lunes, 23 de noviembre de 2015

Cogolludo. Guadalajara




La Casa de Medinaceli tiene su origen en la Corona de Castilla por descender de la Casa de la Cerda, cuyo nombre proviene del condado de Medinacelitítulo nobiliario hereditario que Enrique II concedió a Bernardo de Bearne, hijo bastardo de Gastón Febusconde de Foix y vizconde de Bearne, y esposo de Isabel de la Cerda y Pérez de Guzmán, bisnieta de Fernando de la CerdaInfante de Castilla

La reina Isabel la Católica elevó el condado a ducado de Medinaceli en 1479 en la persona de Luis de la Cerda y de la Vega, V conde de Medinaceli. 

Su nombre se refiere al municipio castellano de Medinaceli, en la provincia de Soria y tiene asociada Grandeza de España desde 1520. El ducado permaneció en la casa de la Cerda hasta que recayó en la casa de Priego, del linaje Fernández de Córdoba, donde perdura. El 18 de agosto de 2013, al morir a los 96 años Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, XVIII duquesa de Medinaceli, ha heredado el título su nieto Don Marco Hohenlohe Langenburg y Medina XIX Duque de Medinaceli. Tradicionalmente el heredero de la casa de Medinaceli ha llevado el título de marqués de Cogolludo, que actualmente ostenta Doña Victoria Francisca de Medina Conradi.






Escudos con las armas de los duques de Medinaceli

Fue el IV conde de Medinaceli el que adoptó las armas del ducado que aún perduran.  Dispuso un cuartelado: Primero y cuarto de Castilla, partido de León, y segundo y tercero de Francia, abreviado en tres lises o Francia.


















Palacio de los Medinaceli. 

Construido por don Luis de la Cerda 

y el Gran Cardenal Mendoza para servir de residencia a sus  hijos y primos 

que casan


  • Gaston de La Cerda y Leyva, IV conde de Medinaceli  casa con 
  • Leonor de La Vega y Mendoza, señora de Cogolludo, hija del marqués de Santillana
Padres de, 

Luis de La Cerda, V conde y I duque de Medinaceli



Padre de Leonor de La Cerda, señora de Cogolludo, que casa con  




La orden de Calatrava recibió el castillo en el siglo XII, conservandolo hasta el siglo  XIV, en que pasó a propiedad de Diego Hurtado de Mendoza, padre del marqués de Santillana. Con el tiempo sería del duque de Medinaceli por matrimonio con la Mendoza que era señora de Cogolludo y su tierra, quien incorporaría a sus títulos el de marqués de Cogolludo.






Detalle del Palacio con los remates de la fachada principal













El origen de la localidad de Cogolludo se remonta a la primitiva fortaleza construida en lo alto del cerro, usada tanto con fines militares como ganaderos, y que con el paso del tiempo dio lugar a la población actual.





Su construcción comenzó entre los años 1488-1489 y finalizó en 1492. El palacio fue mandado construir por la familia de Medianceli y es el primero que rompe con la anterior tipología (protorrenacentista) concibiéndose como un edificio puramente renacentista. Encargado por Luis de la Cerda I Duque de Medinaceli, fue diseñado por Lorenzo Vázquez de Segovia. El palacio se encuentra en la plaza del pueblo, dando un carácter emblemático a la plaza.