miércoles, 24 de noviembre de 2010

Calle Radiceva, Entre la Gornji Grad y la Donji Grad Zagreb. Croacia.


La iglesia parroquial de Santa
María del siglo XVIII fue construida donde antes existió una iglesia cisterciense del siglo XIII. La entrada en la iglesia se encuentra
un poco escondida en un pasillo situado debajo
de las arcadas que enlazan el mercado con la calle Tkalčićeva de comercios y cafés.


Desde Kaptol hacia la calle Radiveca para subir a Gradec pasamos por el mercado Dolac, antiguo barriada así llamada.









Puerta de Piedra
, la única puerta de las murallas que se conserva. Daba paso a Gradec. En ella se encuentra una pequeña capilla dedicada a la Virgen. Logró salvarse del fuego que asoló la zona en el año 1731 y del que se salvo la imagen de la Virgen.



En la Ciudad Alta en el barrio de Gradec, donde vivía la nobleza, están el Sabor o parlamento y los principales organismos del Estado. Allí se encuentra también la Plaza de San Marcos donde está la Iglesia de San Marcos, del siglo XIII, conocida por su curioso tejado que representa dos blasones, el del reino Triple y Uno (Croacia, Dalmacia y Eslavonia) y el de Zagreb. En esta plaza están también el Sabor o Parlamento, el Palacio del Ban y el antiguo ayuntamiento.




La Calle Radiċeva, al final de la cual está la Puerta de Piedra, la única puerta de las murallas que se conserva. En ella se encuentra una pequeña capilla dedicada a la Virgen. En la Ciudad Alta, lleva desde el Barrio de Kaptol hasta el de Gradec.



La Zagreb de hoy se creó de dos pueblos medievales en dos colinas contiguas Kaptol y Gradec.

Entre ellos la calle Puente de Sangre, por donde discurría un rio que arrastaba sangre de los que se enfrentaban en las frecuentes luchas entre los habitantes de ambos pueblos. Los dos pueblos estaban circundados por fuertes murallas y torres, los restos de las cuales todavía se consevan, sobre todos tras la Catedral. La reconstrucción barroca de la ciudad en los siglos XVII y XVIII cambia la forma y la apariencia de Gradec y Kaptol. Las viejas casas de madera se derribaban mientras se construían palacios, monasterios e iglesias lujosas. Ambas ciudades fueron rivales en el plano político y económico durante los siglos XIV y XV hasta que se aliaron para luchar contra las invasiones otomanas. En 1850 se produce la unificación administrativa.

Ladislao I de Hungría fundó una diócesis en la colina Kaptol que fue creciendo poco a poco alrededor de la Catedral. Más adelante, otra comunidad independiente se emplazó en la vecina colina de Gradec, muy cercana a Kaptol, siendo su centro religioso la Iglesia de San Marcos.

Estas dos antiguas ciudades, Kaptol y Gradec, conforman la hoy conocida Gornji Grad o ciudad antigua o alta y la zona bajo estas dos colinas, la Donji Grad o la ciudad nueva o baja.