viernes, 17 de mayo de 2013

Méntrida. Toledo



La población se crea tras la reconquista de la zona en 1085 por Alfonso VI, perteneciendo a la corona hasta 1180 en el que Alfonso VIII dona el castillo de Alamín, al que estaba vinculado Méntrida, al Arzobispado de Toledo.
En 1436 se convierte en señorío de don Álvaro de Luna y de su esposa doña Juana de Pimentel quien fundaría el Mayorazgo de Luna a favor de su hija María de Luna casada con don Íñigo López de Mendoza, segundo duque del Infantado. 
En 1486 se le concede el título de Villa, permaneció al señorío del duque del Infantado hasta el siglo XIX.
Hasta 1833 perteneció a la provincia de Guadalajara, concretamente al partido de Colmenar Viejo.