lunes, 24 de marzo de 2008

Cañadas mesteñas en el municipio de Campos del Paraíso





Escudo de la Mesta y mapa de la vías de trashumancia.



Las Tierras de Cuenca estaban recorridas por nueve vías que constituían la Cañada Real Conquense parte de la Gran Cañada Manchega. Por las tierras situadas al oeste de la ciudad de Cuenca discurrían cinco vías que se dirigían hacía Andalucia- el valle de Alcudia en Jaén- por las provincias de Toledo y Ciudad Real. Así vemos en la cañada de Los Chorros que unía Aragón y Andalucía. Procedente de Teruel, de la sierra de Albarracín, entraba en la provincia de Cuenca por Huélamo y Tragacete, cruzaba la sierra por el oeste del cauce del río Jucar, seguía hacia la ciudad de Cuenca, la bordeaba por el sureste hacia el término de Villar de Olalla para en los de Jábaga y Albadalejito recoger los ganados que procedentes de Guadalajara traía la cañada de Rodrigo Ardaz. Desde aquí continuaba hacía el oeste de la ciudad de Cuenca bajando hacía la Alcarria por tierras de Cabrejas, Villarejo de la Peñuela, Villar del Horno, Naharros, Pineda, Horcajada, Valparaíso de Arriba y Abajo, Torrejoncillo del rey, Carrascosa y Palomares del Campo y Rozalén. Aquí por la cuesta de la Borgolla seguía a Uclés en donde se cruzaba con las de Beteta y Molina de Aragón y se dividía en dos ramales uno por Almendros, Torrubia del Campo y Pozorubio hacia Villacanas en Toledo donde se unía con la Soriana y otro que abandonaba las tierras conquenses por Las Pedroñeras y Las Meses entrando en las de Ciudad Real por el término de Socuellamos. Seguía hacia el de Cuesta Blanca donde se dividía en dos ramales; uno hacia el Valle de Alcudia y el otro hacia Vilches y Linares por Tomelloso, Argamasilla de Alba, Alcubillas y Castellar de Santiago, cruzaba Sierra Morena y entraba en la provincia de Jaén por Aldeaquemada. La citada de Rodrigo Abad que recogía los ganados de las tierras del norte de Cuenca en sus limites con Guadalajara. Desde Peralejos de las Truchas, cruzando el tajo por el puente de Rodrigo Ardaz, seguía por Cueva del Hierro, Masegosa, Las Majadas, Portilla, Villalba de la Sierra-con un itinerario desde aquí hasta Cuenca paralelo al cauce del río Jucar-, Sotos, Mariana, Embid, Arcos de la Cantera, Chillarón, cruzando los ríos Chillarón y Jucar por el puente del Palmero, uniéndose en tierras de Jabaga, Albadalejito y Villar de Olalla con la de Los Chorros. La de Beteta procedía de Guadalajara, de las tierras de Molina, pasaba por Peñalén y Poveda-hasta el siglo XIX tierras conquenses-, siguiendo por Beteta, Fuente-Escusa, Cañamares Albalate de las Nogueras, Arrancacepas, Bonilla, Verdelpino, Valparaísos, Olmedilla y Carrascosa uniéndose en tierras de Rozalén y Uclés con la de Los Chorros y Molina de Aragón. Esta cañada discurría por el término de Alcohujate, Cañaveruelas, Villalba, Mazarulleque, Huete, Vellisca, Loranca, Alcázar, Carrascosa y Rozalén y Uclés.
Cuatro cañadas recorrían las tierras del este de la Provincia hacía las Albacete, Valencia, Alicante y Murcia. La cañada del Hoyo y Sisante; conocida como Vereda del Picazo o cañada Murciana, que partía del término de La Cierva, seguía por la Cañada del Hoyo, Monteagudo y cruzaba la provincia de Cuenca de norte a sur, abandonándola por Casas de Benítez y penetrando en la de Albacete por La Roda. De ella, y en el término de Monteagudo, se separa la denominada de los Serranos que discurre por Campillo de Altobuey, abandona la provincia entre los términos de Ledaña y el Herrumblar adentrándose en la de Albacete y con ramales a Valencia, Alicante y tierras murcianas. La cañada de Zafrilla bajaba de la Sierra de Albarracín atravesaba Zafrilla, Salvacañete, Alcala de la Vega- en el valle del Cabriel-, Fuentelespino de Moya, Henarejos, Garaballa, abandona la provincia por Aliaguilla, internándose en la de Valencia por los términos de Camporrobles y Utiel en dirección a Chiva. La cañada de Salvacañete arrancaba de la anterior con un recorrido paralelo a ésta pero más al Norte. Atravesaba Salvacañete, Algarra y Moya, abandonando la provincia por Santa Cruz de Moya y penetrando en la de Valencia por Aras de Alpuente hacia Villar del Arzobispo y Chiva. Entre las Cañadas de Zafrilla y Salvacañete, y partiendo de la primera, discurre el Cordel de Linares o cañada de Talayuelas que desde Fuentelespino de Mora atravesaba Landete y Talayuelas entrando en la provincia de Valencia por Sinarcas en dirección a Chiva. Existía un cordel que unía la cañada de Zafrilla con la de Talayuelas discurriendo desde Garaballa hasta Sinarcas.
Cañadas mesteñas en las tierras del municipio de Campos del Paraíso. Paloma Torrijos.
Las fotografías han sido tomadas el 5 de abril de 2008 en Loranca del Campo, donde es dificil; como en el resto de las localidades del municipio de Campos del Paraíso, encontrar rebaños paciendo por sus tierras.