martes, 1 de marzo de 2016

Leonor Lasso de la Vega

dar Es SeñoríoRecibir Es SERVIDUMBRE, que toma por mote, divisa, el primer duque del Infantado

Obras de Don Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, con biografía, notas y comentarios en cuatro volúmenes, 1855. José Amador de los Ríos

Leonor de la Vega fue una mujer de fuerte que lucha por el patrimonio familiar, enfrentándose a la hermanastra de IñigoAldonza de Mendoza

Leonor de la Vega tenia un fuerte confianza en las dotes como nigromante de su primo  Enrique de Villena, que era 14 años mayor que el marqués de Santillana.

  

Aunque inmediatamente después de la reconquista de la Alcarria Baja, el lugar de Loranca de Tajuña perteneció al alfoz de Zorita, enseguida se incluyó en el Común de Villa y Tierra de Guadalajara, siendo dado en señorío por el rey Sancho IV, en 1293, a doña María Fernández, ama de la reina doña María de Molina.
María Fernández Coronel, el aya de la Reina Doña María de Molina

Esta María Fernández Coronel, conocida en el contexto historiográfico como “la de Sevilla”, es en efecto nombrada como esposa de Don Juan de la Cerda, ricohombre mandado ajusticiar por Pedro el Cruel en justo castigo de sus reiteradas traiciones. Ya viuda, se retiró al convento de Santa Clara en Sevilla, fundando más tarde en la misma ciudad hispalense el convento de Santa Inés, donde se conserva su cadáver con ciertas manchas en la cara que dieron lugar a la leyenda de habérselas producido con aceite hirviendo para destruir su hermosura, que suscitaba pecaminosos deseos en el monarca justiciero.

Descendiente conocida de ella fue también su nieta llamada María Alonso Coronel , hija de Fernán González Coronel y de Sancha Vázquez, que contrajo matrimonio con don Alonso Pérez de Guzmán, apellidado el Bueno por su heroica defensa de la ciudad de Tarifa. 

Algunos años después, exactamente en 1301, esta señora hacía trueque de posesiones, y pasaba su aldea de Loranca a la Orden Militar de Calatrava, en cuyo poder estuvo casi todo el siglo XIV. En 1377, el rey don Enrique II de Castilla hacía nuevo cambio con la Orden Calatrava, dando a esta villa de Villafranca, y tomando de ella las de Loranca y Cogolludo. Dos años después, donaba Loranca a su hija María, casada con don Diego Hurtado de Mendoza, almirante de Castilla, de quien pasó a sus ilustres descendientes los Mendoza alcarreños, y ya quedó definitivamente en el señorío de los marqueses de Mondéjar hasta la abolición de los señoríos.

Otra hija suya fue Teresa, que llegó a ser abadesa del convento de Clarisas que Doña María Fernández Coronel fundó en Guadalajara.
También descendiente notable del aya de María de Molina fue su nieto Alfonso Fernández Coronel uno de los más influyentes consejeros del monarca Alfonso XI.  Sus hijas, bisnietas  de María Fernández Coronel, el aya, fueron las que reivindicaron ante Enrique II los derechos del Señorío de Torija, que terminaría pasando a los Mendoza, como tantas otras villas de la zona de la Alcarria. 

Leonor Lasso de la Vega

Señora de la Casa de la Vega. Muere en 1432


Son sus Padres, 

    • Garci Lasso de la VegaSeñor de la Casa de la Vega y de las Asturias de Santillana 
      [c. 1340 - Nájera, 02/04/1367]
    • Mencía CisnerosSeñora de Castrillo, Guardo y Villoldo señora de las Casas de la Vega, Cisneros y manzanedo y de los nueve valles de las Asturias
      [? - ?]

Cónyuges e hijos

1.- Juan Téllez de Castilla
Señor de Aguilar de Campoo 
[? - Aljubarrota (Portugal), 14/08/1385]
  1. Aldonza, Señora de Aguilar de Campoo (? - 1448) Llamada Alfonsa en las genealogias de la Casa de Mendoza 
    • García Fernández ManriqueI Conde de Castañeda (? - ?) [con sucesión]
2.-  1387. Diego Hurtado de Mendoza
II Señor de Hita y de Buitrago 
[1367 - Guadalajara, 1404]
  1. Garci (c. 1388 - 1403)
  2. Elvira (c. 1388 - ?)
    • [1408] Gómez Suárez de FigueroaI Señor de Feria (c. 1382 - 1429)[con sucesión]
  3. Iñigo, I Marqués de Santillana (1398 - 1458)
    • [Valladolid, 1412] Catalina Suárez de FigueroaSeñora de Torija (? - ?) [con sucesión]
  4. Gonzalo, Señor de Tordehumos (? - ?)
    • Mencía Téllez de Toledo (? - ?) [con sucesión]
  5. Teresa (? - ?)
    • Álvaro Carrillo de AlbornozSeñor de Ocentejo y Cañamares (? - ?)[con sucesión]
 Lorenzo Suárez de Figueroa. Se pensó en su boda pero no tuvo lugar. 
Maestre de Santiago 
[Écija, c. 1344 - Ocaña, 1409]
[sine prole]

Diego Hurtado de Mendoza
II Señor de Hita y de Buitrago



  • Nacimiento: 1367
  • Defunción: Guadalajara, 1404
  • Enterramiento:
    • Convento de San Francisco (Guadalajara)

Padres

    • Pedro González de Mendoza "El de Aljubarrota"I Señor de Hita y Buitrago
      [Guadalajara, c. 1340 - Aljubarrota, 09/09/1385]
    • Aldonza Fernández de Ayala 
      [1365 - Guadalajara, 1404]

Cónyuges e hijos

1.-  c. 1381María de Castilla
Señora de Cogolludo y Loranca 
[? - a. 1387]
  1. Pedro (c. 1384 - a. 1400) [sine nuptiae]
  2. Aldonza, Señora de Cogolludo y Loranca (? - 1435)

Los mayorazgos de Hita y de Buitrago fueron establecidos  en 1380, y confirmados por  Juan I de Castilla en el mismo año a favor de Pedro González de Mendoza.

En 1383 fundaban este y su esposa  Aldonza de Ayala, hermana del gran canciller Pedro López, el mayorazgo del Real de Manzanares, que instituyeron en su hijo don Diego en 17 de enero de 1385.

Heredó a Pedro González de Mendoza su  primogénito don Diego Hurtado de Mendoza, el mas acaudalado caballero de su tiempo, Almirante mayor de Castilla.

Casó don Diego dos veces; la primera con doña María de Castilla, hermana de Juan I, de Castilla, señora Cogolludo y Loranca, en la cual hubo a un  Pedro González de Mendoza que murió desgraciadamente en Madrid, siendo niño. Pedro ( 1384-1400), y a  Aldonza de Mendoza, mujer que fue adelante del conde don Fadrique de Castro: la segunda con doña Leonor de la Vega, rica hembra, pingüemente heredada en las Asturias de Santillana, viuda ya de don Juan de Castilla, hijo del conde don Tello. Dióle doña Leonor numerosa descendencia.

Doña Leonor de la Vega descendía del noble cuanto desgraciado Garcilaso de la Vega, muerto el año 1351 en la ciudad de Burgos. No había salido aun de la infancia su hijo, del mismo nombre, cuando fue llevado a las Asturias de Santillana, para sustraerlede la saña del soberano, uniéndose después a doña Mencía de Cisneros, de quien tuvo a doña Leonor, y pasando de esta vida en 1367, todavía en la flor de su juventud. Doña Leonor era por tanto única heredera  de la Casa de la Vega.

Nació Iñigo lunes 19 de agosto de 1398 en la villa de Carrión de Jos Condes, y destinábale don Diego al señorío de Tordehumos, cuando muerto don García, su hermano mayor en 1403, dispuso la Providencia que sustituyese al primogénito en el derecho a los mayorazgos fundados por sus abuelos. El prematuro fallecimiento de su padre, acaecido en julio de 1404, le dejó entregado a los cuidados maternos, viéndose forzada la ilustre nieta de Garcilaso de la Vega a ser la tutora de su hijo,

Los primeros pasos de doña Leonor se dirigieron a poner á Iñigo López de Mendoza en posesión de los estados de Castilla, pudiendo tanto su diligencia que en 3 de noviembre del referido año le reconocían por legítimo señor el concejo y procuradores de Buitrago. Lo mismo sucedía cuatro meses después respecto de Hita, cuyo vecindario hacia en 15 de marzo de 1405 pleito homenaje al nieto de Pero González de Mendoza, recibiéndole, en la villa y poniéndole en entera posesión de su imperio.

El almirante decía, al designar los tutores de sus hijos en el testamento otorgado a 2 de abril de 1400 en el Espinar de Segovia, Otrosí dexo por tutores  dé los dichos García é Iñigo, Elvira é Teresa, mis fijos y de la dicha dona Leonor, mí mujer, y de los bienes dellos a la dicha dona Leonor y a Pedro López de Ayala, y a Juan Furtado de Mendoza, mi tío.


Don Diego declaraba en 1400 mayorazgo, y como a tal le dejaba los señoríos de Hita, Buitrago, el Real y Hermandades de Álava a su hijo don García, primogénito del segundo matrimonio, imponiéndole la obligación de trocar el nombre que llevaba.

Otrosi mando que a mi fijo García que le muden el nombre é le llamen Johan Furtado de Mendoza. Después determinaba  la herencia de doña Aldonza, hija habida en doña María de Castilla.  Don García pasaba de esta vida a los siete  u ocho años-de edad.

Don Diego Hurtado de Mendoza otorgó en Guadalajara, á 5 de mayo de 1404, su último codicilo, en que llamaba ál mayorazgo á su hijo Iñigo, y confirmaba en todo lo demás el testamento hecho en 1400.

Iñigo López de Mendoza solo tenía en consecuencia seis años escasos, ala muerte de don Diego, su padre.

No se conforma con lo dispuesto por los curadores y albaceas doña Aldonza, hija de las primeras nupcias de Diego Hurtado de Mendoza, movió pleito a sus hermanos y principalmente al heredero del mayorazgo, sobre la pertenencia y posesión del Real de Manzanares, confiada sin duda en el poderío que a la sazón alcanzaba su esposo y primo segundo, el conde de Trastamara y futuro duque de Arjona. Su matrimonio resultó muy desgraciado, ya que Fadrique Enríquez de Castilla trató a su esposa con desprecio, pegándola y robándola, al igual que a muchas de sus amantes. No tuvieron hijos.

El marqués de Santillana tiene dos medio hermanas llamadas Aldonzas, una hija del primer matrimonio de su padre y otra hija del primer matrimonio de su madre, esta es en realidad de nombre Alfonsa y casa con el conde de Castañeda, Garci Fernandez Manrique. Ninguna de las dos Aldonzas están de acuerdo con los bienes heredados.

Metíase al mismo tiempo en Guadalajara Iñigo López de Mendoza que casa con Juana de Benavides, hermano del Almirante y señor de Castilnovo, Reillo, y aposentábase en los palacios de su sobrino, sin mas derecho que la fuerza, mientras Garcí Fernández Manrique, casado con Aldonza la hija del primer matrimonio de Leonor de la Vega,  alteraba los estados de Santillana, poniendo en tela de juicio los derechos de doña Leonor de la Vega y sus mayores, e intentaba doña Mencia García de Ayala retenerlas alhajas de plata y oro, aljófar, paños y ropas, que en el testamento de don Diego, su yerno,  se le adjudicaban.

Doña JuANA MÉNDEZ DE BENAviDES caso con Iñigo López de Mendoza Señor de Caftilnuevo,y del mayorazgo que le fundaron sus padres D. Pedro González de Mendoza Señor de Mendoza, Hita, y  Buitrago,y Doña Aldonça Fernandez de Ayala su mujer y aviendo procreado única a Aldonça de Mendoza, falleció Doña Juana de Benavides, y su marido volvió à casar con Doña Inès Manuel ,hija de D .Juan  Sánchez  Manuel  Conde de Carrión, Adelantado Mayor del Reyno de Murcia, primo hermano de la Reyna Doña Juana Manuel, y fue su hijo D. Diego Hurtado de Mendoza  I Ccnde de Priego, Señor del Pobo, Castilnuevo, y Escavas.

Procuraba entre tanto la viuda del almirante hacer alianza con las familias más poderosas de Castilla a fin de oponer activa resistencia a las vejaciones que experimentaba; y con este propósito concertó con don Lorenzo Suarez de Figueroa, gran maestre de Santiago, el matrimonio de sus hijos Iñigo y doña Elvira con doña Catalina y Gómez Suarez, que lo eran del gran maestre y de doña María de Orozco, su legítima mujer, ya difunta. Catalina era hija de María de Orozco y así prima de su marido por que los Orozco ya habían emparentado con los Mendoza. Gómez era hijo del primer matrimonio del Maestre con Isabel Mejía, no hijo de María de Orozco su segunda mujer.

Celebrábanse los contratos matrimoniales á 17 de agosto de 1408 en la villa de Ocaña, donde ambas familias residían; y cómo entre los desposados existiese algún parentesco, acordaron solicitar del Sumo Pontífice la oportuna dispensación, quedando en tanto concluidos los capítulos y señaladas las dotes respectivas de doña Elvira y doña Catalina en 15,000 florines de oro del cuño de Aragón, que debían entregarse mutuamente, al hacerse las bodas.

Los capítulos matrimoniales empiezan de este modo: «En la villa de Ocaña viernes 17 días de «Agosto año del nacimiento de »Ntro. Señor Jhu. Xpo. de mili é «qualrocientos é ocho años, en la «posada que fué de Pero López de «Horosco, comendador que fué de Uclés, ques en la dicha villa donde «posan las onorables sennoras do»ña Mencia de Cisneros é doña Leo»nor de la Vega, su fija, mujer «que fue del almirante don Diego Hurtado de Mendoza, que Dios «perdone, estando y las susso diochas sennoras, é otrosí estando y «el magnifico señor don Lorenzo Suarez de Figueroa, maestre de la Orden de la caballería de Santiago é Gómez Suarez, su fijo, mayordomo mayor »de la reyna doña Catalina, é Iñigo López, fijo del dicho almirante, de de la dicha dona Leonor.

Gómez Suarez de Figueroa e Iñigo López, se constituyeron por estos capítulos en depositarios de las respectivas dotes de sus hermanas, obligándose á restituir los indicados 15,000 florines, ya por muerte sin sucesión de doña Catalina, ya de doña Elvira, y así al maestre de Santiago, ó sus herederos, como á doña Leonor de la Vega, ó sus hijos, y renunciando á toda manda ó memoria que pudiesen recibir de ellas, aunque lícita y autorizada por las leyes. También casan, siguiendo la genealogía de la fundación de los duques de Mendinaceli los futuros consuegros Leonor de la Vega y el maestre Lorenzo Suarez de Figueroa, sin hijos. Lorenzo muere en el año 1409, poco después de casar. Leonor muere en 1432. Iñigo que será marqués de Santillana casa en 1412.

Dos días antes, 15 de agosto de 1408, habían otorgado doña Mencia de Cisneros y doña Leonor á nombre de su hijo y nieto, y allanándose á ser tenidas por infames, perjuras y fementidas, si faltaban á su promesa carta de arras, en que se declaraba que Iñigo López de Mendoza daría a doña Catalina, por honra de su cuerpo é de su linaje  é de su virginidad, 7,000 florines de oro del mismo cuño de Aragón, sobre bienes suyos sueltos é desembargados, tales que contentasen al gran maestre. Prometían también en paños y preseas no despreciable suma.

Primeramente un par de paños de tapete colorado con oro de Grecia labrando, enforrado en pennas, plumas, italianismo, veras é perfiles d'armiño.

Más, un marco de aljófar, perla, mediano, para una bronchadura, para el dicho par de paños;

é mas, de le dar otro par de úpanos de oro de Damasco con pennas, plumas, grises,

é mas, de le dar tapete prieto de París, llano, para manto é capirote para camino y pennas grises para los enforros,

é mas, de le dar veinte varas de escarlata, para otro par de paños e para otro manto de camino

y para saya una pieza de cendal vastado con oro, para eslepar de paños y para el manto; Cendal tela de seda o lino muy delgada y transparente.

é una brochadura de ámbar, para estos paños que sean gruessos é recios de los que se facen en Sevilla que liaya en ella ochenta lacos;

é mas, diez varas de cintas de oro anchas de las de Sevilla para esquirpas o para estos paños; Esquirpa en Asturias significa bolsa, interesante esta palabra del acerbo cultural asturiano de la abuela y la madre del marqués de Santillana.

é mas, de le dar  un paño de seda morisco para un brial;Brial era un vestido de seda o de cualquier tela costosa y rica usado por las mujeres, ceñido a la cintura y bajando en redondo hasta los pies.También se llamó así al faldón de seda o tela desde la cintura hasta encima de las rodillas, que llevaban los hombres de armas

é mas, una pieca de panno de Móslreviller é una pieza de algafe llano; algafe parece una localidad de Italia

é mas de le dar una silla de paño broslada, bordada,  é un freno é un cayado;

é mas, de le dar qual autorizaba estos contratos con poder bastante de Juan Furtado de Mendoza, su tutor.

La muerte de don Lorenzo Suarez de Figueroa, acaecida en el siguiente año de 1409, llenó de luto á tan ilustres señoras, quienes no solamente veían malogradas sus esperanzas, desvanecida la protectora sombra del magnífico maestre, sino que lloraban perdido aquel ejemplo de caballerosa hidalguía para don Iñigo, cuya educación tantos desvelos les costaba.

Asientan la mayor parte de los historiadores y genealogistas, al hablar del primer marqués de Santillana, que ocupó este su niñez en el estudio de la lengua latina, retórica, erudición y filosofía, adelantándose algunos á incluir en dichos estudios la historia castellana, y asegurando que empleó tales desvelos, como si le hubiesen de dar temporales aumentos. Mas los que de esta manera discurren, ni señalan la escuela , donde recibió el hijo del almirante tanta doctrina, ni dan tampoco razón de sus maestros: para nosotros es indudable que solo, al reconocer sus obras, se han podido fundar asertos semejantes, los cuales

Sábese únicamente, y esto lo confiesa el mismo don Iñigo que pasó su infancia en casa de doña Mencia de Cisneros, su abuela, donde hubo de aficionarse á la lectura de los poetas en los códices que poseyeron Garcilaso de la Vega y Pero González de Mendoza, despertándose desde entonces en su pecho aquel extraordinario amor y entusiasmo que tan alto puesto debía conquistarle en la república de las letras. 

Es creíble, no obstante, que una madre tan solícita como doña Leonor, y una abuela tan ilustrada como doña Mencia, atendiesen con preferencia á formar el corazón del niño, que debía heredar la gloria y poderío de sus mayores; 

Mas el heredero de los Mendozas y Garcilasos no se apartó, durante su infancia, del lado de su madre, quien animada siempre del noble deseo de su engrandecimiento, obtenía en diciembre de 1412 cédula de la reina gobernadora doña Catalina para entregasen a su hijo Íñigo  los bienes, rentas y frutos de la testamentaria del Almirante.

Esta pretensión babia sacado de Ocañaá doña Leonor de la Vega, y acercándose entre tanto el cumplimiento del plazo fijado para los desposorios de su hijo, que rayaba ya en los 14 años, dirigióse á Valladolid, donde se hallaban don Gómez Suarez de Figueroa y doña Catalina, su hermana, con el intento de poner por obra el mencionado concierto. Reuníanse ambas familias un domingo, 21 de junio y ratificaba Iñigo López de Mendoza, con licencia de su madre y abuela, todas las promesas hechas en 1408, siendo solemnemente desposado con doña Catalina.

Pero si de esta manera veía doña Leonor crecer sus esperanzas, aproximándose ya el término de sus desvelos, bien que importunada siempre por nuevos pleitos y desmanes,  la prematura muerte de doña Teresa de la Vega, la menor de sus hijas, vino a llenar de luto su tierno y amoroso corazón. Teresa muere en 1416.



Diego Hurtado de Mendoza, 10. señor de la casa de Mendoza, 6. señor de las villas de Hita y Buitrago, jefe de la gran casa de Mendoza, castellana, derivado de los antiguos señores de Llodio, descendientes a su vez de los soveranos de Vizcaya, señor (maritale nomine) de la casa de la Vega, Almirante mayor de Castilla, ganó la villa de Miranda de Duero, * Guadalajara 1367, + 1405; 
= x1. (matr acordado 1379)
 María Enríquez de Castilla, al María de Castilla, quién le portó en dote los señorios de Villafranca de la Sierra, proc Ávila, los de Cogolludo, Loranca y la mitad de Manzanares, hija nat de Enrique II, rey de Castilla y León, en Beatriz Fernández de Angulo, hija del alcalde mayor de Córdoba; 
= x2.
 Leonor Laso de la Vega y Cisneros, señora de la casa de la Vega, señora de los valles de Santillana (x1. Juan Téllez de Castilla, señor de Aguilar de Campo y Castañeda, +), hija de Garcilaso II de la Vega, señor de la Vega, * ~1315, + batalla de Nájera 1367, y de Mencía de Cisneros, señora de Guardo, prov Palencia, hija de Juan Rodríguez, señor de Cisneros, y de Mencía de Padilla:
  •    (1. matr)
  • 1. Pedro González de Mendoza, + niño. 
  • 2. Aldonza de Mendoza ;
    = x Fadrique de Castilla, 1. duque de Arjona, conde de Trastamara, señor de Arjona y Arjoncilla en Jaén, * 1388, + Peñafiel 1430, hijo de Pedro de Castilla, 1. duque de Molina y Soria, conde de Trastamara, Condestable de Castilla, * ~1355, + Orense 1400, nieto pat por bastardí de Enrique II, el de las Mercedes, rey de Castilla y León, y de Isabel de Castro, señora de Lemos, * ~1365, + después de 1410, x 1385, sin sucesión. 
  •    (2. matr)
  • 3. Iñigo, 11. señor de Mendoza y 1. marqués de SANTILLANA, que sigue. 
  • 4. Elvira Laso de la Vega;
    = x Gómez Suárez de Figueroa, 1. señor de Zafra y Feria, hijo de Lorenzo Suárez de Figueroa, 32. Maestre OStg, 1. señor de Feria, * Écija 1344, + Ocaña 9.5.1409, y de su 1. mujer, Isabel Mexía; padres del 1. conde de Feria, y ascendientes de los duques de Feria, Grandes de España, y de los condes de los Arcos, Grandes de España (ver FERIA, conde-duque de). 
  • 5. Teresa de la Vega, señora dela villa de Cervera de la merindad de Pernia, + Valladolid 1416;
    = x Álvaro Carrillo, señor de Ocentejo y Cañamares, alcalde mayor de los Hijosdalgos de Castilla, Mayordomo mayor de la Infanta Catalina, hijo de Gómez Carrillo, señor de Ocentejo y Paredes, Alcalde mayor de los Hijosdalgo de Castilla, Ayo del futuro Rey Juan II, y de Urraca de Albornoz, señora de Portilla, Valdejudíos y Navahermosa. x ~1360, hija de Alvar García de Albornoz el Viejo, 5. señor de Albornoz, y de Teresa Rodríguez, con sucesiónesión. 
  • 7. Gonzalo Ruiz de la Vega, señor de Castrillo, Villarega, Tordehumos;
    = x1. Mencía Téllez de Toledo;
    = x2. Catalina Alfonso de Vera y Zuritade la casa de los  que serán señores de Villares de Saz en Cuenca. Puede ser prima de su marido. Padres de Diego Hurtado de la Vega y Alfonso de Vera, señor de Bárcena, que casa con su prima segunda Francisca Tovar y Enríquez nieta de Juana de Mendoza que es tía paterna del marqués de Santillana. Padres de Francisca de Mendoza que casa sin hijos con su primo Pedro Enríquez de Cisneros y Cisneros, fué quinto Señor le Camporredondo, Alba, los Cardaños, Valsurbio y Valcubero. El padre de Pedro se cría en la casa del marqués de Santillana pues los dos son Cisneros.
     
  • Catalina Alfonso de Vera y Zuritade la casa de los señores del Villares de Saz, Cuenca, hija de Rodrigo de Vera, hijo de Pedro de Vera que muere en 1498 y es adelantado y conquistador de Gran Canaria,  y de María Zurita. 
  • María García de Vera y Vargas, señora de Vera y de Villar de Saz. Nace en 1405 en Jerez de la Frontera. Hija de García de Vera Aragón y Coronel, Regidor de Jerez,  y de Aldonza de Vargas. Casa con Diego Gómez de Mendoza Sandoval. Padres de Pedro de Vera y Mendoza.

  • Diego Gómez de Mendoza Sandoval, hijo de Gonzalo Yáñez Hurtado de Mendoza y de Rojas, VIII señor de Mendoza y Juana de Orozco Fernández, Señora de Hita y de Buitrago. Parece que Diego era Escribano Público,  regidor, fiel ejecutor y alguacil mayor de Jerez. No se puede asegurar que fuese hermano del señor de Mendoza.

    Diego Gómez de Mendoza Sandoval es hermano de Pedro el de Aljubarrota, abuelo paterno del I marqués de Santillana, y de María González de Mendoza y Orozco, señora de Lazcano.
    Diego Gómez de Mendoza Sandoval fue Alguacil Mayor en 1435

    Pedro de Vera y Mendoza, 1440 en Jerez de la Frontera, Sevilla. Muere en 1498 en Jerez de la Frontera. Casa con Beatriz Hinojosa. Padres de Martín de Vera e Hinojosa; Diego Gómez de Vera y Pedro de Vera e Hinojosa.

    Pedro de Vera e Hinojosa casa Teresa Cabeza de Vaca y Zurita. Padres de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, Gobernador del Río de la Plata y del Paraguay; María de Vera; Juan de Vera; Francisco de Vera y Violante Cabeza de Vaca
    Pedro de Vera e Hinojosa es Caballero de la Orden de Santiago y 24 de Jerez., Caballero de la Orden de Santiago y 24 de Jerez, Capitán General del Río de la Plata.

    Teresa Cabeza de Vaca y Zurita Hija de Pedro Fernández Cabeza de Vaca y de Catalina de Zurita y Suárez Moscoso. Esta Catalina puede ser hermana de Maria Zurita.