viernes, 26 de septiembre de 2014

Holocausto y Resistencia. Plac Krasińskich. Varsovia












El Museo de la Historia de los judios polacos está situado en el distrito de Muranów, en el centro del antiguo barrio judío. 

El objetivo de esta institución es recuperar la memoria común de los siglos de historia polaco-judía.




Durante la Segunda Guerra Mundial, en 1940, los alemanes construyeron un gueto en el centro de Varsovia, entonces ocupada por el ejército Nazi. Todos los Judíos de Varsovia fueron forzados a mudarse allí. Tres años más tarde, durante la liquidación del gueto por el Holocausto, los Judíos organizaron la resistencia armada y eligieron la muerte en el combate en vez de dejarse llevar a los campos de concentración. Los insurgentes de la Organización Judía de Combate y de la Unión Militar Judía se defendieron durante casi un mes, desde el 19 de abril hasta las mitades de mayo de 1943. Después de que el levantamiento fuera reprimido, todo el barrio fue arrasado por los Alemanes y de unas decenas de miles de su habitantes se salvaron unos cientos.

Un poco más de un año más tarde, Varsovia vivió otra tragedia. El 1 de agosto de 1944 estalló el Levantamiento de Varsovia que duró 63 días y que fue dirigido contra el régimen  nazi. Durante las batallas, que cesaron en octubre, fallecieron 150-200 mil de civiles y más de medio millón de habitantes de la capital tuvieron que abandonar sus casas. La ciudad fue devastada.


Incripciones que nos recuerdan donde estaba el muro del GHETTO de Varsovia








Monumento a la resistencia Polaca



En la misma Plaza y junto al Monumento a la Resistencia se encuentra la Corte Suprema de Justicia



Iglesia de Nuestra Señora Reina de Polonia, la Iglesia del ejercito.


Junto al Monumento a la Resistencia se encuentra la Biblioteca Nacional en el palacio Krasinski conocido también como Palacio de la República. En la actualidad en él se encuentran colecciones especiales de la Biblioteca Nacional.












El cometido del museo, más que mostrar los horrores de la guerra y las persecuciones que este colectivo ha sufrido a lo largo de la historia, es dar a conocer los mil años de historia y convivencia de este pueblo en las tierras polacas.
La comunidad judía fue tradicionalmente muy numerosa en estas tierras debido a la libertad religiosa que se ofrecía a la población, de hecho, en el siglo XVI, en Polonia vivía el 80% de la población judía total en el mundo.