domingo, 7 de diciembre de 2008

La aldea de Navahermosa. Loranca del Campo. Marquesado de la Casa de Medinaceli.

Medinaceli.
Feloaga, marqués de Navahermosa.

¿Cómo puede un representante de una de las más importantes casas nobles de España tener entre sus títulos el marquesado de un lugar del que no queda rasto material y situado en las tierras de un pequeño pueblo de Cuenca?

No se si la XII marquesa de Navahermosa habrá visitado el paraje de Navahermosa, pero sirva este texto para invitarla y para que los actuales habitantes de Loranca nos acerquemos a nuestra historia.

Aldea con término propio situada junto al desagüe de Navahermosa que va al río Riánsares naciendo éste no lejos de aquí en tierras ahora de Vellisca. En el siglo XVI se recoge como la villa de Vellisca tiene mojoneras con los lugares de Barajas de Suso y Tomellosa- despoblados de Huete-, con el lugar de Navahermosa y las villas de Alcázar, Mazarulleque y Saceda Trasierra.
El desagüe de Navahermosa recoge las aguas del vallejo de La Pila y de la acequia de Valdeloranca que recorren parajes donde se sitúan los asentamientos considerados precedentes de lo que sería el asentamiento actual de Loranca. Situada al norte del paraje denominado Portillo de Navahermosa- en las inmediaciones de los actuales límites entre Loranca, Alcázar del Rey y Vellisca y cercana al itinerario de la cañada de Molina de Aragón. Si tomamos el camino que de Loranca lleva a Vellisca encontramos Navahermosa en el kilómetro 8 en su cruce con la carretea CM-200 de Carrascosa a Vellisca que en el kilómetro 10 se cruza con el ferrocarril Madrid-Cuenca donde veremos la antigua estación de Vellisca situada entre los kilómetros 84 y 85 de este ferrocarril. Los límites actuales entre los municipios de Campos del Paraíso, Alcázar, Vellisca y el de la ciudad de Huete están trazados siguiendo el itinerario de la cañada. Navahermosa es en su origen un asentamiento romano en el ramal de la calzada hacia Erkávica de la calzada que desde Cartago Nova pasando por Segobriga se dirigía hacia Segantia-la actual Sigüenza en Guadalajara-, itinerario que luego seguiría la cañada de Molina de Aragón. " ... y según el gusto de los romanos (que era el de evitar barrancos y tierras baxas) debía pasar a la derecha de los lugares de Alcázar de Huete, Vellisca, Mazarulleque y Garcinarrro por las faldas de los cerros que caen al norte de estos pueblos ...".
Fue Navahermosa desde el siglo XV señorío de realengo habiendo sido antes con Paredes y la aldea de Valdejudios en Carrascosa del Campo en el alfoz de Huete y con Portilla y Valtablado en las tierras de la serranía de la ciudad de Cuenca señorío de la familia Albornoz señores de las casas y coto redondo de Albornoz- junto a Villarejo de Fuentes-, y luego de los Carrillo de Albornoz y por último de los Carrillo de Albornoz y Acuña. Al caer en desgracia su titular el duque de Huete- Carrillo de Albornoz por su madre- pasó Valdejudíos a la Corona y fue dada con su jurisdicción por Juana La Loca a los habitantes de Carrascosa, que adquirieron la propiedad de las tierras de su término a lo largo del siglo XVI.

Tras la conquista de la ciudad de Cuenca en 1177 el alférez mayor de Castilla don Gómez García de Aza, señor de Aza y Roa en Burgos y de Ayllón en Segovia, recibe de Alfonso VIII la aldea de Albornoz, coto redondo que recibirá el nombre de San Gil o San Blas de Albornoz, que era un despoblado junto a Villarejo de Fuentes. Alvar García Albornoz "El Viejo” fue el V señor de Albornoz, Utiel, Moya, Torralba, Tragacete y Beteta con sus seis aldeas, a los que hay que añadir los heredados de su padre García Álvarez de Albornoz. Los Albornoz fueron los grandes propietarios de señoríos y tierras conquenses siendo enterrados en su capilla de la catedral conocida también como de los Caballeros mandada levantar por el IV señor de Albornoz. Podemos afirmar que no hay pueblo en la provincia de Cuenca donde no hubiera una heredad de la familia Albornoz, que se concentraban de modo especial en la serranía y en las tierras de las cuencas de los ríos Jucar y Cabriel al sureste de la ciudad de Cuenca.
Fue el V señor de Albornoz mayordomo mayor de Enrique II del que recibe grandes privilegios. Falleció el V señor de Albornoz en 1374 y está enterrado en el panteón familiar de la catedral de Cuenca. Su hija Urraca Álvarez de Albornoz; Gómez de Albornoz según la genealogía que se consulte, es en tierras del alfoz de Huete señora de Navahermosa, Valdejudios y Paredes y de la tercera parte del lugar de Ciruelos- del Pinar- en la tierra de Molina de Aragón en  Guadalajara. En las de la sierra de Cuenca lo es de Portilla.
Es Urraca hermana de Teresa casada con Juan Martínez de Luna son los padres de Álvaro Martínez de Luna padre natural del futuro condestable de Castilla Álvaro de Luna. Casa Urraca hacía 1360 con Gómez Carrillo señor de Ocentejo-en la Edad Media del concejo de Medinaceli, luego de la tierra de Guadalajara- y de la aldea dehesa de Paredes en la tierra de Huete-, alcalde mayor de los “Hijosdalgo de Castilla” y ayo del futuro Juan II. Es Gómez Carrillo el que lleva a la Corte a su sobrino nieto Álvaro de Luna que comenzara su carrera política como paje de Juan II y ya al corriente de los asuntos de Estado y Gobierno. Álvaro tiene ya dieciocho años y es unos quince mayor que el príncipe Juan. Consigue el aprecio del futuro rey con el que comparte aficiones y el gusto por las artes y las letras.
Son Urraca y Gómez Carrillo padres de dos hijos y dos hijas. Es Teresa Carillo de Albornoz la menor de ellas. No sabemos su fecha de nacimiento pero si que muere en el año 1477, sobreviviendo a su marido treinta y un años. Hereda el señorío de Paredes y los maternos de la tierra de Huete y así Valdejudios, Navahermosa y el de Portilla a los que se suman el de Ciruelas en la Tierra de Hita y mitad de Valtablado del Río en Guadalajara, junto a la serranía de Cuenca. Casa Teresa a fines del siglo XIV con Lope Vázquez de Acuña, de ascendencia portuguesa, servidor de Enrique III y de doña Catalina quien le nombra señor de Buendía y Azañón en la Alcarria desde 1397. Son padres de cinco hijos y una hija. El primogénito es Pedro de Acuña que hereda el mayorazgo de la villa de Buendía en la Alcarría conquense y la propiedad de Paredes. El penúltimo de los varones es López Vázquez de Acuña que recibe el mayorazgo de Azañón-como Ocentejo antes de alfoz de Huete y ahora en la provincia de Guadalajara- y de Enrique IV la gracia del ducado de Huete en el año 1474. Comparten ambos hermanos el señorío de Valtablado, la casa fuerte y propiedad de Castillejo en Saelices y la del Castil de Acuña en Huelves. Recibe Navahermosa Lope Vázquez de Acuña en donde tenía heredamientos también su tío materno Álvaro Carrillo de Albornoz, primogénito de Urraca y Gómez Carrillo, luego heredero de la casa de Albornoz con sus parientes el I señor de Cañete y el condestable Álvaro de Luna por agotamiento de la línea principal.
Lope Vázquez de Acuña junto con su hermano Alonso Carrillo, consejero de los reyes Juan I, Enrique IV y de los Reyes Católicos, arzobispo de Toledo, Primado de las Españas, canciller mayor de Castilla, virrey y gobernador de Portugal, participó activamente en la Guerra de Suecsión Castellana, siendo el personaje más destacado del bando que apoya a la princesa Juana, aunque supo mantener su posición en la Corte siendo consejero de los Reyes Católicos. En 1479, la victoria de Isabel y Fernando le obliga a someterse y es obligado a rendir sus señoríos y cargos.

Navahermosa pasa por tanto a manos de la Corona y en 1683 encontramos la aldea, probablemente ya casi totalmente despoblada, vendida por las necesidades monetarias de la Corona a don Juan de Feloaga que sitúa sobre ella el titulo de marqués que le fue concedido por Carlos II. En 1771, su nieto y III marqués, don Alejo de Feloaga, pretendió poblarla con la oposición de Loranca y Vellisca por la perdida de población que a ellas les pudiera suponer.
Juan de Feloaga y Álvarez de Toledo es el I marqués de Navahermosa desde el 5 de febrero de 1683. Es desde 1649 caballero profeso de la orden de Santiago y Trece de la misma Orden, ministro del Consejo de Hacienda y Junta de Armadas, presidente de la Real Audiencia y Casa de Contratación de Indias, visitador general de todos los presidios de Andalucía, electo presidente de la Real Audiencia de Santa Fe, gobernador y capitán general del Nuevo Reino de Granada. Muere en Madrid en el año 1702. Casa con María Lucía de Vargas Manrique Zapata y de la Calle, nacida en Madrid en 1664 y bautizada en la iglesia de San Sebastián en donde casa en 1682. Es hermana de Juan de Vargas y de la Calle, III Marqués de Torre de Esteban Hambrán en Toledo. Título que pasa al hijo de Juan de Feloaga y María Lucia por no tener la hermana de éste sucesión en sus hijos. Es don Francisco de Feloga y Vargas, II marqués de Navahermosa, III marqués de la Torre de Esteban Hambran, hizo agregación al mayorazgo de Navahermosa en 1717 en cabeza de su sobrino. Muere en 1736, sin sucesión. Es su hermano y padre del III marqués de Navahermosa don Juan Félix de Feloaga Ponce de León y Vargas. Es el III marqués de Navahermosa Alejo de Feloaga y López de Zárate que casa con Matilde Gaytán y Medina. Son padres de Félix de Feloaga y Gaitán IV marqués de Navahermosa, religioso. Es así que el título de marqués de Navahermosa pasa a su hermana Ana de Feloaga y López de Zarate. Su binieta Casilda de Salabert y Arteaga entre otros títulos es la décima titular de Navahermosa. Casa en 1878 con Luís María de Constantinopla Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas XVI duque de Medinaceli. La biznieta de este matrimonio doña Ana de Medina y Fernández de Córdoba es la IX condesa de Ofalia, XII marquesa de Navahermosa, nacida en Sevilla en 1940. Contrajo un primer matrimonio en Sevilla en 1961-divorciada en 1985- con Max-Emanuel Prinz zu Hohenlohe-Langenburg, muerto en Marbella en 1994. Casada en segundas nupcias en 1985 en Madrid con Jaime de Urzaiz y Fernández del Castillo, nacido en Madrid el 20 de febrero de 1929. La actual marquesa de Navahermosa es la primogénita y única hija de los cuatro descendientes de doña Maria Victoria-Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa; XVIII duquesa de Medinaceli, nacida en 1917, y de Rafael de Medina y de Villalonga-de la Casa de los marqueses de Esquivel-, fallecido en Sevilla en 1992. Es la Casa de Medinaceli titular de mas de cuarenta y siete títulos de nobleza cantidad que iguala a la de los que posee la Casa de Alba.