sábado, 24 de enero de 2015

El señorío de Escamilla en las tierras del Infantado disputado por quienes son parientes por los linajes Ayala, Orozco, Enríquez y por la Casa Real de Castilla

El segundo matrimonio de Pedro Manrique, I señor de Valdescaray, fue con doñа Contesína de Luna, IV señora de la Villa de Escamilla, hija de Álvaro de Luna, señor de Carvajales, y Castillo de Alba de Liste, y de Doña María Enríquez y Mendoza, su mujer, hija de Juan Enríquez que era General de algunas Armadas que fue hijo natural del Almirante Don Alonso Enríquez, y de Doña Leonor de Mendoza y Ayala su mujer, después señora de Cabrera y Ribera, cuyos padres fueron Ruy Díaz de Mendoza, Almirante de Cartilla, señor de Mendivil, la Ribera, Martioda y los Huetos y de Doña Mayor de Ayala, hija del canciller Pedro López de Ayala. Contesina de luna era tercera nieta por su el linaje de su madre del canciller Ayala.

Ruy Díaz de Mendoza. Almirante Mayor de Castilla, Ayo de Enrique III. Casado con Mayor de Ayala hija del canciller Don Pedro López de Ayala. Es en este momento cuando los señoríos y mayorazgos pertenecientes a esta casa se reparten entre los hermanos , separándose para siempre el Señorío de Martioda y los Huetos  que pasaron a su hija María de Mendoza., heredaba solamente el señorío de Martioda y Los Huetos figurando como viuda en 1441 de Diego Sarmiento, repostero mayor del rey.

Álvaro de Luna fue doncel y vasallo del Rey Don Juan II e hijo natural de Don Álvaro de Luna Arcediano de Niebla en la Iglesia de Sevilla, Abad de Covarrubias capellán Mayor de los Reyes Nuevos de Toledo, el cual era primo hermano del Condestable Don Álvaro de Luna.

Por Carta Real del 25 de marzo de 1434, la tierra de Alba, con sus dos villas de Carvajales y Alba y sus pueblos, pasa a propiedad del condestable Álvaro de Luna, el cual la cede en agosto de este mismo año a un sobrino/hijo de un primo hermano/ de su mismo nombre.

En 1434, la tierra de Alba, con sus dos villas de Carbajales y Alba y sus pueblos, pasa a propiedad del condestable don Álvaro de Luna, el cual la cede a un sobrino de su mismo nombre que muere en 1441, según se afirma en la Crónica del Condestable. Obtiene estas tierras Enrique Enríquez, en permuta con Álvaro de Luna. El 8 de agosto de 1449 el rey Enrique IV crea el condado de Alba y Liste, otorgando la titularidad a Enrique Enríquez. Es Carvajales la capital de este condado.

En Segovia a 2 de Agosto de 1434 ante el Doctor Fernando Díaz de Toledo Oidor y Refrendario del Rey y su Secretario y Notario público, hizo donación a Álvaro de Luna su sobrino, Doncel y vasallo del Rey, hijo de Don Álvaro de Luna su primo, de la Villa de Alba de Liste, su Castillo y Fortaleza, tierra, Aldeas y jurisdicción por vía de mayorazgo para que después de su vida pasase aquella Villa a su hijo maуог legitimo y sus descendientes regularmente, prefiriendo el mayor al menor y el varón a la hembra con obligación de traer el apellido sólo y las armas puras de la Casa y linaje de Luna, pena de perder estos bienes, y que por la contravención pasen a unirse con el mayorazgo que ya había hecho a su hijo mayor legitimo. Así lo confirmó y aprobó el Rey D Juan II en Privilegio Rodado que firmo en la misma Ciudad dos días después, y en que dice S.M. que hace aquella gracia Acatando los muy altos servicios que dicho Don Álvaro De Luna mi Condestable me ha hecho y me hace.

Posee Álvaro de Luna la Villa de Carvajales y Castillo de Alba de Liste hasta el año 1441 en que estando en Membibre a primero de Noviembre ante Juan Díaz de Burgos, Escribano y Notario público, los trocó con Don Enrique Enríquez, medio tío de María Enríquez la mujer de don Álvaro y medio tío de Pedro Manrique de Lara, II señor de Valdezcaray, marido que será en segundas nupcias de su hija Contesina y uno de los del Concejo del Rey, por si y en nombre de Doña María de Guzmán, su mujer, de los II condes de Niebla en donde había sido arcediano el padre de don Álvaro de Luna y abuelo de doña Contesina, recibiendo en cambio la Villa de Escamilla, en el Obispado de Sigüenza, que era de la dicha Doña María de Guzmán por su abuela María de Orozco y por su madre, señoras de Escamilla, y parte términos con Pareja, Salmerón, Millana y Torronteras. María de Orozco era tía abuela materna de Juana de Mendoza que es la abuela y la bisabuela del I y II señor de Valdezcay respectivamente por su primer matrimonio y por su segundo matrimonio del Enrique Enríquez casado con su prima por los Orozco la señora de Escamilla que es nieta de María de Orozco. María Enríquez y Mendoza, mujer de Álvaro de Luna, es nieta natural del almirante Alonso Enríquez el segundo marido de Juana de Mendoza. Puede que fuera Juana la que propició la boda del hijo natural de su marido llamado Juan Enríquez con Leonor de Mendoza y Ayala ya que la abuela de Leonor era prima hermana de Juana. Ruy Díaz de Mendoza es por los Mendoza primo segundo del padre de Juana de Mendoza y casa con una prima hermana de Juana por los Ayala.

En esta forma quedaron Carvajales y Alba de Liste en don Enrique Enríquez que luego alcanzó titulo de Conde sobre la dicha Alba de Liste, y la Villa de Escamilla se subrogó en el mayorazgo de Álvaro de Luna, y como vinculada la poseyeron los hijos que Álvaro de Luna tuvo en Doña María Enríquez su mujer, que fueron Juan de Luna, II señor de Escamilla, que murió sin sucesión, y Álvaro de Luna, que aunque era Sacerdote, y Cura de Tragacete tomó posesión de Escamilla por muerte de su hermano y la tuvo hasta que Doña Contesina de Luna su hermana, mujer de nuestro Pedro Manrique de Lara, I señor de Valdescaray, y su podemos tratar de pariente– Alonso Enríquez es el bisabuelo natural de Contesina y el abuelastro del I señor de Valdescaray-, se la quitó por pleito, diciendo, que ningún Clérigo ni persona Religiosa era capaz de suceder en aquel mayorazgo. Así fue esta Señora IV señora de Escamilla y el año 1492 conociendo que su padre fue perjudicado en la permuta de Carvajales y Alba de Liste, seguía pleito en la Chancillería de Valladolid con Don Alonso Enríquez de Guzmán, II conde de Alba de Liste, sobre que la diese equivalente recompensa. Después de lo cual vendió Escamilla a Pedro Manrique, II señor de Valdescaray y su hijastro y compró a don Pedro Manrique de Lara, I duque de Najera y primo hermano del II señor de Valdescaray, la Villa de Redecilla del Camino, y los Lugares de Quintana, Villaharta, Heterna, Enguta, Avellanosa, Vascuñana, Torre de Villaoreros, y Lugares de la Cosmonte, como parece por escritura de 3de Septiembre de 1495 en que el Duque la llama a Señora doña Contesina de Luna por ser viuda de hermano entero de su padre. La primera mujer del I señor de Valdescaray llamada Isabel de Quioñes era por el linaje de los Ayala prima en segundo con tercer grado de su marido así como prima de Contesina de Luna por los Ayala que también era prima en tercer con cuarto grado por los Ayala de su marido
Tuvo Pedro Manrique en esta Señora Contesina de Luna a Bernabé Manrique de Luna, Señor de Villamadorni, Quintana, Villaharta, y otros Lugares, Regidor de Burgos,

Historia Genealogica De La Casa De Lara. Volumen 4
Luis de Salazar y Castro

Facultad de los Señores de Valdescaray y de Escamilla.

Don FERNANDO, y Doña ISABEL por la gracia de Dios, Rey, y Reyna de Cartilla, de León, de Aragón………, Por cuanto por parte de vos Pedro Gómez Manrique, nuestro Aposentador Mayor, y de vos Doña Contesina de Luna, mujer que fue de Pedro Manrique ya difunto, y de vos Bernabé Manrique, hijos del dicho Pedro Manrique, ………………..
Pedro Manrique pone la villa de Santurde en La Rioja que él compró en 1475, en poder de Contesina de Luna, viuda de su padre el adelantado Pedro Manrique de Lara que muere en 1470, por cuatro años, hasta que pueda desempeñar los lugares de Ventosa y Villanueva, que había trocado con Contesina y que tiene empeñados Juan de Leiva, señor de Leiva y Baños, su cuñado.

Historia genealogica de la Casa de Silva. 11 de enero de 1491. RAH. Col. Salazar. M-8. Fol. 126v. Luis de Salazar y Castro

Convenio de los Señores de Valdescaray y Escamilla sobre la recuperación de Escamilla. 1491

……….entre el Señor Pero Manrique, Señor de las Villas de Valdescaray, de la una parte,  y de la otra la Señora Doña Contesina de Luna, mujer que fue del Señor Pedo Manrique, finado.

Lo primero, que porque el Señor Pedro Manrique, había de dar los Lugares de Villanueva y Ventosa, y las rentas de ellos, a la Señora Doña Contesina de Luna, libres de quitas, e desembarazadas, por la acción, con derecho que pretendía, y pretende tener la Villa de Alba de Liste y la Villa de Escamilla y Señoríos de ellas, y de cada una de ellas y porque los dichos lugares de Villanueva y la Ventosa no están de todo libres mas antes están embargadas por empeño que está hecho de los dichos lugares a Juan de Leyva, por el Señor Pedro Manrique

Doña Contesina y su hijo Bernabé cedieron al segundo señor de Valdezcaray don Pedro Manrique  de Lara su hijastro y su hermanastro respectivamente los derechos sobre Escamilla y Alba de Liste. Don Pedro a cambio les daba Villanueva del Conde y Ventosa, pero como estos lugares los tenía empeñados por otros tratos suyos con los Leiva, se comprometió a pagarles en cuatro años diversas cantidades que ascendían a 1.800.000 maravedíes, y les entregó como garantía su villa de Santurde con su fortaleza, rentas y señorío. Durante los cuatro años fijados en el plazo acordaron que doña Contesina y Bernabé Manrique cobraran todas las rentas y derechos de Santurde, lugar que podrían finalmente vender si transcurrido el mismo don Pedro no había pagado lo estipulado. En virtud de estos tratos Bernabé Manrique de Luna tomó posesión del señorío de Santurde. Sin embargo, parece que la recuperaron poco después. En el transcurso de un enmarañado litigio judicial don Pedro Manrique y su hijo Antonio informaron a los Reyes de la necesidad que habían tenido de vender Escamilla al Conde de Cifuentes. Los soberanos estudiaron el asunto y llegaron a la conclusión de que el trato era útil para la conservación del mayorazgo de estos señores porque les permitiría recuperar Santurde una vez que solventasen todas las deudas que pesaban sobre ella, villa que por su ubicación geográfica era mucho más provechosa para el propio mayorazgo que Escamilla. Por ello los monarcas aprobaron la venta el 16 de agosto de 1503. Así las cosas el 18 de noviembre de 1507 Pedro Manrique ratificó el acuerdo con el conde de Cifuentes que tomó posesión de Escamilla el 20 de mayo de 1508. AHN. Sección de Osuna, legajo 2.071, número 17.

El 23 de mayo de 1498, en Guadalajara, estando aquí los Reyes Católicos, Pedro Gómez Manrique, II Señor de Valdezcaray, vecino de Valladolid, por si, y en nombre de Doña Elvira su mujer y de Don Antonio Manrique, su hijo, y en virtud de sus poderes, vende a su primo de los Orozco el Conde don Juan Silva, III conde de Cifuentes y bisnieto de María de Orozco la que fue en el siglo XIV señora de Escamilla, la Villa de Escamilla, con su Castillo y Fortaleza, vasallos, termino, y jurisdicción, sin carga, ni impedimento por 10.000 ducados de oro, que son 3.750.000 maravedíes.

Carvajales juntamente con Alba es villa importante de la comarca de los Carvajales, Zamora.

Por Carta Real del 25 de marzo de 1434, la tierra de Alba, con sus dos villas (Carvajales y Alba) y sus pueblos, pasa a propiedad del condestable Álvaro de Luna, el cual la cede en agosto de este mismo año a un sobrino/hijo de un primo hermano/ de su mismo nombre.

En Segovia a 2 de Agosto de 1434 ante el Doctor Fernando Díaz de Toledo Oidor y Refrendario del Rey y su Secretario y Notario público, hizo donación a Álvaro de Luna su sobrino, Doncel y vasallo del Rey, hijo de Don Álvaro de Luna su primo, de la Villa de Alba de Liste, su Castillo y Fortaleza, tierra, Aldeas y jurisdicción

En 1441 obtiene estas tierras. Enrique Enríquez de Guzmán, en permuta con Álvaro de Luna que le da su villa de Escamilla y su despoblado de Carvajalos en la Alcarria de Guadalajara del Infantado.

El 8 de agosto de 1449 Enrique IV crea el Condado de Alba y Liste, otorgando la titularidad del mismo al mencionado Enrique Enríquez de Guzmán, de los Almirantes de Castilla.

En el reinado de Alfonso XI, Iñigo López de Orozco, recibe Escamilla, por donación real en 1344. A su muerte; ejecutado por orden de Pedro I en 1377, Escamilla pasó a su hija María López de Orozco. María López de Orozco, señora de Escamilla y Santo Olalla, casó por tercera vez y segunda vez para él con Lorenzo Suarez de Figueroa, I señor de Feria, su hija, Teresa Suarez de Figueroa y Orozco recibe el señorío de Escamilla y casa con Enrique de Guzmán, II conde de Niebla, primera boda para él de las tres que hace. Es su hija María Teresa de Guzmán, señora de Escamilla, que casa con su primo en segundo y tercer grado Enrique Enríquez, hijo de Juana de Mendoza su prima segunda por los Orozco. Serán los I conde de Alba de Liste, con sucesión. Pero, ¿cómo llega este matrimonio al condado de Alba de Liste?

Hasta fines del siglo XV, Escamilla estará en poder de María Teresa de Guzmán, hija de los II condes de Niebla de donde fue arcediano el padre de Álvaro de Luna, señor de Escamilla, y de su marido Enrique Enríquez, hijo de Juana de Mendoza en su segundo matrimonio con el almirante Alonso Enríquez. Juana de Mendoza, tía del marqués de Santillana, casa por segunda vez segundo marido con el almirante de Castilla de nombre Alonso Enríquez, hermano de Enrique II. Juana de Mendoza es sobrina nieta materna de María López de Orozco.

María Teresa y Enrique Enríquez cambiarían su señorío de Escamilla con el ahora despoblado de Carvajalos por el zamorano de Alba de Liste a Álvaro de Luna.

Álvaro de Luna era hijo natural del arcediano de Niebla, abad de Covarrubias y canónigo de la catedral de Toledo, primo hermano del Condestable de Castilla, y del mismo nombre que el favorito de Juan II.

Álvaro de Luna, señor primero desde 1434 de Alba de Liste en Zamora y luego desde 1441 de Escamilla en Guadalajara al cambiar Alba de Liste por Escamilla, casa con una nieta natural del almirante Alonso Enríquez y sobrina por tanto de Enrique Enríquez. Este parentesco puede ayudar en parte a explicar los intercambios de sus señoríos. En toda esta trama no podemos dejar de pensar en la influencia que en los hechos recogidos pudo tener que el padre de Álvaro de Luna sea Arcediano en la ciudad de la que son señores y condes los padres de la señora de Escamilla que precisamente intercambia con Álvaro este señorío por el suyo de Alba de Liste. Álvaro de Luna muere en 1441-le podemos encontrar como escribano de rentas en la ciudad de Cuenca- Además Aldonza Enríquez que es hermana de Enrique Enríquez está casada con el que es padrastro de la madre de María Enríquez, mujer de Álvaro de Luna.

Leonor de Mendoza y Ayala casa con Juan Enríquez, hijo natural del almirante Alfonso Enríquez. Es Leonor hija de Ruy Díaz de Mendoza, señor de Mendivil, y de Mayor de Ayala, prima hermana de Juana de Mendoza y Ayala. Casa Mayor después con Rodrigo Álvarez Osorio, señor de Cabrera y Ribera. Rodrigo Álvarez Osorio casa también con Aldonza Enríquez hija del almirante Alfonso Enríquez y así hermana de Enrique Enríquez y medio hermana de Juan Enríquez. Pedro Álvarez Osorio el Bueno falleció en 1403 y fue sucedido por su hijo Rodrigo, que emparentó asimismo con uno de los linajes más poderosos de Castilla, los Enríquez, al contraer matrimonio con Aldonza Enríquez, hija de Alfonso, primer almirante de Castilla, nieta de Fadrique, maestre de Santiago y hermano del rey Enrique II, y bisnieta de Alfonso XI de Castilla y León.
Juan Enríquez, hijo natural del almirante Alonso Enríquez que es hijo natural de Fadrique de Castilla hermano mellizo o gemelo de Enrique II de Castilla, casa con Leonor de Mendoza y Ayala, hija de Rodrigo Díaz de Mendoza, almirante de Castilla, señor de Mendivil, Martioda y los Huetos, y de Mayor de Ayala y Guzmán, hija de Pero López de Ayala, I señor y I conde de la villa de Salvatierra de Álava, y de Leonor de Guzmán, de los I señores de Gálvez y de Batres. Mayor de Ayala y Juana de Mendoza y Ayala son primas hermanas. Juan Enríquez y Leonor de Mendoza y Ayala son padres de María Enríquez que casa con Álvaro de Luna, señor de Alba de Liste y luego de Escamilla. Juan Enríquez, a quien su padre, antes de ir a Sevilla, dejó como capitán general de la flota ya que era un «esforzado y buen caballero». Como poeta perteneció a la lírica cancioneril castellana y sus composiciones, la mayoría de temática amorosa, fueron recogidas en el Cancionero de Baena. LOS ENRIQUEZ, ALMIRANTES DE CASTILLA, Esteban Ortega Gato, 1999. Alonso fue nombrado Almirante de Castilla a la muerte de precisamente su cosuegro Ruy Díaz de Mendoza en 1405. Alonso murió en 1429 con 75 años y fue enterrado en Palencia. Juana, viuda, marcha a Palencia donde muere en 1431 siendo enterrada en la iglesia del monasterio de Santa Clara junto a su marido. El matrimonio tuvo 12 hijos. Alonso Enríquez, almirante de Castilla y segundo marido de Juana de Mendoza, es primo hermano del padre de Leonor de Castilla que muere en 1470 y casa con su medio primo segundo por la Casa Real de Castilla Pedro Manrique de Lara que es el hijo de Juana de Mendoza y de su primer marido llamado Diego Manrique de Lara. Pedro Manrique de Lara y Leonor de Castillas son los padres del I señor de Valdescaray. Juan Enríquez, hijo natural del almirante Alonso Enríquez, es primo segundo de Leonor de Castilla. Contesina de Luna es prima de su marido en tercer con cuarto grado por los Enríquez. Contesina es biznieta de Alonso Enríquez y su marido el I señor de Valdezcaray es  nieto de Fabrique Enríquez primo hermano de Alonso Enríquez el almirante.

El señorío de Escamilla lo hereda el primogénito de Álvaro de Luna y María Enríquez llamado Juan de Luna y luego su hermano, también de nombre Álvaro de Luna; cura de Tragacete, más tarde Escamilla pasó a doña Contesina, su hermana, que se lo ganó en pleito; esta dama lo vendió a su hijastro y podemos decir pariente, primo segundo, Pedro Gómez Manrique, II señor de Valdezcaray. La Chancillería de Valiadolid en 1494 dio sentencia favorable porque siendo clérigo don Álvaro no podía entrar en posesión del mayorazgo paterno. Para hacer frente a sus deudas y a los gastos del pleito por Escamilla, el II señor de Valdezcaray vende la villa en 1498 a Juan de Silva, III conde de Cifuentes, con quien ya había hecho tanteos desde 1496. Los RR.CC aprueban la venta en 1503 y cinco años después el conde de Cifuentes toma la propiedad efectiva de Escamilla.

El I señor de Valdezcaray casa por segunda vez con quien puede tratarse de pariente, su sobrina- hija de una medio prima hermana de sus hermanastros los Enríquez, Contesina de Luna. Ademas, Contesina de Luna es prima de su marido en tercer con cuarto grado también por los Enríquez de la Casa Real de Castilla. Contesina es biznieta de Alonso Enríquez y su marido el I señor de Valdezcaray es nieto de Fabrique Enríquez primo hermano de Alonso Enríquez el almirante, sobrino paterno de Enrique II de Castilla.

El II señor de Valdezcaray vende Escamilla en 3.750.000 maravedíes, pagaderos en tres plazos, en 1498 a quien es su primo por su común pertenencia al linaje Orozco Juan de Silva, III conde de Cifuentes, a quien no viene mal su propiedad por la proximidad de Escamilla y Cifuentes. Y de nuevo, coincidencia. Es el III conde de Cifuentes bisnieto de María de Orozco, la primitiva señora de Escamilla aquí nombrada, y de su segundo marido. Además, Teresa Suarez de Figueroa y Orozco casada con Enrique de Guzmán, II conde de Niebla, es hermana por el anterior matrimonio de su madre de Juan Rodríguez de Castañeda, abuelo del III conde de Cifuentes. María de Orozco vemos que es bisabuela del III conde de Cifuentes y abuela de María Teresa de Guzmán como ella señora de Escamilla y quien cambia Escamilla con quien será su pariente Álvaro de Luna.

Escamilla pasa finalmente a ser del III conde de Cifuentes, hijo del II conde de Cifuentes que es un primo hermano de María de Guzmán. De los condes de Cifuentes pasa Escamilla a los duques de Pastrana y luego a los del Infantado, en cuyo poder se mantuvo hasta el siglo XIX. El IX conde de Cifuentes ya no se titula señor de Escamilla.

Catalina de Silva, hija del IV conde de Cifuentes, y nieta del II Cifuentes casa con Diego Hurtado de Mendoza y la Cerda, II conde y I principe di Melito, I duque de Francavilla, con sucesión en los duques de Francavilla. Su hija es la célebre princesa de Éboli y duquesa de Pastrana. Su bisnieto es el IV duque de Pastrana que casa en 1630 con su pariente Catalina de Mendoza y Sandoval, VIII duquesa del Infantado.

Pedro Manrique de Lara, VIII señor de Amusco, señor de Treviño, Rico-hombre y Adelantado mayor de Castilla y León, casa con en 1408 con Leonor de Castilla, hija natural de Fadrique de Castilla, hijo natural de Enrique II de Castilla. Un tío abuelo de Leonor, un primo hermano del padre de Leonor que es Alonso Enríquez el almirante de Castilla, será padrastro del VIII señor de Amusco. Padres, entre otros, de Pedro Manrique, I señor de Valdescaray en la Rioja, Anguiano, Matute y Escamilla, casa primero con su prima en segundo y tercer grado por la casa de Ayala llamada Isabel de Quiñones, hija de Diego Fernández de Quiñones, señor de Luna, Quiñones, Laguna y el Infantazgo de Valdetorio, Merino mayor de Asturias, y de María de Toledo, hija de Fernán Álvarez de Toledo, II señor de Valdecorneja, Mariscal de Cataluña, Caudillo de los escuderos del Cuerpo del Rey, Notario mayor del Reino de León, y de Leonor de Ayala que es tía materna de Juana de Mendoza que es abuela paterna del I señor de Valdescaray, con sucesión en los señores de Valdescaray y de Escamilla hasta su venta por el II señor de Valdezcaray, luego condes de Santa Gadea. Casa por segunda vez con una prima de su primera mujer y también su prima en tercer con cuarto grado por los Ayala Contesina de Luna, señora de la villa de Escamilla, hija de Álvaro de Luna, señor de Carbajales y castillo de Alba de Liste, y de María Enríquez hija de Juan Enríquez, hijo natural del almirante Alonso Enríquez y por ello podía tratarse de hermanastro de VIII señor de Amusco, y de Leonor de Mendoza y Ayala.