viernes, 23 de octubre de 2015

Mozart. Salburgo






Antes era la Michaelerplatz por estar aquí la iglesia de san Miguel, que aun podemos ver. 

La plaza está dominada por la estatua de Mozart de Ludwig Schwanthaler, 

que se inaugura  el 5 de septiembre, 1842 en presencia de los hijos de 

Mozart. 

La viuda de Mozart, Constanze von Nissen, no vivió para ver la presentación. 

Murió el 6 de marzo del mismo año. 

En 1809, se había casado con Georg Nikolaus von Nissen, un diplomático y escritor danés. Entre 1810 y 1820 vivieron en Copenhague, viajando posteriormente por Europa, especialmente Italia y Alemania. En 1824 se asentaron en Salzburgo. Juntos trabajaron en una biografía de Mozart, publicada en 1828, dos años después de la muerte del segundo marido de Constanze.



Joannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart (Salzburgo27 de enero de 1756-Viena5 de diciembre de 1791).


Además de las casas donde nació y vivió Mozart, hay otros sitios de interés para reconstruir la vida del compositor.
 Palacio Barroco de Mirabell. En su Sala de Mármol, Mozart tocó en varias oportunidades.
 En la misma manzana se encuentra el Mozarterum de Salzburgo. Allí funciona la Fundación y la Universidad de la Música.
 Iglesia catedral. En la calle Kapitelplatz, allí fue bautizado.
 Museo Mozart de Imagen y Sonido. El más importante en documentación audiovisual. Calle Hohensalzburg 5.
 Iglesia y cementerio de San Sebastián. Allí se encuentran las sepulturas de su padre, Leopold, y su mujer, Constanze Weber. Calle Linzergasse 3. Esta situado detrás de la Markarplazt
Están situados en el número 41 de la calle Linzergasse y es en este lugar donde los que adoran a Mozart y su música pueden ver las tumbas de toda su familia.
La iglesia fue construida en 1512 después del cementerio, éste es mas antiguo y originalmente fue creado para la gente pobre, leprosos o víctimas de cualquier plaga. La iglesia es mayoritariamente de estilo barroco aunque tiene ciertos elementos rococó. Un fuego destruyó en 1818 la mayor parte de los bellos interiores, incluida la pintura del altar y los frescos del techo pero todavía pueden verse el altar principal y los tres altares laterales. El cementerio tiene un par de celebridades enterradas en él: el padre y la esposa de Mozart, Leopold y Constanze, y también el príncipe Arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau.
E1598, la catedral de Salzlburgo  fue seriamente dañada y tras varios intentos fallidos de restauración y reconstrucción, el Príncipe-Arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau (Arzobispo de 1587 a 1612) ordenó demolerlo finalmente. Wolf Dietrich era benefactor y defensor de la moderna arquitectura barroca italiana, habiéndola seguido desde sus inicios en Italia, especialmente en Roma. Fue él también el responsable del edificio anexo Altes Residenz, la Galería de la Residencia que aún hoy continúa conectado a la catedral.
 Plaza de Mozart, en la calle de los Judíos. Allí está el mejor monumento de Salzburgo a su persona junto a un al carillón del palacio de la Residencia que toca melodías de Mozart.
 El Café Tomaselli (1705). Aún muy concurrido, allí Mozart jugaba al billar. Calle Altermarkt 9.
 Cementerio de San Pedro. Ahí se encuentra la sepultura de Nannrel, hermana de Mozart.
 Bombonería Mirabell. En Altermarkt 5, todos los productos llevan la imagen de Mozart en lujosos envoltorios. Su mayor éxito es el bombón de chocolate conocido como Mozartkugeln.
 Palacio Lodronicher. Allí funciona la Universidad de la Música Mozart.
Los festejos por los 250 años del nacimiento de Mozart tuvieron, por supuesto, un punto alto el 27 de enero último, cuando se festejó el cumpleaños de este icono de Salzburgo. Pero continuarán hasta diciembre con una completa agenda de festivales, conciertos y muestras.
 Festival de Salzburgo. La gran cita para los aficionados será, sin duda, estas seis semanas, del 24 julio al 31 de agosto, durante las que se pondrán en escena todas las óperas de Mozart, más otras composiciones líricas.

A su muerte, el 5 de diciembre de 1791, Mozart dejó un legado musical de 46 sinfonías, 20 misas, 178 sonatas para piano, 6 para violín, 23 óperas y más de 60 composiciones orquestales. 






Junto a la Mozartplazt se encuentra la Plaza del Meercado Viejo donde está  el café Tomaselli, junto al que se encuentra la casa más pequeña de Salzburgo.



Casa natal de Mozart 








La casa natal de Mozart se encuentra en la Getreidegasse una de las calles de la Judería y ahora centro comercial de la ciudad.




Teatro Nacional, a la izquierda, en la Markarplatz donde se encuentra la segunda casa en la que vive Mozart.



Iglesia de la Santísima TrinidadEs considerado como el edificio religioso más importante de la ciudad de Salzburgo en el lado derecho del Salzach.












Wolfgang Amadeus vivió ocho años en esta Casa antes de trasladarse definitivamente a Viena en 1781. Su padre Leopold murió aquí en 1787.


La familia Mozart se trasladó en 1773  y vive en las ocho habitaciones del primer piso.


En Salzburgo podemos comprar las Bolas de Mozart. 

Las Mozartkugeln  son un dulce tradicional de la gastronomía de Austria originario de la ciudad de Salzburgo. Fueron creadas por el pastelero Paul Fürst en 1890 y su nombre es un homenaje al compositor Wolfgang Amadeus Mozart. La confitería Fürst sigue elaborándolas de forma artesanal y de acuerdo a la receta original. Como dicha confitería no posee los derechos legales sobre la denominación "Mozartkugeln", existen numerosas imitaciones del producto, generalmente fabricadas siguiendo métodos industriales.

La confiteria Fürst está en la Plaza de Mozart junto al Café Tomaselli.

El maestro pastelero Paul Fürst llegó a Salzburgo en 1885 y abrió su propio establecimiento en el número 13 de la calle Brodgasse. Produjo su primer Mozartbonbon en 1890, para posteriormente comercializarlo en grandes cantidades, ya como Mozartkugeln. El mérito de Fürst consistió en fabricar un bombón de forma casi perfectamente esférica. El proceso de producción empleado en la confitería Fürst no ha sufrido cambios hasta el día de hoy. Fürst presentó sus Mozartkugeln en una feria en París en 1905, obteniendo el máximo galardón.

Cada Mozartkugel está formada por una bolita de mazapán de pistacho recubierto de nougat. Durante su fabricación, esta bola se ensarta en un palito de madera y se sumerge en un baño de chocolate negro. Lo siguiente es poner el palito de forma vertical con la Mozartkugel en lo alto para permitir que esta se seque y endurezca. Finalmente se retira el palo y se cubre con chocolate el agujero dejado por éste. La bola, lista para ser consumida, se envuelve en papel de aluminio. Aproximadamente 1,4 millones de Mozartkugeln al año se fabrican siguiendo esta técnica.