viernes, 16 de octubre de 2015

Catedral de Salzburgo. DomQuartier Salzburg


A la izquierda la iglesia de los Franciscanos


La catedral está situada en la Plaza de la Residencia


Uno de los arquitectos más importantes del barroco Salzburgués fue el príncipe-arzobispo Guidobald Graf von Thun 

(reinado 1654 – 1668). 

Él construyó los arcos de la Catedral, la Plaza de la Residencia y la Plaza de la Catedral, 

así como la actual Gran galería. 

Así sentó las bases para el nuevo y exclusivo recorrido por los museos, que abre sus puertas en la primavera del 2014. 

Además del Barrio de la Catedral de Salzburgo (DomQuartier Salzburg), 

también hay muchos otros edificios barrocos en la ciudad de Salzburgo. 

Esto la convierte en la ciudad barroca más importante al norte de los Alpes.



Está consagrada al santo Ruperto de Salzburgo, fundador de la ciudad.
El emplazamiento de la catedral fue probablemente lugar de culto destinado a sacrificios en tiempos celtas y romanos. La catedral primitiva fue construida bajo el auspicio de Virgilio de Salzburgo, astrónomo y obispo de la diócesis, quien podría haber utilizado el asentamiento establecido por Ruperto. El primer registro data de 774.
La llamada catedral de Virgilio fue construida entre 767 y 774, tenía 66 metros de largo por 33 metros de ancho. El arzobispo Arno (875-821) fue el primero en planificar restauraciones que sobrevivieron en menos de 70 años, ya que en el 842, el edificio se incendió tras ser alcanzado por un rayo. Tres años más tarde comenzó la reconstrucción.
Entre el año 1000 y 1020, durante el ejercicio del arzobispo Hartwig, se construyó un coro y una cripta orientados al oeste. Con el arzobispo Konrad I se construyeron las torres del Oeste, entre 1106 y 1147.
Wolf Dietrich contrató al arquitecto italiano Vincenzo Scamozzi para que preparara los planos de un nuevo edificio totalmente barroco. Sin embargo, la construcción fue llevada a cabo por su sucesor, Markus Sittikus (arzobispo de 1612 a 1619) quien, en 1614, puso la primera piedra de la nueva catedral. La catedral actual, diseñada por Santino Solari, quien cambio esencialmente los planos originales de Scamozzi, fue excepcionalmente finalizada en menos de 15 años, en 1628. Está parcialmente construida sobre los cimientos de la antigua basílica, que se pueden ver en la Domgrabungen, una excavación bajo la catedral que también muestra mosaicos y otros objetos encontrados cuando el emplazamiento albergaba el foro de la ciudad romana Juvavum. Otra de las reliquias supervivientes que precede al edificio barroco es la pila bautismal gótica del siglo XIV. Las reliquias de San Ruperto fueron trasladadas a la catedral al ser ésta finalizada.
La iglesia original, por tanto, experimentó tres extensas campañas de construcción y reconstrucción durante el comienzo de la Edad Media, lo que dio lugar a una especie de basílica románica. En 1598, ésta fue seriamente dañada y tras varios intentos fallidos de restauración y reconstrucción, el Príncipe-Arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau (Arzobispo de 1587 a 1612) ordenó demolerlo finalmente. Wolf Dietrich era benefactor y defensor de la moderna arquitectura barroca italiana, habiéndola seguido desde sus inicios en Italia, especialmente en Roma. Fue él también el responsable del edificio anexo Altes Residenz, que aún hoy continúa conectado a la catedral.
La catedral tiene 142 metros de largo y 33,22 de alto en la bóveda central.
El estilo barroco  se puede admirar en el coro y en la nave.
La iglesia fue parcialmente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, cuando una bomba cayó sobre la cúpula del crucero. Las reparaciones tardaron bastante en llevarse a cabo, pero fueron finalizadas hacia 1959.


















Preparando el Festival de Salzburgo en la Plaza de la Catedral delante de su fachada principal