martes, 9 de noviembre de 2010

Tunel Brinje. Croacia

Croacia es un país montañoso, cruzado de este a oeste por los Alpes Dináricos, donde se encuentra la máxima cota del país, el monte Troglav, de 1.913 metros). Al norte se pone en contacto con las llanura de Panonia, al este llega hasta la península de Istria, y su costa es la costa de Dalmacia.

La costa dálmata es muy recortada, producto del predominio calizo de su roquedo, y con numerosos acantilados, que acogen infinidad de calas y playas. Croacia tiene casi 6.000 islas, aunque sólo 66 de ellas están habitadas. Es una costa poco humanizada, por lo que es uno de los destinos turísticos más interesantes de la región. Se trata de una sucesión de cadenas montañosas, parte de ellas sumergidas. La dirección de las cadenas sumergidas es la misma que la general de los Alpes Dináricos, por lo que el conjunto de las islas se muestra paralelo a la costa. Las principales islas son las de Palagruza, Brach, Hvar, Korchula, Peljesac, Cres, Krk y Pag.


El túnel croata de Brinje, en la autopista A1 Zagreb – Split, ha sido elegido como el mejor túnel europeo para el año 2007. Inaugurado en el 2004. Croacia en sus autopistas cuenta con 42 kilómetros de túneles de los que 11, tienen más de un kilómetro de longitud.

El túnel de Brinje fue puesto en funcionamiento en el año 2004 y el valor total de su construcción asciende a los 36 millones de euros. Este túnel está equipado con el más moderno sistema de control y gestión del tráfico las 24 horas del día, dotado de video cámaras, con sistemas automáticos para la detección de atascos y para dar informaciones a los conductores a través de la señalización con luces. Además, cuenta con un desarrollado sistema de comunicación en caso de accidentes, con un sistema automático para la detección de incendios y sistema de aviso a lo largo de todo el túnel.