viernes, 4 de diciembre de 2015

Eusebio Bardají Azara. Huete. Los Bardají y los Parada

Bardají. Linaje de nobles Caballeros y Ricoshombres de Aragón, y uno de los más antiguos e ilustres de aquel Reino.
Juan Gil Fernández de Heredia y Bardají (+28.VI.1494), I conde de Fuentes, marido de Francisquita Bardaji y Moncayo (hijo de Gonzalo Fernández de Heredia, también llamado Juan, y de Juana de Bardají y Pinós.) Uno de sus nietos, Diego Fernández de Heredia casó en Segovia con María de Alhama, teniendo por hijo a Juan Fernández de Heredia y Alhama que fue el marido de María de Peralta, señora de Almenara, ahora Puebla de Almenara, en Cuenca. Con sucesión que emparenta con los señores de Montalbo, El Hito y Villar de Cañas en Cuenca.
María de Peralta y su marido venden  Almenara al Gran Cardenal Mendoza en 1487.
Nace la Puebla a los pies del castillo de Almenara.
Tabla genealógica de la familia de Peralta, señores de la Puebla de Almenara.

Empieza en el doctor Pedro Sánchez, I señor de Almenara en 1396.

Termina en su II nieta doña María de Peralta, señora de la Puebla de Almenara, casada con Juan de Heredia, vecino de Segovia, que vivía en 1487.
Colección Salazar y Castro. Real Academia de la Historia.  Signatura: 25, folio 188, segunda foliación

Eusebio Bardají Azara (Graus, Huesca, 19 de diciembre de 1776 - Huete, Cuenca, 7 de marzo de 1844),abogado, diplomático y político español.
Cursó los estudios de Derecho en Zaragoza y en el Colegio Español de San Clemente, Bolonia. Al terminar los mismos estuvo destinado como diplomático en la misma Bolonia, y con posterioridad en París, con su tío el embajador Azara, donde apoyó activamente al papa Pío VII, cautivo de Napoleón en Fontainebleau. Contó para esta labor con el apoyo del cardenal Lorenzana.
Trabajó como secretario en la embajada de Viena desde 1800, donde más tarde desempeñó el cargo de ministro plenipotenciario de Carlos IV. Cuando estalló la Guerra de la Independencia, regresó a España y formó parte de las Cortes de Cádiz, como primer secretario de las mismas. Ocupó con carácter de interinidad la Secretaría de la Guerra y de Hacienda para ser destinado posteriormente a Lisboa y luego a la corte de San Petersburgo como enviado extraordinario cerca del Zar, si bien no llegó a ejercer tal cargo.
Con Fernando VII en el trono regresó a la carrera diplomática, siendo destinado a las embajadas en Lucca,Londres y París.
De vuelta a España, se hizo cargo de la Secretaría de Estado en el gobierno liberal (4 de marzo de 1821-8 de enero de 1822). Al restaurarse el absolutismo fue desterrado a Huete (Cuenca).
Luego pasó a formar parte del llamado Estamento de Próceres creado por el Estatuto de Martínez de la Rosa; desaparecido este estamento, se le designó como Senador por la provincia de Cuenca. Fue Presidente del Consejo de Ministros del 18 de agosto al 18 de octubre de 1837, tras lo cual se retiró de la política.
María del Carmen Ramona de Parada descendiente del I conde Garcinarro, Huete, titulo dado comienzos  del siglo XVIII casa con Eusebio Bardají. Su hijo Ramón Bardají posee el mayorazgo de Garcinarro en 1825. Casa con María Almonacid. Su nieta Ascensión casa con Pedro Chacón de la familia de los Chacones de Olmedilla del Campo.


La sucesión en el condado de Garcinarro está en  una hermana del I conde de Garcinarro pues el II conde muere soltero.


De la Orden de Carlos III fueron en 1807; Eusebio Bardají y Azara, en 1804; Ramón de Bardají y Parada, en 1838.


Representacion Que Hace Don Cristobal De Moscoso  y Montemayor. Conde de Las Torres. Marqués de Cullera. Señor de La Albufera. Al Rey Nuestro Señor, 1722


Pedro de Pedrosa, natural de Segovia. Era hijo de Juan de Pedrosa. Casó este Caballero con Doña Francisca de Rivera. Era esta señora hermana de Doña María de Heredia, mujer de Diego Álvarez de Bracamonte, Señor del Valle de la Pabona, y de Doña Juana de Rivera, todas fueron hijas de Gómez Fernández de Heredia, Regidor de Segovia, y de Doña Juana de Rivera su mujer, señora de excelente calidad: pues Juan Dávila su padre, Señor de la Vega-, fue hermano de Venancio Davila, IX Señor de Villatoro, y Navalmorquende y de Don Rodrigo Dávila, Obispo de Plasencia; de Francisco Dávila ,Señor de Salobralejo, de Doña María »Señora de Cespedosa y de Doña Catalina, Señora de Velada, Y Doña María de Saavedra fu madre, fue hija de Gómez Dávila, Señor de San Román , y Villanueva, y de Doña Juana de Rivera su mujer, hija del Mariscal Payo de Ribera, Señor de Malpica.

Gómez Fernández de Heredia, padre de Doña Francisca de Rivera, fue hijo de Juan de Heredia, Señor de Vela-Gómez, y de Doña María de Peralta su mujer, Señora de la Puebla de Almenara, que con su marido vendió el año de 1487 con facultad de los Reyes Católicos, al Cardenal Don Pedro González de Mendoza por ser vinculada ochenta años antes por el Doctor Pedro Sánchez de Peralta, Caballero, Oidor, y Refrendario del Rey Don Enrique Ш. y Doña María Sánchez su mujer ,bisabuelos de Doña María porque de los vinculadores nacieron Doña Inés de Peralta , madre de Doña María Sánchez de Peralta, mujer de Alonso Sánchez de Calatayud, II Señor del Provencio, Progenitores de los Condes del Real, y de la Condesa de la Fuente-Bermeja y Fernán Sánchez de Peralta, II Señor de Almenara y cuyo hijo legitimo Pedro de Peralta, Señor de aquella Villa, caso con Doña María de Alarcón ,hija de Lope de Alarcón, Señor de Valverde y de Doña Constanza Barba su mujer y de este matrimonio nació única Doña María de Peralta, mujer de Juan de Heredia. Este Caballero fue hermano mayor de Manuel Fernández de Heredia, Señor de los Hotones, de quien es descendiente el Duque de Hijar y ambos fueron hijos de Diego Fernández de Heredia, Maestre Sala  de la Reyna Doña María, mujer del Rey Don Juan II.; y de Doña María de la Lama su mujer, hija de Gómez Fernández de la Lama, Señor de Villavela, Regidor de Segovia, y Aldeas Torres de la Lama ; y de Doña Beatriz su mujer


Aún le quedaba por aquellos tiempos á Cullera conocer otro dueño, y tanto es así, que por Real cédula de 26 de Marzo de 1708, el rey Felipe V, teniendo en consideración los particulares servicios al mismo prestados por el Conde de las Torres, concedió á éste el señorío de la villa de Cullera y marquesado de la misma; quedando, como siempre, Sueca afecta al dominio de la Orden de caballería de Nuestra Señora de Montesa y San Jorge de Alfama.

Historia de Sueca, desde los primitivos tiempos hasta el presente.  Juan B Granell

El Ducado de Sueca es un título nobiliario de Castilla, creado el 8 de marzo de 1804 por Carlos IV de España, para su primer Ministro Don Manuel Godoy y Álvarez-Faria, al que ya le había concedido el ducado de la Alcudia, en 1792. Hace referencia a la ciudad de Sueca, en la provincia de Valencia (España) por entonces capital de la riquísima comarca de la Albufera de Valencia. El mismo rey le había concedido el título de Aragón barón de Mascalbó y el más importante: "Príncipe de la Paz".

Qué ver en Cullera.

El Castillo de Cullera y el camino del Calvario: El Castillo se encuentra en lo alto de la montaña, dominando tanto el pueblo como el mar se encuentra la fortaleza del siglo XIII que mandó construir el rey Jaime I el Conquistador sobre la antigua fortaleza árabe. Estuvo amurallada aunque las murallas ya no existen en su totalidad, quedado algunos tramos. Quedan restos de las antiguas torres que formaban parte de la zona amurallada de la montaña y la población. El Camino del Calvario es un zigzagueante vía crucis con los oratorios correspondientes a las 14 estaciones del Calvario. Se accede por la Calle Calvario, detrás del Mercado Municipal y conduce al Castillo y Santuario.


Santuario de la Virgen del Castillo: junto a la fortaleza se encuentra el santuario de la Virgen del Castillo, templo de estilo neobizantino, construido a finales del siglo XIX, al que se llega por un camino ondulante, en el que se encuentran las casillas del Calvario.


Torre de la Reina Mora o Torre de Santa Ana: (B.I.C. 1949), torre musulmana. Situada en el barrio del pozo, en el camino del calvario, la Torre es la puerta fortificada del albacar del Castillo de Cullera. Fue construida en el siglo XIII. Forma parte del conjunto de la fortificación del Castillo. En 1631, se instala en la ruina de la torre una ermita, consagrada a Santa Ana.


Barrio del Pozo: en las inmediaciones del Mercado Municipal, antigua judería, barrio típico, desde el cual se accede a la Torre de la Reina Mora, al Castillo de Cullera y Santuario.