martes, 19 de mayo de 2015

Presa de El Villar. Madrid





El embalse de El Villar está situado en el curso bajo del río Lozoya, en la Sierra de Guadarrama.

Es el más antiguo en funcionamiento de toda la región y de todo el sistema de embalses del Canal de Isabel II.



Tras la inauguración del Pontón de la Oliva, que nunca llegó a funcionar a pleno rendimiento por culpa de las filtraciones de agua, el Canal de Isabel II encargó una nueva presa aguas arriba, a unos 50 metros por bajo de un antiguo puente denominado El Villar que debe su nombre a un poblado desaparecido. La obra comenzó en 1869 y estuvo proyectada y dirigida por los ingenieros Elzeario Boix y José Morer.



Placa donde se recuerda a los ingenieros a los que se debe esta Presa


Al igual que en el Pontón de la Oliva, se escogió una garganta cerrada para ubicar la presa. Boix, gran admirador de las infraestructuras hidráulicas que por entonces se construían en otros países de Europa, diseñó una original presa de gravedad de planta curva que supuso todo un alarde de tecnología, puesto que fue la primera de este estilo construida en todo el mundo. Es su característica curvatura la que ayuda a la estructura de la presa a soportar mejor las presiones laterales.



Fue terminada e inaugurada en 1873 como la presa más alta de España, aunque ya ha sido superada. A lo largo de más de un siglo ha sido sometida a diversas reformas y actualmente sigue prestando servicio.