacheco y Elvira Castillo Cimbrón son los bisabuelos maternos de la primera marquesa de Valera de Abajo en 1679. El padre de la primera marquesa de Valera es Juan de Hinestrosa y Guzmán, señor de la Villa de Valera de Abajo, Villares del Sanz de don Guillén, La Olmeda de las Valeras y la Torre del Monje, caballerizo de su Alteza el Serenísimo Infante Cardenal, regidor perpetuo de esta ciudad de Cuenca por renunciación de Diego de Hinestrosa y Guzmán, su padre en el año 1625, fundó el Mayorazgo de la Casa de los Marqueses de Valera de Abajo.

Diego de Hinestrosa y Guzmán, regidor de Cuenca y  señor de la villa de la Olmeda de las Valeras por su madre y de Villar del Saz de don Guillén de Abajo y Torre del Monje[5] por su padre, es con Isabel Járaba, de familia de origen judío converso, padre de Juan de Hinestrosa y Guzmán, padre de la primera marquesa de Valera. Diego de Hinestrosa y Guzmán es bisnieto paterno de Juana de Hinestrosa que sigue a su padre en el mayorazgo de la Olmeda de las Valeras y casa con Gómez Hernández de la Muela, señor de Villar del Saz de don Guillen y de la Torre del Monje
           
            Juana de Hinestrosa que sigue a su padre en el mayorazgo de La Olmeda de las Valeras casa con Gómez Hernández de la Muela, señor de Villar del Saz de don Guillen y de la Torre del Monje. Padres de Diego Fernández de Hinestrosa, señor de señor de Villar del Saz de Abajo, La Torre del Monje y La Olmeda de las Valeras, casa con Florencia Mexia de Guzmán, señora del Mayorazgo de La Parra y Villarejo de Periesteban. Abuelos paternos de Diego Fernández de Hinestrosa y Guzmán, señor de Villar del Saz, Torre del Monje, casa con Isabel de Járaba. Padres de Juan de Hinestrosa y Guzmán, señor  de Villar del Saz de don Guillen y Torre del Monje, casa con su prima en cuarto grado María Pacheco de Mendoza, señora de Valera de Abajo y La Olmeda de la Valeras, hija de Rodrigo Pacheco, señor de Valera de Abajo, La Olmeda de las Valeras, La Losa y Perona, hijo de Juan Pacheco y Elvira Cimbrón del Castillo, hija de Francisco del Castillo, hijo de Alonso del Castillo y de María de Hinestrosa, y de Ana Cimbrón.

                Rodrigo Pacheco casa con María Mendoza de los duques del Infantado, mujer noble y limpia, de quien tiene muchos hijos, que el mayor de ellos es don Iñigo Pacheco de Mendoza, con la que tiene también tres hijas siendo una de ellas María la madre de la primera marquesa de Valera. Rodrigo y María son los abuelos maternos de  María de Hinestrosa Pacheco y Mendoza, señora de Valera de Abajo, La Olmeda de las Valeras, La Losa, Perona, Villar del Saz de don Guillén, Torre del Monje y Altarejos. Marquesa de Valera de Abajo en 1679. María de Mendoza mujer de Rodrigo Pacheco es hija natural de Rodrigo de Mendoza, comendador de los bastimentos de León en la Orden de Santiago, gentilhombre de Cámara del rey católico don Felipe II, hermano del quinto duque del Infantado, y de doña Estefanía de Porras.

            Carlos II el 11 de Setiembre de 1679 concede el marquesado de Valera de Abajo a María Pacheco de Hinestrosa, señora de las villas de Valera, la Olmeda y Torre del Monje en El Congosto, junto al río Záncara, en el término municipal de Villares del Saz. Casada con Ángel Antonio Domingo del Castillo Camargo y Campero, de la orden de Santiago, veinticuatro de Sevilla, alguacil de la Audiencia, y con negocios en la Casa de Contratación de Sevilla. Hijo de Antonio del Castillo Camargo. Diego de Hinestrosa y Guzmán, señor de Villares del Saz y Torre del Monje, regidor de Cuenca, es con Isabel Járaba, de familia de origen judío converso, padre de Juan de Hinestrosa y Guzmán, señor de Villar del Saz de don Guillén, La Olmeda de las Valeras y La Torre del Monje, caballerizo de su Alteza el Serenísimo Infante Cardenal, regidor perpetuo de esta ciudad de Cuenca por renunciación de Diego de Hinestrosa y Guzmán, su padre en el año 1625, fundó el Mayorazgo de la Casa de los Marqueses de Valera de Abajo para su hija María. Altarejos pasa de los descendientes de Diego del Castillo por falta de sucesión en ellos a los descendientes de su hermano Alonso de Castillo, ambos hermanos de la segunda señora de Cervera. De 1648 es el expediente del Archivo Histórico Nacional de Luisa Teresa Pacheco de Mendoza de Castillo y de Porres, natural de San Clemente en Cuenca, hermana de la primera marquesa de Valera para contraer matrimonio con Luís de Guzmán, caballero de la orden de Calatrava. Hermano de la primera marquesa de Valera es Diego de Hinestrosa y Pacheco, caballero de Alcántara, y hermana de estos es Isabel de Hinestrosa Pacheco y Mendoza que casa en Cuenca, en el Convento de Monjas de San Pedro, parroquia de  San Nicolás, con don Manuel de Girón y Salcedo, marqués de Sofraga. Se velaron en Villar del Saz de don Guillen el 26 de julio de 1666 en el Oratorio de las casas de don Juan de Hinestrosa y Guzmán, su padre, señor  de Villar del Saz. Los veló don Julián de Xarava y Castilla, canónigo de la Santa Iglesia de Cuenca, que los había casado en Cuenca en el lugar antedicho con la asistencia del licenciado Francisco Pérez de Buedo, cura de Villar del Saz. El marquesado de Sofraga está actualmente en la Casa del Duque de Peñaranda de Duero cuyo titular es un primo del actual duque de Alba.


Elvira Castillo Cimbrón, hija de Francisco del Castillo y de Ana Cimbrón Ávila, señora de La Losa y Perona por su padre, casa con su sobrino segundo Juan Pacheco Herreros, hijo de Diego Pacheco de Avilés y de Isabel de los Herreros. Diego Pacheco de Avilés es hijo de Juana de Toledo, hermana de Francisco y Fernando del Castillo, y de Alonso Pacheco de Avilés.

Elvira Castillo Cimbrón y su marido y sobrino segundo son padres de Rodrigo Pacheco que casa en Guadalajara con María de Mendoza y Porres, mujer noble y limpia, de quien tiene muchos hijos, que el mayor dellos es don Iñigo Pacheco de Mendoza, con la que tiene también tres hijas siendo una de ellas María. María de Mendoza es hija natural de don Rodrigo de Mendoza, comendador de los bastimentos de León en la Orden de Santiago, gentilhombre de Cámara del rey católico don Felipe II, hermano del quinto duque del Infantado, y de Estefanía de Porras. Rodrigo Pacheco y María de Mendoza Porres son padres de María Pacheco y Mendoza, señora de Valera La Losa y Perona, que casa con su primo en cuarto grado Juan de Hinestrosa y Guzmán, señor de la Olmeda de las Valeras, Villar del Saz de don Guillén de Abajo y La Torre del Monje, descendiente de Juana de Hinestrosa, señora de La Olmeda de las Valeras y hermana de Juana de Hinestrosa, y de su marido Gómez Fernández de la Muela, señor de Villar del Saz de don Guillén de Abajo y La Torre del Monje.

María Pacheco y Mendoza y su primo en cuarto Juan de Hinestrosa y Guzmán son los padres de la primera marquesa de Valera de Abajo en 1679, con agregación de los demás señoríos y heredamientos de su Casa de los que son titulares sus padres. Entre ellos la Losa, también los de la familia Castillo, la Losilla y la Noguera con sus molinos y dehesas[6]. Se reúnen en el siglo XVII las propiedades que fueron en el siglo XV del comendador Alonso de Hinestrosa, comendador de Santiago en Húelamo, señor de Valera de Abajo, la Losa y la Olmeda de las Valeras.
           



[1] En 1545, Fernando del Castillo Hinestrosa y su esposa Elvira Sandoval Portocarrero fundan el mayorazgo de Valera de Abajo y La Losa con los bienes que pertenecían a ambos. Entre estos bienes se incluyen la Losa, la Losilla y la Noguera, con sus molinos y dehesas. Padres de María del Castillo Sandoval Portocarrero que hereda el Mayorazgo y casa con  su tío Melchor Carrillo de Alarcón Hinestrosa, primo hermano de su padre Fernando. María es nieta de María de Hinestrosa y Melchor es hijo de Constanza Hinestrosa, hermanas. Valera de Arriba estaba en poder de los Alarcón.
[2] Hernando del Castillo, nacido en Castillo de Garcimuñoz y vecino de este lugar, alcalde de las fortalezas de Alarcón, Belmonte y Zafra y señor de Altarejos, la Losa y Perona, casado con Juana de Toledo,-Leonor de Toledo según el Archivo de Cervera.
[3] Santiago de la Torre es un mayorazgo fundado por Alonso Pacheco en 1603.
[4] Vienen los Pacheco de Avilés de Rodrigo Rodríguez de Avilés, primer señor de Santiago de la Torre Quebrado y Martín-Ovieco, ahora despoblados en tierras de San Clemente. Testó el 6 de julio de 1417. Casó con Beatriz Pacheco, hija-natural de Juan Fernández Pacheco, señor de Belmonte, medio tía materna de marqués de Villena. Minaya de los Pacheco se convierte en señorío de los Pacheco de Avilés que vienen de este matrimonio que también son beneficiados con la alcaldía del castillo de Belmonte. El castillo de Santiago de la Torre bien merece una visita y tareas de consolidación antes que se derrumbe. 
[5] En el siglo XVI, en la Torre del Monje estaban avecindadas catorce familias moriscas. Era Torre del Monje señorío de Diego de Hinestrosa, señor de la villa de Villar del Saz de Don Guillén de la parte de Abajo. Estas familias de moriscos acudían a Zafra a vender los frutos de sus huertas y a comprar provisiones. No oían misa ni recibían los sacramentos por no haber iglesia en la Torre del Monje, aunque muchos de ellos solían ir a la villa de Zafra a oír misa o a confesar en Cuaresma. “Hay 15 casas de moriscos, en la Torre del Monje. Suman un total de 53 personas. Proceden la mayoría de Oria, zona del río Almanzora. Son la mayoría jóvenes, casados y con hijos. Algunos, pocos, han nacido en la Torre. La fecha de llegada fue en 1587". En 1589, era vicario perpetuo de la iglesia parroquial de Zafra del Záncara don Vicente Lozano Cáceres, quien conocedor de la situación de dichos moriscos de no recibir instrucción ni práctica religiosa alguna, solicitó al obispo de Cuenca que los empadronasen en su parroquia para poderlos atender con más comodidad que otro cura de los comarcanos y administrarles los sacramentos. Además conocía la lengua arábiga, por haber estado algunos años en Berbería, por lo que a los moriscos que no sabían la lengua española les sería fácil confesarse con él.
[6] Hernando del Castillo, padre de Alonso del Castillo, se había enriquecido en tiempos del marqués don Juan Pacheco, de quien había sido paje y secretario. Él le hizo su alcaide en Alarcón y Zafra y en los años cincuenta le otorgó las dehesas de La Losa, Villalgordo, Gascas y La Torre, y el monopolio de la explotación de los molinos del Júcar al sur de Alarcón. También le concedió la heredad de Perona, tierra de San Clemente, cuya jurisdicción y rentas confirmó Diego López Pacheco, segundo marqués de Villena en 1475. Fue también señor de Altarejos.

El castillejo olcalde de Naharros. Cuenca


Hispania Prerromana

El Castillejo de Naharros 
Estudiado por Adriano Gómez Ruiz y Marta Sierra Delage,  1989. 


https://www.youtube.com/watch?v=cjMPvF14wyA

Adriano Gómez Ruiz, hijo y nieto de maestros de escuela, licenciado en Filosofía y Letras -rama Historia y Geografía-. 

Nacido en Zalamea la Real en Huelva.


Marta Sierra Delage
Fue conservadora histórica desde 1986 del Museo Nacional de Antropología de Madrid. Actualmente se encuentra jubilada.
Sierra Delage, M. (2009). La vida en la Sierra del Monje: Fuente de la Mota, un poblado ibérico industrial en la zona de Valeria. En Gozalbes Cravioto, E. La ciudad romana de Valeria (Cuenca), (pp. 65-71). Cuenca: Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.


Naharros es una pedanía perteneciente al municipio de Torrejoncillo del Reyprovincia de Cuenca

Los Olcades vivieron en el actual territorio de la provincia conquense entre los siglos VI y I a. C.



Los Olcaldes fueron el objetivo en el 221 a. C. de la primera de las campañas cartaginesas destinadas a ampliar su control a los territorios del interior peninsular.

Aníbal Barca nacido en el 247 a. C. en Cartago y fallecido en el 183 a. C. en Bitinia. Pasó por estas tierras de Cuenca camino de Uclés con su ejército y sus elefantes en su marcha hacia Roma.

Los Olcaldes participaron en la segunda guerra púnica como aliados de los cartagineses, a los que abandonaron posteriormente, pasando al bando romano. 

Como represalia, el 221 a. C. Aníbal toma y destruye sus asentamientos.

Los supervivientes se integran entre sus vecinos los Carpetanos, haciendo causa común en su lucha contra Cartago


Viriato (180 a 139 a C) lucha contra los Olcades en esta zona en la guerra entre lusitanos y romanos por el control de península ibérica. 


Viriato se convirtió en el lider de la resistencia lusitana contra Roma. Durante siete años, hasta 139 a.C., año de su asesinato.

El pueblo olcalde desapareció a causa de la invasión romana.

sábado, 23 de mayo de 2020

Ciudades Celtíbero romanas de Cuenca



Los pueblos Olcaldes habitan en lo que es actualmente la provincia de Cuenca.

Su ciudad más importante fue según Plinio CAPUT CELTIBERIAE es la que luego fuera ciudad romana de Segóbriga.

Tenían por vecinos a los poderosos carpetanos al oeste, los arévacos(situados en la actual provincia de Guadalajara al norte, los oretanos al sur, y los edetanos al este. 

Ocuparían las abruptas tierras meridionales del sistema Ibérico y de la cuenca del Júcar al sur de la serranía de Cuenca.

Se discute si se trataba de una etnia propiamente ibérica, o bien celtíbera, como coinciden la mayoría de estudiosos.

En el 220 a. C. Aníbal vence junto al Tajo a una coalición de vettones, olcades y carpetanos, sometiendo gran parte del interior peninsular. 

A lo largo del siglo III a.C. desaparecen como etnia, siendo su territorio absorbido por los carpetanos.


Diccionario de Historia Antigua y Mitología.


La ceca de Ikalesken y el problema de su localización. Enrique Gozalbes Cravioto, 2017


Además de Segobriga, Valeria y Ercavica podemos hablar de, 

Fosos de  Bayona, Contrebia Cárbica,

Iniesta, ciudad de Egelasta

Urcela Hokulacum, Uclés

Urcesa Hokulacum o Urkesa

            Población celtíbera y romana de la antigua Hispania. Se conoce de su existencia gracias a la obra de Ptolomeo. Aunque a través de los siglos se han sugerido, con muy poco fundamento, las ubicaciones más dispares, no es posible su reducción geográfica a cualquier lugar conocido hoy en día.

Propuestas de localización,

            La que más éxito ha tenido es la que ubica Urcesa en la población albaceteña de Alcaraz, a partir de la obra de Fray Estevan Pérez de Pareja de 1738, y por los numerosos y llamativos restos arqueológicos sin investigar que todavía se conservan en el paraje de Los Batanes de la dicha localidad. Son significativas las referencias medievales a esta ubicación, ya despoblada entonces, con el nombre de Alcaraz Viejo. Sin embargo, parece demostrado que los límites de la Celtiberia estaban bastante más al norte, quedando Alcaraz en territorio oretano.

Más lógica parecería, la propuesta que sitúa su territorio de influencia en los actuales términos de El Provencio y Villarrobledo, puesto que los confines de Celtiberia se sitúan aproximadamente en esa franja y, según los datos de Ptolomeo, Urcesa sería la población más meridional. Queda, de este modo, solo la posibilidad de que, el propio Ptolomeo estuviese confundido con los límites territoriales al ser la mitad norte de esta Oretania conocida, una zona de gran influencia celtíbera, y así se la conocerá más tarde en época de más avanzada romanización, Oretania Germánica.

En el municipio de Ossa de Montiel, en la provincia de Albacete.

En Requena en la provincia antes de Cuenca y ahora en Valencia

En Uclés en la provincia de Cuenca

En Orcera en la provincia de Jaén. A esta ciudad se le ha atribuido la existencia de la ceca que acuñó moneda con la leyenda Urkesken, cuya traducción es (moneda) de los urketanos, por su evidente parecido formal con las monedas celtíberas y, en especial, las de las cecas de Ikalesken (Iniesta, Cuenca) y Kelin (Caudete de las Fuentes, Valencia).

En El Amarejo en el municipio de Bonete en la provincia de  Albacete apareció una inscripción votiva en idioma ibero que, igualmente, hace referencia a los urketanos, lo que parece confirmar que estuvo por la zona.
Ikalesken

            Ceca de localización incierta, probablemente situada en el espacio comprendido entre el Júcar y el Cabriel, en las actuales provincias de Cuenca o Albacete.

            Es la ceca de época republicana más importante de toda la zona centro peninsular, con abundante acuñación de plata con amplia distribución en la Carpetanía, Edetania, Contestania y Oretania.







jueves, 21 de mayo de 2020

Algunas notas sobre la presencia de la Orden Militar de Santiago en tierras de la provincia de Cuenca


PEDRO ANDRéS PORRAS ARBOLEDAS LA ORDEN DE SANTIAGO EN EL SIGLO XV LA PROVINCIA DE CASTILLA, 1997.


Organización municipal y gobierno de una ciudad señorial castellana en el siglo XIII: el caso de Uclés. Milagros Rivera Garretas, 1985. 


La instalación de la Orden de Santiago en la ciudad de Cuenca data de 1177.

Alfonso VIII le da unas casas en el alcázar.

Cinco años más tarde ya se había constituido el nuevo hospital de redención de cautivos.46

A fines del siglo XV, poseía una casa de morada, con su granero y bodega; en las afueras una iglesia dedicada al apóstol Santiago en buen estado y un edificio ruinoso.

Su fuente de ingresos eran algunos diezmos de cereal, monopolios y mercedes de almudes, pero la más importante era la derivada del arrendamiento de numerosas heredades despobladas, diseminadas por todo el alfoz conquense  como 

Arcos- de la Sierra?, de la Cantera?, 

Tondillos-Tondos-, 

Castellar, 

La Moraleja, 


Berrechina, 

Abengamar,?

Torres defensivas como la Torre de don Alonso, Torre de Morant, Torre de la Dehesa, torre de Abengomar y Torre de Borrachina, entre otras, marcan la jurisdicción de la ciudad medieval de Moya.

Moya fue repoblada en el 1210 y en 1211 fue cedida a la Orden de Santiago que funda Hospital para redención de cautivos.




Torre de don Alfonso, La finca Torre de Don Alonso abarca los términos municipales de Fuentelespino de Moya y Landete.

Mijares, 

Torre Renera. Talayuelas y Casillas de Ranera. Fue poblada por la Orden de Santiago. En 1617 figuraba como posesión del Hospital de Santiago de Cuenca.
La denominada Torre Ranera se alzaba sobre una roca en el lugar denominado Fuente Ranera, apartada de la población, quedando de ella restos de su cimentación.



Villar del Hierro y 

Palmero-Villar de Olalla-



Estas rentas en 1525 alcanzaron el cuarto de millón de maravedíes.


En la provincia de Cuenca los términos redondos estaban en manos de los hospitales de Alarcón y Cuenca

El hospital de Alarcón dominaba en 

Arcas, 

Tondillos, 

Castellar, 

La Moraleja, 

Torre del Aceite-también llamada Torrebuceit-, 

Berrachina, 

Abengamar, Torre de don Alfonso, 

Mijares, 

Villar del Hierro, 

Palmero y 

Torre Renera, lugar éste último que se intentó poblar sin éxito en el siglo XIII.

El hospital de Alarcón poseía las heredades de 

Alamesón-Villarejo de Periesteban-, 

Torrecilla, Municipio de Sotorribas.

Casasola, Ciudad de Cuenca

La Presa y 

Pozo de los Freires. 

El prior de Uclés tenía los términos de 

Buenamesón, 


Torreluenga, ahora una finca  en Pozorubio de Santiago. 


Fuente Redonda en Uclés

El comendador de Uclés tenía las heredades de 

Villalba y 

Carrascosilla- ahora despoblado cerca de Huete-

El convento  de Uclés tenía la propiedad dehesas y heredades 

Buenamesón 

Torreluenga 

Fuente Redonda, 

Rozalén, 

Saelices, 

Villarrubia, 

Villamayor 


Gúzquez en Villamayor de Santiago


Ganada Uclés en 1157, seis años más tarde fue donada a la Orden de San Juan, la cual parece que no repobló el lugar, por lo que, al fin, en 1174 pasó a manos de la de Santiago.

En 1179 el maestre don Pedro Fernández acometió la repoblación, dándole el fuero que caracterizaría a todo el Priorato del mismo nombre,

Pronto se hubo de formar la comunidad de villa y tierra, en la que a fines del siglo XV se incluían diez aldeas. Estas aldeas son Tarancón, Saelices, Rozalén, Moraleja, Villarrubio, Tribaldos, Almendros, El Acebrón, Fuente de Pedro Naharro y Torrubia-del Campo-.

Enclavada en tierras de pan llevar, la Encomienda de Uclés contaba con los lugares, además de los citados, 

de Cabeza Mesada, El municipio se encuentra situado en una llanura de la comarca de La Mancha y linda con los términos municipales de Horcajo de Santiago, al este, en la provincia de Cuenca, y Santa Cruz de la Zarza, al norte y Corral de Almaguer, al sur y oeste, en la de Toledo. 

El río Riánsares, afluente del Cigüela, pasa por el municipio, recorriendo el término de noreste a suroeste. Se fundó durante la reconquista tras la derrota de Alfonso VI, en la batalla de Uclés. Las huestes cristianas que huyeron por la vega del Riánsares, fundaron a sus orillas un castillo que sería feudo de la familia Albornoz.

Los Reyes Católicos, en el último tercio del siglo XV, durante el gran maestrazgo de don Alonso de Cárdenas, conceden a la población el título de Villa, erigiéndose el rollo como testimonio de su nueva jurisdicción.


Villalba 


Carrascosilla, de los que sólo el primero estaba poblado.


Entre Ocaña y sus aldeas-Villatobas, Chozas Nuevas, Chozas Viejas, El Aljibe, Ocañuela, El Corral y El Prado, éste cerca de Ontígola- y Uclés, estaba Santa Cruz de la Zarza que en 1253 recibió sus aldeas Villaverde-y Paraconsol-, Villarejo Seco- localidad del municipio de Villar de Olalla.

Castillejo de Albuher, Castillo de Tajo en Villamanrique de Tajo. En referencia al castillo que existió en el paraje conocido como Castillo de Albuher destruido en el Siglo XV.


Testiellos 

Villar del Sauco y Villarejos en Santa Cruz de la Zarza