domingo, 25 de abril de 2021

Marquesado de Valle Siciliana.

Los Alarcón que son señores de Valera de Arriba y señores de Santa María del Campo, Poveda de la Obispalía, Pajarilla y La Torre , primos de los Alarcón que son señores de Palomares del Campo, antes de Huete . Primos los de Valera y los de Palomares de los Alarcón del marquesado de Valle Siciliana, Italia.

Tendrá el linaje Alarcón en la Manchuela de Cuenca los señoríos de Valverde de Júcar, Talayuelas, Veguillas de las Truchas, Ontecillas y Mezquitas, de Valera de Arriba[1] con Santa María del Campo Rus, Poveda de la Obispalía, Pajarilla y La Torre. Estos Alarcón  de Valera de Arriba con heredamientos en Palomares del Campo serán señores de esta Villa, se avecinan en Tarancón y son los Alarcón que son marqueses de Valle Siciliana y Renda. Primos de los condes de Valverde y Siruela y de los Alarcón Toledo que son señores de Buenache de Alarcón. Son los Alarcón también señores de Albadalejo del Quende y de Piqueras del Castillo. El señorío de Valverde de Júcar, luego condado, tenia los pueblos de Talayuelas, Veguillas, Mezquitas, Hontecillas, Albadalejo del Quende y Zafra de Záncara. Luego condes de Valverde y por matrimonio con sus parientes también de Siruela. Su residencia en Cuenca ahora es el Seminario[2]. También tenían casa en Tarancón. Una rama de estos Alarcón, alcaides de Alarcón, son también marqueses de Valle Siciliana y señores de Palomares del Campo.

Hermano de Lope Ruiz de Alarcón y Carrillo, quinto señor de Valverde, es Hernán, segundo hijo de sus padres, de quien vienen los señores de Valera de Arriba y los marqueses de Valle Siciliana con heredamientos en Palomares del Campo. De ellos se habla igualmente en este apartado. Diego Ruiz de Alarcón, hijo legitimo de Fernán Ruiz de Alarcón y de su mujer doña Francisca de Salazar, anduvo en las guerras en servicio de los Reyes don Juan el II y don Enrique IV. Casó dos veces. La primera, con doña Isabel, de quien, y de su apellido no hay otra noticia. Tuvieron por hijo a Diego Ruiz de Alarcón que casó en Carrión de los Condes con doña María de Berrio de quien descienden los Alarcones que viven en Carrión. Viudo Diego Ruiz de Alarcón de su primera mujer doña Isabel, casó segunda vez en Palomares del Campo con doña Isabel de Llanes y Santoyo, hija de Rodrigo de Llanes y Noriega el viejo y de su mujer doña María de Santoyo. Padres del primer marques de Valle Siciliana en Italia. Fernán Ruiz de Alarcón es el segundo de los ocho hijos varones que tienen los cuartos señores de Valverde de Júcar. El hermano de estos, séptimo hijo de sus padres, llamado Alfonso- Mosén Alfonso- también recibe heredamientos en Palomares del Campo, en Villar del Horno y en Canalejas-del que descienden los Alarcones de Canalejas en Tierra de Huete. Hermana de estos es Catalina de Alarcón, señora de Torralba- Dehesa de El Cañavate- que puede ser la que casa con quien sería su pariente Rodrigo Pacheco de Avilés. Su nieta y de su mismo nombre casa con el cuarto señor de Buenache. Pedro Ruiz de Alarcón Peralta, y Toledo por su abuela paterna de los Toledo de Cervera, cuarto señor de Buenache de Alarcón y primer alcaide de la fortaleza de Ves, Albacete, en 1518, casa con su prima tercera Catalina Pacheco de Avilés Alarcón, nieta de Catalina de Alarcón, hermana del quinto señor de Valverde. Catalina Pacheco de Avilés Alarcón es hija de Diego Pacheco Alarcón, alcaide de Belmonte, que casa con María del Castillo, hermana de la segunda señora de Cervera. Un primo hermano del cuarto señor de Buenache casa también con una Alarcón, con una prima en segundo con tercer grado que es hija de los quintos señores de Valverde. Catalina de Alarcón, señora de Torralba e hija de los cuartos señores de Valverde, seria pariente de su marido Rodrigo Pacheco de Avilés, señor de Minaya desde 1444, porque Teresa Rodríguez de Avilés, hermana de Rodrigo y cuñada de Catalina casa con Alonso Yáñez Fajardo, primer adelantado de Murcia, siendo este primo tercero del primer señor de Valverde.

 Los Alarcones de Valera de Arriba y Palomares del Campo vienen del segundo de los ocho hijos varones que tienen los cuartos señores de Valverde. La cuarta señora de Valverde es una Carrillo de los señores de Priego. Santa María del Campo era antes de los Castillo que son descendientes de Pedro González del Castillo y de su mujer Beatriz Portocarrero que emparentan por varón con los Alarcón y por mujer con los señores de Amaya, luego vizcondes, que son de la Casa de los marqueses de Albaida, primos de los señores y condes de Cervera. Santa María del Campo Rus es comprada a la Corona en 1608 por Diego Fernández Ruiz de Alarcón. La Corona la había cambiado por Fermoselle a Antonio del Castillo, bisnieto de Pedro González del Castillo, primer señor de Santa María del Campo.

A fines del siglo XIV, Martín Ruiz de Alarcón y Ruiz de Castilblanque, cuarto señor de Valverde, señor de Talayuelas y segundo señor de las Veguillas de los Alarcón, casa con quien sería su pariente por los Albornoz María Carrillo de Albornoz. Pero parece que su mujer es María Alfonso Carrillo de los señores de Priego, Cuenca, hermana de Pedro Carrillo de Huete, señor de Priego y padre de la primera condesa de Priego. Pedro Carrillo de Huete llama en una escritura de 1438 a la sucesión en su mayorazgo a su sobrino Lope de Alarcón, hijo de su hermana María, y a sus descendientes. Se conservan los testamentos de Martín y su mujer de fecha respectivamente de 8 de mayo de 1428 y de 8 de diciembre 1451. Padres de ocho hijos y tres hijas. Es su segundo hijo Hernán Lope de Alarcón-Hernando Ruíz de Alarcón Carrillo-.

Hernando Ruiz de Alarcón Carrillo hereda a sus padres los cuartos señores de Valverde en Valera de Arriba y en Palomares de Campo[1]. De Hernando vienen los marqueses de Valle Siciliana y Renda. Hernando Ruiz de Alarcón Carrillo casa con Francisca Salazar. Padres de Diego de Alarcón que casa con su pariente por el Alarcón Santoyo en Palomares del Campo de nombre Isabel Llanes Santoyo, hija de Rodrigo de Llanes y de María Santoyo con propiedades en Palomares del Campo. Gil Ruiz de Alarcón, quinto hijo de los terceros señores de Valverde de Júcar, había casado con Blanca Santoyo. Con sucesión que emparenta con sus primos los señores de Minaya, luego condes de Fontanar en Valladolid, y con los Mexia de Granada que también emparentan con los Toledo de Guadalajara.

Diego de Alarcón y su mujer Isabel Llanes son padres de Hernando de Alarcón[2] que casa con Constanza de Lizón y tiene amores con doña Juana de Nápoles, viuda del rey Fernando II de Nápoles. Hernando de Alarcón es el primer marqués de Valle Siciliana y Renda[3]. De su matrimonio con Constanza de Lizón tuvo una hija, Isabel de Alarcón y Lizón, segunda marquesa de Valle Siciliana que casa con un Mendoza de la Casa del infantado, nieto del segundo duque de Infantado, con sucesión en Italia en los Caracciolo[4]. Con los Mendoza del Infantado emparenta también la descendencia de Pedo Núñez de Toledo, Mayorazgo en Madrid del Contador y de su segunda mujer. De los amores en Italia de Hernando Ruiz de Alarcón y Carrillo con Juana de Aragón, viuda de Fernando II de Nápoles y sobrina de Fernando el Católico, nacieron dos hijos, Alonso, que murió niño y Fernando de Alarcón que fue el primer señor de Valera de Arriba[5]. Fernando de Alarcón fundó Mayorazgo en la villa de Valera agregando la hacienda de Palomares del Campo, que había sido de su padre[6].

Diego de Alarcón que casa con Isabel Llanes es padre con una primera mujer de nombre desconocido de Diego Ruiz de Alarcón que casa con María Berrio, de los que vienen los Alarcones de Carrión en Palencia[7]. De Diego Ruiz de Alarcón y de María Berrio encontramos como hija a Ana de Alarcón que casa con Antonio Velasco, segundo señor de Salinas, Palencia. Padres de Luis de Velasco, virrey del Perú[8]. Luis de Velasco fue tercer señor de Salinas y el segundo virrey de Nueva España, entre 1550 y 1564, tras haber sido virrey de Navarra entre 1547 y 1549. Su hijo Luis de Velasco y Castilla, marqués de Salinas, también fue virrey de Nueva España y de Perú. Encontramos también en la genealogía de los señores de Buenache y marqueses de Palacios que, Diego Ruiz de Alarcón y Toledo, tercer señor de Buenache de Alarcón, tiene una hermana llamada Ana de Alarcón que casa con Antonio de Velasco señor de Salinas del río Pisuerga y de las casas de Carrión, de los condestables de Castilla. Una hija de este matrimonio llamada Antonia de Velasco casa con un hijo del caballero de Olmedo el que inspira la obra de Lope de Vega, y es hermana del segundo virrey de Nueva España. La Ana de Alarcón que casa con el segundo señor de Salinas podemos encontrar también que es de los Alarcón que son señores de Almodóvar del Pinar, de lo que se escribirá y parece más cierto, y también como hermana del cuarto señor de Buenache, de lo que ya se ha escrito.

Fernando de Alarcón, primer señor de Valera de Arriba[9], tuvo dos hijos naturales llamados Diego de Alarcón y Fernando de Alarcón. Diego de Alarcón, segundo señor de Valera, heredó el mayorazgo que había fundado su padre y fue también señor de la villa de Santa María del Campo desde 1608 por compra a la Corona y que antes fue de los González del Castillo, también señor de Poveda de la Obispalía, La Torre en Moncalvillo de Huete y Pajarilla, cerca de Poveda de la Obispalía. Había comprado en 1563 las alcabalas de Valera de Arriba[10]. Diego de Alarcón[11] casa con Catalina de Orozco y Covarrubias, nieta materna de Marcos de Covarrubias que es hermano de Alonso de Covarrubias, Presidente del Consejo Real y Hacienda. Catalina es hermana del lexicógrafo Sebastián de Covarrubias[12]. Catalina de Orozco y Covarrubias, segunda señora de Valera de Arriba por su matrimonio, es hermana del lexicógrafo de la lengua castellana Sebastián de Covarrubias[13] Sebastián de Covarrubias y su cuñado Diego Ruiz de Alarcón tuvieron buenas relaciones como se desprende del Testamento de Sebastián de Covarrubias en el que nombra patrón de la capilla que funda en la Catedral de Cuenca a su cuñado don Diego Fernando Ruiz de Alarcón, del Consejo Supremo de Su Majestad[14], señor de las villas de Santa María del Campo, Valera de Suso y Poveda de la Obispalía, marido de su hermana doña Catalina de Covarrubias, y luego a su hijo Fernando Ruiz de Alarcón, caballero de Santiago, y a los sucesores de su mayorazgo. Agrega al mayorazgo de su sobrino Fernando Ruiz de Alarcón, hijo de Diego, las casas principales con otras posesiones que tenía en la ciudad de Cuenca. Sebastián de Covarrubias, cuñado de Diego de Alarcón, en su famosa obra Tesoro de la Lengua Castellana cuando llega al término de Valera define: Es señor de esta villa don Diego Fernando de Alarcón, del Consejo Supremo de su Majestad y cuñado mío, casado con Catalina de Covarrubias Orozco, mi hermana. Es hermano de estos Juan Orozco y Covarrubias, prior y canónigo de Segovia. Los tres hijos del Licenciado Orozco vecino de Toledo y María Valera de Covarrubias su, mujer.

Los segundos señores de Valera de Arriba, Diego de Alarcón y Catalina de Orozco y Covarrubias, son padres de ocho hijos llamados Fernando, Francisco[15], Diego, Sebastián, Luis, Felipe, Ana y Lucía. De los que solo sobreviven los dos mayores, Fernando y Francisco. Fernando de Alarcón y Orozco, tercer señor de Valera de Arriba y segundo de las demás villas con los mayorazgos de Valera de Arriba y Palomares del Campo. Fernando de Alarcón y Orozco, nacido en Palomares, caballero de la orden de Santiago, tercer señor de Valera de Arriba. Casa con Ana Niño de Zúñiga, hija de Fernando Niño, señor del mayorazgo de Mazarambroz en Toledo y de Juana Osorio de Silva, hija de Alonso Carrillo, señor de Totanès en Murcia, primo de los condes de Priego por su apellido Carrillo, y de Beatriz Osorio que es nieta de Juan Niño, señor de la Casa de Mazarambroz, y de Isabel de Zúñiga, hija de los señores de Montalbo- hija de Estaban Coello, quinto señor de Montalbo, El Hito y Villar de Cañas, y de María de Zúñiga, vecinos de Huete. Se puede leer

Fernando de Alarcón y Orozco, tercer señor de Valera de Arriba, y Ana Niño de Zúñiga de los señores de Montalbo son padres de Fernando de Alarcón y Zúñiga, cuarto señor de Valera de Arriba, que casa dos veces. Fernando de Alarcón y Orozco fuera del matrimonio es padre de Diego de Alarcón el primer señor de Palomares del Campo. Fernando de Alarcón y Zúñiga es el cuarto señor de Valera de Arriba. Hereda por su madre el mayorazgo de Mazarambroz. Casa con Jerónima Meléndez Valdés[16] y de ellos nació Juana de Alarcón, quinta señora de Valera, casa con el tercer conde de Javier y Barón de Garro y marqués de Cortes. Títulos que recaen en los Idiáquez que son duques de Granada de Ega y después en los Azlor de Aragón, duques de Villahermosa. Los duques de Villahermosa son ahora de apellido Urzaiz. Juana de Alarcón, quinta señora de Valera, iba a casar con su primo hermano Gaspar Ibáñez, hijo de Juana de Alarcón y de Francisco Ibáñez de Segovia. Juana de Alarcón es hermana del cuarto señor de Valera de Arriba. Gaspar Ibáñez capitulado de casar con Juana María de Alarcón, su prima hermana, hija mayor, y heredera de Fernando de Alarcón y Niño, cuarto señor de Valera, su tío, hermano de su madre, y de Jerónima Meléndez Valdés, su primera mujer; la cual por muerte de Don Gaspar casó después con el conde de Javier, vizconde de Garro, en quien recayó la Casa de Valera de Arriba. Los Ibáñez de Segovia son primos de los duques de Granada de Ega. Francisco de Borja Idiáquez[17] y Palafox, cuarto conde de Granada de Ega, Navarra, fue el último señor de Palomares del Campo hasta que las Cortes de Cádiz decretaron el fin del régimen señorial. Primo de los marqueses de Naharros, Cuenca, originarios de Zarauz en Guipúzcoa. Los condes de Granada de Ega son por entronque señores de Montalbo, el Hito y Villar de Cañas. XVIII señor de Montalbo, XII marqués de Cortes de Graena, Granada, IV duque de Granada de Ega, VII conde de Javier en Navarra, Vizconde de Zolina, don Francisco de Borja Idiáquez de Palafox, esposo desde 1774 de doña María Agustina de Carvajal y Lancaster, hija de los V duques de Abrantes Francisco Javier de Idiáquez y Carvajal, quien casó con doña Antonia del Corral y Arcos, a quienes sucedió su hijo[18]. Hermana de la XVIII marquesa de Villahermosa y tía del actual duque de Villahermosa fue la VIII duquesa de Granada de Ega, señora de Valera de Arriba y Santa María del Campo a Título de Honor. María del Carmen Azlor de Aragón y Guillamas, VIII duquesa de Granada de Ega desde 1960. Muere en 1988. Casó en 1941 con Alfonso Martos y Zabalburu, Arizcun y Mazarredo, VII marqués de Casa-Tilly, fallecido en 1997. Sigue su hijo Juan Alfonso Martos y Azlor de Aragón, IX duque de Granada de Ega. Con sucesión.

Hernando de Alarcón, Hernando de Alarcón Mendoza y Llanes, Salazar y Santoyo, 1466-1540, primer marques de Valle Siciliana y Renda, tuvo su espacio reservado en la iglesia que se estaba construyendo para hacer una capilla, con su correspondiente panteón con el fin de poder trasladar sus restos mortales desde Italia a Palomares del Campo. Fundó mayorazgo sobre sus bienes en Nápoles y Palomares de Huete, hoy Palomares de Campo. Hernando de Alarcón fue el primer marqués de Valle Siciliana. Es su hijo natural Fernando de Alarcón[19], 1510-1582, primer señor de Valera de Abajo y con importantes heredades en Palomares del Campo Aunque ni el ni su padre, fueron enterrados en la capilla. Fernando fue enterrado en la iglesia parroquial de Valera de Arriba en la capilla de Nuestra Señora de la Sey. Tiene Hernando y su hijo Fernando el apellido Santoyo por su abuela materna. Apellido que corresponde al de un escribano público que aparece en repetidas ocasiones en documentos relacionados con los cuartos señores de Cervera. El testamento de 1613 del cuarto señor de Cervera se abre el 8 de abril de 1614, cuando muere el cuarto señor de Cervera. Esta dado en Cervera ante Melchor Santoyo escribano de dicha villa. El primer marques de Valle Siciliana y Renda fue hombre de Confianza del emperador Carlos V a quien este le encomendó, en varias ocasiones, la custodia de personajes tan ilustres como fueron Francisco I de Francia y el papa Clemente VII. Fue embajador de la Francia, fue dos veces Capitán General de Nápoles en una palabra fue tan diestro guerrero que varias veces le apellida Carlos Quinto, padre de la milicia; fue Caballero del Orden de Santiago, Marqués de la Valle Siciliana y Renda, cuya gracia se le hizo año de 1524, murió a los 74 años de su edad dejando honrada su patria Palomares, ilustrada su familia y gloriosa la nación Española; fue depositado en la capilla de Castilnovo de Nápoles, su muerte fue muy sentida por el emperador Carlos Quinto. Del mismo modo  por Algunos de los miembros de esta oligarquía local que fueron administradores de su hacienda y mayorazgo de Palomares del Campo, como fue el caso de Cristóbal Valdés. Murió el primer marqués en el castillo de Castilnovo, jueves quince de Enero año de mil y quinientos y cuarenta, en cuya Iglesia se deposita su cuerpo. Hernando de Alarcón, primer marques de Valle Siciliana, tiene dos hermanas llamadas Leonor e Isabel. Leonor de Alarcón casa con su primo Andrés de Alarcón de los señores de Almodóvar. Tuvieron un hijo, Diego de Alarcón y Alarcón, caballero de Santiago. Leonor de Alarcón fue dama de la reina Juana en Tordesillas y su marido Andrés de Alarcón fue caballerizo de dicha reina. Isabel de Alarcón casa con Íñigo López de Mendoza Carrillo de Albornoz, de los señores de Ocentejo en Guadalajara, hijo de Álvaro Carrillo de Albornoz. Isabel vive en la villa de Palomares del Campo hasta su muerte en 1595 a los 95 años de edad. El tercer señor de Cervera a mediados del siglo XVI casa con María Carrillo de Albornoz también de los señores de Ocentejo y hermana de Íñigo López de Mendoza Carrillo de Albornoz.

De Diego de Alarcón, segundo señor de Valera de Arriba y medio sobrino por su padre de la segunda marquesa de Valle Siciliana y Renda, ya hemos dicho que casa con Catalina de Orozco y Covarrubias[20], natural de Tarancón. Vecinos de Tarancón. Tuvieron ocho hijos. En el testamento fechado el 7 de junio de 1622 de Catalina de Covarrubias se recoge, yo, doña Catalina de Covarrubias y Leiva viuda de don Diego Fernando Ruiz de Alarcón mi señor y marido que sancta gloria aya que fue del consejo supremo de su majestad y señor de las villas de Sancta María del Campo, Valera de Arriba, Poveda de la Obispalía, Pajarilla y La Torre de que soy señora estando enferma en la cama y en mi juicio y entendimiento natural conociendo lo que veo y entiendo lo que me dicen. Declaro por mis hijos legítimos y de el dicho Don Diego Fernando Ruiz de Alarcón mi señor al dicho don Fernando Ruiz de Alarcón caballero de la dicha orden de Santiago y al dicho don Francisco de Alarcón Maestrescuela dignidad y canónigo de la Sancta Iglesia de Cuenca y señor de Palomares en 1660. Catalina hereda a sus hermanos que mueren sin hijos. Hermano de Fernando de Alarcón, tercer señor de Valera de Arriba, es Francisco de Alarcón y Covarrubias, Valladolid, 29 de marzo de 1589 - Córdoba, 18 de mayo de 1675, maestrescuela y canónigo de la catedral de Cuenca gracias a su tío Sebastián de Covarrubias, inquisidor de Barcelona y de Valencia, y obispo sucesivamente de Ciudad Rodrigo en 1638, de Salamanca en 1646, de Pamplona en 1648 y de Córdoba en 1657. Inquisidor en Barcelona y Valencia.

En el expediente de Francisco de Alarcón y Covarrubias para obtener hábito de Santiago se recogen que son sus padres don Diego Ruiz de Alarcón caballero de la orden de Santiago y doña Catalina de Covarrubias, vecinos de la villa de Tarancón. Don Diego natural de la villa de Palomares del Campo del dicho obispado de Cuenca y doña Catalina, natural de la dicha villa de Tarancón. Son sus abuelos paternos don Fernando Ruiz de Alarcón, caballero de la Orden de Santiago y doña Magdalena de Miñano, natural de Olibarri Gamboa Provincia de Álava, junto a Vitoria. Francisco de Alarcón es citado como señor de Palomares del Campo a cuyos vecinos quiso favorecer don Francisco siendo prelado de Pamplona cuando la Real Hacienda vendió en 1654 la justicia y señorío de la villa que la tenía sobre sí, con la de su despoblado de Fuente El Pez, al marqués de Leganés don Diego Mexía de Guzmán, cubriendo los ducados que faltaban para poder ejercer el derecho de tanteo y seguir pleito, que duró hasta 1660. La familia Alarcón fue protectora y benefactora de la villa de Palomares del Campo.

La villa de Palomares del Campo, a través de su concejo, va a mantener, a lo largo del siglo XVI y XVII una relación clientelar con miembros destacados de la poderosa familia Alarcón, naturales de la villa, que están ocupando puestos importantes en la administración. Fernando Ruiz de Alarcón, primer señor de Valera de Arriba, hijo natural del primer marqués de Valle Siciliana, toma parte activa en el proceso de obtención del privilegio de villazgo, consumado el 27 de marzo 1553, por el que la villa de Palomares se eximia de la ciudad de Huete, al igual que en la compra en 1559, por parte del concejo de Palomares del Campo del término de Fuente el Pez. Cuando en la primera década del siglo XVII se construyó la torre de la nueva iglesia, en señal de reconocimiento y en su honor, se puso el escudo de los Alarcón en ella. Para un retablo de la capilla de los Alarcón en la iglesia de Palomares Juan de Mora, padre de Juan Gómez de Mora, pinta la Imposición de la casulla de San Ildefonso. También trabaja en una caja para guardar una imagen de San Miguel para su ermita en el Fuente el Pez.

La villa de Palomares del Campo en 1654 fue cedida por Felipe IV al primer marqués de Leganés en premio a sus buenos servicios. Los vecinos se resistieron a esta cesión y venta y ofrecieron tanteo y compraron la jurisdicción por 17.000 ducados, para lo cual recibieron un censo, por valor de dicha cantidad, del obispo de Alarcón y de su hermano el primer señor de Valera. La villa quedó en una situación especial, pues aunque se libró de ser señorío dependiente del marqués de Leganés, quedó como en depósito de los Alarcón y sus descendientes, hasta que “la villa le aprontase dicha cantidad, en cuya virtud hizo dicho señor donación de su derecho en un sobrino suyo llamado Don Diego de Alarcón, caballero del Orden de Santiago, vecino de la villa de Tarancón”. El 17 de diciembre de 1660 ya estaba la villa bajo el poder del obispo Francisco de Alarcón que tenía, entre otros derechos, facultad para confirmar los oficiales que la villa elegía. Derechos que cede a un sobrino suyo llamado Diego de Alarcón, hijo natural del tercer señor de Valera de Arriba. Diego de Alarcón, señor de Palomares del Campo, casa con su sobrina Catalina de Covarrubias- coincidencia de nombres con los segundos señores de Valera de Arriba que son abuelos paternos de este Diego-. Padres de Francisco de Alarcón y Covarrubias que casa con Leonor de Campaya con descendencia en Tarancón que son señores de Palomares del Campo. Valera de Arriba, Santa María del Campo, Valera de Arriba, Poveda de la Obispalía, Pajarilla y La Torre en Moncalvillo serán de los que en el siglo XVIII se titulan señores de Montalbo, el Hito y Villar de Cañas.

María Álvarez de Toledo, hija de los primeros señores de Cervera, recibe de su padre la heredad de Cañada Negrita en tierras de La Aldehuela, que fue su dote. Casa con su primo hermano Pedro Ruiz de Alarcón de los señores de Buenache de Alarcón en Cuenca y de la Tierra de Alarcón. Matrimonio sin descendencia[21]. Pedro es hijo de Mencia de Toledo, tía paterna de María Álvarez de Toledo, nacida hacia 1423 y segunda señora de Buenache de Alarcón. Pedro Ruiz de Alarcón es hermano del tercer señor de Buenache llamado Diego. Mencia de Toledo fue la primera mujer de Pedro Ruiz de Alarcón y Peralta[22], muerto en 1468, segundo señor de Buenache de Alarcón en Cuenca, de Villanueva del Río Segura y Zarramarín en Murcia, guarda y vasallo de Juan II. Padres de Pedro Ruiz de Alarcón que casa con su prima hermana María Álvarez de Toledo y de Diego Ruiz de Alarcón, tercer señor de Buenache. Son los señores de Buenache progenitores por entronque de los marqueses de Palacios- luego de los Palacios-[23]. Diego Ruiz de Alarcón y Toledo, tercer señor de Buenache de Alarcón, tiene una hermana llamada Ana de Alarcón que casa con Antonio de Velasco señor de Salinas del río Pisuerga y de las casas de Carrión, de los condestables de Castilla. Una hija de este matrimonio llamada Antonia de Velasco casa con un hijo del caballero de Olmedo el que inspira la obra de Lope de Vega, y es hermana del segundo virrey de Nueva España. A Ana de Alarcón la encontramos como una Alarcón de los que son señores de Valera de Arriba y tambien como una Alarcón de los señores de Valverde. Para ver estas genealogías se puede leer el apartado dedicado a los Alarcón y a los Toledo. Diego de Alarcón de los señores de Valverde de Júcar con heredades en Palomares del Campo por su padre y su segunda mujer es con una primera mujer de nombre desconocido padre de Diego Ruiz de Alarcón-puede que hijo natural-. Diego Ruiz de Alarcón es medio hermano del primer marqués de Valle Siciliana que es padre del primer señor de Valera de Arriba. Este Diego Ruiz de Alarcón casa María Berrio. De estos se dice que vienen los Alarcones de Carrión en Palencia. De Diego Ruiz de Alarcón y de María Berrio encontramos como hija a Ana de Alarcón que casa con Antonio Velasco, segundo señor de Salinas, Palencia. Padres de Luis de Velasco, nacido en Carrión de los Condes, virrey del Perú. Luis de Velasco fue tercer señor de Salinas y el segundo virrey de Nueva España, entre 1550 y 1564, tras haber sido virrey de Navarra entre 1547 y 1549. Su hijo Luis de Velasco y Castilla, marqués de Salinas, también fue virrey de Nueva España y también nace en Carrión de los Condes. Palencia. Luis de Velasco, segundo virrey de Nueva España, seria hermano de Antonia de Velasco que casa con un hijo del caballero de Olmedo. Sobre las posibles ascendencias de Ana de Alarcón, madre de Luis y Antonia de Velasco, encontramos amplia información en el apartado dedicado a los Alarcón como primos de lo Toledo de Cervera.

La tercera señora de Cervera es citado como María Carrillo en el pleito que Juan Ruiz de Soria[24], en nombre de Gómez Carrillo, trata con su hermana doña María Carrillo, mujer de Juan Álvarez de Toledo. Por este pleito sabemos también que Beatriz Manuel es mujer de Álvaro Carrillo de Albornoz y la madre de la tercera señora de Cervera. También citados los padres de la tercera señora de Cervera cuando su marido reclama lo que le corresponde de la herencia de sus suegros, ya muerta su mujer. Recurriendo a las relaciones genealogías que se encuentran en bibliografías de fácil consulta sabemos que Álvaro Carrillo de Albornoz y Beatriz Manuel son padres de una hija la tercera señora de Cervera, de Gómez Carrillo de Albornoz que casa con María Girón Alarcón, hija de los terceros señores de Piqueras en Cuenca[25], de Álvaro Carrillo, de Diego Carrillo que deja heredero a su hermano Gómez Carrillo de Albornoz y de Iñigo de Mendoza que casa con una Alarcón, vecinos de Palomares del Campo, de los Alarcón que son señores de Valera de Arriba, hacendados en Palomares, y hermana del primer marqués de valle Siciliana en Italia[26].



[1] En las Relaciones Topográficas de fines del siglo XVI de Palomares se dice que en esta villa hay fecha en la iglesia de ella una muy buena capilla, y que ha fundado y ha dotado Gabriel Ramírez, vecino de esta villa, e hijo de vecino de ella, y que es público ser pariente de Diego Ramírez, obispo que fue de Cuenca, y que ha servido mucho a S.M. en las guerras de Indias y otras partes, y es casado con doña María de Alarcón, pariente del señor de Alarcón, y que tiene en su capilla cerrada las armas de los Alarcones e del obispo de Cuenca don Diego Ramírez y a la puerta de su casa. Gaspar Rosillo de Vera, siendo pechero, en 1602 obtuvo ejecutoria de hidalgo; su estrategia matrimonial le llevó a casarse con María Ramírez de Alarcón, hija de Gabriel Ramírez de Arellano y doña María de Alarcón, y única heredera del mayorazgo fundado por sus padres.

[2] Hermana suya es Leonor de Alarcón se casó con su pariente Andrés de Alarcón. Tuvieron un hijo, Diego de Alarcón y Alarcón, que obtuvo hábito de la orden de Santiago. Leonor de Alarcón fue dama de la reina Juana en Tordesillas y Andrés de Alarcón caballerizo de dicha reina. Hermanos son también Isabel de Alarcón y Lope de Alarcón. Isabel de Alarcón tuvo una hija, Francisca de Alarcón, que casa con Íñigo López de Mendoza, de los señores de Ocentejo, rama de los duques del Infantado; vivió en la villa de Palomares del Campo hasta su muerte en 1595 a los 95 años de edad.

[3] Llamado “el señor Alarcón”, célebre capitán general del emperador Carlos V, nacido hacia 1466, muerto en Castilnovo el 15 de enero de 1540, caballero de la Orden de Santiago, conde de Somorriva del Bosque, marqués de la Vala Siciliana y de Renda, castellano de Castilnovo de Nápoles. Contrajo matrimonio en Córdoba con doña Constanza Lizón, con ilustre sucesión en España e Italia, contándose entre esta última a don Carmine Niccolò Caracciolo, V príncipe de Santo Buono, virrey del Perú. José Ignacio Rubio Mañé, Introducción al estudio de los virreyes de la Nueva España, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas. Fondo de Cultura Económica, 1983. Comentarios de los hechos del señor Alarcón, marques de la Valle Siciliana y de Renda, y de las guerras en que se halló por espacio de cincuenta y ocho años. Antonio Suarez de Alarcón, año 1665. Marquesado de Valle-Siciliana. Es un título nobiliario español creado por el monarca Carlos I de España en 1526 a favor del Capitán Hernando de Alarcón y Llanes, título radicado en la provincia de Abruzzo, Marqués de Renda, Conde de Somorriva del Bosque, fundador del Mayorazgo de su Casa y Miembro de la Casa de los Marqueses de Trocifal y Condes de Torresvedras. Natural de Palomares del Campo, en 1513, el Rey Fernando el Católico, le dio el Gobierno de la provincia de Calabria, y en 1528, le nombró el Emperador su Capitán General y Lugarteniente, en Trípoli de Berbería. Había tomado parte en las campañas de Italia, en compañía del Gran Capitán Gonzalo Fernández de Córdoba. También desempeñó el cargo de Castellano de Castilnovo, en Nápoles, y después fue Virrey de este Reino. Le fue encomendada la custodio del Rey de Francia, Francisco I, en Italia y en España, cuando cayó prisionero, y al entrar las armas Imperiales en Roma, gobernada por don Carlos de Borbón, tuvo también en custodia al Pontífice Clemente VII. Pasó a África para echar de Túnez a los turcos, que había sido invadida por Barbarroja; Capitán General de todos los Ejércitos de Italia, en sucesión al Príncipe de Orange.

[4] Iñigo López de Mendoza, II duque del infantado, casa con María de Luna, señora de Alamín, Méntrida, el Prado, la Torre y San Martín, quien instituyó en su marido mayorazgo con las villas de Méntrida, Alamín, el Prado, San Martín de Valdeiglesias, Arenas, Castilbayuelas, la Torre de Esteban Hambrán, la Higuera de las Dueñas, hija y heredera de Álvaro de Luna, condestable de Castilla, y de su segunda mujer Juana Pimentel, hija de los II conde de Benavente. Su nieto Pedro casa con la I marquesa de Valle Siciliana hija única de Hernando de Alarcón Mendoza y Llanes, Salazar y Santoyo, 1466-1540, I marqués de Valle Siciliana, capitán general de las armas imperiales en Carlos V, y lugarteniente de este emperador así como capitán general de todos los ejércitos, en las provincias italianas. Fundó largo mayorazgo sobre sus bienes en Nápoles y Palomares de Huete, hoy Palomares de Campo. Con sucesión los marqueses de Valle Siciliana. Doña Isabel de Alarcón y Lizón, II marquesa de la Valle Siciliana y de Renda en la provincia de Abruzo y Calabria, como única heredera legítima de Hernando de Alarcón cuyo mayorazgo fundado con los bienes de Italia heredó. Casa en Guadalajara con Pedro González de Mendoza, en presencia del rey Francisco I de Francia, cuando en 1525 su padre, Hernando de Alarcón lo llevaba prisionero a Madrid. Tuvo siete hijos. El primogénito es Fernando de Alarcón y Mendoza, murió joven y su hijo Fernando de Alarcón fue el III marqués del Valle Siciliana y de Renda, al que sigue su hermano Pedro, IV marqués del Valle Siciliano. Con sucesión. El primer marqués de Valle Siciliana es tío de doña Francisca de Alarcón, hija de doña Isabel de Alarcón, su hermana, que contrajo matrimonio con su pariente don Íñigo López de Mendoza, de los señores de Ocentejo, rama de los duques del Infantado; vivió en la villa de Palomares del Campo hasta su muerte en 1595 a los 95 años de edad.

[5] Se manda enterrar en el altar mayor de la iglesia parroquial de Valera de Arriba. Podemos ver su lapida y su escudo. En la página WEB del Ayuntamiento de Valeria proporciona interesantes informaciones sobre Valera de Arriba y sobre su pasado como Valeria, ciudad romana. Tambien en la página granvaleria.com podemos consultar informaciones sobre Valera de Arriba y sobre la ciudad romana de Valeria. Los Alarcón dotan a la iglesia de Valera de una importante y rica ornamentación litúrgica.

[6] Fernando de Alarcón, Señor de Valera, nació en Nápoles (1510 a 1512). Siendo muy joven  fue nombrado caballero de la Orden  de San Juan de la que llegó a ser Gran Canciller  y en cuyas caravanas sirvió combatiendo a los turcos. Fue caballero de justicia, quedando agregado a la Lengua de Castilla, recibiendo uno de los cargos más importantes de esta Lengua, el de  Bailío de Lora. Destacó como militar recibiendo numerosos títulos: Comendador de El Viso, encomiendas de Olmos y Bamba, etc. y perteneció al Consejo de Guerra, como consejero del Rey Felipe II. Valeria. Jornadas Romanas 2016.

A la muerte de su padre heredó el señorío de Palomares del Campo y varios bienes por Nápoles con los que más tarde compró Valera de Arriba para formar junto al señorío heredado y los de Poveda y Santa María del Campo un rico mayorazgo para su hijo Diego, enterrado también como él, en la iglesia de la Sey, a la que dotó con varias capellanías, ornamentos, relicarios, etc. y  le añadieron la torre, el artesonado de la nave del evangelio, que lleva su escudo y el altar con cerámica de Talavera. El Molino de Herraiz en Valera de Arriba formó parte de los bienes que Fernando de Alarcón destina a la dotación dotó las capellanías que fundó en la Iglesia parroquial de la Sey de Valeria en el S.XVI. El agua utilizada en el molino, antes de llegar al río, continuaba hasta mover un batán.

[7] El mecenazgo de la familia Berrio en la iglesia de San Julián de Carrión de los Condes. Concepción Ferrero Maes, 1996. El Solar de los Berrio está en Vizcaya. Diccionario Heráldico y Genealógico de apellidos españoles y americano de Alberto y Arturo García Carraffa. De Vizcaya pasaron a ambas Castillas, fundando casas de mucho lustre en Hinojosa y Cogolludo (Guadalajara); en Medinaceli (Soria); en Aguilar de Campóo, Frómista y Carrión de los Condes (Palencia), y en la ciudad de Ávila.

[8] Lectura crítica de la literatura americana: Inventarios, invenciones y revisiones. Saúl Sosnowski, 1996. El virreinato: Orígenes y jurisdicciones, y dinámica social de los virreyes. Jorge Ignacio Rubio Mañé, 1983. Salazar y Castro Árboles de costados de gran parte de las primeras casas de estos reinos cuyos dueños vivían en 1683. Madrid, folios 176 y 189.

[9] Don Hernando de Alarcón, fue soldado valeroso, Castellano de Melazo en el Reyno de Sicilia. Murió Cauallero de la Orden de san Juan, de mucha edad, Baylio, y señor de Lora, y del Consejo de Guerra, fue el primero Señor de Valera adonde está enterrado en la capilla de nuestra señora de la Sey.

[10] Poderes y relaciones de poder. Palomares del Campo, José Andrés Prieto Prieto.

[11] Alarcón, Diego Fernando de. Señor de Valera de Yuso. Señor de Santa María del Campo. Muere – en Madrid en 1615. Juez de los grados de Sevilla, oidor de la chancillería de Valladolid, oidor del Consejo Real. Fue nieto de Hernando de Alarcón, recompensado por Carlos V por sus servicios en Nápoles con el título de marqués de Bala Siciliana, e hijo de Fernando de Alarcón, comendador de Bamba y del Viso y bailío de Lora en la Orden de San Juan. El propio Diego Fernando fue, como su padre, señor de Valera de Yuso en el obispado de Cuenca y de Santa María del Campo, y se mostró siempre preocupado por acrecentar su poder y patrimonio en estos lugares. Desempeñaba plaza de oidor de los Grados de Sevilla cuando los presidentes sucesivos de Castilla, Antonio de Pazos y el conde de Barajas, le incluyeron en propuestas para cubrir vacantes en la chancillería de Granada. Terminaría por ser nombrado oidor de la chancillería de Valladolid, con título de 2 de agosto de 1583, tomando posesión el 9 del mismo mes. Desde aquí pasó al Consejo Real con título de 18 de noviembre de 1595, en el que tomó posesión el 5 de diciembre. Desde el 17 de julio de 1592 era regidor de Toledo, si bien poco después de llegar al Consejo renunció en su hijo Fernando Ruiz de Alarcón, y comisionado por él se ocupó en 1610 de la venta de la plaza a Manuel Pantoja, consejero de Hacienda. En realidad, siempre conservó influencia sobre el concejo toledano, fundada en los tratos económicos. Fue miembro del Consejo Real. Casa con Catalina de Covarrubias, sobrina de Diego de Covarrubias, presidente del Consejo Real entre 1572 y 1576. Ignacio Javier Ezquerra Revilla. Biografía. Real Academia de la Historia.

[12] Funda en 1611 capilla para su enteramiento en la catedral de Cuenca. Esta capilla se encuentra detrás de la Capilla Mayor y entre las Capillas de los del Peso y la de Santa Bárbara, fundada por el canónigo de la catedral llamado Tomás de Momeñe a principios del siglo XVIII.

[13] El que sería famoso lexicógrafo, Sebastián de Covarrubias, estudió en Salamanca (1565-1573), donde vivió con el su tío abuelo suyo el canónigo Juan de Covarrubias de la Iglesia de Salamanca. don Juan renunció a este puesto a favor de su sobrino, pues se había hecho sacerdote. Fue después capellán de Felipe II, consultor del Santo Oficio y canónigo de la Catedral de Cuenca, cargo este último que desempeñó más de treinta años. En 1595 fue nombrado Comisario Apostólico encargado de la dotación de rectorías para moriscos. En 1610 Sebastián enfermó gravemente, pero se recuperó e imprimió una obra clásica de la literatura emblemática, los Emblemas morales. Escribió, por otra parte, un Tratado de cifras y una traducción de las Sátiras y epístolas de Horacio que no se han conservado; sin embargo, es conocido sobre todo por un monumental diccionario, el Tesoro de la lengua castellana o española de 1611, la mejor obra lexicográfica publicada entre el diccionario de Antonio de Nebrija y el Diccionario de Autoridades de la Real Academia Española. Su consulta sigue siendo útil para establecer el sentido de la literatura clásica del Siglo de Oro español. El mismo autor compuso un Suplemento al Tesoro que no llegó a imprimir pero que ha sido editado modernamente. En 1673 el padre Benito Remigio Noydens reimprimió el Tesoro con adiciones de su propia cosecha.

[14] Diego Fernández de Alarcón. Señor de Valera, Santa María del Campo, Poveda, La Torre y Pajarilla. Regidor de Toledo en Banco de Caballero. Visitador de la Universidad y Colegio de Alcalá y Oidor de Valladolid. Murió en junio 1615. Consejo Real de Castilla, de Cruzada, y Supremo de Inquisición por Mariano Alcocer y Martínez de la Real Academia de la Historia, 1930. 

[15] Francisco de Alarcón, maestreescuela y canónigo de Cuenca, Inquisidor de Barcelona, Valencia, y Cuenca, obispo de Ciudad Rodrigo, de Salamanca, de Pamplona, y Córdoba.

[16]  Hija heredera de don Juan Meléndez de Valdés, Caballero de la Orden de Calatrava, y de su mujer doña María de Eraso, nieta de Juan Meléndez de Valdés, descendiente de la antigua casa, y familia de los Valdés, y de su mujer doña Úrsula de Salcedo.

[17] La casa solar de los Idiáquez, duques de Granada de Ega, está en Azcoitia y se la conoce como La Casa Negra, la Casa Torre de Idiáquez, por su aspecto exterior. Construida a mediados del siglo XV, estuvo probablemente rodeada de una muralla. Recibe este nombre, según la tradición, por el incendio que durante las guerras carlistas tiñó de este color la fachada. El núcleo urbano de Azcoitia está situado a tres kilómetros del Santuario de Loyola.

[18] XII marqués de Cortes, don Francisco de Borja Idiáquez de Palafox, Duque de Granada de Ega, esposo de doña María Agustina de Carvajal y Lancaster, hija de los V duques de Abrantes. Sucede su hijo. XIII marqués de Cortes, don Francisco Javier de Idiáquez y Carvajal, quien casó con doña María del Pilar Antonia del Corral Arzlor de Aragón y Arcos, de los marqueses de Narros en Zarauz, a quienes sucedió su hija.XIV marquesa de Cortes, doña María de la Concepción Idiaquez y Corral, quien, en 1841, contrajo matrimonio con don José Azlor de Aragón, conde del Real de Valencia, sucediéndole su hijo. XV marqués de Cortes, don Francisco Javier Azlor de Aragón e Idiáquez, VI duque de Granada de Ega y XVI marqués de Villahermosa, casado en Azcoitia, en 1871, con doña Isabel Hurtado de Zaldívar y Heredia, condesa de Luna. XVI marqués de Cortes, XVII marqués de Villahermosa, VII duque de Granada de Ega don José Antonio Azlor de Aragón y Hurtado de Zaldívar, casado, en 1906, con doña Isabel de Guillames y Caro, marquesa de San Felices, sucediéndole su hija, XVIII Villahermosa. XVII marquesa de Cortes, XVIII duquesa de Villahermosa, doña María del Pilar Azlor de Aragón y Guillames, quien casó en 1935 con don Mariano Urzaiz y de Silva, XII conde del Puerto, hijo de Andrés Urzaiz y Salazar, y de María de la Encarnación de Silva y de Carvajal, XI condesa del Puerto, hija de Álvaro de Silva Bazán y Fernández de Córdoba, XII marqués de Santa Cruz de Múdela, Grande de España, y de María Luisa de Carvajal Vargas y Dávalos, IV duquesa de San Carlos, Grande de España. Su segundo hijo y primer varón es Álvaro de Urzaiz y Azlor de Aragón, XIII conde del Puerto desde 1983, luego XIX duque de Villahermosa, XII marqués de Cábrega, XVIII marqués de Cortes, XVI conde de Luna, XII conde de Guara, XII conde de Javier, XX vizconde de Muruzábal de Andión, XXII vizconde de Zolina, Grande de España desde 1997. Nació en Pedrola, Zaragoza, en 1937, permanece soltero. Hermana de la XVIII marquesa de Villahermosa y tía del actual duque de Villahermosa fue la VIII duquesa de Granada de Ega, señora de Valera de Arriba y Santa María del Campo.

María del Carmen Azlor de Aragón y Guillamas, VIII duquesa de Granada de Ega desde 1960. Muere en 1988. Casó en 1941 con Alfonso Martos y Zabalburu, Arizcun y Mazarredo, VII marqués de Casa-Tilly, fallecido en 1997. Sigue su hijo Juan Alfonso Martos y Azlor de Aragón, IX duque de Granada de Ega. Con sucesión.

[19] Fernando de Alarcón, comendador de la orden de San Juan y Galio de la misma, fue señor de la villa de El Viso, de la comarca de las Arenas en el reino de Toledo. Hijo natural del I marqués de Valle Siciliana.

[20] Marcos de Covarrubias tuvo con su segunda mujer Antonia López, a Magdalena de Covarrubias y Leiva. Nacida en Torrijos por los años de 1550 o 1555, casa aquí con Gutiérrez Gómez, jurista que en documentos posteriores aparece con título de doctor. Padres de Antonio de Covarrubias y Leiva, natural de Torrijos, de fray Juan de Covarrubias, colegial de San Gregorio de los dominicos de Valladolid, y de Antonia de Covarrubias, nacida en Pastrana. Casa con Gabriel de la Carrera, vecinos de Tarancón, padres de Antonio de la Carrera Covarrubias Leiva que casa con Úrsula de Parada Chacón, padres de Catalina Covarrubias.

[21] Su marido Pedro Ruiz de Alarcón lo podemos encontramos como Pedro Ruiz de Alarcón González del Castillo, hermano del segundo señor de Albadalejo del Quende, casa con María Carrillo, hija de Juan Álvarez de Toledo y Leonor Coello, primeros señores de Cervera del Llano. Este matrimonio vivió en el heredamiento de Cañada Negrita dónde falleció. Pedro fue enterrado en la capilla de Santa Catalina de la iglesia parroquial de Castillo de Garcimuñoz. Padres de Pedro Ruiz de Alarcón Carrillo natural y vecino de Vara de Rey. Casa en Minaya con Leonor de Mendoza hija de Rodrigo Pacheco Avilés, señor de Minaya, y de Leonor de Mendoza, nieta del marqués de Mondejar. Padres de Pedro Ruiz de Alarcón Mendoza. Pedro tomó parte por los Reyes Católicos en tiempos de las Comunidades y fue visto varias veces en casa del Comendador del Castillo de Garcimuñoz llamado Tristán Ruiz de Molina. Murió de un tiro de artillería en la batalla del Peñón de Vélez de la Gomera en la expedición comandada por el marqués de Modéjar que partió desde Málaga en 1525. Estuvo casado con Teresa Briceño Verdugo, siendo padre de seis hijos. Su hija Ana de Alarcón Briceño fue la primera esposa de su primo Pedro Ruiz-Girón y Pacheco de Silva, noveno conde de Cifuentes, hijo de Alfonso Ruiz Girón de Alarcón, tercer señor de Albaladejo del Quende y cuarto señor de Piqueras del Castillo. Pedro Ruiz de Alarcón González del Castillo es el segundo señor de Albadalejo y casa con su prima segunda Catalina Alarcón Barba. Su descendencia la podemos leer en el aparatado donde se trata de los Alarcón y sus primos los Toledo. De Pedro Ruiz de Alarcón de Sisante a Clemente de Rus. La rama escondida de los González del Castillo. Sebastián Hernández de Luján y Juliana Toledo Algarra, 2020.

[22] Pedro Ruiz de Alarcón y Peralta es hijo de García Ruiz de Alarcón de los señores de Valverde de Júcar. García es señor de Buenache y señor también de Villanueva que está cerca del río Júcar a una legua de vuestra villa de Buenache, y de María de Peralta. Pedro Ruiz de Alarcón y Peralta, segundo señor de Buenache de Alarcón, y Mencia de Toledo son padres de Diego Ruiz de Alarcón y Toledo, tercer señor de Buenache de Alarcón, y de Ana de Alarcón que casa con Antonio de Velasco señor de Salinas del río Pisuerga y de las casas de Carrión de los condestables de Castilla. Una hija de este matrimonio llamada Antonia de Velasco casa con un hijo del caballero de Olmedo el que inspira la obra de Lope de Vega, y es hermana del segundo virrey de Nueva España. Al noveno señor de Buenache de Alarcón, don Pedro de Alarcón, se otorgó el título de marqués de Palacios el 15 de Diciembre de 1635 por su madre hija del I marqués de Palacios. Rodrigo de Vivero y Guzmán, hijo del Caballero de Olmedo, descendiente de Alonso Pérez de Vivero secretario y contador mayor de Juan II, y hermana de Luís de Velasco virrey de México. Carpeta: «Vivero y de Velasco, Rodrigo de, natural de Olmedo (Salamanca [corr. Valladolid]). 1564, legajo. 743-9009. Don Rodrigo de Vivero y Velasco nietro del famoso Caballero de Olmedo y sobrino del segundo virrey de Nueva España. En Boletín de la RAH tomo XLVI, pp., 452-454, y en El virreinato de Nueva España. Orígenes, jurisdicciones y dinámica social de los Virreyes. Jorge Ignacio Rubio Mañé. Fondo de Cultura Económica, 1983, páginas 222-230.

[23] Luis de Salazar y Castro, 1795, Real Academia de la Historia, genealogía de los señores de Buenache y su  entronque con los marqueses de Palacios y con los señores de Montealegre, y en Marqués de Montealegre: GG1917, 1924; Elenco.

[24] Los Soria como los Priego fueron mandatarios de los Carrillo y estuvieron al servicio de este linaje. Son apellidos que aparecen entre los arrendatarios de rentas en pueblos de la provincia de Cuenca y miembros de las elites municipales del concejo de la ciudad de Cuenca. Concejo, Poder y élites. La Clase Dominante de Cuenca en el siglo XV. José Antonio Jara Fuente publicada, 2001.

[25] Guiomar Girón de Valencia, tercera señora de Piqueras, constituyó en 1533, y por orden de su primo el marqués de Villena, un nuevo Mayorazgo junto con su marido con sus posesiones en Albadalejo y Piqueras. Los sucesores y herederos de este Mayorazgo estarían obligados a usar los apellidos Ruiz Girón de Alarcón. Guiomar tuvo una numerosa descendencia. Entre sus hijos están María Girón de Valencia que casa con Gómez Carrillo de Albornoz, hermano de la tercera señora de Cervera, señor de Ocentejo y Valtablado en Guadalajara en la segunda mitad del siglo XVI. Beatriz que casa con Diego del Castillo el Cojo, señor de Altarejos y nieto paterno de Diego del Castillo y de Mayor Álvarez de Toledo, hermana del segundo señor de Cervera, y de Ana-Maria del Castillo- que casa con Diego Pacheco, alcaide de Belmonte. Los hijos y nietos de Diego del Castillo, primos de los señores de Cervera, siguen en el señorío de Altarejos y al frente de la alcaldía del Castillo de Alarcón. Los biznietos de Diego del Castillo y de Mayor Álvarez de Toledo no dejan hijos y el señorío de Altarejos pasa a sus primos los descendientes de Alonso del Castillo, hermano de Diego. Nacieron de Guiomar Girón de Valencia García, Fernando, y Doña María de Alarcón, cuyas líneas se ignoran. Doña Beatriz de Alarcón, que casó con Diego del Castillo, Señor de Altarejos, Alcayde de Alarcón, Doña Ana de Alarcón que casó con Diego Pacheco, Alcayde de Belmonte, Doña Aldara, Abadesa de la Concepción de Escalona, Doña Juana Priora del Monasterio de Belmonte y Alonso Ruiz Girón de Alarcón que como Primogénito fue tercer Señor de Albadalejo el Quende, y cuarto señor de Piqueras. Es el marido Doña Juana Pacheco de Silva, que estaba viuda del el año 1568 y dura su vida hasta el de 1571 que muere en Villarejo de Fuentes. Historia de la Casa de Silva. Luis Salazar y Castro.

[26] Hernando de Alarcón, primer marqués de Valle Siciliana, tiene dos hermanas llamadas Leonor e Isabel. Leonor de Alarcón casa con Andrés de Alarcón; tuvieron un hijo, Diego de Alarcón y Alarcón, caballero de Santiago. Leonor de Alarcón fue dama de la reina Juana en Tordesillas y su marido Andrés de Alarcón fue caballerizo de dicha reina. Isabel de Alarcón casa con su pariente Íñigo López de Mendoza Carrillo de Albornoz, de los señores de Ocentejo en Guadalajara, hijo de Álvaro Carrillo de Albornoz. Isabel vive ya viuda muy joven en la villa de Palomares del Campo hasta su muerte en 1595 a los 95 años de edad. El tercer señor de Cervera a mediados del siglo XVI casa con María Carrillo de Albornoz también de los señores de Ocentejo y hermana de Íñigo López de Mendoza Carrillo de Albornoz. Hernando de Alarcón Mendoza y Llanes, Salazar y Santoyo, primer marqués de Valle Siciliana en 1526, título radicado en la provincia de Abruzzo en Italia, capitán general de las armas imperiales en Carlos V, y lugarteniente de este emperador así como capitán general de todos los ejércitos, en las provincias italianas. Fundó largo mayorazgo sobre sus bienes en Nápoles y Palomares de Huete, hoy Palomares de Campo, y en Valera de Arriba. Historia de la muy noble y leal ciudad de Cuenca. Juan Pablo Martir Rizo. 1627. Historia dedicada a los marqueses de Cañete. Historia de la villa de Palomares del Campo. José Andrés Prieto Prieto, 1991.




[1] De Valera de Arriba era señor Juan Fernández de Valera, padre de Aldonza, primera mujer de Alonso Álvarez de Toledo.

[2] El Seminario Conciliar fue fundado por el obispo José Flores Osorio, en 1745, aunque la gran portada barroca de la plaza de la Merced se construyó en 1748. Se construyó sobre la muralla, ocupando lo que fueron las casas y el palacio del conde de Siruela y Valverde, del siglo XVI. En la Plaza de la Merced del barrio del Alcázar sobre el río Júcar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario