viernes, 29 de octubre de 2010

La capilla del Condestable en la Catedral de Toledo.

Don Álvaro y doña Juana Pimentel, abuelos del III duque del Infantado. Una copia de esta obra se encuentra en el castillo de Manzanares el Real.



Capilla de San Ildefonso. Numero 8 en el plano. Está consagrada bajo la advocación de San Ildefonso. Su construcción data de finales del siglo XIV, por expreso deseo del cardenal Gil Carrillo de Albornoz, como capilla funeraria para él y su familia, que no la vio terminada. El cardenal Albornoz murió en Viterbo, Italia. Su cadáver fue trasladado a Toledo tres años después, fecha en que se hizo su sepulcro que se muestra exento en el centro de esta capilla.

La capilla ocupó el espacio de tres capillas antiguas. Es de planta octogonal, siendo de las primeras en que se impone el modelo de ochavo para capillas funerarias.

Sobre la clave del arco central de la entrada se encuentra una pintura con el retrato de Esteban Illán, personaje que proclamó a Alfonso VIII como rey de Castilla y lo hizo desde lo alto de la torre de San Román.

A la derecha del retablo se encuentra el sepulcro del obispo de Ávila Alonso Carrillo de Albornoz fallecido en 1514. Se considera la mejor obra de la capilla. Los restantes sepulcros son también enterramientos de la familia Albornoz.

Fue Alonso Carrillo de Albornoz el sexto hijo de Gómez Carrillo de Albornoz "el feo", que fuera consejero de Juan II y Enrique IV, y de Teresa de Toledo, hermana del I duque de Alba. Fue canónigo de Toledo, visitador y reformador de la orden de San Benito en España, obispo de Catania entre 1486-96, presidente de la chancillería de Ciudad Real y obispo de Ávila desde 1496 hasta su muerte.



Capilla del Condestable.


Yace sepultado este gran varón en la Santa Iglesia de Toledo en su Capilla que editicó á nuestro glorioso Apóstol y Patrón Santiago, donde permanece su vulto de marmol en una cama de alabastro, y esculpido allí este epitafio :


AQUI YACE EL ILUSTRE SEÑOR D. ALVARO DE LUNA, MAESTRE DE SANTIAGO, CONDESTABLE QUE FUÉ DE CASTILLA, EL QUAL, DESPUES DE HABER TENIDO LA GOBERNACION DE ESTOS REINOS POR MUCHOS AÑOS, FENESCIO SUS DIAS EN EL MES DE JULIO AÑO DEL SEÑOR DE 1453. No en fue Julio, sino el 2 de junio. Aunque se puede leer la incorrecta fecha del 3 de julio.


Tras un simulacro de juicio, don Álvaro, será decapitado- degollado- en la plaza de Valladolid en 1453.



Pues aquel gran Condestable,
maestre que conocimos
tan privado,
no cumple que de él se hable,        
sino sólo que lo vimos               
degollado.

Capilla de Santiago. Número 7 en el plano. Llamada también capilla de Álvaro de Luna quien la mandó construir y quien la fundó como lugar de enterramiento para él y su familia. Es de las más grandes de la girola pues ocupa el espacio de tres de las antiguas, es de planta ochavada y estilo flamígero muy depurado y selecto, de los mejores ejemplos que se dan en España. Cuando murió, la capilla estaba todavía en obras así que su terminación corrió a cargo de su esposa Juana de Pimentel y más tarde de su hija María de Luna que fue quien mandó esculpir los sarcófagos de sus padres en 1498, probable fecha de la terminación de la capilla


En 1434, don Álvaro de Luna hace dotaciones a su capilla de Santiago y a sus Capellanes en la Santa Iglesia de Toledo. Don Álvaro de Luna fue maestre de la Orden de Santiago desde 1445 a 1453, y con el hábito de Maestre lo podemos ver en el retablo de su capilla de Santiago.

Cuando murió, la capilla estaba todavía en obras así que su terminación corrió a cargo de su esposa Juana de Pimentel y más tarde de su hija María de Luna que fue quien mandó esculpir los sarcófagos de sus padres en 1498, probable fecha de la terminación de la capilla

Los dos sepulcros exentos que están en el centro de la capilla corresponden al condestable Álvaro de Luna y a su esposa Juana de Pimentel. Las figuras orantes de las esquinas son en la del Condestable caballeros de Santiago y en la de su esposa frailes franciscanos.

En los arcosolios de las paredes están los enterramientos de Juan de Luna, hijo del Condestable; Álvaro de Luna, padre del Condestable; el arzobispo Juan de Cerezuela, hermano de madre del Condestable; y el arzobispo Pedro de Luna, tío del Condestable). Ahora pertenece a los duques del Infantado que tienen debajo de la capilla su propia cripta funeraria.


De su muerte pidió absolución Juan II al Papa Nicolás V para sí y para cuantos intervinieron en ella. Así lo escribe Alonso Díaz de Montalvo del Consejo Real de Castilla, que dicen fue uno de sus Jueces. El 21 de julio de 1454, algo más de un año después, muere el rey Juan II, consumido por los remordimientos de la traición a su amigo y consejero.

El qual estuvo tres dias en el cadahalso, de donde Je llevaron los Cofadres de la Misericordia, y le enterraron en la hermita de San Andrés, Burgos, sepultura de malhechores. Después le trasladaron al Monasterio de San Francisco, y de allí á la Capilla de Santiago, que él habia labrado en la Santa Iglesia de Toledo. Aqui está con la Condesa de Montalvan Doña Juana Pimentel su segunda muger: con dos bultos de marmol que los representan. Dotó la Condesa en esta Capilla tres Capellanías, que son á provisión del Cabildo, y dexó para ellas un juro en el paso de la Torre de Estevan Hambran”. En el año 1430 don Juan Martínez de Contreras (1423-1434), arzobispo de Toledo, 1423-1434, Chanciller mayor de Castilla dona a su pariente don Álvaro de Luna tres Capillas en la Santa Iglesia de Toledo; las Capillas de San Eugenio, Santo Tomás y Santiago.

La semejanza de los dos monumentos funerarios del Condestable y de su mujer doña Juana pone de manifiesto que se fabricaron a un mismo tiempo, y así algunos años después de la muerte de don Álvaro. Muere doña Juana en diciembre de 1488. Casan doña Juana y don Álvaro en el año 1431.

Fue el arzobispo Contreras criado del arzobispo de Toledo Pedro de Luna, sobrino de Benedicto XIII, -el Papa Luna-, tío abuelo de don Álvaro. El 22 de junio de 1423 fue Contreras confirmado arzobispo de Toledo por Martín V, después de haber sido elegido por el Cabildo a instancias de Juan II. A él debemos la torre de la catedral de Toledo.

Arzobispos de Toledo.

1403-1414, Pedro de Luna, sobrino del Papa Luna. Era el Para Luna tío abuelo del Condestable.

1415-1422, Sancho de Rojas.

1423-1434, Juan Martínez de Contreras.

1434-1442, Juan de Cerezuela.