martes, 25 de noviembre de 2014

Parla. Madrid

En 1348  Alfonso XI la cedió en señorío al cardenal don Pedro Gómez Barroso, hermano de Sancha Fernandez Barroso que de su matrimonio con Pedro López de Ayala es la madre de Fernan Alvarez de Toledo señor del cercano Torrejón de Velasco. Padre de Leonor de Ayala, señora de Torrejón de Velasco, de quien vienen los señores, condes y duques de Alba.

Pedro Gómez Barroso fue obispo de Cartagena, en 1327 es designado cardenal por Clemente VI, a instancias del Rey, trasladándose a Aviñon. También fue prior del monasterio de Guadalupe. Primer señor de Parla, de la cual fundó mayorazgo en 1342.

Hermano es también García Fernandez Barroso que hereda el mayorazgo de Parla fundado en 1342 por su hermano el Cardenal.

Iñigo López de Orozco, I señor de Pinto, casa primero con Teresa González de Mesa y despuéscon Mariana García de Meneses y Fernández Barroso, viuda de Fernán Pérez de Portocarrero. La podemos encontrar como Mariana Alonso de Meneses Tizón y Loaisa. 

Los Barroso son por lo tanto señores de Parla y parientes de los señores de Pinto y Torrejón de Velasco.

Hijos estos Barroso de Fernán Pérez Barroso, señor de la dehesa de Calabazas , y de Doña Mayor- Mencia Garcia de Sotomayor- su muger.





Pedro Gómez Barroso, figuró en la conquista de Sevilla y su nieto Pedro Gómez Barroso ocupó el arzobispado de Toledo. En el siglo XV Pedro Barroso obtuvo el señorío de Parlá y uno de sus biznietos, el marquesado de Malpica por merced otorgada por Felipe II (1599). 


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, más conocida como La Iglesia Vieja





















¿Quién es la madre del II señor de Oropesa?


García Álvarez de Toledo, alcalde mayor de Toledo, casa con Mencia de Meneses, padres de García Álvarez de Toledo Meneses, I señor de Valdecorneja y de Oropesa, y de Fernando Álvarez de Toledo Meneses, II señor de Valdecorneja en sucesión de su hermano. Fernando muere en Lisboa en 1384.


Si tiene García Álvarez de Toledo y Meneses un hijo natural habido en una doncella llamada Catalina de Loayza luego monja del Convento de San Clemente el Real, Toledo. 
Fundado fuera de la ciudad por Alfonso VI. Estuvo primero bajo la adscripción de la orden benedictina, pasando después al císter.

Ahora lo ocupan monjas Bernardas que tienen entre sus ocupaciones la fabricación de mazapán.


Garci-Jofré de Loaysa, III señor de Petrel en Alicante 
casa con una  Ayala. Padres de Catalina de Loaysa que casa con García Álvarez deToledo Meneses, I señor de Oropesa. Padres de Fernando Álvarezde Toledo, II señor de Oropesa, casa con su pariente Elvira de Ayala y Guzmán

De este caballero, Garci-Jofré de Loaysa, III señor de Petrel, muerto por la crueldad del Rey don Pedro
quedaron un hijo y dos hijas. La mayor se llamó doña Catalina de
Loaysa; casó con don García Álvarez de Toledo, primer señor de
Oropesa, maestre de Santiago (1358-1366): De estos señores don García Álvarez de Toledo y doña Catalina
de Loaysa fue hijo primogénito el segundo señor de Oropesa, don
Fernando Alvarez de Toledo, que sirvió al rey don Juan el 1 Y casó
con doña Elvira de Ayala, hija del señor de Cebolla Diego López
de Ayala y doña Teresa de Guzmán; de quién descienden por línea
recta los condes de Oropesa,

Don Álvaro García de Loaisa, Señor de Pretel, casó en Huete con Doña N. de Ayala, naciendo  tres hijos y dos hijas. Una de las hijas es MARíA que casa con el I señor de Oropesa.

Los hijos son  

García Álvarez de Loaisa, que es el progenitor de esta Casa en Talavera de la Reina, provincia de Toledo.

Don Álvaro de Loaisa, pobló en Ciudad Real, y es la cabeza de esta familia en esta ciudad.

Don Jerónimo de Loaisa, vecino de Huete, donde celebró su matrimonio con doña Francisca Carrillo, y se asienta en tierras de Huete.

García Álvarez de Toledo Meneses, I señor de Valdecorneja, de su unión con doña Estefanía de los II señores de Monroy, Cáceres, se dice que tiene tres hijos que serán legitimados en 1369 por Enrique II. Estos hijos son Fernando, Pedro y Mencía. A su muerte le sucedió en su señorío de Oropesa su hijo Fernán Álvarez de Toledo, de quien provienen los condes de Oropesa, y en el de Valdecorneja su hermano Fernando Álvarez de Toledo Meneses, de donde descienden los duques de Alba. Se encuentra que García casa con Estefania y sin hijos de este matrimonio. Tras la muerte en 1370 de García Álvarez de Toledo, Estefanía Fernández de Monroy, viuda y sin hijos, casa muy pronto con García González de Herrera.

Pedro I da la villa de Oropesa a García Álvarez de Toledo Meneses para que la defendiera; más tarde, terminada la guerra fratricida entre dicho monarca y Enrique II, negó fidelidad al primero y pasó al bando de Enrique II, quien lo gratificó donándole las villas de Valdecorneja y Oropesa, 1366, concesión confirmada el 8 de junio 1369; el mismo Enrique II le otorgó el señorío de la villa de Jarandilla de la Vera en 1369. Casa hacia con 1359 con Estefanía Fernández de Monroy que muere en 1390; hija de Hernán Pérez de Monroy, II señor de las villas de Monroy, Valverde y Talaván y de Inés Rodríguez


¿Casa el I señor de Oropesa con Estefania y es padre natural con María del II señor de Oropesa?

¿Es padre natural con Estefania de varios hijos siendo el mayor el II señor de Oropesa?


Nuño Pérez de Monroy, abad de Santander, arcediano de Trujillo, de Campos, notario mayor
de Castilla y privado de la reina María de Molina, recibe en el concejo
de Plasencia Jarandilla de la Vera y Valverde de la Vera de Fernando IV en
1303. Jarandilla de la Vera no se incorporó a los señoríos de los descendientes de
Hernán Pérez de Monroy, hermano de Nuño Pérez de Monroy, y pasa a los dominios de quienes serán sus parientes los futuros condes de
Oropesa. En 1369 Enrique II se la entrega junto con Tornavacas a García Álvarez de
Toledo Meneses el que tiene amores con Estefania siendo en este mismo años legitimados sus hijos.


Hernán Pérez de Monroy, aparece en 1346 confirmando el mayorazgo
hecho por su padre y su tío, junto a sus hermanos, e Inés Rodríguez, II señores de Monroy, tiene dos hijas. El mayorazgo de Monroy, Valverde de la Vera y Talaván lo heredó inicialmente la primogénita
Estefanía Fernández de Monroy según manda Hernán Pérez en su testamento
de 1359. Pero la familia de su hermana María Fernández de Monroy también aspiraba a heredar estos señoríos ya que Estefanía no tuvo hijos en ninguno de sus dos matrimonios. Estefanía casó primero con García Álvarez de Toledo, primer señor de Oropesa. Aparece ya casada con él en el testamento de su padre de 1359, año en el que García recibe Valdecorneja
y luego Oropesa en 1366, confirmada en 1369 cuando García recibe también Jarandilla de la Vera. Tras la muerte en 1370 de García Álvarez de Toledo, Estefanía Fernández de
Monroy casa muy pronto con García González de Herrera.



Nuno Pérez, arcediano deTrujillo y Campos, Abad de Santander, Notario mayor del reinode León, Canciller mayor de la Reina María de Molina y
del Consejo de Alfonso XI. Hizo al morir (en Valladolid á 2 de Agosto de 1326) "elmas largo testamento que nunca ningún príncipe hizo, porque
de mandas graciosas hizo mas de cien mil ducados". Edificó en
Valladolid el suntuoso palacio que habitaba, y que por muchos
tiempos sirvió de mansión á los reyes; fundó y dotó el Convento
de las Huelgas de la misma Ciudad, y en su coro viejo
le enterraron; también fundó el Hospital de Esgueba; y en Plasencia
la Iglesia de S. Nicolás, el Hospital de Santa María, llamado
de D." Engracia, por haberle establecido en unas casas
de esta Señora, prima del Abad, y edificó la casa solariega llamada
de las Dos Torres. Luis Prieto Chamorro en 1818 la compra a los
 Monroy.

Hermano del Abad fue Fernan Perez de Monroy que Fué copero mayor
de la Reina María, Procurador á Cortes por Plasencia dos
veces, una en las de Valladolid en 1307, y otra en las de Burgos
en 1315. Fernando IV le concedió privilegio para que pudiese
poblar el cortijo del Monroy con cien pobladores; Alfonso
XI, en Sevilla á 5 de Abril de 1331, por real provisión, le nombró
para que, con asistencia de los'comisionados ó procuradores
del Obispo y Cabildo de Salamanca y los de los Concejos
de la misma y Toro, deslindase y amojonase los términos de
Topas y San Cristóbal, propios del Cabildo, sobre los que éste y
ambos Concejos tenían cuestión. El mismo monarca en 1347 le
confirmó las mercedes reales que gozaba su casa. También fué
Alcaide del castillo de Carpió Bernardo; falleció en 1351, de
más de cien años; mandó que aplicasen por su alma veinte mil 20
misas y diesen á cada pobre seis varas de buriel para un vestido,
y que su sucesor en el señorío de Monroy diese cada dia de
comer á ocho pobres: cuatro por su alma y cuatro por la de su
hermano el Abad. Le enterraron en el cementerio de la Iglesia
de S. Nicolás. Estuvo casado, según unos, con su prima hermana Doña
Engracia, pero otros aseguran que lo más cierto és que su mujer
fué 
 Estefanía Rodríguez de las Varillas, hermana de
D. Rodrigo, ambos de la ilustre familia de este apellido en Salamanca;

El castillode Valdecorneja fue construido por los Toledo tras la cesión de estas tierras a García Álvarez de Toledo Meneses por Enrique II de Castilla. Muere en Ciudad Rodrigo, Salamanca, en 1370. Recibió sepultura en San Pedro Mártir de Toledo. Fue maestre de la Orden de Santiago bajo el reinado de Pedro I de Castilla y I señor de Oropesa y I señor de Valdecorneja. Enrique II propone a García que cediese el maestrazgo de Santiago a Gonzalo Mexía, quien lo ocupó desde 1366 hasta 1371, y, en señal de gratitud, por esta renuncia y por otros servicios, le confirma la donación de los señoríos de Oropesa y Valdecorneja, añadiendo el de Horcajo; con estos señoríos, más las propiedades aportadas por su mujer, -en este caso Estefanía-García domina gran parte de la sierra de Gredos, alcanzando sus estados una extensión aproximada de unos cuatro mil kilómetros cuadrados, con sus gajes correspondientes, como los derechos devengados por las funciones de la escribanía y los impuestos que debían pagar las aldeas tributarias coincidiendo con el día de San Martín, la martiniega.
En la Corona de Castilla la martiniega es el impuesto más antiguo, pagado el día de San Martín, y que quizá proviniese del derecho exigido al campesino que se asentaba en un terreno no cultivado previamente (la Repoblación de la Meseta del Duero se efectuó frecuentemente mediante presuras u ocupaciones de tierras vacías). En el siglo XVII suponía una carga de doce maravedís anuales, cantidad muy escasa que, con el pasar del tiempo, la inflación y las devaluaciones monetarias, se había convertido más que otra cosa en un símbolo de jurisdicción en tierras de realengo o señorío, según fuera el rey o el señor del lugar quien lo cobrara. Desapareció junto con el Antiguo Régimen y el señorío jurisdiccional, como consecuencia de la labor legislativa de las Cortes de Cádiz.

 García Álvarez de Toledo Meneses, I señor de Valdecorneja dejó descendencia natural que recibe el señorío de Oropesa, luego condado de Oropesa. Pero, en sus disposiciones testamentarias, otorgadas en Medina del Campo, deja a su hermano Fernando el señorío de Valdecorneja, con todos sus términos anejos para que fundara mayorazgo, en el que se integran numerosos enclaves de la parte norte de la sierra de Gredos: El Barco, Piedrahíta, La Horcajada, El Mirón y hasta un centenar largo de lugares.

Fernán Pérez de Monroy participa en la conquista de Cáceres junto a Alfonso IX de León en el año 1229 y tendría el titulo de  Señor de Valverde, Talaván, Las Quebradas y el Cortijo y Casa de la Paz, formando lo que se conoce como “ antiguo mayorazgo de los Monroy”.
Fernán Pérez de Monroy casó con Elvira Núñez  y tuvo dos hijos, Nuño Pérez de Monroy, clérigo, abad de Santander, privado y confesor de la Reina María de Molina, madre de Fernando IV y fundador del hospital de Santa María en Plasencia y Fernan Perez de Monroy. 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Torrejón de Velasco. Madrid. Señorío de los Velasco, Ayalas, Álvarez de Toledo,Gómez de Ciudad Real y Dávilas


El castillo fue fundado en el siglo XV sobre una edificación anterior cuyas primeras referencias históricas datan del siglo XIII.




En el año 1294 el rey Sancho IV de Castilla entrega el señorío, llamado entonces Torrejón de Sebastián Domingo, a Don Gonzalo Ruiz, alcalde de Toledo y señor de la Villa de Orgaz cuyo entierro se representa en el cuadro de El Greco, quien posteriormente lo entregaría como parte de la dote de una de sus hijas que esposó a Lope Velasco, dándole la denominación actual al municipio. Alfonso XI, ya en el 1293, confirma la donación del señorío a Lope Velasco y por compra viene a los Ayala que con ellos emparentan.

Gonzalo Ruiz Murió en Toledo el 3 de diciembre de 1323. Por expresa voluntad suya fue enterrado en la iglesia de Santo Tomé de Toledo, llamada también de santo Tomás Apóstol. Sus descendientes llevaron el mismo título de señor hasta que en 1520 el rey Carlos I concedió el título de Conde de Orgaz a Álvaro Pérez de Guzmán, casado con la nieta de Gonzalo Ruiz de Toledo.

A mediados del siglo XIII  las aldeas de Pozuela y Palomero se despoblaron a favor de Torrejón de Sebastián Domingo. Torrejón de Sebastián Domingo quedó enclavado en laComunidad de Villa y Tierra de Madrid, dependiente del Sexmo de Villaverde. En el año 1294 el rey Sancho IV hizo donación de Torrejón de Sebastián Domingo aGonzalo Ruiz, alcalde mayor de Toledo, señor de Orgaz y fiel servidor del Rey, convirtiéndose en dominio señorial. Cuando una de sus hijas se casó con el hidalgo López de Velasco, Torrejón de Sebastián Domingo formó parte de la dote matrimonial de la joven. Por un Privilegio Real, Lope de Velasco dio su apellido al topónimo con el que se conoció desde entonces a la aldea, a la que se le llamó Torrejón de Velasco, siendo confirmada esta donación por Alfonso XI en 1343 Torrejón de Velasco fue heredado por el hijo de Lope, Sanz de Velasco. Los Ayala compran Torrejón de Velasco a sus parientes los Velasco. A principios del siglo XV Torrejón de Velasco era señorío de Leonor Fernández de Ayala, casada con Fernando Álvarez de Toledo, señor de Valdecorneja, la cual falleció en torno a 1420. Reinaba en Castilla Enrique III llamado El Doliente, 1390‐1406.


Aldonza Díaz de Velasco nace hacia 1250 y muere en 1275. Es hija de López Díaz de Velasco y de María Fernández de Rojas. Casa con Sancho López de Ayala, señor de Mena y Unza. Padres de Pedro López de Ayala que casa con Sancha Fernández Barroso. Padres de Fernán López de Ayala, señor de Ayala y de Torrejón de Velasco. Padre de Leonor de Ayala, señora de Torrejón de Velasco, de quien vienen los señores, condes y duques de Alba.


Es muy probable que el  promotordel Castillo  fuera Gutierre Gómez, Álvarez,  de Toledo ya que las tierras de Torrejón de Velasco estaban bajo su dominio como herencia de su madre Leonor de Ayala.
Dadas las características y trazas de la construcción, puede estimarse que las obras pudieron ejecutarse entre 1430 y 1440, si bien la primera constancia escrita de la fortificación no aparece hasta el año 1455. 
Hacia 1465 la fortaleza había pasado a manos de Álvar Gómez el Viejo, secretario de Enrique IV de Castilla (1425-1474). Abuelo del humanista, poeta y traductor Álvar Gómez de Ciudad Real, el Joven. Heredero del mayorazgo fundado por su abuelo 

Alvar Gómez el Viejo, fue alcalde de Toledo Alcalde, Regidor Tesorero de la casa de la moneda de Toledo, ocupó el cargo de secretario real con Juan II, Enrique IV y aun alcanzó la primera época de los Reyes Católicos. Compra Torrejon de Velasco, San Silvestre y Maqueda. Se distinguió por su capacidad de maniobra política, sabiendo traicionar y quedar bien con todos. El consiguió por trueques y negocios con el Gran Cardenal de España, don Pedro González de Mendoza, el señorío de Pioz, Atanzón, el Pozo de Guadalajara, los Yélamos y otros pequeños lugares. Levanta una nueva iglesia a su villa de Atanzón. Obtuvo el favor del rey Enrique gracias a la mediación de Juan Pacheco, marqués de Villena. En la Corte consiguió mejorar sus rentas: obtuvo el señorío de Maqueda y compró San Silvestre y Torrejón de Velasco. Además obtuvo del rey una ejecutoria de hidalguía para fundar mayorazgo, aunque, fiel al marqués de Villena, empezó ya a intrigar en secreto durante una embajada que le dieron ante el rey de Francia contra Enrique IV y servía de confidente al grupo de nobles que encabezaba la revuelta para elevar al trono al infante Alfonso obligando a abdicar al deshonroso Enrique IV; el rey terminó enterándose, sin embargo, y mandó al contador mayor, un converso llamado Pedro Arias Dávila, sitiar Torrejón de Velasco y tomarlo para sí. No por ello dejó de seguir apoyando a Alfonso, y participó en la llamada Farsa de Ávila (1465). La rebelión fracasó y Enrique IV ordenó confiscar sus bienes y sitiar Maqueda. Pero el obispo de Sigüenza Pedro González de Mendoza, futuro arzobispo de Toledo, instigado por el marqués de Villena Juan Pacheco, consiguió un trueque de tierras por medio del cual Álvar Gómez se quedó con algunas que tenía el obispo en Guadalajara (Yélamos, Pioz, Atanzón y El Pozo) para fundar su propio mayorazgo. Entre tanto Álvar Gómez se había hecho eventualmente alcalde mayor de Toledo (1467) al capitanear una revuelta de conversos, y para cerrar este trato renunció también a este cargo.

Entre Álvar Gómez y el monarca surgieron importantes desavenencias políticas, que finalmente se resolvieron a favor de Pedro Arias Dávila (¿1460?-1531), señor de Puñonrostro, quien, siguiendo órdenes del rey, puso sitio al castillo y tomó posesión de su área de influencia lo que no quita que un hijo de Alvar case con la hija de Pedro
Este señorío mantuvo la propiedad hasta la Desamortización de Mendizábal, perdiéndolo definitivamente en el año 1830.

Alvar Gómez el Viejo, I señor de  Pioz y Atanzón, tiene de su mujer Catalina Gómez o Vazquez, viva en 1499 y era natural de Guadalajara, dos hijos uno llamado Pedro Gómez y otro Alfonso, fraile franciscano, como segundón, y cuatro hijas legales y una natural. Alvar Gómez de Ciudad Real el Viejo funda capilla para su enterramiento en el convento de San Francisco el mismo convento donde se entierran los Mendoza

Pedro Gómez de Ciudad Real, II señor de Pioz y Atanzón, es hijo de Alvar Gómez de Ciudad Real, I señor de Pioz y Atanzón, y de Catalina Vázquez. El II señor de Pioz y Atanzón casa con Catalina Arias-Dávila, hija de  Pedro Arias-Dávila El Valiente, II señor de  Puñoenrostro, y de María Ortíz de Valdivieso. 

Los II señores de Pioz y Atanzón son padres de María Gómez de Ciudad Real, María Arias que muere en 1543. Fue enterrada en la Iglesia Parroquial de San Ginés  de Guadalajara a la que pertenecían sus casas. María casa con Alonso de la Cerda que muere en 154, VI señor de Enciso e hijo del I duque de Medinaceli y hermano del II Duque. Con sucesión que recayó en los condes de Villariezo, Burgos.


Hermano de María es Alvar Gómez de Ciudad Real el Joven. Sucedió a su padre en el señorío fundado por su abuelo y fue gentilhombre de los Reyes Católicos. Estuvo al servicio del Duque del Infantado y luchó en la batalla de Pavía junto a los Mendoza, donde fue herido, y en otras batallas en Italia, distinguiéndose además como intelectual de ideas erasmistas y escritor. En efecto, acompañó a Carlos V en su viaje a los Países Bajos entre 1520 y 1522. Estuvo presente en la coronación del Emperador en Bolonia (1530) en el séquito del Duque del Infantado. Fue un excelente escritor, pero un pésimo administrador, obligando con ello a sus descendientes a poseer únicamente Pioz y Atanzón. 

Hermana del II señor  Pioz y Atanzón es Inés Gómez de Ciudad Real que muere en 1539 y casa con Antonio de la Cerda, II señor de Torrequadra que muere en 1523. y es sobrino natural del IV conde de Medinac eli y primo hermano del I duque de Medinaceli. Con sucesión.

Dos Ciudad Real, tía y sobrina, casan con dos de la Cerda de la Casa de Medinaceli, que son primos hermanos.

Don Diego de Riaño y Gamboa. Caballero, y Trece de Santiago, Arcediano de Cuenca, obispo de Jaén, Presidente del Consejo de Castilla Comisario General de Cruzada., I Conde de Villariezo. Es su hermano don Francisco de Riaño y Gamboa, que fue el primogénito Caballero de la Orden de Santiago, Regidro de Burgos, Corregidor de Jerez de la Frontera, y Gobernador de la Habana, del cual, y de Doña María de Meneses y Arellano fu mujer nació Don Diego Luis de Riaño y Gamboa II Conde de Villariezo, Señor de VillaGonçalo, Villayuda, y Castañares. Regidor de Burgos, Caballero de la Orden de Santiago, y del Consejo de Hacienda, cuyos hijos, y de la Condesa Doña María Magdalena de Gaceta su mujer, son D. Manuel Joaquín de Riaño, Caballero de la Orden de Santiago, don Diego de Riaño, Doña Magdalena mujer de D. Benito de Salamanca y Velasco Señor de Berberana, y Don Antonio Jofeph Benito de Riaño y Gamboa III. Conde de Villariezo, vizconde de Villa-Gonçalo, Caballero de la Orden de Santiago Regidor de Burgos, que está casado con Doña Mariana de la Cerda, hija de D. Francifco de la Cerda y Ciudad-Real, Señor de las Villas de Pioz, Atanzón y los Yelamos, Caballero de la Orden de Santiago, y de Doña Lucía de Brizuela, y Arteaga su mujer.


Fernando Álvarez de Toledo, II señor de Valdecorneja, muere en  1384 y casa en 1366 con  Leonor López de Ayala, Señora de Torrejón de Velasco que muere en  1370. Su hijo mayor es García Álvarez de Toledo Meneses Ayala, III señor de Valdecorneja, que fue instituido mayorazgo por su padre en el testamento y casa con Constanza Sarmiento. Otro hijo llamado Gutierre Álvarez de Toledo Meneses Ayala es obispo de Palencia, arzobispo de Sevilla, cardenal primado de Toledo y primer señor de Alba de Tormes en Salamanca sucediéndole en este señorío su sobrino Fernando Alvarez de Toledo Sarmiento que será IV señor de Valdecorneja, II señor de Alba de Tormes y I conde de Alba de Tormes en 1438.


Fernán Pérez de Ayala (Toledo 1305Vitoria 15 de octubre de 1385), señor de Ayala y señor de Torrejón de Velascoadelantado mayor de Murcia, y merino mayor de Asturias. Padre de Leonor López de Ayala.



Gutierre Álvarez de Toledo Meneses y Ayala, Obispo de Palencia, es recompensado por Juan II de Castilla con el Señorío de Alba de Tormes  en 1429, y de su madre recibe las tierras de Torrejón de Velasco. Muere en 1446 y Torrejón de Velasco pasa a Alvar Gómez de Ciudad Real.



22 de febrero de 1446 Gutierre Álvarez de Toledo Meneses y Ayala dicta su testamento en Torrejón de Velasco, nombrando heredero universal a su sobrino el conde de Alba, don Gutierre muere en Talavera de la Reina, Toledo.


4 de marzo de 1446 Gutierre Álvarez de Toledo Meneses y Ayala muere en Talavera de la Reina recibiendo sepultura en la colegiata de Santa María.



 
 


Fuente de la Salud que data de 1775


















En 1775, aún bajo los Condes de Puñorrostro, se instaló en su interior una fábrica de jabones y una hilatura de lana. Fue en el siglo XIX, durante la guerra de Independencia, cuando el Castillo sufrió importantes desperfectos a manos de las tropas francesas que lo utilizaron como blanco de sus entrenamientos y maniobras con artillería.
Posteriormente, ya bien entrado el silgo XIX, con la desamortización de Mendizábal cambio de propietario, dejando de pertenecer a los herederos de Puñonrrostro, y pasando el Castillo a tener un uso como almacén de aperos de labranza y corral para ganadería.




Escudo muy deteriorado que puede corresponder a alguno de los sucesivos señores de Torrejón.