lunes, 26 de enero de 2015

Luis de Haro, valido de Felipe IV de España.

Luis Méndez de Haro y Guzmán, VI marqués de El Carpio, I Duque de Montoro y II Conde-Duque de Olivares (Valladolid, 1598 – Madrid, 26 de noviembre de 1661).
Era el hijo de Diego López de Haro, marqués de El Carpio, y de Francisca de Guzmán, hermana del Conde-Duque de Olivares. Hizo carrera en la corte española bajo la protección de su tío, al cual sucedió como valido de la confianza del rey cuando Olivares fue expulsado en 1643, siendo desde 1648 su Caballerizo mayor.
Su éxito principal fue la victoria contra la insurrección de parte de Cataluña que ocurrió en 1648 y la recuperación de Barcelona en 1652. La Guerra de Restauración portuguesa, por el contrario, fue un completo fracaso. Luis de Haro mandó personalmente las tropas españolas en la Batalla de las Líneas de Elvas en 1659, que terminaron en una completa derrota.
Murió en Madrid en 1661.



La Fuente de Cibeles y sus distintas ubicaciones en la calle de Alcalá en su cruce con el Paseo de Recoletos y el Paseo del Prado

La Fuente quedó  terminada el 21 de octubre de 1782 y el 31 de diciembre de ese mismo año quedó emplazado en la parte izquierda de la entrada al paseo de Recoletos, junto a las verjas del palaciode Buenavista.



Vistas de el palacio de Alcañices en el siglo XIX

Paseo del Prado y calle Alcalá, el segundo edificio de la izquierda eran las casas del marqués de El Carpio
En Madrid el marqués de El Carpio residía en su finca de la Moncloa y en el Paseo del Prado esquina a la calle de Alcalá estuvieron las casas de Luis de Haro, Marqués del Carpio y ministro privado de Felipe IV tras la caída del Conde Duque de Olivares.

Pasan las casas del Paseo del Prado a pertenecer a los duques de Arión, 
El Marquesado de Valero fue creado el 19 de septiembre de 1636 por  Felipe IV a favor de Juan Manuel Manrique de Zúñiga y Mendoza, IX duque de Béjar. Su hijo, 
Baltasar de Zúñiga y Guzmán (1658-1727), II marqués de Valero, I duque de Arión, marqués de Alenquer. Sin descendientes.

a los duques de Béjar y finalmente a los marqueses de Alcañices.

Las casas de los marqueses de El  Carpio del Paseo del Prado estuvieron habitadas a fines del siglo XVIII  por los duques de Béjar, Pedro de Alcántara Téllez-Girón y María Josefa Pimentel. A finales del siglo XVIII  la propiedad es adquirida por Manuel Miguel Osorio y Spinola, XV marqués de Alcañices. Su lugar esta ocupado por el edificio del Banco de España