martes, 10 de noviembre de 2020

Los Villamayor de Castillo de Garcimuñoz. Cuenca

 

Antes de las desamortizaciones del siglo XIX, Castillo de Garcimuñoz contaba con un hospital de pobres mendicantes, que poseía muchos almudes de terreno en los términos de Castillo de Garcimuñoz y de La Almarcha y con dos conventos.

 

El hospital de nuestra señora de la Concepción fue fundado por Alonso González de Villamayor que era cura párroco de esta villa hacia 1640. En 1640 Alonso de Villamayor trajo consigo una copia de la Sábana Santa de Turín que se guardaba en un arca. Tras el fallecimiento de su último cura párroco don Teodoro Bonilla, esta se guarda en el tesoro de la Catedral de Cuenca.

 

Por el Libro de Cuentas del Hospital de Nuestra Señora de la Concepción del Castillo de Garcimuñoz sabemos que en 1579 se daba la caridad a los pobres con motivo de las fiestas de San Bartolomé de La Almarcha.

 

 

El convento de frailes de San Agustín lo fundó don Juan Manuel en 1236 y todavía se conserva el ábside de su iglesia (de estilo gótico) y los muros externos del claustro del convento.

 

El convento de monjas agustinas, denominado Nuestra Señora de Gracia lo fundó en el siglo XV doña Catalina López y fue reparado en 1500 por Leonor González de Castillo. ​Este edificio se conserva en buen estado actualmente, pero repartido en ocho casas habitadas por los vecinos de la villa.

 

 

Los Villamayor son un linaje de Castillo de Garcimuñoz que se remonta al siglo XV.

 

Asociación Infante Don Juan Manuel de Castillo de Garcimuñoz. Juan Luis Sánchez.

 

 

En 1478 fue alguacil mayor Pedro Fernández de Villamayor del estado de los hijosdalgo.

 

A comienzos del siglo XVI sabemos de Pedro Fernández de Villamayor. Fue Veinticuatro desta dicha villa el año de 1509. Fue regidor del estado de hijosdalgo de ella el año 1528.

 

Sabemos de Francisco de Villamayor que casa en Toledo con Luisa de las Cuentas.  Con sucesión por varón que termina en Joaquín de Villamayor y Leruela, primer marqués de Villamayor, caballero de Santiago en 1657, de los consejos de Órdenes, Castilla y Santa Cruzada, que después de la muerte de su esposa en 1658, se ordenó sacerdote y murió en 1701 siendo capellán mayor del monasterio de las Descalzas reales. Se le dio sepultura en el Real Convento. Su título pasa al hijo mayor de su hermana Catalina de Villamayor, Juan Antonio de Albizu y Villamayor, caballero calatravo, barón de Purroy, segundo marqués de Villamayor, fiscal de la Orden de Calatrava y embajador en Génova cuando heredó el título, hijo de la sobredicha y de Matías de Albizu, su marido, también caballero calatravo.

 

El marquesado de Villamayor fue creado el 8 de enero de 1688 Carlos II para Joaquín Villamayor y Leruela, capellán mayor de las Descalzas Reales de Madrid, Caballero de la Orden de Calatrava.

 

La sucesión del título ocurrió el 20 de marzo de 1703​ para Juan Antonio de Albizu y Villamayor, tras el fallecimiento de su antecesor.

 

Rehabilitado en 1959 por Álvaro Caro Guillamas. En 1999 se expidió carta de sucesión a favor de Cristina Caro Franck, condesa de Torrubia.

 

Falleció el dia 8 de Diciembre de 2014, a la edad de 63 años. Había nacido en París el 20 de Julio de 1951, contrajo matrimonio el 19 de Noviembre de 1982 en la iglesia de San Jerónimo el Real, en Madrid con Don Alfonso de Otazu Llana.

 

Con el fallecimiento de María Cristina Caro Franck en 2014 el título se volvió vacante.

 

La sucesión en el título ha sido solicitada por Alonso Caro Aguirre y por María Rosa Caro y Vázquez.

 

Sigue Alonso Caro Aguirre.

 

El condado de Torrubia fue creado el 29 de agosto de 1694 por Carlos II a favor de García José Francisco de Medrano y Mendizábal.

 

http://dbe.rah.es/biografias/36639/garcia-jose-francisco-de-medrano-y-mendizabal

 

Otros Villamayor,

 

Alonso González de Villamayor era regidor de Castillo de Garci Muñoz en 1500. En 1535 funda en el Castillo el hospital de la Concepción, que hoy es parroquia y es patronato de sus descendientes y tiene escudo de armas. Salazar y Castro dice que casa con Elvira Lozano. Pero un no puede ser porque era eclesiástico. Alonso González de Villamayor fue cura de San Pedro de Moya y de San Juan del Castillo, y beneficiado de La Almarcha. Fundó el hospital de Ntra. Sra. de la Concepción del Castillo y le dotó de rentas y sus capellanes. El Papa Clemente X en 1533 le dio para él y sus descendientes la administración perpetua y patronato de este hospital y le agregó pasase el beneficio de la Almarcha. Y dejó el patronato y presidente de capellanes a y sus descendientes poseedores del vínculo en La Almarcha.

 

Tuvo en Juana Martínez, mujer soltera-que después casó en la villa de Altarejos- dos hijos: Francisco y Andrés. Andrés González de Villamayor casa en Valladolid con Ana Pérez de Vivero, hija de Alonso Pérez de Vivero. Padres de Alonso de Villamayor y Vivero que casa en Valladolid con Francisca de Espinosa Pimienta, natural  de Valladolid. Padres de

 

Andrés de Villamayor y Espinosa que casa con Mariana Caballón, natural de Moya. Padres de. Padres de Alonso de Villamayor y Caballón, maestre de campo de infantería española, natural del Castillo de Garcimuñoz

 

Andrés de Villamayor y Espinosa, patrón de la iglesia y hospital de Nuestra Señora de la Concepción, fue alcalde ordinario de la villa por el estado de los hijosdalgo al menos en los años de 1601, 1612 y 1640, así como regidor por el mismo estado en 1598 y 1607.

Casa con doña María de Caballón, natural de Moya, hija del licenciado Francisco Caballón, natural del Castillo, y de doña Ana Vallacloch, hija de Domingo Benito Vallacloch, receptor de la Inquisición de Valencia. Fueron padres de ocho hijos. El primogénito fue  Alonso Francisco de Villamayor y Caballón (Castillo de Garci Muñoz, bautizado en San Juan, 27.V.1602 — † ante Lérida, 21.XI.1646), Caballero de Santiago, patrón del hospital e iglesia de la Concepción. Manda tejer una copia de la Sábana Santa en Turín concluida en la primavera de 1640. Desembarca con ella en España a fines de noviembre de 1641. No tomó estado y le sucedió en el Mayorazgo su hermano Carlos, el sexto en orden de nacimiento.

Sus hermanos Andrés, Antonio  y José fueron eclesiásticos

Su hermana Jacinta de Villamayor fue priora del convento de Nuestra Señora de Gracia del Castillo de Garcimuñoz, fundación del siglo XIV.

Su hermana Melchora de Villamayor casa en Palencia con el licenciado Ignacio Sánchez Peredo, abogado y regidor de la ciudad. Con Sucesión.

Su hermana Ana de Villamayor casa con el licenciado Alonso de Avilés y Belmonte, regidor de Chinchilla.

Hermanos de todos es Carlos de Villamayor y Vivero (1618-1683). Funda el convento de Trinitarias recoletas de El Toboso. Desarrolló una brillante carrera en la administración peninsular española. Siendo soltero, tuvo como hijo natural a José de Villamayor, que se ordenó sacerdote y fue presbítero. Después casó, en virtud de capitulaciones matrimoniales  con María de Morales Nieva, natural de El Toboso, hija de Francisco de Morales y de María Guerrero, natural de Alcázar de San Juan. Padres de Andrés Francisco, de Gaspar  y de Mariana Teresa de Villamayor y Morales.  

Andrés Francisco casa en 1685 con María Manuela Valle de la Cerda, señora de Casatejada, hija única de Juan Valle de Velasco, caballero de Calatrava, señor de Casatejada, contador Mayor del consejo de la Santa Cruzada, y de Magdalena de Mansilla y Córdoba. Padres de Margarita de Villamayor y Valle de la Cerda, que sigue la línea. Gaspar de Villamayor y Morales muere joven, antes que su padre.

Mariana Teresa de Villamayor y Morales casa con su pariente  Fernando de Araque Caballón. Con sucesión.

Margarita de Villamayor y Valle de Velasco casa con Javier José de Guardiola Zayas, hijo menor del conde de Campo Rey, y después segundo conde. Señor de las villas de la Guardia, del Romeral y de Villanueva de Bogas. Doña Margarita murió sin dejar hijos en 1729. El mayorazgo de los Villamayor, así como los patronatos del pósito de la Almarcha, y de diversas obras pías constituidas en El Toboso, además de las constituciones de la iglesia y hospital de la Concepción en el Castillo de Garcimuñoz, pasaron al linaje de Araque; es decir, a los hijos de su tía doña Mariana Teresa de Villamayor y Morales.

 

 

lunes, 9 de noviembre de 2020

Los Chinchilla de la ciudad de Cuenca

 

Juan Fernández de Chinchilla.

Inquisición 1512 condenado y quemado

Familias conquenses de apellido Chinchilla


            Son de apellido Chinchilla los linajes de la familia Chirino de Cuenca, los Sandoval de la Ventosa y los Parada de la Peraleja.

 Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, regidor de Cuenca, casa con María Sánchez de Madrid.

 Son padres de Teresa Chinchilla, de María y de Juan Fernández Chinchilla el Mozo también regidor de Cuenca.

Teresa Chinchilla casa con Pedro Fernández de Alcalá, regidor de Cuenca.

Padres de García Fernández de Alcalá[1], regidor de Cuenca, casa con Gregoria de Cañizares.

Padres de Teresa Chinchilla, Cañizares por su madre, que casa con Sebastián Chirino de Loaisa. Estamos en la segunda mitad del siglo XVI. Matrimonio con sucesión hasta ahora. El linaje Chirino de Cuenca.

 

            María Fernández Chinchilla casa con Bernardino de Cabrera, de este fue hermano Andrés de Cabrera primer marqués de Moya en Cuenca. Con descendencia. Según esta anotación los Chirino son parientes de los marqueses de Moya y de los condes de Chinchón.


Juan Fernández Chinchilla el Mozo, regidor de Cuenca, emparenta también con los Alcalá, de los regidores de Cuenca a lo largo del siglo XV[2], al casar con María Álvarez de Alcalá. Hija de Alonso Álvarez de Alcalá, regidor de Cuenca, y de Blanca Álvarez.

 De Juan Fernández Chinchilla y de María Álvarez de Alcalá es sexto nieto paterno Alonso Jacinto de Sandoval y Chinchilla, conde de la Ventosa en la Tierra de Huete, primo en séptimo grado de Juan Francisco Buedo Chirino titular del mayorazgo Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.


 Juan Fernández de Chinchilla el Mozo casa con María Álvarez de Alcalá siendo padres de Gregorio, funda mayorazgo en 1548. Una hija de este llamada María Chinchilla y Tamayo casa con un Sandoval de los señores de la Ventosa llamado Juan Hurtado de Sandoval, regidor de Cuenca. De ellos es quinto nieto José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa.

 María Chinchilla y Tamayo es prima segunda de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino Loaisa el Mozo, cabeza de los Chirinos de la ciudad de Cuenca, de quien descienden los actuales Chirino de Cuenca y en el siglo XVII la octava señora del señorío de Cervera por su matrimonio con el Toledo que es octavo señor de Cervera.

 De Juan Fernández de Chinchilla el Mozo y de su mujer María Álvarez de Alcalá que viven en el siglo XV son descendientes al finalizar el siglo XVIII los que se titulan condes de la Ventosa y emparentan con la casa de los marqueses de Pontejos y también descienden de este matrimonio los que emparentan con los Parada del mayorazgo de la Peraleja en este siglo XVIII.

 García Fernández de Alcalá, regidor de Cuenca, casa con Gregoria Cañizares, Chinchilla. Padres de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino de Loaisa y de Garcí Fernández de Alcalá que casa con Jerónima de Anaya, señores de Navarramirro, junto a Monteagudo de las Salinas en Cuenca.

           Pedro González de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, es padre de Juan de Alcalá que fue alcaide de la fortaleza de Enguídanos de que hizo pleito de homenaje, de Pedro Suarez de Alcalá que fue señor de Solera, Solera de Gabaldón en Cuenca, procurador en Cortes de Cuenca y Guarda y Vasallo del Rey, y de Garcí Fernández de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, casa con Juana Olivares. Padres de Beatriz Fernández de Alcalá que casa con Alfonso Álvarez, regidor de Cuenca, y de Pedro Fernández de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, casa con Teresa Chinchilla. Con sucesión hasta ahora. El linaje Chirino de Cuenca. Teresa Chinchilla es hermana de Juan Fernández de Alcalá el Mozo de cuya descendencia nos hemos ocupado ya en el primer punto de este apartado IX. Pedro Suarez de Alcalá levantaba una fortificación en 1485 en Solera[3].

 Los Alcalá y los Toledo de Cervera, regidores del concejo de Cuenca, servían con un promedio de cuatro lanzas jinetas al Rey.

Pedro de Alcalá y Teresa Chinchilla son abuelos de Teresa Chinchilla, Cañizares por su madre, que casa con Sebastián Chirino Loaisa, con sucesión el linaje Chirino de Cuenca, y de Garcí Fernández de Alcalá que casa con Jerónima de Anaya, señores de Navarramiro, junto a Monteagudo de las Salinas en Cuenca. Es su cuarta nieta Josefa Muñoz de Castilblanque, madre de la séptima señora de Cervera que recibe el señorío de Navarramiro en Cuenca. Josefa Muñoz de Castilblanque, señora de Navarramiro, es por los Alcalá Chinchilla Cañizares prima en quinto grado de Francisco Buedo Chirino cabeza del linaje Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.

Respecto a Pedro Suarez de Alcalá que es señor de Solera en Cuenca decir que un Diego Solera casa con María Chirino que es la titular del mayorazgo Chirino de Cuenca fundado por su abuelo Fernando Chirino Toledo llamando en la sucesión a los hijos de su hermano Sebastián en cuya descendencia seguirá a fines del siglo XVII el mayorazgo Chirino de Cuenca. María Chirino casa con Diego Solera. Padres de Isabel Chirino Solera, prima tercera del que será su sucesor en el mayorazgo Chirino de Cuenca al morir Isabel sin dejar hijos. ¿Puede ser este Diego Solera descendiente de Pedro Suarez de Alcalá, puede que bisnieto, que es señor de Solera? De ser así María Chirino casa con un primo tercero de Teresa Chinchilla que casa con Sebastiano Chirino de Loaisa cuyo nieto también de nombre Sebastián es el sucesor del mayorazgo Chirino de Cuenca al morir sin dejar hijos su prima tercera Isabel Chirino Solera hija de María Chirino y de Diego Solera[4].

 Como vemos no está exento el linaje Chirino de incógnitas familiares en su línea genealógica. Dudas que no se podrán aclarar hasta encontrar la documentación original que lo permita. Dudas que también hacen tal vez más interesante seguir el devenir de esta familia cuyo origen parece que se remonta a la conquista de la ciudad de Cuenca a fines del siglo XII.

            De Juan Fernández Chinchilla el Mozo, regidor de Cuenca, vienen los Chinchilla que emparentan con los de apellido Sandoval del señorío de la Ventosa y con los de apellido Parada del mayorazgo de la Peraleja y de su hermana Teresa Chinchilla vienen los Chinchilla que emparentan con los Chirino de Cuenca.

En el siglo XVIII, los Sandoval de la Ventosa y los titulares del linaje Chirino de Cuenca son primos con su ascendía común en Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, padre de su homónimo el Mozo. Además los Sandoval y los Chirino son también primos de los Parada de la Peraleja que también son de apellido Chirino Chinchilla por mujer.

 En la primera mitad del siglo XV, Juan Herráez de Chinchilla el Viejo y María Sánchez de Madrid son padres de Juan Fernández de Chinchilla el Mozo, regidor de la ciudad de Cuenca. Casa con María Álvarez de Alcalá. Su hijo funda mayorazgo en 1548 y una hija de este llamada María Chinchilla y Tamayo casa con un Sandoval de los señores de Ventosa llamado Juan Hurtado de Sandoval, regidor de Cuenca. De ellos es quinto nieto José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa. María Chinchilla y Tamayo es prima segunda de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino Loaisa el Mozo de quien descienden los actuales Chirino de Cuenca y la octava señora de Cervera por su matrimonio con el titular de este señorío. Sexta nieta de Juan Herráez de Chinchilla el Viejo y de María Sánchez de Madrid es Josefa Cañizares que casa con Juan Antonio Parada, natural y vecino de Huete, marqués de la Peraleja.

José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa, en 1760 solicitó Real facultad para imponer un censo sobre sus mayorazgos, y poder así atender a los gastos de la boda de su hermana e inmediata sucesora, Vicenta. El sexto conde de la Ventosa, José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, tiene concertada su boda con su prima María Joaquina Bermúdez Parada que es la heredera del mayorazgo principal de la familia titular del marquesado de la Peraleja, familia a la que pertenecen los señores y condes de Cervera por línea de mujer desde el siglo XVII. María Joaquina Bermúdez Parada muere el 19 de marzo de 1814 y sin poder casar con su primo el sexto conde de la Ventosa con quien estaba acordado su matrimonio con Real Licencia de 1789 al morir éste ya en 1804. Unos años después, la muerte de María Joaquina es la razón que pone el mayorazgo de María Joaquina Bermúdez Parada en manos de sus primos los Toledo de Cervera, concretamente en las del segundo conde de Cervera.

 Vicenta de Sandoval y Blasco de Orozco se titula condesa de la Ventosa. Sigue en el Condado su hija Mariana de Pontejos y Sandoval. Vicenta de Sandoval y Blasco de Orozco casa con Antonio Bruno de Pontejos y Sesma, tercer marqués de Casa Pontejos. Con sucesión que son condes de la Ventosa y marqueses de Casa Pontejos. El Teatro Reina Victoria en la madrileña Carrera de San Jerónimo, esquina a la calle de Echegaray, fue construido en 1916 en el solar de la antigua casa del mayorazgo de Pontejos. Al cuarto marqués consorte de Casa Pontejos y del condado de la Ventosa se decida en Madrid la llamada Calle del marqués viudo de Pontejos y la Plaza de Pontejos situadas junto a la Puerta del Sol y cerca de donde estuvo la casa de los Pontejos y Ventosa hasta comienzos del siglo XX. También en el Parqué del Buen Retiro hay un Paseo del Marqués de Pontejos. De 1834 a 1836 fue alcalde de Madrid. En 1838 abandonó la actividad política, y comenzó a trabajar en la creación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid. Intervino también en la fundación del Ateneo de Madrid. Hay un busto suyo en la fuente de la Plaza de Pontejos, construida en 1849. En 1892 la Caja de Ahorros le dedica la estatua colosal que puede verse en la plaza de las Descalzas en las inmediaciones del Palacio Real de Madrid.


Para terminar,  repetir que Sandovales de la Ventosa y sus primos los Parada de la Peraleja así como sus primos los Chirino pueden ser familia de los marqueses de Moya  y de los condes de Chinchón pues la ascendencia de todos estos linajes está en los que son de apellido de Madrid.

 Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, regidor de Cuenca, casa con María Sánchez de Madrid. De este matrimonio son nietos Teresa Chinchilla y su hermano Garcí Fernández de Alcalá que tienen una tía materna llamada María Fernández de Chinchilla que casa con su pariente por el apellido de Madrid que se llama Bernardino de Cabrera que es y de este fue hermano Andrés de Cabrera primer marques de Moya, señor de Chinchón y señor y marqués de Moya. No encontramos a este Bernardo en las genealogías de los Cabrera, pudo ser hijo natural y así medio hermano de Andrés Cabrera. De María Fernández de Chinchilla y de Bernardino de Cabrera descienden los Montemayor Córdoba, de Fernando y su mujer, según leemos en los papeles de los Chirino un primo segundo de Teresa Chinchilla llamado Bernardino de Cabrera casa con María Chirino siendo padres de Julián Cabrera, presbítero.

Al comenzar el siglo XVIII, los Parada que se titulan marqueses de la Peraleja en la tierra de Huete[5] son primos de los titulares del linaje Chirino de Cuenca con su ascendía común en Juan Herráez de Chinchilla el Viejo. Además, los Parada de la Peraleja son también de apellido Chirino, primos en séptimo grado de Juan Francisco Buedo Chirino titular del mayorazgo Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.

 

De Juan Fernández Chinchilla vienen los Chinchilla Chirino que emparentan con los Sandoval dela Ventosa y de su hermana Teresa Chinchilla de apellido Cañizares por su madre vienen los Chinchilla que emparentan con los Chirino de Cuenca. De Diego Fernández de Chinchilla, hijo de Juan Fernández de Chinchilla vienen los Chinchilla que emparentan con la familia Parada de Huete del mayorazgo de la Peraleja y de Gregorio Fernández de Chinchilla que es hermano de Diego los Chinchilla que emparentan con los Sandoval de la Ventosa.

 

Son los Parada una de las familias con más presencia económica en las tierras y pueblos de Huete formando parte de la elite de su nobleza municipal y con representación en el concejo de la ciudad de Huete de la que son regidores perpetuos. Titulares de importantes mayorazgos en la ciudad de Huete y en los pueblos de su Tierra y con sus Casas Principales en la ciudad de Huete. Parada y Sandoval con su ascendencia común en el Juan Fernández Chinchilla y en su mujer María Álvarez de Alcalá tienen en este siglo XVIII concertado el matrimonio de los titulares de sus Casas, matrimonio que no llegará a celebrarse.

 Vemos una endogamia repetida a lo largo de los siglos en los linajes Chirino, Toledo, Castillo, Chinchilla, Alcalá y Cañizares que hace parientes en distinto grado de consanguineidad a los que llevan estos apellidos. Consanguineidad que se hace extensiva a otros linajes de la ciudad de Cuenca como son, entre otros, Montemayor y Teruel.



[1] A un Alcalá, regidor de Cuenca, vende a mediados del siglo XV Mosén Diego de Valera su propiedad de la Grillera a orillas del río Júcar

[2] Concejo, poder y élites: la clase dominante de Cuenca en el siglo XV. José Antonio Jara Fuente. Obra con extensa e interesante información sobre las familias de los regidores de Cuenca del siglo XV nombrados en este trabajo.

[3] José María Sánchez Benito. Territorio y conflicto en el ámbito jurisdiccional de Cuenca en la época de los Reyes Católicos, 1996.

[4] Fernando Alonso Chirino con Isabel de Montana y Molina, es padre entre otros, de Diego Chirino y Molina, su hijo segundo y heredero de las posesiones de los Chirino en la ciudad de Cuenca y su Tierra, que casa con su pariente Violante Alonso de Toledo, hermana del tercer señor de Valdeloso, Guadalajara. Diego Chirino y Violante Alonso de Toledo son padres de Fernando Chirino Toledo, que funda mayorazgo llamando en la sucesión a los hijos de su hermano Sebastián en cuya descendencia sigue el mayorazgo de los Chirino de Cuenca. Fernando Chirino casa con Juana de Villafranca, con los Villafranca emparenta también por su marido Inés Chirino y Pernia, prima hermana de Fernando y Sebastián Chirino. Padres de Antonio Chirino Villafranca que es padre de María Chirino que casa con quien puede ser su pariente de costado Diego Solera que puede ser de la familia de los Alcalá por su ascendencia  Padres de Isabel Chirino Solera, prima tercera del que será su sucesor en el mayorazgo de los Chirino de Cuenca al morir Isabel sin dejar hijos. Isabel Chirino casa con Alonso Enríquez. Isabel Chirino no deja hijos por lo que el mayorazgo fundado por su bisabuelo Fernando Chirino pasa a sus primos los descendientes de Sebastián Chirino, hermano de Fernando, que fueron llamados a la posesión de este mayorazgo por el fundador. Del abuelo y de los padres de Isabel nada podemos aportar y nada se dice de ellos en la documentación del Archivo Chirino. De Isabel Chirino Solera que es la titular del mayorazgo Chirino de Cuenca a fines del siglo XVI sabemos que casa con Alonso Enríquez. Este matrimonio no tiene hijos.

[5] El marquesado de la Peraleja es un título nobiliario español creado el 15 de marzo de 1712 por el pretendiente Carlos de Austria a favor de Juan José de Parada y Mendoza, regidor perpetuo de Huete, en la provincia de Cuenca. Su denominación hace referencia al municipio de la Peraleja en la provincia de Cuenca.

jueves, 5 de noviembre de 2020

Diego López de Salcedo hijo de Toda de Salcedo de Santa Gadea (Casa de Ayala)

 

Diego López de Salcedo hijo de Toda de Salcedo de Santa Gadea (Casa de Ayala)

http://dbe.rah.es/biografias/76900/diego-lopez-de-salcedo

Lope Díaz II de Haro Cabeza Brava (c. 1170-15 de noviembre de 1236).

Fue el sexto señor de Vizcaya entre los años 1214 y 1236 y fundador del municipio de Plencia, Bilbao.

Hijo de Diego López de Haro, señor de Vizcaya y de Álava, y de María Manrique.

Combatió junto a su padre y se distinguió en la batalla de Las Navas de Tolosa, librada en 1212, y en la que tomaron parte tres reyes cristianos, Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra.

Tomo sus cargos en tiempos agitados, tras la muerte de su padre el 16 de octubre de 1214, pocos días después del fallecimiento del rey Alfonso VIII quien dejaba como heredero a su hijo de diez años Enrique I de Castilla. La familia Lara se apoderó de la regencia, enfrentándose con Berenguela de Castilla, hermana de Enrique y a quien apoyaba Lope.

En 1217 fallece accidentalmente Enrique, pasando a ocupar el trono su hermana, que apoyada por varios nobles entre los que se encontraba Lope, delegaría el trono en su hijo Fernando III de Castilla coronándole en Valladolid y proclamado en Autillo de Campos. Alfonso IX padre de Fernando, no se conformaba con la proclamación de su hijo como rey de Castilla, comenzando a invadir la nación. Durante esta contienda, Álvaro Núñez de Lara se apoderó de Nájera, siendo derrotado y aprisionado por Lope.

El apoyo aportado por Lope en el afianzamiento de Fernando III en el trono fue premiado con el cargo de Alférez del rey, el matrimonio con Urraca Alfonso de León, hija del rey Alfonso IX de León y hermanastra de Fernando III el Santo, la donación de las villas de Haro y Pedroso o confirmación de la posesión que ya tenían. Participó en muchas guerras en apoyo a Fernando III, como las expediciones contra los moros en Andalucía, de entre las que la más importante fue la toma de Baeza en 1227, tras la cual recibió el título de conquistador de Baeza.

El obispo de Calahorra quiso exigir derechos a iglesias sujetas al Monasterio de San Millán de la Cogolla, conllevando pleitos que terminarían con el traslado en 1232 de la diócesis a Santo Domingo de la Calzada. Esto originó más discordias que hicieron que en 1235 Lope expulsase al obispo que huyó a Roma, trasladando la diócesis a Calahorra.

En 1234 estalló un conflicto entre el rey Fernando III y dos de sus principales magnates, Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", señor de la casa de Castro, y Lope Díaz II de Haro, señor de Vizcaya, pues este último se había sentido ofendido por el rey durante el asedio de Úbeda. Por ello, y sin contar con el beneplácito del monarca, que era tío de las hijas de Lope Díaz II de Haro, pues la esposa de este último, Urraca Alfonso de León, era hermanastra del rey, Álvaro Pérez de Castro contrajo matrimonio con Mencía López de Haro, hija del magnate agraviado por el rey, lo que provocó que el soberano despojase a Álvaro Pérez de Castro "el Castellano" de las tenencias y tierras que le habían sido concedidas por la Corona, aunque el conflicto se resolvió mediante la resolución arbitral concedida por las reinas Berenguela de Castilla y Beatriz de Suabia, madre y esposa respectivamente de Fernando III el Santo.

Después de su defunción recibió sepultura en el Monasterio de Santa María la Real de Nájera.

Contrajo matrimonio con Urraca Alfonso de León, hija ilegítima del rey Alfonso IX de León y de su amante, Inés Íñiguez de Mendoza.

 

Fruto de su matrimonio nacieron los siguientes hijos:

 

1.-Diego López III de Haro. Sucedió a su padre al frente del señorío de Vizcaya.

 

2.-Teresa López de Haro. Contrajo matrimonio con Nuño Sánchez, hijo del infante Sancho I de Cerdaña y nieto de la reina Petronila de Aragón. Se desposó por segunda vez con Rodrigo González Girón, hijo de Gonzalo Rodríguez Girón.

 

3.-Mencía López de Haro (m. 1270). Se desposó por primera vez con Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", señor de la Casa de Castro e hijo de Pedro Fernández de Castro "el Castellano". Posteriormente contrajo un segundo matrimonio con Sancho II de Portugal, pasando a convertirse en reina consorte de Portugal.

 

4.-Álvaro López de Haro (muerto después de 1236).

 

5.-Berenguela López de Haro. Por la relación de su padre con Toda de Santa Gadea, señora del linaje de los Salcedos señores de Ayala, fue hermanastra de Mencía López de Haro, reina consorte de Portugal por su matrimonio con Sancho II que fue anulado posteriormente. Contrajo matrimonio antes de 1254 con Rodrigo González Girón, hijo de Gonzalo Rodríguez Girón, sin sucesión. Sobrevivió a su marido y fue su testamentaria. Berenguela otorgó testamento el 17 de agosto de 1296.

 

6.-Sancho López de Haro, hijo segundo de quien procede la Casa de Ayala a partir del siglo XIII.

 

7.-Lope López de Haro «el Chico» señor de La Guardia. Casó posiblemente con Mayor González Girón, hija de Gonzalo Rodríguez Girón.

 

8.-Alfonso López de Haro, señor de los Cameros por su matrimonio con su primera esposa, María Álvarez, hija de Álvar Díaz de los Cameros y Mencía Díaz de Haro. Su esposa y él fundaron el monasterio de Santa María de Herce en 1246. Contrajo un segundo matrimonio con Sancha Gil, viuda de Guillén Pérez de Guzmán e hija de Gil Vázquez de Soverosa y de María González Girón.

 

9.-Manrique López de Haro (muerto después de 1236)

 

En Toda de Salcedo de Santa Gadea tuvo a:

 

10.-Diego López de Salcedo, Merino Mayor de Castilla y Adelantado de Álava y Guipúzcoa, quien figura en la documentación de varios monasterios y en 1275 fue uno de los testamentarios de su media hermana la reina Mencía, teniendo su sepulcro en la misma capilla en el monasterio de Santa María la Real de Nájera. 


Contrajo matrimonio con Teresa Álvarez de Lara, hija natural de Alvar Fernández de Lara Potestad, hasta ahora considerado bisnieto paterno de Pedro González de Lara y de su esposa la condesa Eva.  


Estudios recientes lo consideran tercer nieto de Pedro González de Lara al ser tenido como bisnieto del Fernando Hurtado el hijo natural que Pedro González de Lara tiene con la reina Urraca. 

De Fernando Hurtado descienden los Hurtado de Mendoza.


http://palomatorrijos.blogspot.com/2012/02/los-hurtado-de-mendoza.html


file:///C:/Users/ptorr/Desktop/Dialnet-UnMagnateDelSigloXIIIAlvarFernandezPodestat-2335913.pdf

 

Tuvo otro hijo de madre desconocida:

 

11.-Lope Díaz de Haro. Su hermano Diego López de Salcedo, testamentario de su hermana Mencía, fundó en 1275 dos capellanías en el monasterio de Santa María la Real de Nájera, una para él y otra para su hermano Don Lope, obispo de Sigüenza.

 

Diego López de Salcedo coincidió en el tiempo con Fortún Sanz de Salcedo e Íñiguez de Piédrola (Casas de Lara y Mendoza), V señor de Salcedo y VII señor de Ayala, cuyo padre don Sancho murió en Alarcos defendiendo la retirada de Alfonso el Batallador, participo en Las Navas de Tolosa y en Baeza,

Pedro Hurtado de Mendoza "Cabeza de Oro" era suegro de Fortún.

Diego López de Salcedo tenía que ser primo de don Fortún y este casó con Maria Hurtado de Mendoza, hija de "Cabeza de Oro".

 

Nuño Pérez de Lara (m. Cuenca, 1177), un noble castellano perteneciente a la poderosa Casa de Lara, que al igual que su hermano Manrique, fue regente durante la minoría de edad del rey Alfonso VIII.

Fue hijo del conde Pedro González de Lara, y de la condesa Ava,​ quien antes había enviudado del conde García Ordóñez. Sus abuelos paternos fueron Gonzalo Núñez[1] tenente de Lara y de Osma, y Goto Núñez. Sobre sus bisabuelos paternos aun los medievalistas no han encontrado datos ciertos.

Nuño Pérez de Lara en marzo de 1145 fue nombrado alférez real​ de la corte de Alfonso VII, cargo que ocupó hasta febrero de 1155, un plazo inusualmente largo para este cargo.

En julio de 1152, el rey entregó la villa de Castro de Benavente a Nuño y a su esposa Teresa.​

En 1159 la Casa de Lara se había apoderado de la regencia que ejercía Gutierre Fernández de Castro, tío de Fernando Rodríguez de Castro el Castellano, en una época caracterizada por la lucha por el poder entre la Casa de Lara y la Casa de Castro, desencadenada tras la muerte de Sancho III de Castilla, en el año 1158, y la subida al trono de su hijo, Alfonso VIII de Castilla.

Al año siguiente, Nuño Pérez de Lara comandó en la Batalla de Lobregal las tropas que se enfrentaron a los Castro, dirigidas por Fernando Rodríguez de Castro, librada en las cercanías de la localidad de Villabrágima, en la provincia de Valladolid. En esta batalla murió el conde Osorio Martínez y Nuño fue hecho prisionero, aunque fue liberado poco tiempo después.8​

Durante la minoría de edad de Alfonso VIII, en marzo de 1162 se otorgó a Nuño el título de conde, probablemente por su hermano Manrique, que era el regente, y después de su muerte en la batalla de Huete en julio de 1164 fue ya el propio Nuño quien asumió la regencia.10​ Esta posición la mantendría hasta 1170, año de la mayoría de edad del rey Alfonso VIII.

Gobernó varias tenencias, siendo la primera la villa de Montoro en 1155 que había sido conquistada probablemente en 1148 y cuyo gobierno fue encomendado inicialmente al noble gallego Fernando Yáñez y después a Nuño. Perdió esta tenencia después de junio de 1156 cuando la plaza fue recuperada por los musulmanes.4​ Después recibió las tenencias de Abia de las Torres, Moratinos y propiedades en Castronuño, villa que lleva su nombre. Estas propiedades las cambió posteriormente con la Orden de San Juan de Jerusalén por la tenencia de la Torre de Herrín También le fue encomendado el gobierno de Castro, cerca de Toro y la fortaleza de Villagarcía y en diciembre de 1160 aparece gobernando la tenencia de Herrera​ y poco después Cabezón, Dueñas y Cubillas de Cerrato. Desde 1163 compartió la tenencia de Carrión con Diego Boisón (o Bueso) y en julio de 1165 era tenente en Villafáfila. También ejerció la tenencia de Villanuño de Valdavia y Arenillas de Nuño Pérez, en Palencia. En esta última, la leyenda popular ubica una casona de su propiedad y unas colmenas o Arniellas.

El rey Alfonso VIII recompensó a su antiguo tutor, el conde Nuño, con varias mercedes, entre ellas el castillo de Chillón que donó a la Orden de Calatrava y a Nuño y a su esposa Teresa el 27 de marzo de 1168 pro multis et magnis obsequiis que uos, comos Nunio, michi actenus deuotissime ac fidelissime exibuistis.

Aunque las fuentes cristianas no recogen la noticia, según el cronista árabe Ibn Idari, en 1169 el conde Nuño realizó una incursión en tierras musulmanas desde Toledo y llegó hasta Algeciras, fechas que coinciden con la ausencia del magnate castellano de la curia regia:

Este año salió el enemigo cristiano, el conde Nuño, de Toledo con su ejército miserable y atacó hacia Ronda y sus montañas y hacia el llano de Algeciras y sus montañas, hasta que llegó al mar y mató a musulmanes en aquella región, los cautivó y arrasó sus residencias.

Destacó por haber fundado diversos monasterios, entre ellos el de Santa María de la Consolación en Perales, en 1160, así como el hospital de Puente Fitero, en Itero de la Vega, ambos en Palencia, y por haber combatido hasta el final junto a la corona castellana.

Estando en el sitio de Cuenca, en julio de 1177 él y su esposa la condesa Teresa fundaron una capellanía y un aniversario en la catedral de Toledo donde habían mandado construir el altar de santo Tomás de Canterbury. Para la dotación de la capellanía y el aniversario, donaron sus casas junto al alcázar de Zocodover, así como sus propiedades y ganados en Alcabón para que con las rentas de estas se mantuvieran las luminarias encendidas día y noche y para el sustento de su capellán. ​

Después de su muerte en la conquista de Cuenca en 1177, su sobrino Pedro Manrique asumió la jefatura de la casa de Lara.

Se casó con Teresa Fernández de Traba, hija del conde Fernando Pérez de Traba y de Teresa de León. Una vez viuda, Teresa fue amante y después la segunda esposa del rey Fernando II de León.

 

Los hijos documentados de este matrimonio fueron:

 

Fernando Núñez de Lara. Alcanzó la dignidad condal y contrajo matrimonio con la condesa Mayor González Salvadores, fundadora de la ermita de la Virgen de la Esperina en Bárcena de Campos, Palencia. Investigaciones recientes no consideran que estos sean los padres de Alvar Fernández de Lara Potestad.

 

Álvaro Núñez de Lara ​ se casó con Urraca Díaz de Haro y tuvo descendencia ilegítima con Teresa Gil de Osorno.

 

Gonzalo Núñez de Lara, ​ casado con María Díaz de Haro y Azagra, padres entre otros del conde Nuño González de Lara "el Bueno".

Sancha Núñez de Lara. Contrajo matrimonio con Sancho I de Cerdaña, conde de Cerdaña y de Provenza e hijo del conde Ramón Berenguer IV de Barcelona y de la reina Petronila de Aragón.

 

María Núñez de Lara. Fue abadesa en el monasterio de Perales, Palencia, que había sido fundado por sus padres.

 

Elvira Núñez de Lara. Se casó en primeras nupcias con el conde Ermengol VIII de Urgel y en segundas con Guillén de Cervera

 

 



[1] Gonzalo Núñez gozó del favor real y «ascendió a grandes alturas gracias a las mercedes del rey». En 1098, Alfonso VI en una donación al Monasterio de San Millán de Suso se refiere a él como su «bien amado Gonzalo Núñez». Aunque no ostentó el título condal, figura frecuentemente en la documentación con el apelativo «senior», igual que otros magnates castellanos del siglo XI. Aparte de confirmar como senior Gondissalvo Munnioz, también aparece con el título de potestas y dominante Lara, topónimo que dio nombre a su linaje, aunque no fue hasta el siglo XII que sus miembros lo añadieron a respectivos patronímicos.​

Su presencia en la curia regia se constata desde 1059 cuando aparece en varias ocasiones confirmando diplomas reales, junto con Gonzalo Salvadórez, de los reyes Fernando I, Sancho II, y Alfonso VI,2 aunque en algunos casos, al no mencionar la tenencia que gobernaba, podría tratarse de un homónimo.​

Ejerció varias tenencias, incluyendo Carazo, Huerta, Osma y Lara, esta última gobernada durante catorce años desde 1081 hasta 1095.30​1​31​ Sus propiedades se encontraban en Castilla la Vieja, Tierra de Campos y en Asturias, y tenía derechos en Hortigüela,​ así como en los pueblos de Duruelo de la Sierra, y Covadela.​

En 1067, acompañó a Gonzalo Salvadórez, al conde Fernando Ansúrez y a los obispos de León y de Astorga a la ciudad de Sevilla, siguiendo las órdenes del rey Fernando I, quien les había encomendado la misión de traer el cuerpo de santa Justa.

Participó en una campaña en tierras portuguesas en 1093 y en 1095 desempeñó un papel relevante en la cerca de Huesca. Tres años más tarde, en 1096 acudió con sus mesnadas y otros nobles, tal como el conde García Ordóñez, al socorro de Huesca en la batalla de Alcoraz, que pertenecía al rey de la taifa de Zaragoza Al-Musta'in II y estaba siendo sitiada por Pedro I de Aragón. La ayuda castellana al rey musulmán fue infructuosa, pues Huesca fue conquistada el 15 de noviembre de ese año- ​ En 1098 tuvo una intervención importante en la repoblación de Almazán y Medinaceli después que fuese conquistada en 1104 así como en Andaluz, esta última plaza posiblemente parte de su señorío.

Fue patrono de varios monasterios a los que hizo donación y él y su esposa Goto estuvieron muy vinculados al Monasterio de Santa María la Real de Piasca, que había sido de la familia de Goto, los Alfonso. Su hijo Rodrigo en una donación efectuada en 1122 recordaba que había sido edificado por sus abuelos y que sus padres habían sido patronos del cenobio: edificaberunt abios et patronos atque parentes nostros.

Su última aparición en la documentación medieval fue el 12 de diciembre de 1105 en el Monasterio de San Salvador de Oña y probablemente falleció poco después.​ Sus hijos Pedro y Rodrigo «fueron los principales artífices del ascenso del linaje de Lara»

miércoles, 4 de noviembre de 2020

Algunas noticias sobre la Tierra de Huete.

 



Algunas noticias sobre la Tierra de Huete

Parroquias de la Mayordomía de Huete  a fines del siglo XVI

Loranca, una pila. -Olmedilla, una pila. -Carrascosa, una pila. -Pineda, una pila. -Verdelpino, una pila. -Carrascosilla, una pila. -Bonilla y Uter Viejo, despoblado, una pila. —Caracenilla, una pila. -Caracena, una pila. -Langa, una pila. Valdecolmenas y Castillo, su despoblado, una pila. -Valdemoro, una pila. -Portalrubio, una pila. -Saceda del Río, una pila. —Peraleja y Medinilla, su despoblado, una pila. -Villanueva y Montuenga, su despoblado, una pila. -Moncalvillo, una pila. —Jabalera, una pila. -Garcinarro y Mohorte, su despoblado, una pila. -Mazarulleque, una pila. —Cuevas de Mazarulleque, una pila. —Alcázar y Arbolete, su despoblado, una pila. -Huelves, una pila. -Vellisca y Vellisquilla, su despoblado, una pila. -Navahermosa, una pila. 

http://palomatorrijos.blogspot.com/2008/12/la-aldea-de-navahermosa-loranca-del.html

-Barajas, una pila. -Leganiel, una pila. —Saceda de Transierra, una pila. -Villaescusa de las Salinas, una pila. -Gascueña, una pila.


Gascoñuela, aldea de Huete

Gascoñuela debía estar despoblada o poco menos, y había sido dada por Sancho IV con la condición de que no pasase a manos de iglesia o persona eclesiástica, y como en este caso se faltaba al precepto real, la infanta pidió al rey don Fernando IV, su primo, que por un acto de su real poderío levantase aquella condición, y así lo hizo el monarca en carta que escribió al obispo don Pascual dando validez al trueque.

 Todavía fue necesario dar mayor fuerza al convenio, por lo que, estando Doña Blanca en Guadalajara, a 1 de Enero del año 1305, otorgó escritura confirmatoria del cambio diciendo que comprara Gascoñuela de Juan Martínez, repostero de Sancho IV, que dio el lugar á dicho su servidor. En la misma escritura dice la infanta que recibe en cambio la perfecta posesión del castillo de las Peñas de Viana, «que solían decir Alcalatenas, » según lo dio al obispo y cabildo de Cuenca el rey Don Alonso, el conquistador de dicha ciudad, reconociendo además que había visto el documento donde constaba esta real donación, con lo que confesó que no eran vanas ni temerarias las pretensiones de la iglesia conquense.

 

Beatriz de Castilla (Zaragoza, Aragón, c. 1242/1244-27 de octubre de 1303). Dama castellana y reina consorte de Portugal, hija natural de Alfonso X el Sabio y de Mayor Guillén de Guzmán. Heredó de su madre los señoríos de Alcocer, Salmerón, Viana de Mondejar, Palazuelos, y Valdeolivas. Fruto de su matrimonio con Alfonso III de Portugal nace, entre otros, Blanca de Portugal (Santarén, 25 de febrero de 1259-17 de abril de 1321), señora del monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas de Burgos donde recibió sepultura.  Blanca de Portugal era medio hermana de Sancho IV de Castilla y así prima hermana de Fernando IV.

El 1 de febrero de 1305 el obispo don Pascual junto con el cabildo catedralicio conquense realizan un trueque con la infanta doña Blanca, hija del rey de Portugal, a través del cual ésta recibió del obispo y cabildo el castillo de las Peñas de Viana (Peñas Alcatenas) que les había donado Alfonso VIII, haciendo entrega a cambio de la aldea de Gascoñuela, cerca de Alcocer, en la cual el cabildo veía una mayor fuente de provecho.

1305, febrero. Guadalajara. Carta de cambio entre la infanta Blanca, hija del rey Alfonso III de Portugal, Señora de las Huelgas, con consentimiento de Fernando IV, su cuñado, de Gascoñuela, aldea de Huete, cerca de Alcocer, por el castillo de las Peñas de Viana con todas sus propiedades y derechos, antes Peñas Alcatenas, propiedad del Cabildo de Cuenca. El Obispo era don Pascual.

Gascoñuela, aldea de Huete, cerca de Alcocer era antes propiedad de Juan Martinez, Repostero Mayor de Sancho IV. Este monarca se la había donado en 1289.

El castillo de las Peñas Alcalatenas o de las Peñas Alkalathem fue una fortificación situada sobre la más meridional de las Tetas de Viana, entre Trillo y Viana de Mondejar. Hacia el año 886, el caudillo Calib Ben Hafsun mandó fortificar una de las Tetas sobre la que levantó una torre vigía a la que se accedía a través de unas escaleras talladas en la roca de la montaña y desde donde se podía divisar el valle del río Tajo y gran parte de La Alcarria. Probablemente desapareció por el desuso tras la conquista cristiana de la zona. Quedan algunos restos de un aljibe excavado en la roca y algunas piedras correspondientes al inicio de la torre.

En el pueblo de Viana de Mondejar existe la leyenda de que en el castillo estuvo presa la reina doña Blanca, sin decir cuál.

Las peñas Alcalatenas, peñas Alkalathem, peñas Alcalatén o peñas de Braña, conocidas popularmente como las "Tetas de Viana" son dos montañas gemelas, en forma de cerros testigo situadas en La Alcarria entre las localidades de Trillo y Viana de Mondejar. En diciembre de 2006 las Tetas, dos muelas de tierra caliza erosionadas por ramblas que surgen en su alrededor y por los ríos Tajo y de la Solana, y su entorno fueron declarados Monumento Natural por la Junta de Comunidades de Castilla y La Mancha.

 

A comienzos de 1300 nos encontraremos ya iniciado un serio conflicto entre don Pascual y el anterior obispo conquense, don Gonzalo Díaz Palomeque, ahora arzobispo de Toledo.

El obispo de Cuenca, poco después de ser nombrado para esta sede, había presentado una querella ante la audiencia pontificia contra don Gonzalo Díaz, acusándole de haber entregado algunas fortalezas y bienes de la mesa episcopal conquense a ciertos nobles, así como de haber cometido algunos abusos en la colación de beneficios y haber sometido al clero diocesano a indebidas exacciones mientras duró su pontificado en Cuenca.

Por todo ello Bonifacio VIII, el 18 de enero de 1300, ordenaría abrir una investigación sobre el caso para que le fuesen devueltas al obispo de Cuenca las posesiones arrebatadas, comisionando para tal misión a los obispos de Plasencia y Ciudad Rodrigo, y autorizando incluso el recurso al brazo secular en caso de que hubiese dificultades para el cumplimiento del mandato pontificio".

Al año siguiente, el 7 de marzo, el papa tendría que intervenir de nuevo dirigiéndose al arzobispo de Sevilla, al obispo de Plasencia y al abad de San Emiliano de Lara -en la diócesis de Burgos-, para que éstos se encargasen de que el obispo de Cuenca don Pascual no fuese molestado por nadie en la pacifica posesión de sus bienes  lo que hace sospechar que el litigio del año anterior aún no había desaparecido del todo.

En 1302 los conflictos aún seguían latentes, y en esta ocasión el motivo de disputa era la pertenencia de ciertos bienes situados en la diócesis de Cuenca -pan, vino, ganado y otros productos- que según don Pascual le estaba arrebatando el arzobispo toledano. Ambos litigantes pondrían finalmente el caso en manos del obispo de Sigüenza don Simón de Cisneros, el cual, el 4 de marzo de dicho año, como juez árbitro nombrado para dar un veredicto, tras las investigaciones oportunas, condenó a don Gonzalo Díaz a pagar al obispo conquense 20.000 maravedís en compensación por los bienes arrebatados, quedando además exento don Pascual de devolver al arzobispo don Gonzalo las 500 libras tornesas que éste le había prestado en la Corte de Roma.

Don Pascual estuvo presente en el Concilio de Peñafiel convocado en 1302 por el arzobispo don Gonzalo Díaz Palomeque.


LA IQLESIA DE CUENCA EN LA EDAD MEDIA (SIQLOS XII-XV) ESTRUCTURA INSTITUCIONAL Y RELACIONES DE PODER, JORGE DÍAZ IBÁÑEZ, 1996

LAS RELACIONES ENTRE LA IGLESIA CONQUENSE Y LOS ARZOBISPOS DE TOLEDO DURANTE LA EDAD MEDIA.  JORGE DÍAZ IBÁÑEZ

LAS TIERRAS DE CUENCA Y HUETE EN EL SIGLO XIV. JOSÉ MARÍA SÁNCHEZ BENITO

EL BRAZO MAYOR DE LA CATEDRAL DE CUENCA. CONFIGURACIÓN ORIGINAL Y ALTERACIONES POSTERIORES. FRANCISCO NOGUERA CAMPILLO. DIRECTORES DE LA TESIS: MARÍA JOSEFA CASSINELLO PLAZA (DIR. TES.) LECTURA: EN LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID (ESPAÑA) EN 2012. http://oa.upm.es/14535/1/03_2012_FRANCISCO_NOGUERA_CAMPILLO.pdf

RELACIONES QUE EN EL REINADO DE FELIPE II Y POR SU MANDADO ESCRIBIERON VARIOS PUEBLOS DE LA MONARQUÍA, CONFORME AL INTERROGATORIO É INSTRUCCIONES QUE PARA ELLO HABÍAN RECIBIDO. GUÁRDENSE ORIGINALES ESTOS ESCRITOS FORMANDO OCHO TOMOS EN LA BIBLIOTECA DEL ESCORIAL Y DE ELLOS SE SACARON DOS COPIAS, UNA PARA NUESTRA ACADEMIA Y OTRA PARA LA BIBLIOTECA NACIONAL. RELACIONES TOPOGRÁFICAS DE ESPAÑA RELACIONES DE PUEBLOS DE LA PROVINCIA DE GUADA LA JARA. JUAN CATALINA GARCÍA.

https://www.heuristiek.ugent.be/wp-content/uploads/2018/08/mhe41.pdf

 

La Olmeda y San Pedro despoblados de la aldea de Carrascosa de Campo de la jurisdicción de Huete

1303, julio. Cuenca.

Carta de venta de Urraca Pérez, sobrina de Alfonso Martínez, al maestre Domingo y al Cabildo de sus posesiones en San Pedro de la Olmeda, término de Huete, por 2.000 maravedís de 10 dineros el maravedí.

San Pedro de la Olmeda se encontraba en las inmediaciones de Carrascosa del Campo, entonces aldea de la Tierra de Huete. Al oeste de La Olmeda

Al este de los despoblados de Cifuentes y La Olmeda localizamos el Pozo de San Pedro y el despoblado del mismo nombre, en las inmediaciones de la cañada de Beteta.

 A 2 kilómetros al sureste del Pozo de Cifuentes situamos el despoblado de La Olmeda. 

Situamos este despoblado junto a la actual carretera de Carrascosa a Palomares,  en tierras de la cañada de Beteta.



El título de condede Viana y duque de Huete fue concedido por Enrique IV a Lope Vázquez de Acuña,su «leal y buen vasallo,».

 Dado en Estremera en Noviembre de 1474.

 En el original está en blanco la fecha y no lleva refrendata ni sello; como si fuera una merced extendida, pero no cumplida.

 Concierto entre don Alfonso Carrillo y don Lope de Acuña su hermano, para evitar los debates que pudieran ocurrir á la muerte de los padres de ambos, Lope Vázquez de Acuña y Doña María de Mendoza

 

Acordaron que don  Alfonso heredase -ciertos bienes y Lope de Acuña  Anguix, Viana y Azañón. Era esto en Noviembre de 1479, y después de la venta al conde de Tendilla, éste, que se hallaba en Roma, obtuvo de don Alfonso Carrillo, en Roma también residente y que ya se llamaba protonotario, que firmase una escritura declarando que puesto que la compra había sido hecha de buena fe por el conde, presente al acto de firmar la escritura, y porque «la buena fe debe haber razón particularmente entre nobles varones,» dio por nulos los derechos que el referido concierto con su hermano podía dar al protonotario contra la venta de Anguix, Viana y Azañón. Hecha en Roma, en el Campa de Flor, palacio de los Orsinos, «donde el dicho conde de presente mora.»

 

http://palomatorrijos.blogspot.com/2020/04/arroyo-de-valmelero-httpsbooks.html


 http://palomatorrijos.blogspot.com/2011/02/casas-de-los-vazquez-de-acuna-en-la.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/2009/02/lope-vazquez-de-acuna-duque-de-huete.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/2011/05/la-tierra-de-huete-y-los-vazquez-de.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/2020/04/despoblados-del-termino-municipal-de.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/2012/06/los-vazquez-de-acuna.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/2010/02/san-pedro-palmiches-senorio-de-los.html


http://palomatorrijos.blogspot.com/search/label/Paredes