lunes, 16 de junio de 2014

Castilfrio de la Sierra, La Melgosa y Huete

La Ermita de la Virgen del Carrascal en Castilfrío de la Sierra, Soria, fue construida en el siglo XVI a instancias de don Felipe Antonio Solano, obispo de Ceuta y Cuenca y oriundo de Castilfrío de la Sierra. 

El haberse dedicado a la Virgen del Carrascal es por la leyenda que cuenta que la virgen, representada en una talla del siglo XIII, se apareció sobre una carrasca a un pastorcillo de la localidad en un paraje cercano. Por San Marcos y la Asunción se acudía a ella en rogativas. 

Fue restaurada en el año 2002 y la iglesia parroquial en julio de 2008 abrió sus puertas una vez también terminadas las obras de restauración.

Don Felipe Antonio Solano Marín fue obispo de Cuenca de 1779 a 1800. 

En la ciudad de Huete, en la Alcarria conquense, levanta el tramo superior del Palacio Episcopal; obra de Raimundo Carabella, que situado en la Calle Mayor nos da la bienvenida a esta Ciudad donde podemos visitar un rico patrimonio artístico.


Casa de la Mota en La Melgosa, Cuenca


El Caserío de la Mota, casa de labor, está a las afueras de Cuenca, próximo al cruce de las carreteras N-320 y N-420, cerca del puente sobre el río Moscas. El acceso al Caserío se hace por la N-320  de Cuenca-Valencia a unos 4 Kms de la ciudad de Cuenca en la margen izquierda dirección a Valencia. Esta casa fue levantada por el obispo Solano como  residencia suya a modo de Quinta que tan de moda estaban entre la Nobleza.

El obispo Solano nació en Castelfrío de la Sierra, del obispado de Osma, el 13 de marzo de 1724. Carlos III le propuso para Obispo del Cuenca siendo nombrado por Pío VI en 1779. Murió el 10 de mayo de 1800, y está enterrado en la Catedral. Al igual que en la ermita de Castilfrío coloca en la fachada principal su escudo.


Mateo López, el arquitecto al que sin duda habrá que atribuir la Casa de la Mota, era natural de la villa de Iniesta, donde nació en 1750. En 1773 había comenzado a trabajar en la Catedral quien en 1785, con Fernando López, hizo por 50.000 reales la obra del atrio, gradas y andenes de la santa iglesia.