miércoles, 2 de abril de 2008

Villarejo de Fuentes.Cuenca .

A 75 de Cuenca y a 122 de Madrid se accede por la autovia de valencia en el km 114, y a través de una carretera local que parte desde Montalbo.






Plaza de San Antonio y casa señorial del cardenal don Gil de Albornoz, conocida como Casa de los Gallos del siglo XV.
Las dificultades repobladoras de la zona fueron numerosas en estas tierras de Cuenca por la insalubridad de muchos emplazamientos originales, Albornoz, Fuentes; antecedente del actual Villarejo, Almaguer, Almenara, Criptana, Alcolea, lo que fue ocasionando el abandono de los asentamientos originales a favor de algunas mejor situadas. No fue la escasez de tierras, pastos, agua, lo que habría originado una despoblación sino a la falta de condiciones ambientales que daban lugar a epidemias, pestes, e inundaciones.
De todas las familias nobles y linajes con posesiones en las tierras de Cuenca hay que destacar por su poder y por la extensión de sus propiedades a la familia Albornoz. Entre los señoríos con base territorial en tierras conquenses debemos destacar la importancia del "Señorío de Albornoz". Los señores de Albornoz tienen su panteón familiar en la catedral de cuenca. Fueron los grandes señores de esta tierrra y muchos de ellos como ocurre con Urraca de Albonoz, hija del V señor de Albornoz, vecinos de la Ciudad. Abuela de Alonso Carrillo de Albornoz, arzobispo de toledo y “Primado de las Españas”, tío de Vazquez de Acuña, nacido en en la ciudad de Cuenca y duque de Huete, y de Pedro de Acuña, I duque de Buendía. Los dos primeros actores destacados en la guerra de sucesión castellana, auqne en el bando equivocado ya que apoyan a la princesa Juana "la Beltraneja", lo que tendrá repercusiones en sus títulos y haciendas que pasan al Corona, aunque luego se produce una Concordia favorable a todos.
El Señorío de Albornoz se irá formando en torno a la aldea de Albornoz, despoblado de Villarejo de Fuentes, cuando después de la conquista de Huete el rey Alfonso VIII concedió a don Gómez García de Aza de Burgos, alférez mayor de Castilla, como recompensa, por su participación en la reconquista de los territorios alrededor de Huete en los repartimientos de tierra el señorío de la aldea de Albornoz siendo ya señor de Roa; Burgos, y Ayllón; Segovia. Gómez García de Aza casa con Teresa Álvarez de Asturias, señora de Iniesta, Utiel y Requena, con lo que se unen tierras y títulos de ambos señoríos. El segundo señor de Albornoz, Fernán Gómez de Albornoz, hijo de los anteriores casa con María Álvarez, une a los señoríos heredados de sus padres los que le son concedidos en diferentes lugares del Obispado de Cuenca como Torralba, Tragacete, Poyatos, Beteta y Ocentejo. Su hijo y tercer señor es Alvar Fernández de Albornoz que incorpora el territorio de Moya a los del Señorío. Fallece en 1327. Estuvo casado con María García. El cuarto señor de Albornoz, Garcí Álvarez de Albornoz, aumenta sus posesiones y entre ellas, Uña, Valdemeca, Aldehuela, el Hoyo de Cuenca, Cañizares, Mezquitas y Valera; tutor de Alfonso XI de Castilla, y de su hijo el Infante Sancho; estuvo en la batalla del Salado; fallecido el 18-IX-1328, un año después de su padre. Sepultado en la Catedral de Cuenca. Casó con Teresa de Luna que es tía del llamado Papa Luna. Alvar García de Albornoz “el Viejo”, hijo del anterior, es el quinto señor de Albornoz y asentará las posesiones del Señorío en las tierras de la Serranaía en el llamado Infantado de Cuenca hasta ahora bajo la jurisdicción de Huete que compra por 700.000 maravedíes al rey Alfonso XI separándolas del la jurisdicción de la Corona. El quinto señor de Albonoz ademas de extender territorialmente el Señorio consigue gran influencia política al ser nombrado mayordomo mayor del rey Enrique II “el de las Mercedes”, hijo bastardo de Alfonso XI, cargo en el que le sucede su hijo Gómez García de Albornoz. Con fecha de 15 de Abril del año 1370, cuatro años antes de su muerte aparece firmado el privilegio por el que Enrique II le concede, los señoríos de Torralba y Tragacete que ya le habían sido donados por Alfonso XI. Así el nuevo monarca agradece a los Albornoz el apoyo que recibe de ellos en su enfrentamiento por el trono de Castilla con su hermanastro y legitimo sucesor del reino el rey Pedro I. Fallecido en 1374 y sepultado en el panteón familiar de la catedral de Cuenca. La gran riqueza ganadera de estos pueblos y su situación en el paso de las rutas de trashumancia será una de las fuentes principales de la riqueza del Señorío. En pueblos de este Infantado estaban los puertos por donde tenían que atravesar las ovejas merinas la Serranía con lo que ello suponía de ingresos por pagos al pasar a las tierras de Cuenca. Este señorío es confirmado a su familia por el cardenal Gil Álvarez de Albornoz, hermano del quinto señor de Albornoz y arzobispo de Toledo, a mediados del siglo XIV y se extenderá por veinticinco poblaciones entre las que se contaban además de las que hemos venido citando Villar de Olalla, Valsalobre, y Sacedón.
El cardenal Gil Álvarez de Albornoz, nacido en 1310, fallecido el 24-VIII-1367 en Viterbo, Italia. arzobispo de Toledo 1337, cardenal de Santa Sabina 1351; fundador del Colegio Español de Bolonia en Italia. Hermano del quinto señor de Albornoz, lego las aldeas de Huete de las que era Señor a su sobrino Alvar Garcia de Albornoz "el Joven " en el año 1364. Es Alvar segundo hijo de su hermano mayor del mismo nombre y quinto señor de Albornoz. Alvar García de Albornoz "el Mozo" era ya señor de Sacedon, Beteta y Tragacete y al morir sin descendencia deja sus posesiones a los herederos de su hermano mayor Gómez; el que será sexto señor de Albornoz. "El Mozo" fallece en 1385 peleando en la batalla del Troncoso contra los portugueses.
Gómez García de Albornoz es el sexto señor de Albornoz. Capitán de la tropas papales en Italia al mando de su tío el cardenal don Gil de Albornoz. Fallece en Italia, aunque es sepultado en el convento de Santa Clara de Alcoce, lugar de Señorio de su mujer Constanza Manuel. Es Constanza hija de Fernando Manuel, señor del Infantado, y nieta del infante don Juan Manuel. Compra al infante Pedro de Aragón titulado marqués de villena, con cuyo hijo casará su nieta María, el infantado de Castilla al que pertenecían Salmeron, Alcocer y Valdeolivas por 30.000 ducados para acerse con la totalidad del territorio en el que era en parte señora su mujer. Padres de Juan de Albornoz septimo señor de Albornoz, y del Infantado. Testó en 1389. Casó con: Constanza de Castilla, sobrina de Enrique II como hija del infante Tello de Castilla; primer señor de Aguilar y alferez mayor de su hermano. Padres de María de Albornoz, octava señora Albornoz y del Infantado. Casó con Enrique de Villena "el Nigromante", conde de Cangas y Tineo, maestre de Calatrava; hijo del infante Pedro de Aragón a su vez hijo de Fernándo I de Aragón y así nieto de Enrique II. Matrimonio sin sucesión; y de Beatriz de Albornoz "la Ricahembra", IX señora Albornoz, y del Infantado y por su matrimonio de seis villas del marquesado de Cañete. Casó con Diego Hurtado de Mendoza, señor de Cañete. Padres de Luis Hurtado de Mendoza, que falleció sin sucesión de su matrimonio con Teresa de Toledo. Por lo que se rompe la sucesión en la rama primogénita de las casas de Albornoz y Cañete.
La familia Albornoz también sera titular del marquesado de Valdecabras. La familia Albornoz se unirá mediante matrimonios con los Carrillo, señores de Priego, y con los Ruiz de Alarcón, titulares del señorío de Valverde. Entre sus miembros podemos destacar a los arzobispos de Toledo Gil Álvarez de Albornoz, que vivió en el siglo XIV, y Alonso Carrillo de Albornoz,, Primado de las España, que vivió en el siglo XV y estuvo implicado de modo muy directo en las tramas sucesorias al reino de Castilla durante el reinado de Enrique IV.
En el término municipal nos encontramos con los restos de la calzada romana que iba desde las actuales Cartagena hasta Sigüenza y que pasaba por Segobriga; no lejos de Villarejo. Junto a la Calzada pozos y molinos, y Las Canteras romanas de extracción de yeso, ESPEJUELO, situadas a un kilómetro de la localidad, y en las que se pueden ver también manantiales de agua lo que explica el nombre de la localidad y la existencia de la ermita de Nuestra Señora de las Fuentes. Todo lo que nos remite a lo expuesto sobre la abundancia de aguas en estas tierras que llevaba en muchos casos a ser un factor negativo por insalubridad al asentamiento humano. En relación con estas minas de yeso recordar la denominada CUENCA DE LORANCA una franja de tierra con abundantes minas de espejuelo desde Erkávica a Alconchel de la Estrella en la que se incluyen las de Villarejo y las de los cercanos Torrencillo del Rey, Palomares del Campo y Valparíso de Abajo.

1 comentario:

  1. le escribo desde Valencia,mi abuela materna o mi bisabuelos descienden de Villarejos de fuentes,supongo que vendrian a Valencia sobre el año1820 los apellidos de mi abuela materna y su hermana y dos hermanos eran gallego alamorena.mi coereo es jovalfo@gmail.com si se conoce la descendencia me intersaria me la mandara,

    ResponderEliminar