martes, 12 de febrero de 2013

Los Torquemada, el Cardenal y el Inquisidor


Juan de Torquemada

Valladolid,  1388 - Roma, 26 de septiembre de 1468, obispo y cardenal.
Pudo ser su padre Álvar Fernández de Torquemada, y hay quien asegura que sus abuelos eran judíos conversos.
Tomó el hábito en el convento de San Pablo de Valladolid de la Orden de Predicadores, Dominicos. Estudia aquí y en el convento de San Esteban de Salamanca.
En París estudió Teología y Derecho Canónico, y fue allí mismo graduado de doctor.
A su vuelta fue nombrado prior de su convento, y después del de San Pedro Mártir de Toledo.

Vivió lo años de mayor persecución contra los conversos en el reino de Castilla. 
Defensor de los cristianos nuevos.


El inquisidor Tomás de Torquemada era sobrino suyo

En San Pedro Mártir de Toledo fundaron capilla familias judeo conversas.

Cuando llegan a Toledo los Dominicos, en tiempos de Fernando III, han de fundar extramuros ante las repetidas prohibiciones de hacerlo dentro del recinto amurallado dada la falta de espacio. Así, levantan el Convento de San Pablo del Granadal, del que aún son visibles algunos restos en las proximidades de la Puerta Nueva o del Vado.

No será hasta el siglo XV cuando se trasladen al actual edificio, junto a la Iglesia de San Román, gracias a la donación de las casas de doña Guiomar de Meneses en el año 1407. 

Hoy en día el edificio ha sido recuperado por la Universidad de Castilla- La Mancha y es la actual Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

el judío Azarías Chinillo al convertirse al cristianismo, adoptó el nombre de Luis de Santángel, pasó a Zaragoza y estudió leyes, obtuvo un alto puesto en la corte y se le confirió un título de nobleza. “Su sobrino, Pedro de Santángel, fue obispo de Mallorca. Su hijo, Martín, fue `zalmedina´, o magistrado, en la capital. Otros miembros de la familia ocuparon altos puestos en la Iglesia y en la administración del Estado. Después sigue el famoso historiador hebreo mencionando otros encumbramientos eclesiásticos como el de “...Juan de Torquemada, cardenal de San Sixto, era de inmediata ascendencia judía, lo mismo que el piadoso Hernando de Talavera, arzobispo de Granada, y Alonso de Oropesa, general de la Orden de los Jerónimos...Don Juan Pacheco, marqués de Villena y Gran Maestre de la Orden de Santiago (virtualmente soberano de Castilla durante el reinado de Enrique el Impotente y aspirante tenaz a la mano de Isabel) y descendía, por ambos lados, del judío Ruy Capón. Su hermano, Pedro Girón, fue Gran Maestre de la Orden (católica militar) de Calatrava y el arzobispo de Toledo era su tío. Siete, por lo menos, de los principales prelados del reino tenían sangre judía. Lo mismo ocurría con el `contador mayor´.

Fue Juan de Torquemada, 

obispo de Cádiz y de Orense,

Cardenal presbítero de Santa Sabina


Cardenal obispo de Albano


Cardenal obispo de Palestrina


Cardenal obispo de Sabina-Poggio Mirteto