lunes, 9 de noviembre de 2020

Los Chinchilla de la ciudad de Cuenca

 

Juan Fernández de Chinchilla.

Inquisición 1512 condenado y quemado

Familias conquenses de apellido Chinchilla


            Son de apellido Chinchilla los linajes de la familia Chirino de Cuenca, los Sandoval de la Ventosa y los Parada de la Peraleja.

 Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, regidor de Cuenca, casa con María Sánchez de Madrid.

 Son padres de Teresa Chinchilla, de María y de Juan Fernández Chinchilla el Mozo también regidor de Cuenca.

Teresa Chinchilla casa con Pedro Fernández de Alcalá, regidor de Cuenca.

Padres de García Fernández de Alcalá[1], regidor de Cuenca, casa con Gregoria de Cañizares.

Padres de Teresa Chinchilla, Cañizares por su madre, que casa con Sebastián Chirino de Loaisa. Estamos en la segunda mitad del siglo XVI. Matrimonio con sucesión hasta ahora. El linaje Chirino de Cuenca.

 

            María Fernández Chinchilla casa con Bernardino de Cabrera, de este fue hermano Andrés de Cabrera primer marqués de Moya en Cuenca. Con descendencia. Según esta anotación los Chirino son parientes de los marqueses de Moya y de los condes de Chinchón.


Juan Fernández Chinchilla el Mozo, regidor de Cuenca, emparenta también con los Alcalá, de los regidores de Cuenca a lo largo del siglo XV[2], al casar con María Álvarez de Alcalá. Hija de Alonso Álvarez de Alcalá, regidor de Cuenca, y de Blanca Álvarez.

 De Juan Fernández Chinchilla y de María Álvarez de Alcalá es sexto nieto paterno Alonso Jacinto de Sandoval y Chinchilla, conde de la Ventosa en la Tierra de Huete, primo en séptimo grado de Juan Francisco Buedo Chirino titular del mayorazgo Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.


 Juan Fernández de Chinchilla el Mozo casa con María Álvarez de Alcalá siendo padres de Gregorio, funda mayorazgo en 1548. Una hija de este llamada María Chinchilla y Tamayo casa con un Sandoval de los señores de la Ventosa llamado Juan Hurtado de Sandoval, regidor de Cuenca. De ellos es quinto nieto José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa.

 María Chinchilla y Tamayo es prima segunda de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino Loaisa el Mozo, cabeza de los Chirinos de la ciudad de Cuenca, de quien descienden los actuales Chirino de Cuenca y en el siglo XVII la octava señora del señorío de Cervera por su matrimonio con el Toledo que es octavo señor de Cervera.

 De Juan Fernández de Chinchilla el Mozo y de su mujer María Álvarez de Alcalá que viven en el siglo XV son descendientes al finalizar el siglo XVIII los que se titulan condes de la Ventosa y emparentan con la casa de los marqueses de Pontejos y también descienden de este matrimonio los que emparentan con los Parada del mayorazgo de la Peraleja en este siglo XVIII.

 García Fernández de Alcalá, regidor de Cuenca, casa con Gregoria Cañizares, Chinchilla. Padres de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino de Loaisa y de Garcí Fernández de Alcalá que casa con Jerónima de Anaya, señores de Navarramirro, junto a Monteagudo de las Salinas en Cuenca.

           Pedro González de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, es padre de Juan de Alcalá que fue alcaide de la fortaleza de Enguídanos de que hizo pleito de homenaje, de Pedro Suarez de Alcalá que fue señor de Solera, Solera de Gabaldón en Cuenca, procurador en Cortes de Cuenca y Guarda y Vasallo del Rey, y de Garcí Fernández de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, casa con Juana Olivares. Padres de Beatriz Fernández de Alcalá que casa con Alfonso Álvarez, regidor de Cuenca, y de Pedro Fernández de Alcalá, vecino y regidor de Cuenca, casa con Teresa Chinchilla. Con sucesión hasta ahora. El linaje Chirino de Cuenca. Teresa Chinchilla es hermana de Juan Fernández de Alcalá el Mozo de cuya descendencia nos hemos ocupado ya en el primer punto de este apartado IX. Pedro Suarez de Alcalá levantaba una fortificación en 1485 en Solera[3].

 Los Alcalá y los Toledo de Cervera, regidores del concejo de Cuenca, servían con un promedio de cuatro lanzas jinetas al Rey.

Pedro de Alcalá y Teresa Chinchilla son abuelos de Teresa Chinchilla, Cañizares por su madre, que casa con Sebastián Chirino Loaisa, con sucesión el linaje Chirino de Cuenca, y de Garcí Fernández de Alcalá que casa con Jerónima de Anaya, señores de Navarramiro, junto a Monteagudo de las Salinas en Cuenca. Es su cuarta nieta Josefa Muñoz de Castilblanque, madre de la séptima señora de Cervera que recibe el señorío de Navarramiro en Cuenca. Josefa Muñoz de Castilblanque, señora de Navarramiro, es por los Alcalá Chinchilla Cañizares prima en quinto grado de Francisco Buedo Chirino cabeza del linaje Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.

Respecto a Pedro Suarez de Alcalá que es señor de Solera en Cuenca decir que un Diego Solera casa con María Chirino que es la titular del mayorazgo Chirino de Cuenca fundado por su abuelo Fernando Chirino Toledo llamando en la sucesión a los hijos de su hermano Sebastián en cuya descendencia seguirá a fines del siglo XVII el mayorazgo Chirino de Cuenca. María Chirino casa con Diego Solera. Padres de Isabel Chirino Solera, prima tercera del que será su sucesor en el mayorazgo Chirino de Cuenca al morir Isabel sin dejar hijos. ¿Puede ser este Diego Solera descendiente de Pedro Suarez de Alcalá, puede que bisnieto, que es señor de Solera? De ser así María Chirino casa con un primo tercero de Teresa Chinchilla que casa con Sebastiano Chirino de Loaisa cuyo nieto también de nombre Sebastián es el sucesor del mayorazgo Chirino de Cuenca al morir sin dejar hijos su prima tercera Isabel Chirino Solera hija de María Chirino y de Diego Solera[4].

 Como vemos no está exento el linaje Chirino de incógnitas familiares en su línea genealógica. Dudas que no se podrán aclarar hasta encontrar la documentación original que lo permita. Dudas que también hacen tal vez más interesante seguir el devenir de esta familia cuyo origen parece que se remonta a la conquista de la ciudad de Cuenca a fines del siglo XII.

            De Juan Fernández Chinchilla el Mozo, regidor de Cuenca, vienen los Chinchilla que emparentan con los de apellido Sandoval del señorío de la Ventosa y con los de apellido Parada del mayorazgo de la Peraleja y de su hermana Teresa Chinchilla vienen los Chinchilla que emparentan con los Chirino de Cuenca.

En el siglo XVIII, los Sandoval de la Ventosa y los titulares del linaje Chirino de Cuenca son primos con su ascendía común en Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, padre de su homónimo el Mozo. Además los Sandoval y los Chirino son también primos de los Parada de la Peraleja que también son de apellido Chirino Chinchilla por mujer.

 En la primera mitad del siglo XV, Juan Herráez de Chinchilla el Viejo y María Sánchez de Madrid son padres de Juan Fernández de Chinchilla el Mozo, regidor de la ciudad de Cuenca. Casa con María Álvarez de Alcalá. Su hijo funda mayorazgo en 1548 y una hija de este llamada María Chinchilla y Tamayo casa con un Sandoval de los señores de Ventosa llamado Juan Hurtado de Sandoval, regidor de Cuenca. De ellos es quinto nieto José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa. María Chinchilla y Tamayo es prima segunda de Teresa Chinchilla que casa con Sebastián Chirino Loaisa el Mozo de quien descienden los actuales Chirino de Cuenca y la octava señora de Cervera por su matrimonio con el titular de este señorío. Sexta nieta de Juan Herráez de Chinchilla el Viejo y de María Sánchez de Madrid es Josefa Cañizares que casa con Juan Antonio Parada, natural y vecino de Huete, marqués de la Peraleja.

José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, sexto conde de la Ventosa, en 1760 solicitó Real facultad para imponer un censo sobre sus mayorazgos, y poder así atender a los gastos de la boda de su hermana e inmediata sucesora, Vicenta. El sexto conde de la Ventosa, José Joaquín de Sandoval y Blasco de Orozco, tiene concertada su boda con su prima María Joaquina Bermúdez Parada que es la heredera del mayorazgo principal de la familia titular del marquesado de la Peraleja, familia a la que pertenecen los señores y condes de Cervera por línea de mujer desde el siglo XVII. María Joaquina Bermúdez Parada muere el 19 de marzo de 1814 y sin poder casar con su primo el sexto conde de la Ventosa con quien estaba acordado su matrimonio con Real Licencia de 1789 al morir éste ya en 1804. Unos años después, la muerte de María Joaquina es la razón que pone el mayorazgo de María Joaquina Bermúdez Parada en manos de sus primos los Toledo de Cervera, concretamente en las del segundo conde de Cervera.

 Vicenta de Sandoval y Blasco de Orozco se titula condesa de la Ventosa. Sigue en el Condado su hija Mariana de Pontejos y Sandoval. Vicenta de Sandoval y Blasco de Orozco casa con Antonio Bruno de Pontejos y Sesma, tercer marqués de Casa Pontejos. Con sucesión que son condes de la Ventosa y marqueses de Casa Pontejos. El Teatro Reina Victoria en la madrileña Carrera de San Jerónimo, esquina a la calle de Echegaray, fue construido en 1916 en el solar de la antigua casa del mayorazgo de Pontejos. Al cuarto marqués consorte de Casa Pontejos y del condado de la Ventosa se decida en Madrid la llamada Calle del marqués viudo de Pontejos y la Plaza de Pontejos situadas junto a la Puerta del Sol y cerca de donde estuvo la casa de los Pontejos y Ventosa hasta comienzos del siglo XX. También en el Parqué del Buen Retiro hay un Paseo del Marqués de Pontejos. De 1834 a 1836 fue alcalde de Madrid. En 1838 abandonó la actividad política, y comenzó a trabajar en la creación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid. Intervino también en la fundación del Ateneo de Madrid. Hay un busto suyo en la fuente de la Plaza de Pontejos, construida en 1849. En 1892 la Caja de Ahorros le dedica la estatua colosal que puede verse en la plaza de las Descalzas en las inmediaciones del Palacio Real de Madrid.


Para terminar,  repetir que Sandovales de la Ventosa y sus primos los Parada de la Peraleja así como sus primos los Chirino pueden ser familia de los marqueses de Moya  y de los condes de Chinchón pues la ascendencia de todos estos linajes está en los que son de apellido de Madrid.

 Juan Herráez de Chinchilla el Viejo, regidor de Cuenca, casa con María Sánchez de Madrid. De este matrimonio son nietos Teresa Chinchilla y su hermano Garcí Fernández de Alcalá que tienen una tía materna llamada María Fernández de Chinchilla que casa con su pariente por el apellido de Madrid que se llama Bernardino de Cabrera que es y de este fue hermano Andrés de Cabrera primer marques de Moya, señor de Chinchón y señor y marqués de Moya. No encontramos a este Bernardo en las genealogías de los Cabrera, pudo ser hijo natural y así medio hermano de Andrés Cabrera. De María Fernández de Chinchilla y de Bernardino de Cabrera descienden los Montemayor Córdoba, de Fernando y su mujer, según leemos en los papeles de los Chirino un primo segundo de Teresa Chinchilla llamado Bernardino de Cabrera casa con María Chirino siendo padres de Julián Cabrera, presbítero.

Al comenzar el siglo XVIII, los Parada que se titulan marqueses de la Peraleja en la tierra de Huete[5] son primos de los titulares del linaje Chirino de Cuenca con su ascendía común en Juan Herráez de Chinchilla el Viejo. Además, los Parada de la Peraleja son también de apellido Chirino, primos en séptimo grado de Juan Francisco Buedo Chirino titular del mayorazgo Chirino de Cuenca en la segunda mitad del siglo XVII.

 

De Juan Fernández Chinchilla vienen los Chinchilla Chirino que emparentan con los Sandoval dela Ventosa y de su hermana Teresa Chinchilla de apellido Cañizares por su madre vienen los Chinchilla que emparentan con los Chirino de Cuenca. De Diego Fernández de Chinchilla, hijo de Juan Fernández de Chinchilla vienen los Chinchilla que emparentan con la familia Parada de Huete del mayorazgo de la Peraleja y de Gregorio Fernández de Chinchilla que es hermano de Diego los Chinchilla que emparentan con los Sandoval de la Ventosa.

 

Son los Parada una de las familias con más presencia económica en las tierras y pueblos de Huete formando parte de la elite de su nobleza municipal y con representación en el concejo de la ciudad de Huete de la que son regidores perpetuos. Titulares de importantes mayorazgos en la ciudad de Huete y en los pueblos de su Tierra y con sus Casas Principales en la ciudad de Huete. Parada y Sandoval con su ascendencia común en el Juan Fernández Chinchilla y en su mujer María Álvarez de Alcalá tienen en este siglo XVIII concertado el matrimonio de los titulares de sus Casas, matrimonio que no llegará a celebrarse.

 Vemos una endogamia repetida a lo largo de los siglos en los linajes Chirino, Toledo, Castillo, Chinchilla, Alcalá y Cañizares que hace parientes en distinto grado de consanguineidad a los que llevan estos apellidos. Consanguineidad que se hace extensiva a otros linajes de la ciudad de Cuenca como son, entre otros, Montemayor y Teruel.



[1] A un Alcalá, regidor de Cuenca, vende a mediados del siglo XV Mosén Diego de Valera su propiedad de la Grillera a orillas del río Júcar

[2] Concejo, poder y élites: la clase dominante de Cuenca en el siglo XV. José Antonio Jara Fuente. Obra con extensa e interesante información sobre las familias de los regidores de Cuenca del siglo XV nombrados en este trabajo.

[3] José María Sánchez Benito. Territorio y conflicto en el ámbito jurisdiccional de Cuenca en la época de los Reyes Católicos, 1996.

[4] Fernando Alonso Chirino con Isabel de Montana y Molina, es padre entre otros, de Diego Chirino y Molina, su hijo segundo y heredero de las posesiones de los Chirino en la ciudad de Cuenca y su Tierra, que casa con su pariente Violante Alonso de Toledo, hermana del tercer señor de Valdeloso, Guadalajara. Diego Chirino y Violante Alonso de Toledo son padres de Fernando Chirino Toledo, que funda mayorazgo llamando en la sucesión a los hijos de su hermano Sebastián en cuya descendencia sigue el mayorazgo de los Chirino de Cuenca. Fernando Chirino casa con Juana de Villafranca, con los Villafranca emparenta también por su marido Inés Chirino y Pernia, prima hermana de Fernando y Sebastián Chirino. Padres de Antonio Chirino Villafranca que es padre de María Chirino que casa con quien puede ser su pariente de costado Diego Solera que puede ser de la familia de los Alcalá por su ascendencia  Padres de Isabel Chirino Solera, prima tercera del que será su sucesor en el mayorazgo de los Chirino de Cuenca al morir Isabel sin dejar hijos. Isabel Chirino casa con Alonso Enríquez. Isabel Chirino no deja hijos por lo que el mayorazgo fundado por su bisabuelo Fernando Chirino pasa a sus primos los descendientes de Sebastián Chirino, hermano de Fernando, que fueron llamados a la posesión de este mayorazgo por el fundador. Del abuelo y de los padres de Isabel nada podemos aportar y nada se dice de ellos en la documentación del Archivo Chirino. De Isabel Chirino Solera que es la titular del mayorazgo Chirino de Cuenca a fines del siglo XVI sabemos que casa con Alonso Enríquez. Este matrimonio no tiene hijos.

[5] El marquesado de la Peraleja es un título nobiliario español creado el 15 de marzo de 1712 por el pretendiente Carlos de Austria a favor de Juan José de Parada y Mendoza, regidor perpetuo de Huete, en la provincia de Cuenca. Su denominación hace referencia al municipio de la Peraleja en la provincia de Cuenca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario