jueves, 10 de mayo de 2012

Valmojado. Toledo.



Iglesia de Santo Domingo de Guzmán.


Las primeras referencias sobre la población primitiva figuran en un privilegio real de 1204. Alfonso VIII concedía al monasterio de San Clemente de Toledo una aldea que llamaban "el Villar de Quinque Fontes", junto al arroyo de Buzarabajo, topónimo que aún pervive junto a la villa.

En 1208 el rey Alfonso concedía el alfoz a Segovia, y en ese documento se cita "Portelleio" (Portillejo), primera reseña sobre el puerto de ganados.

En 1467, Enrique IV aparta de la jurisdicción de Segovia al "passo e puerto de Valmojado" y lo incluye en el señorío de Casarrubios en calidad de dote para su hermana.

En 1484 Gonzalo Chacón, mayordomo de Isabel de Castilla, incluye a Valmojado en su mayorazgo.

Desde entonces, el concejo del lugar quedaría ligado a los sucesivos señores de aquella villa.

El 7 de enero de 1734 Felipe V concede el privilegio de villazgo a Valmojado, ordenando el deslinde y amojonamiento de su jurisdicción.

En esa fecha daba comienzo el pleito sobre términos con Casarrubios, que concluiría en 1759. Más noticias en: Valmojado en la memoria. Horizonte histórico de un pueblo de David González Agudo. Diputación Provincial de Toledo, 2007.