viernes, 29 de octubre de 2010

Elvira de Portocarrero, primera mujer de don Álvaro de Luna.



Armas de los Velasco.



Armas de los Portocarrero.





Desde su creación, en 1382, el título de Condestable fue ostentado por Alonso de Aragón, Pedro Enrique de Trastamara, Rui López de Dávalos, Álvaro de Luna y Miguel Lucas de Iranzo, teniendo carácter vitalicio pero no hereditario. Cuando en 1473 Enrique IV nombra Condestable a Don Pedro Fernández de Velasco, el título se hace hereditario.


El Condestable ya está viudo y sin hijos de su primera mujer en 1431. Es esta primera mujer de don Álvaro doña Elvira de Portocarrero, con quien había casado en el año 1420. Tiene el Condestable cuando su primera boda ya treinta años.

En enero del año 1421, Juan II había legitimado a don Álvaro de Luna, su vasallo y de su Consejo. Citado como hijo de don Álvaro de Luna, copero mayor y del consejo de Enrique III y de doña Juana. En otra documentación en donde se reafirma la legitimación de don Álvaro en los años 1422 y 1423 es citada como Maria.

En 1423, Juan II da a don Álvaro de Luna, señor de la villa de Santistevan y uno de los de su Consejo, el oficio de camarero mayor de las cámaras de los paños. También las heredades de San Martín de Valdeiglesias y de sus términos. Desde el 10 de septiembre es el nuevo Condestable de Castilla. Al año siguiente, 1424, confirma a don Álvaro de Luna las mercedes, que le tenia hechas del oficio de Condestable para toda su vida, con los derechos, quitaciones y salarios en remuneración de sus muchos y singulares servicios, el Condado de Santistevan, las villas de Santistevan, Alfaro, Ayllon, Jubera y Cornago con sus tierras, y jurisdicción, pechos, fueros y derechos, yantares, martiniegas y escribanías.

Es doña Elvira hermana del V señor de Moguer, don Pedro de Portocarrero, y tía de la segunda mujer del I marques de Villena, doña María de Portocarrero, VII señora de Moguer, y madre del II marqués de Villena. Conocemos que doña Elvira da poder a su hermano para poder casar con el condestable con fecha 19 de diciembre de 1419. La boda por poderes en ausencia del novio tiene lugar en la casa de la novia en Sevilla el 9 de marzo de 1420.

Casa don Álvaro por segunda vez a fines de enero de 1431. Es su segunda mujer doña Juana Pimentel que recibe en dote de su padre el señorío de Arenas de San Pedro.

Elvira Portocarrero fue enterrada en la capilla de Saldaña del monasterio de Santa Clara de Tordesillas. Había otorgado testamente en el año 1424. En este año su marido alcanza la cima de su poder en la Corte, pero ella parece que estuvo gravemente enferma, de aqui la redacción de su testamento. Indicaba en este documento su deseo de ser enterrada en las clarisas de Moguer, y si moría afuera de Andalucía en cualquier monasterio de esta orden. Eran los Portocarrero patrones del monasterio de Santa Clara de Moguer y lo han sido hasta inicios del siglo XIX que ceden sus derechos a la archidiócesis de Sevilla. Dejaba entre sus herederos a este Monasterio y al de Repariegos en Segovia. En la capilla de Saldaña podemos ver su estatua yacente que se labra en 1433. Era la capilla de Saldaña el lugar elegido por el contador don Fernán López de Saldaña para su enterramiento y el de su familia.

El contador Saldaña, señor en Salamanca de Miranda del Castañar y en Guadalajara de Villanueva de la Torre, partencía a la Casa de Luna y le unía al Contador no solo amistad, sino también intereses políticos. El propio Condestable manifiesta en una carta de 1433 que doña Elvira está enterrada en Tordesillas y que dota a la Capilla con recursos económicos. En la Capilla podemos ver las armas del Condestable.


En el año 1445 el Condestable dicta su Testamento y última voluntad antes de entrar en la orden de Santiago, en virtud de licencia, que tuvo de Juan II para disponer de algunos bienes, en cuya virtud hizo renunciación y traspaso en don Juan de Luna su hijo mayor, y de doña Juana Pimentel, su mujer, del condado de Santistevan, y otras villas y lugares. El rey hace merced a don Álvaro de Luna de Villanueva de la Torre, que se solía llamar el Aldehuela, que fue de la ciudad de Salamanca, y de Fernando López de Saldaña vasallo del Rey y su contador mayor, y asimismo de las casas que éste tenia en Valladolid. Estas propiedades le fueron confiscadas al contador Saldaña por formar parte de la liga que se opone a Juan II y al príncipe don Enrique, su hijo, en las batallas de Pampliega y Olmedo.




Don Juan Pacheco, I marqués de Villena, casó tres veces: la primera, con doña Juana o Maria de Luna, llamada “Angelina”, prima hermana del condestable don Álvaro de Luna e hija de Frey Rodrigo de Luna, Gran Castellán de Amposta y primera dignidad de la orden de San Juan de Jerusalén en Aragón, habida en Angelina Cerrialda. Esta boda tuvo lugar en Toledo, el 27 de Septiembre de 1435 (cuando Juan Pacheco sólo tenía catorce o quince años de edad) por iniciativa y presión del propio don Álvaro de Luna, y contra la validez de esta unión reclamó repetidamente el esposo, hasta que ganó sentencia del Vicario General de la Diócesis de Segovia, Diego Sánchez de Rivas, en 13 de Febrero de 1442, por la cual se declaró la nulidad de aquel matrimonio celebrado sin la voluntad del contrayente y con manifiesta violencia por parte del famoso Condestable y poderoso valido del rey don Juan II. Era esta boda un instrumento para controlar el Condestable a don Juan Pacheco, figura que desde 1440 es cada vez más ascendente sobre Juan II y que será el I marqués de Villena en el año 1445. Aunque el matrimonio se anula el segundo matrimonio de don Juan Pacheco será en 1442 con doña María Portocarrero y por tanto conveniente igualmente a los planes del Condestable. Padres del II marques de Villena. En 1420, don Álvaro de Luna, había casado con doña Elvira de Portocarrero hermana del V señor de Moguer y su sobrina María, VII señora de Moguer en sucesión de su hermana doña Juana- VI señora de Moguer-, lo hará con don Juan Pacheco que será I marqués de Villena por el apoyo a Juan II en la batalla de Olmedo. Don Álvaro y doña Elvira no tienen descendencia. En 1431, viudo ya y sin hijos, casa a fines de enero con doña Juana Pimentel. Estas son las armas de los Pimentel, condes- duques de Benavente.


Doña Juana Pimentel, condesa de la Puebla de Montalbán, es hermana del III conde de Benavente. Casa en 1431 con don Álvaro de Luna que es ya el IV Condestable de Castilla, maestre de la Orden de Santiago desde 1445 a 1453.

Su sobrino el ya I duque de Benavente casa con doña María Pacheco, hermana del II marqués de Villena. El II marqués de Villena casa en sus primeras nupcias con una nieta de doña Juana y de su mismo nombre que es la III condesa de San Esteban de Gormaz. Es el padre de la III condesa de San Esteban de Gormaz primo hermano del I duque de Benavente.

Es el padre de la III condesa de San Esteban de Gormaz primo hermano del I duque de Benavente que casa con una hermana de su marido. Doña María Pimentel hija del I duque de Benavente y de doña María Pacheco casa con el III duque del Infantado que es su primo segundo y primo hermano de la III duquesa de San Esteban de Gormaz como hijo de doña Maria de Luna y Pimentel que es tía de la III duquesa de San Esteban de Gormaz y casa con el II duque del Infantado. Es el III duque del Infantado nieto de doña Juana Pimentel y el Condestable y así "primo" del II marqués de Villena casado con su prima la III condesa de San Esteban de Gormaz .


Es doña Juana Pimentel por su madre de la Casa de Mendoza y así prima hermana de María Portocarrero madre del II marques de Villena. Éste casa en primeras nupcias con la nieta de doña Juana la III condesa de San Esteban de Gormaz que es así hija de un primo segundo del II Villena, que casa ya viudo con otra mujer de la Casa de Mendoza. Es esta Juana Enríquez prima segunda suya como hija de un primo hermano de su madre. Es Juana Enríquez prima hermana del II duque de Alba y a que es el Alba por su madre de la casa de Mendoza; la madre del II duque de Alba es hermana del padre de Juana Enríquez.