martes, 13 de julio de 2010

Ragusa Ibla. Croacia.


Dubrovnik.

Ragusa, Dubrovnik, y la isla de Lokrum con sus playas nudistas.



Territorio de la costa Dálmata bajo el dominio de la ahora Duvrovnik. Es lo que se conoce como República de Ragusa.


En la primera mitad del siglo VII, ante las invasiones de eslavos y ávaros que asolaban la península balcánica, los habitantes de la ciudad de Epidauro, actualmente Cavtat o Ragusavecchia, buscaron refugio en un cercano asentamiento que recibía el nombre de Rausium, situado en la isla de Laus, que en griego significa "roca", frente a la costa del Adriático. Un anónimo geógrafo bizantino de Rávena, en el año 667, señala como fecha de este acontecimiento el año 614. Esta es la primera mención escrita que se hace de la ciudad de Ragusa.

  • Desde su fundación (614 ¿?) y, durante casi cuatro siglos, reconoció la soberanía bizantina.
  • Del año 1000 al 1018 se sometió a la soberanía de Venecia.
  • El año 1081 la ciudad se pone bajo la protección del duque de Apulia, durante cuatro años.
  • Posteriormente, Ragusa se gobernó como territorio independiente, hasta que Bizancio puso fin a esta situación en 1169.
  • En el año 1172 los venecianos imponen un protectorado, pero de corta duración.
  • Poco después, en el año 1180, y hasta 1190 el reino normando de Sicilia pone bajo su protección a Ragusa.
  • Nuevamente vuelve a caer en el año 1194 bajo la órbita de Venecia, hasta el año 1201.

Con la caída de Bizancio en manos de los cruzados acaba este periodo y comienza el de la dominación veneciana.

En 1358, tras una guerra sostenida entre Venecia y Hungría, Ragusa, al igual que otras muchas ciudades de la costa dálmata, pasa a depender del reino de Hungría (casa de los Hasburgo). Habiendo obtenido un auto-gobierno casi absoluto, debiendo sólo pagar un tributo anual al rey de Hungría y asistirle con su flota, Ragusa comenzó su vida como estado libre. La República de Ragusa alcanzó su cénit en los siglos XV y XVI, cuando llegó a rivalizar con la Serenísima República de Venecia y otras ciudades-estado marítimas.

En la época de su máximo esplendor en el siglo XVI, la flota de Ragusa se componía de doscientos barcos. La expansión prosiguió hasta 1667, cuando en la mañana del 6 de abril, un espantoso terremoto había arruinado, la ciudad de Ragusa; seis mil habitantes quedaron sepultados.

Gracias a su riqueza y a su hábil diplomacia, la República alcanzó un notable nivel de desarrollo durante los siglos XV y XVI. Tras la expulsión de los judíos de España en 1492, la ciudad acogió a un grupo de sefardíes provenientes de la Península. Sus contactos con otros sefardíes en el Imperio otomano y Europa les sirvieron para poder obtener provechosos acuerdos comerciales.