martes, 13 de mayo de 2014

Plaza de Santa María. Cáceres


El espacio conocido como Plaza de Santa María en Cáceres se encuentra formado por la unión de dos plazas, la Plaza de Santa María y la Plaza de los Golfines, creando las dos un espacio único. Se encuentra presidida por la Santa Iglesia Concatedral de Santa María la Mayor, en torno a la cual se disponen un conjunto de palacios, mansiones y casas nobles delimitando la plaza. 

Junto al ábside de la Concatedral se encuentra el Palacio de Carvajal que es sede del Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres, se pueden visitar sus dependencias interiores, el patio y el jardín.

Al final de la calle Tiendas es posible ver la Torre de los Espaderos. 

De nuevo en la Plaza de Santa María se ve el Palacio de Hernando de Ovando y el Palacio Episcopal, tras el cual, en la Plaza del Conde de Canilleros, se encuentra el Palacio de los Toledo-Moctezuma que es Sede del Archivo Histórico Provincial. 

Si se continúa en la Plaza de Santa María se pueden seguir viendo el Palacio de Mayoralgo, la Casa de Moraga, Centro Provincial de Artesanía, la Casa de los Golfín-Toledo o Duques de Valencia, el Palacio de la Diputación, el Palacio de Fomento y el Palacio de los Golfines de Abajo, que sirvió de alojamiento a los Reyes Católicos durante sus estancias en Cáceres.


Estatua de San Pedro de Alcántara patrón de la diócesis de Coria-Cáceres en una esquina de la Concatedral y la sede del Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres. Junto este palacio el de los Golfines de Abajo


Detrás se pueden ver las torres blancas de la iglesia de los Jesuitas en la Plaza de San Jorge.






Al fondo el Palacio Arzobispal y en primer plano el Palacio de los Blázquez Mayoralgo


Torres de la Concatedral y del Palacio de los Golfines de Abajo vistas desde la plaza de San Jorge donde se encuentra la Compañía de Jesús.



Palacio de los Golfines de Abajo



En el siglo XX, la Diócesis de Coria pasó a llamarse Diócesis de Coria-Cáceres, por lo que la Iglesia de Santa María fue elevada a Concatedral.


Palacio de Carvajal en  la calle Amargura de los siglos XV y XVI.

Escudo de Armas. Banda de sable en campo de oro con bordadura de plata cargada con hojas de encina de sinople englandadas de oro, con yelmo de frente y que tiene por cimera un león.


Palacio y Torre de los Ovando de estilo renancentista fue construída en 1519 y reformada en el  XVIII. La torre dejó de construirse en 1480 por contravenir las ordenanzas de los Reyes Católicos.

El palacio se construyó sobre otra edificación anterior que previamente había ocupado su lugar cuyas obras se iniciaron en el siglo XV y fueron detenidas por orden de los Reyes Católicos en 1480. Restos de la torre original todavía pueden apreciarse como parte de la actual fachada.


y al fondo el Palacio de los Carvajal







La Cuesta de la Compañia que nos lleva a la Plaza de San Jorge y a la Concatedral


Torre del Palacio de los Golfines de Abajo

Es uno de los más destacados edificios de la ciudad monumental. Presenta elementos típicos de la casa-fortaleza gótica del siglo XV y decoración plateresca del XVII en su crestería. Fué alojamiento de los reyes Católicos en su visitas a la ciudad. 




Palacio de Los Golfines de Abajo y su lado a la derecha la manzana donde se encuentra la Casa de Los Becerra

En Palacio de los Golfines  se pueden apreciar dos estilos diferenciados: la casa-fortaleza del siglo XV y el gusto humanista del siglo XVI. Del primero destaca su torre con dos matacanes laterales y sus arcos rebajados. Del segundo sobresale la crestería plateresca de animales fantásticos que corona toda la fachada, así como las molduras de granito que envuelven puertas y ventanas y los escudos señoriales, de los Golfines y los Álvarez. La cartela con dos flores de lis y dos castillos es la que representa a los Golfines.

El escudo de los Golfines bajo yelmo y lambrequines, entre dos medallones, bajo el escudo se lee la inscripción "Esta es la casa de los Golfines"