miércoles, 11 de septiembre de 2013

Edificio de la Diputación de Cuenca



Iglesia de San Esteban, en la plaza de la Hispanidad. Dicha iglesia parroquial, de estilo moderno, es famosa en la ciudad por ser principio o final de algunas de las procesiones de la Semana Santa de Cuenca.

Frente a la iglesia, 


En los albores del siglo XX, se terminó de construir el Palacio Provincial, cuyas obras se habían iniciado veinte años atrás, exactamente el 6 de junio de 1881, cuando se habla de buscar un edificio en la ciudad que tuviera determinadas características para instalar en él la Diputación y, en el caso de no encontrar uno apropiado, se procedería a erigir uno de nueva planta, pues el que ocupaba hasta ese momento, que era el antiguo convento de los Carmelitas Descalzos, estaba en tan mal estado que incluso les impedía, según sus propias palabras, dar a los actos públicos aquel decoro que le corresponde.
Finalmente se desechó la idea de buscar un edificio y se optó por levantar uno de nueva planta e inmediatamente se comenzó a buscar un solar. En 1890, por medio de un acuerdo municipal, el Ayuntamiento de Cuenca cede el jardín conocido como "La Glorieta", de 10.279 metros cuadrados, en el antiguo Campo de San Francisco, como emplazamiento definitivo para el proyectado palacio de la Diputación Provincial de Cuenca por el precio de 80.000 pesetas.
El proyecto fue realizado por el arquitecto provincial Rafael Alfaro