miércoles, 24 de noviembre de 2010

La colina de Gradec. La Ciudad Alta. Zagreb.

La torre Lotrščak. La única torre conservada de la fortaleza del siglo XIII. En el siglo XIX le añaden una pequeña torre en el tejado. Durante años las campanadas de la torre Lotrščak invitaban al anochecer a los ciudadanos a que regresaran a la fortaleza porque las puertas se cerraban con llave. En memoria de esos tiempos, cada día, a partir del Año Nuevo de 1877, se dispara el cañón. Existen varias versiones sobre su origen. Supuestamente, en 1242 el Rey Húngaro Bela IV dejó un cañón como agradecimiento a los ciudadanos que le habían protegido de los tátaros, bajo la condición que de ese cañón tenía que ser disparado cada día para que no se oxidara. Los ciudadanos de Zagreb ajustan sus relojes cada día según ese cañón.













La Iglesia de Santa Catarina

La más hermosa iglesia en Zagreb
está en la Plaza de Catarina. La
iglesia fue construida por los
Jesuitas en la primera mitad del siglo XVII. Con planta de una sola
nave, seis capillas laterales y un
santuario con un fresco ilusionista,
pertenece al tipo de iglesias
jesuitas construidas siguiendo el
ejemplo de Il Gesù en Roma. En las
capillas se encuentran cinco altares
barrocos de la segunda mitad
del siglo XVII y uno de mármol de
1729. La fachada de la iglesia
fue reconstruida después del
terremoto según el boceto
de Herman Bollé en 1880.

La Galería Klovićevi dvori se sitúa
en el antiguo convento en la Plaza
de los Jesuitas, que recibe su nombre
de esa orden religiosa que vino
a Zagreb invitada por los nobles
croatas. El complejo del convento
se apoyaba en la Iglesia de Santa
Catarina y crecía por etapas
desde el siglo XVII al siglo XVIII.


Recuerdo a Nikola Tesla. Nacido en la región de los lagos de Plitvice.
El Antiguo Ayuntamiento.
Desde la Edad Media en este lugar
se reunían los funcionarios de la
ciudad. En 1833 en ese complejo
se concibió el primer teatro
de Zagreb.


Este vestigio de las fortificaciones que defendían Zagreb, es un bello enclave para el viajero. Se conserva todavía en un buen estado de conservación, y se encuentra ubicado en Gornji Grad, conocida como la ciudad alta.

La Torre Kula Lotrscak es junto a la Catedral y la plaza e iglesia de San Marcos, uno de los lugares más típicos. A ella podemos llegar en un curioso funicular que nos sitúa próximos a la misma y al Paseo Strossmayer. Cuando vamos por el mismo, disfrutamos de unas preciosas vistas de la capital croata; vemos Zagreb con un encanto especial. Para acceder al Paseo Strossmayer es ideal coger el funicular desde Tomiceva, o bien subir andando porque las panorámicas de las que gozaremos bien merecen la pena.

Próxima a la estación del funicular se halla la Torre Kula Lotrscak del siglo XIII, lugar desde el cual se realiza el disparo diario a mediodía, a través del cañón de la ciudad.

El funicular que une la Ciudad Alta y la Ciudad Baja con sus vías de 66 metros es el más corto del mundo. Con una frecuencia de 10 minutos, sube una altitud de 30,5 metros en 55 segundos y puede recibir a 28 viajeros adultos. Transportó a los primeros viajeros en 1890 cuando funcionaba a vapor, lo que le convierte en el más antiguo medio de transporte en Zagrebporque empezó a funcionar un añoantes que los tranvías a caballo.

A la Ciudad Alta se entraba por la Puerta de Piedra, el único acceso antiguo de la ciudad. La mencionan en la Edad Media y recibió su forma actual en el siglo XVIII, cuando se formó en el pasillo la capilla de la Madre de Díos entorno a la pintura que sobrevivió por puro milagro a un incendio en 1731. Desde entonces, la Puerta de Piedra es lugar de peregrinaje y donde la Madre de Díos recibe agradecimientos de todas partes del mundo. El Día de la ciudad de Zagreb se celebra en el 31 de mayo, con motivo del Día de la Madre de Díos de La Puerta de Piedra. Santa María es la protectora de la ciudad de Zagreb.