jueves, 6 de octubre de 2011

Sarria. Lugo.



Entre sus monumentos destaca la Torre la Fortaleza de los Marqueses de Sarria, único elemento superviviente de la Fortaleza y el Monasterio de la Magdalena construido en el siglo XIII. En total, en todo el ayuntamiento se pueden encontrar hasta 20 iglesias de la época románica. También la iglesia de santa Marina

Sarria es la villa natal del escultor imaginero  Gregorio Fernández (1576-1636).








En el año 1543 don Fernando de Castro es nombrado marqués de Sarria por Carlos I.
Fernando Ruiz de Castro Osorio y Portugal o Fernando de Castro y Portugal (1505-1576), IV conde de Lemos, I marqués de Sarria y grande de España.

Joaquín López de Zúñiga Sotomayor y Castro (1715-1777), XIII conde de Lemos, X marqués de Sarria , grande de España. Fallece sin descendencia y con él se extingue la Casa de Castro como hereditaria del Condado de Lemos, que pasa junto al marquesado de Sarria a la rama parental más cercana, la Casa de Berwick.

James Francis Edward Fitz-James Stuart y Ventura Colón de Portugal (1718-1785), XIV conde de Lemos, XI marqués de Sarria, III duque de Berwick y grande de España; hereda el título al ser el cuarto nieto de Fernando Ruiz de Castro y Portugal (hermano del VII y VIII condes de Lemos). Casa el 26 de julio de 1738 con María Teresa da Silva y Álvarez de Toledo, hija de los duques de Alba. Le sucede su hijo. En la Casa de Alba hasta la actual duquesa de Alba.





Don Dinís de Castro funda a finales del siglo XVI el Hospital de Santo Antón, para la atención de peregrinos que volvían de Santiago, y en 1568 el Monasterio de la Magdalena se integra en la Orden Agustina, extinguiéndose así la Orden de los Bienaventurados Mártires de Cristo («Magdalenos») que lo había gobernado en los tres siglos anteriores.





El descenso de las peregrinaciones a Compostela trajo un largo periodo de decadencia para la villa. En el siglo XIII, contaba solo con setenta casas en la villa y unos pocos comercios (taberna, obrador de velas de sebo, una carnicería y una alabacería). La suma de todas las parroquias no reunía más de 350 personas.

En 1794 se crea la «Escuela de Primeras Letras» con cargo a las rentas del Hospital de San Antón.