viernes, 23 de octubre de 2015

Calle María Teresa de Austria. Innsbruck









Alrededores de la calle María Teresa de Austria




Cuando se trazó y construyó, hace más de 700 años, esta calle se encontraba en las afueras de la ciudad, en lo que entonces era la parte más nueva de Innsbruck, fuera de la zona antigua amurallada. Las familias nobles de la ciudad comenzaron a establecerse en la Maria Theresien Strasse, de ahí la abundancia de palacios barrocos, muchos de los cuales se conservan en buen estado como el Palacio Gumpp o el Palacio Trapp. Otros monumentos destacados que acoge esta maravillosa calle son la columna de Santa Ana o la capilla Georgskapelle, que contrastan sin problemas con otras construcciones más modernas como las de los grandes almacenes Kaufhaus Tyrol. En 2099 se reconvirtió la famosa calle en zona peatonal, lo que aumenta su atractivo turístico.  Al final de la calle Maria Theresien Strasse está el Arco del Triunfo, mandado construir por la emperatriz María Teresa de Austria.


Nuevo Ayuntamiento. En el último piso del centro comercial que esta junto a él hay un Bar-mirador con estupendas vistas de Innsbruck.

Torre de la Iglesia del Hospital. Spitalskirche
La Iglesia del Hospital de Innsbruck es uno de los edificios más coloridos de la calle María Teresa. La iglesia fue construida en en el siglo XVIII siguiendo un estilo barroco, la edificación se hizo sobre los restos del antiguo hospital de la ciudad que databa del siglo XIV. En el exterior llama la atención su característico color rosado y en el interior el Altar Mayor barroco y los frescos de la bóveda.


Llegamos a esta calle saliendo del barrio Gótico siguiendo la calle donde se encuentra el Tejadillo de Oro y la Torre del Ayuntamiento Viejo.


Columna de Santa Ana

La Columna de Santa Ana es una creación del escultor Cristoforo Trentino Benedetti y cuenta además en su base con cuatro estatuas de santos: en el norte, Santa Ana, la madre de María; en el oeste, San Casiano, el Santo Patrono de la diócesis de Brixen; en el este, encontramos a Vigilio, patrono de la diócesis de Trento y por último, en el lado sur, encontramos a San Jorge y el dragón y la lanza.


Esta columna de mármol rojo de estilo corintio fue erigida para conmemorar la liberación de la ciudad el 26 de julio de 1703, el día de Santa Ana, ocupada hasta esa fecha por los ejércitos invasores de Baviera durante la Guerra de Sucesión Española. Incluso hoy en día, los sábados por la noche, se enciende una linterna en la parte superior, recordando una promesa de gratitud con más de 300 años de antigüedad.


Vista de la Calle llegando al Arco de Triunfo de María Teresa de Austria






Capilla del Palacio Trapp




La familia Trapp es la protagonista de la película Sonrisas y Lágrimas 



Iglesia de San José.

Iglesia de los Siervos de San José. Servitenkirche
Tras varias reconstrucciones hechas a lo largo de los siglos, poco queda ya de esta iglesia y monasterio que fue la primera al norte de los Alpes consagrada a San José. La construcción se hizo en 1614, pero tan sólo seis años después un incendio arrasó con gran parte del edificio, la última reconstrucción se llevó a cabo tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.