domingo, 13 de junio de 2010

Rodrígo Jimenez de Rada

Rodrigo Jiménez de Rada ocupó la sede toledana de 1208 a 1247. Luchó contra los almohades, organizó la repoblación del Sur, fundó la catedral actual, fomentó las traducciones del árabe, estableció la primacía de Toledo sobre los demás obispados peninsulares y, en ratos libres, escribió varias obras históricas y teológicas, algunas aún inéditas.

La Historia Gothica, De rebus Hispaniae o Crónica del Toledano, es prácticamente la primera historia de España y sirvió de base a la Estoria de España de Alfonso X "el Sabio". Describe la historia de la Península Ibérica desde sus orígenes hasta el año 1243. Sigue el modelo de la Crónica Najerense.

Rodrigo Jiménez de Rada o Ximénez de Rada, Puente la Reina en Navarra, 1170 - Lyon (Francia), 10 de junio de 1247. Desde Toledo influyó notablemente tanto sobre Alfonso VIII como sobre Fernando III. Tomó parte en la preparación diplomática de la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) contra los almohades, en la que participó personalmente y de la que fue cronista. Fue obispo de Osma en el 1208, mismo año en que es nombrado arzobispo de Toledo.


Chronica Naierensis es llamada así porque fue compuesta en el monasterio benedictino de Santa María la Real de Nájera. Es una crónica del último cuarto del siglo XII. Está escrita en latín y narra una historia universal desde la Creación hasta llegar a la historia contemporánea de los reinos de Castilla y León.