lunes, 14 de diciembre de 2015

Antonio de Sandoval y su sobrino nieto Alfonso, abades de san Bartolomé y canónigos de la Santa Iglesia de Osma. Siglo XV y su

Alejo de Sandoval Orozco, V señor de La Ventosa en sucesión de su abuelo. Señor de Caracena del Valle y Guarda Mayor de la ciudad de Huete que le disputa Lope Vázquez de Acuña, titulado duque de Huete. Alejo tenía una importante casa en Huete en la colación de san Nicolás de Almazán en donde era vecino de Lope Vázquez de Acuña. Casa con María Portocarrero, prima hermana de María Portocarrero que es la mujer de Juan Pacheco, Maestre de Santiago que es señor de Belmonte y será el I marques de Villena. Padres de Gutiérrez de Sandoval que sucede en la Casa, de Alonso de Sandoval Portocarrero que recibe Caracena con su hermano el señor de La Ventosa, de Antonio de Sandoval Portocarrero que es la provincia de Soria abad de san Bartolomé de Ucero, en el cañoñ del río Lobos, y canónigo en la Santa Iglesia de Osma como lo será su sobrino nieto, de Juan de Sandoval que casa con Blanca de Sandoval que es su prima segunda y nieta de Juan de Sandoval el que fue tutor de Alejo de Sandoval, V señor de La Ventosa, solucionando en parte este matrimonio las disputas por el Señorío, de María de Sandoval mujer de Pedro de Mendoza, de Ana y de Catalina que fueron monjas y de Elvira que casa con Alonso Álvarez


Alonso de Sandoval Portocarrero es el hijo segundo de Alejo de Sandoval y de María Portocarrero que son los V señores de La Ventosa. Es hermano del VI señor de La ventosa y recibe de sus padres Caracena juntamente con su hermano Gutiérrez Díaz de Sandoval el VI señor de La Ventosa. Casa con Leonor Meléndez de Barahona “Mujer noble, limpia y soltera, con quien dicen haberse casado al tiempo de la muerte”. Padres de Antonio de Sandoval Portocarrero que casa en Guadalajara con Catalina de Arellano y Mendoza, hija de Alonso Ramírez de Arellano y de Catalina González de la Plazuela, señores de Clavijo en la Rioja. Padres de Antonio que sigue como señor de Caracena y de Alonso Portocarrero Sandoval que fue abad de San Bartolomé de Ucero y Canónigo en la santa iglesia de Osma como su tío abuelo Antonio de Sandoval Portocarrero, hermano de Alonso de Sandoval Portocarrero. Son hermanos de estos dos Andrés de Sandoval y Juan de Sandoval que marchan a las Indias, Gregorio de Sandoval que fue fraile dominico, Leonor e Isabel que fueron monas en el convento de Santa Clara de Huete y de María que fue monja en el convento del Rosal de Priego.





Los Sandoval y los Vázquez de Acuña eran vecinos en Huete de la colación de San Nicolás de Almazán.

Los Chacones tienen en Huete dos casas. Una junto a lo que queda de la iglesia de San Nicolás de Almazán, casa con escudo, y cerca de la torre del Reloj y de la puerta de Almazán de la muralla La otra en la calle Calle Mayor frente a la plaza de Fray Alonso de Montesinos. 

Los Coello, señores de Montalbo, tenían su casa en Huete en la actual Plaza de la Constitución antes Plaza del Rey junto a la torre del reloj y las casas del Concejo  Vecinos de la colación de San Nicolás de Almazán.

Los Parada-Vidaurre que eran señores de Huelves tuvieron su casa donde ahora esta la oficina de Correos en la Plaza de Placentines y Calle Caballeros, junto al desparecido hospital de santa Catalina,  y otra, levantada a mediados del  XVIII, en la calle  Civera, ahora Rey Juan Carlos I, semi esquina con la Calle Mayor. 

Los Parada, titulares del mayorazgo de La Peraleja, tenían su casa en la Cuesta del Mercado. Situada junto a la Plaza del Mercado donde se hacían las fiestas de toros. Desparecida. El escudo de los Parada se encuentra presidiendo la puerta de entrada a las actuales dependencias municipales del Ayuntamiento de Huete en el edificio del monasterio de Nuestra Señora de las Merced.

La casa de los Parada de Garcinarro y la de los Amoraga ocupan una manzana situada en la calle de Anselmo Cuenca, antes calle del Pósito. En esta calle se encuentra el Pósito y el convento de santo Domingo. También frente a este convento y junto a la la casa de los Parada de Garcinarro  estaba el desparecido hospital de san Juan Evangelista, cerca de la iglesia del mismo nombre.