martes, 18 de abril de 2017

Cañete. Donde nace don Álvaro de Luna que fue Condestable de Castilla

Don Álvaro de Luna fue hijo mayor de don Juan Martínez de Luna y de doña Teresa de Albornoz su segunda mujer que pertenecía a la poderosa Casa conquense de los Señores de Albornoz. Don Álvaro de Luna heredó los Estados de Castilla que le dejó su padre y fue señor de Alfaro, Juvera, Cañete y Cornago, Rico-home de Aragón y Copero mayor del Rey don Enrique III. Está muy nombrado en las Historias de ambos Reinos, así por su valor y linaje como por haber sido padre de un tan gran Señor como el Maestre don Álvaro de Luna. Don Álvaro de Luna que fue señor de Alfaro, Juvera, Cañete y Cornago con doña María Fernández de Járaba fue padre del Maestre.


           
            El Condestable era la persona que en nombre del rey tenía el máximo poder en los ejércitos. El titulo de Condestable sustituye al de Alférez Mayor del Reino. En Castilla la figura del Condestable fue creada por el rey Juan I. El Condestable era el máximo representante del rey en ausencia del monarca. Don Álvaro de Luna fue Condestable de Castilla desde 1423 a 1453.
           
            Álvaro de Luna fue ejecutado en la Plaza Mayor de Valladolid en 1453 por orden de Juan II de Castilla, su rey y su amigo. Está enterrado en la capilla de Santiago de la girola de la catedral de Toledo. El 21 de julio de 1454 muere el rey Juan II de Castilla.
           
            Poco después, la gente de Valladolid y algunos nobles llevaron su cuerpo a enterrar al convento de San Francisco, donde él había dejado dicho a los religiosos la noche anterior a su muerte que así lo hicieran. Más tarde, fueron trasladados sus restos a la ciudad de Toledo donde recibieron tierra definitivamente en la suntuosa capilla de la catedral, llamada de Santiago, construida a sus expensas.

            Cañete en la Serranía de Cuenca y a unos 70 kilómetros de la ciudad de Cuenca está a los pies del castillo donde nace don Álvaro de Luna hacia el año 1390.
           
         



Don Álvaro de Luna es hijo natural de otro Álvaro, Álvaro Martínez de Luna, que es señor de Cañete y que con la hija del alcaide de la fortaleza de Cañete es madre del que será todo poderoso Condestable de Castilla don Álvaro de Luna. Los Luna venden Cañete a los Mendoza en el año 1401. Son los Mendoza señores de Cañete y desde el año 1530 marqueses de Cañete.




            La fecha del nacimiento de don Álvaro de Luna no se conoce con exactitud, se sitúa entre los años 1388 y 1390. Don Álvaro es fruto bastardo de los amores de su padre con María de Járaba la Cañeta, una conversa que es hija del alcaide de la fortaleza de Cañete. De estos amores llegarían a nacer varios hijos, aunque sólo se conoce con certeza la existencia de dos; el otro es don Juan de Luna o de Cerezuela que será arzobispo de Toledo. Álvaro de Luna pasa sus primeros años en Cañete. A la muerte de su padre, contando Álvaro siete u ocho años su tío el arzobispo de Toledo don Pedro Martínez de Luna lo saca de Cañete y se ocupa de que reciba una educación de caballero para lo que lo pone al servicio de su tío-abuelo don Pedro Jiménez de Luna, el futuro Benedicto XIII que será conocido como el Papa Luna. Con catorce años, sus cualidades y las influencias familiares le permiten entrar en la Corte. Con dieciocho es paje del príncipe Juan el que será Juan II de castilla y que ahora apenas cuenta tres años de edad. Don Álvaro tiene ya dieciocho años y pronto el aprecio del rey.
            

Todos los años entre finales de Julio y comienzos de Agosto tiene lugar en Cañete La Alvarada, las Jornadas Medievales de la villa de Cañete.


            La villa conquense de Cañete bien merece una visita que nos hará disfrutar de su entorno natural paseando por sus callejas encerradas en los restos de su muralla. Podemos subir hasta su castillo, ver sus dos iglesias dedicadas la una a Santiago en la Plaza Mayor y la otra a San Julián que tuvo adosado el palacio de los marqueses de Cañete de la familia Mendoza y ahora desaparecido. Tiene Cañete una ermita que está bajo la advocación de la Virgen de la Zarza cuyas fiestas se celebran del 7 al 12 de Septiembre. En la Plaza Mayor, porticada, podemos mover el monumento que la villa de Cañete ha dedicado a don Álvaro de Luna.