lunes, 20 de octubre de 2014

Sigüenza. Guadalajara



Al fondo la parroquia de Santa María, del barrio del Arrabal, es de estilo barroco.

Situada en la calle de la Bajada de la Cruz Verde

Es del XVIII y mandada construir por el obispo Don Juan Díaz de la Guerra. Terminada a mediados del siglo siguiente por Don Manuel Fraile García, también obispo de la diócesis de Sigüenza.




















Escudo de armas del obispo Juan Diaz de la Guerra. 

Las podemos ver también en la puerta de la catedral de Sigüenza de la Plaza Mayor.



En 1796 enfermó gravemente, y tras ceder en favor de la Corona la jurisdicción y derecho de patronato que tenía sobre Sigüenza, dirigió la sede mediante vicarios: primero el secretario de cámara Antonio Peña y después el canónigo Blas Álvarez de Palma. Fallecido en 1800 a los 74 años de edad, fue sepultado en la capilla mayor de la Catedral de Sigüenza.



Escudo de armas del obispo Giron de Cisneros.

Canciller Mayor de Castilla y obispo de Sigüenza durante 26 años, periodo en que hizo construir la muralla de la ciudad.


DoSimón Girón de Cisneros, hijo de don Gonzalo González Girón y de doña Teresa Arias, fue elegido Obispo de Sigüenza en 1298.

El obispo Simón Girón de Cisneros, realiza obras de restauración en la puerta de entrada al castillo de Sigüenza añadiendo dos torres semicirculares, ya desaparecidas en la forma en que puede verse en la foto.









Casa del Doncel



Heráldica en la torre de la catedral de Sigüenza. El escudo de la derecha es el de la ciudad de Sigüenza.





El escudo heráldico de Sigüenza es similar al de la ciudad francesa de Agen de donde era originario Bernardo de Agén, el obispo aquitano que reconquistó la ciudad y al que se considera probable introductor de las armas.


El 22 de enero de 1124, reconquistó con tropas castellanas la alcazaba segontina; en esos momentos Sigüenza estaba dividida en dos núcleos de población, quedando la alcazaba y el núcleo superior en manos de la corona y la inferior, a la orilla del Henares, en manos del obispo Bernardo.
Instituyó el cabildo de la catedral en 1135, recibiendo la aprobación del papa Eugenio III. Unos años más tarde el emperador Alfonso VII donó al obispo la Sigüenza alta, con su castillo y todas sus pertenencias, así como las salinas de Santiuste a cambio de las villas de Caracena y Alcubilla de las Peñas.





Calle Mayor

Torre del Gallo de la Catedral de Sigüenza.

A lo lejos se puede confundir con la de la torre de la iglesia de San Vicente Mártir.

La iglesia está dedicada a San Vicente, Diácono y Mártir, cuya fiesta se celebra el 22 de enero, siendo copatrón de la ciudad, juntamente con Santa Librada, San Roque y Nuestra Señora la Mayor.





Ábside de la Catedral