jueves, 17 de septiembre de 2015

Callejeando por Munich. El Alter Hof





Trajes típicos en el color azul de Baviera





























El Alter Hof ejerció como fortaleza y residencia para sus gobernantes, la familia Wittelsbach. Erigido en el siglo XIII, no son muchos los elementos del castillo que han perdurado.




Una de las torres de la muralla medieval situada cerca de la Catedral






Luis IV de Baviera, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1328 y 1347. 

Perteneció a la casa de Wittelsbach y era hijo de Luis II, duque de Baviera y de Matilde de Habsburgo, hija de Rodolfo I. 

Fue duque de Baviera desde 1294 hasta 1301.



Construida en 1255 por el duque Luis II, la Antigua Corte, o Alter Hof, fue residencia imperial durante el reinado de Luis IV el Bávaro, el primero de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico perteneciente a la Casa de los Wittelsbach (1328 a 1347).
Sustituida desde finales del siglo XIV por la nueva Residencia real, el Alter Hof fue igualmente sometido a varias reformas desde su creación como una fortaleza medieval.
El complejo de edificios originales fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, mientras que la reconstrucción y restauración posterior se centró en dos de los edificios, donde encontramos la conocida como Torre del Mono y el Kaiserburg.


En la actualidad, el Kaiserburg se usa como centro de información sobre los museos y palacios de Baviera, más de 1.000 monumentos visitables por todo el estado federado.
Además, en la planta del sótano existe una interesante exposición que repasa la historia del Alter Hof y de la ciudad en si misma, cuyo acceso es gratuito.