jueves, 22 de julio de 2010

Puerto Viejo y Murallas. Dubrovnik.











Fuerte de San Juan.



La construcción de las murallas se inició en el siglo VIII y se termina en el XVI Rodean la ciudad a lo largo de 1.940 metros de longitud. Son con las de la isla de Rodas unas de los más bonitos de los sistemas de fortificación del Mediterráneo. Tienen 16 torres, 2 fortificaciones y 4 bastiones. Alcanzan los 22 metros de altura en alguno de sus puntos, y el espesor de sus muros es de 4 a 6 metros. Resistieron el terremoto de 1667 y los daños producidos por los bombardeos de la guerra, han sido reparados en su totalidad.

Un paseo por ellas nos ofrece unas magníficas vistas de la ciudad y del Adriático. Dispone de tres entradas, una junto a la Puerta de Pile, otra cerca de la Puerta de Ploce y la última en la zona de Buza.

El fuerte Lovrijenac se alza sobre los acantilados, fuera del recinto amurallado y fue construido para proteger el flanco oeste de la ciudad, principalmente de la flota veneciana. Su construcción se inició a principios del siglo XI y finalízó en el XVI. Sus muros, en la zona que da al mar, alcanzan los 12 metros de grosor y bajo la puerta de entrada se puede leer una inscripción en latín que dice: "Non bene pro toto libertas venditur auro" - La libertad no se compra por todo el oro del mundo-. Libertas es el emblema de la ciudad de Dubrovnik.
Desde la puerta de Pile, tomar un camino a la derecha que tras más de 100 escaleras, lleva al fuerte.
Situado sobre un peñasco fuera de la ciudad amurallada, Stari Grad, el fuerte de Lovrijenac, conocido como el Gibraltar de Dubrovnik.

En este mismo lugar los venecianos quisieron construir un fuerte para tener el control sobre Ragusa. Este lugar es clave para controlar tanto la entrada por mar como por tierra a la ciudad amurallada de Dubrovnik, pero la población local construyó un fuerte en 3 meses y cuando llegaron los venecianos con los materiales de construcción, tuvieron que darse la vuelta, por la tanto esta fortaleza es un símbolo de la independencia de Ragusa.


El fuerte de San Juan se localiza en la parte sur de las murallas. Forma parte de las fortificaciones defensivas del Puerto Viejo. Fue construído en cuatro etapas entre los años 1346 y 1557. Su aspecto actual data del siglo XVI. En la actualidad alberga el Museo Etnográfico y el de la Marina, y en su planta baja está el acuario. Vigilaba la entrada de la bahía junto a la torre de San Lucas, que se encuentra al otro extremo.
La puerta de Pile, Vrata Pile, es la entrada principal al casco antiguo fortificacio de la ciudad de Dubrovnik. Se encuentra tras un puente de piedra que fue construido en el año 1537. Esta puerta es una edificación defensiva de diferentes alturas. En una hornacina sobre el arco ojival hay una estatua de san Blas, el patrón de Dubrovnik, que fue realizada por Iván Mestrovic. En los bastiones entre las murallas interiores y exteriores hay una puerta gótica del año 1460. La torre Bokar del siglo XV vigilaba el mar y la Puerta de Pile.

La torre Minceta,
Tvrđava Minčeta, es la más célebre de todas las estructuras defensivas de la muralla de Dubrovnik, situada en la parte noroeste. Fue diseñada por Michelozzo Michelozzi en el año 1461, finalizándose su construcción en 1464 por Juraj Dalmatinac. La torre semicircular está coronada por una segunda torre con troneras en la parte superior. La zona norte de la muralla es mucho más ancha que el resto y es por donde se vivían los ataques más peligrosos. En esta zona defensiva sobresale la torre Minceta, que es la más alta de todas las torres de las murallas de Dubrovnik.