viernes, 12 de febrero de 2016

Mausoleo Romano. Jardines de la Victoria y del duque de Rivas. Córdoba

Los monumentos funerarios de la Puerta de Gallegos son dos mausoleos romanos construidos en el siglo I a ambos lados de la calzada que unía las ciudades de Corduba e Hispalis.

Fueron descubiertos en el año 1993 durante la realización de unas catas arqueológicas, procediéndose a su reconstrucción siguiendo patrones originales. Actualmente se conservan in situ en los Jardines de la Victoria.



 Jardines y monumento del duque de Rivas 

Situado en los Jardines del Duque de Rivas, en la parte norte del Paseo de la Victoria, es obra de Mariano Benlliure, que lo construyó en 1929.
Sobre un pedestal con relieves que representan las obras teatrales más destacadas de este autor, se alza la figura en bronce de Ángel de Saavedra embozado en una capa.


De esta escultura se dijo que por sí sola bastaba para justificar la fama de su autor.


Ángel María Pérez de Saavedra Ramírez y Remírez de Baquedano, III duque de Rivas de Saavedra, (Córdoba,10 de marzo de 1791 – Madrid22 de junio de 1865) —más conocido por su nombre y título abreviados: Ángel de Saavedraduque de Rivas— fue dramaturgopoetahistoriadorpintor y estadista, que hoy goza de notoriedad por su drama romántico Don Álvaro o la fuerza del sino (1835). Fue embajador en Nápoles y en París, vicepresidente del Senado y del Estamento de Próceresministro de la Gobernación y de Marinapresidente del Consejo de Ministros (durante solo dos días de 1854), presidente del Consejo de Estado y director de las Reales Academias de la Lengua y de la Historia.



Mausoleos 


Este parque toma el nombre del antiguo convento Nuestra Señora de la Victoria, que fue demolido en el siglo XIX. Estos jardines se encuentran entre las dos grandes avenidas principales de Córdoba, como son el Paseo de la Victoria y avenida República Argentina.
Los jardines de la Victoria junto con los jardines de la Agricultura y los jardines de Vallellano, conforman un gran eje verde que delimitar el casco histórico de la ciudad con la parte más occidental.
Este recinto fue escenario de la feria de Nuestra Señora de la Salud, celebrada todos los años en mayo, hasta su traslado en 1994 al Arenal, espacio más amplio a las afueras de la ciudad.






Son un claro exponente de la ley romana de construir los enterramientos en las afueras de la ciudad a los lados de las vías de comunicación. Se hallan junto a lo que fue la vía que unía Corduba con Hispalis (actual Sevilla), y que salía de la ciudad por la puerta occidental o "Porta Principalis Sinistra" (antigua Puerta de Gallegos), de la cual podemos observar restos originales del pavimento de la época en el conjunto arqueológico.


Castillo de la Judería 

En el barrio del Alcázar Viejo –también llamado de San Basilio– existía una antigua fortificación almohade, aprovechada por los judíos que llegaron a Córdoba a partir de 1236, conocida como Castillo de la Judería. Constituía una de las fronteras del barrio judío, cuyo recinto amurallado limitaba al este con el recinto de la Medina, al oeste con el
Alcázar Viejo, y al sur con el Alcázar de los Reyes Cristianos, con los que compartía sus murallas y torres.
Del Castillo de la Judería destacan la Torre de Belén, de nombre bíblico, y el lienzo de muralla adjunto, que comparte con el recinto amurallado del barrio del Alcázar Viejo el llamado Torreón de la Muralla y el lienzo norte de muralla, que limita hoy día con uno de los laterales del Mercado del Alcázar, por una calle peatonal que lleva el nombre de Hasday Ibn Shaprut. El muro oeste del Castillo de la Judería sirvió como base a la muralla que protegería el nuevo barrio del Alcázar Viejo.
El Torreón de la Muralla, de planta casi cuadrada, actualmente está integrado en una vivienda particular. La Torre de Belén cuenta con tres pisos y un mirador con cinco huecos de arcos de medio punto. La planta baja fue convertida en ermita, por lo que tomó el nombre de Torre de las Imágenes (Torre de San Benito).
Está aquí la Puerta de Sevilla