viernes, 9 de mayo de 2014

Mérida. Badajoz



Palacio de los Vera-Mendoza.

 Plaza de España



Ayuntamiento 






El emperador Augusto

La Colonia Iulia Augusta Emerita, Augusta Emerita. capital de la nueva provincia hispana de Lusitania, y desde fines del siglo III capital de la Diócesis de Hispania

Su extraordinario conjunto arqueológico motivó su declaración por la Unesco, en 2000, como ciudad Patrimonio de la Humanidad.



Casa del Anfiteatro








Teatro





La Loba Capitolina, ubicada en la Plaza de Roma junto a la Alcazaba de Mérida, fue un regalo de la ciudad de Roma.




El Puente Lusitania es un puente diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava. Fue inaugurado en 1991 y cuenta con 480 metros de longitud salvando el río Guadiana









 El «Hornito» de la basílica de Santa Eulalia, una capilla votiva para oración de peregrinos.

Santa Eulalia de Mérida (Augusta Emerita en 292 - Augusta Emerita 10 de diciembre de 304) es patrona y alcaldesa perpetua de la actual Mérida, ciudad en la que fue martirizada. 

Es además patrona de la Archidiócesis de Oviedo, en cuya catedral reposan sus restos.

En el atrio de la Basílica se conserva el famoso “Hornito”, el hito popular más destacado de la ciudad por su relación con el culto a la Mártir Eulalia. 

Según la tradición se levanta sobre el lugar en el que sufriera martirio la joven emeritense. En realidad, se trata de una capilla votiva erigida para que los peregrinos puediran orar ante la santa a cualquier hora del día sin necesidad de acceder al interior del recinto basilical.

Según indica el arco apuntado que sirve de portada a la capilla, el edificio es de origen gótico, si bien se aderezaría en el siglo XVII adoptando una fisonomía plenamente barroca.

Según los investigadores, fue el primer templo cristiano erigido en Hispania tras la Paz del Emperador Constantino; esta iglesia fue por tanto edificada como basílica martirial en memoria de Eulalia de Mérida; por ello se convirtió, durante los albores de la Edad Media, en lugar de peregrinaciones que llegaban desde el Occidente Europeo y desde el Norte de África; al mismo tiempo la noticia del martirio de su titular se divulgó por todo el imperio romano y con sus reliquias se erigieron numerosas iglesias especialmente en la Europa occidental.
A su vez la historia de este templo se enmarca en la historia de la Iglesia Emeritense y en su singular relación con los Papas; además esta iglesia, martyrium o basílica desde el siglo XIII, reerigida entonces por la Orden de Santiago como su Iglesia Capitular, hasta finales del siglo XIX formó parte del Patrimoni Petri, es decir el Patrimonio del Vaticano.
Forma parte del Lugar Patrimonio de la Humanidad Conjunto Arqueológico de Mérida.

 


Iglesia de Santa Clara

La iglesia formaba parte del antiguo convento de Santa Clara, fundado por el médico emeritense Don Lope Sánchez de Triana en 1602. En 1838 pasó a albergar el Museo Arqueológico de Mérida. En 1986 pasó a albergar solamente las colecciones visigodas, de manera provisional, a la espera de la instalación definitiva en un edificio de nueva planta, el futuro Museo Visigodo, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte construirá en los aledaños del teatro romano.


Relieve romano representando al río Guadiana