miércoles, 7 de diciembre de 2011

Fernan Núñez, Montemayor, Luque, Alcaudete, El Carpio, Valenzuela, Cabra, Baena



Organización territorial y señorial en torno a  las tierras y pueblos del sureste de la ciudad de Córdoba.

Córdoba es reconquistada en 1236 por Fernando III el Santo.

Fernán Núñez de Témez (también llamado Fernando Muñoz de Témez ó Fernán Martínez) fue un noble español de procedencia gallega que vivió en el siglo XIII, hijo de Nuño Fernández de Temes, 4° Gran Maestre de la Orden de Alcántara, y de Elvira Fernández de Castro y Mendoza. Fue uno de los primeros conquistadores de Córdoba durante la reconquista. En 1236 el rey Fernando III le otorgó "los Castillos de Cañete, Paterna, Loeches, Doshermanas, y el Lugar de Fernan Nuñez, á que dio su nombre, y pobló de Christianos, y fue primero Señor de él"
Fernán Núñez de Témez dio su nombre a la torre defensiva musulmana de Aben Hana que tomó el 29 de junio de 1236. Este es el origen del nombre de la localidad de Fernán Núñez cuyo actual núcleo urbano se asentó al amparo de esta fortificación en 1385. Fue el primer tronco de los Fernández de Córdoba en Andalucía. Su descendencia y la de su mujer, Dª Leonor Muñoz, se dividió en las Casas Capitales de Córdoba: la de Aguilar o Priego, la de Cabra, la de los Donceles o Comares y la de Alcaudete.

Aguilar de la Frontera, al sur de Montemayor y Fernán Núñez es dada en señorío en 1257  Gonzalo Yáñez Dovinhal, trovador y ricohombre portugués que había participado junto a Fernando III en la conquista de Sevilla.
En el primer año del reinado de Pedro I de Castilla el señorío pasa a Alfonso Fernández Coronel, V señor de Aguilar, quien posteriormente se desnaturalizó y empezó a guerrear contra el propio rey y contra toda la comarca causando importantes estragos y creando una peligrosa situación en esta zona de la frontera. Pedro I se vio obligado a acudir personalmente a cercar la villa en enero de 1352, cuya rendición se produjo al año siguiente y siendo destruidas sus murallas y castillo. Alfonso Fernández Coronel fue apresado y decapitado.
Gonzalo Yáñez Dovinhal
Gonzalo Yáñez de Aguilar (hijo del anterior y de Berenguela de Cardona)
Gonzalo Yañez de Aguilar (hijo del anterior y de María González de Meneses)
Fernán González de Aguilar (hermano del anterior)

Alfonso Fernández Coronel (primo del anterior), emparentado con los señores de Luque y Valenzuela. Esta Valenzuela al sureste de la ciudad de Córdoba, cerca de El Carpio, Fernán Núñez, Montemayor  y Baena. No lejos de Alcaudete este ya de Jaén.


Gonzalo Fernández de Córdoba y Biedma (1330-1384), por concesión del Enrique II de Castilla. Nieto del III señor, Gonzalo Yánez de Aguilar. I señor de Aguilar de la Casa Fernández de Córdoba.
Alonso -o Alfonso- Fernández de Aguilar y Córdoba (1360-1424) (hijo del anterior y de María García Carrillo).
Pedro Fernández de Córdoba (1390-1424) (hijo del anterior y de Teresa Benegas).
Alonso -o Alfonso- Fernández de Córdoba y Aguilar (hijo del anterior y de Leonor de Arellano, muerto sin descendencia).
Pedro Fernández de Córdoba y Aguilar (1410- ?) (Hermano del anterior)
Alonso -o Alfonso- Fernández de Aguilar y Córdoba, "Don Alonso de Aguilar" (1450-1501) (hijo del anterior y de Elvira de Herrera; su hermano menor fue Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán).
Pedro Fernández de Córdoba y Aguilar, I marqués de Priego (1470-1517) (hijo del anterior y de Catalina Pacheco)

El I señor de Montemayor y V de Fernán Núñez es hermano de Leonor madre del I señor de Luque y de Urraca que casa con el II señor de El Carpio. 

Son Montemayor y Fernan Núñez pueblos limítrofes entre si en la provincia de Córdoba y no lejos de la propia ciudad de Córdoba.

El I señor de Montemayor es padre del I señor de Alcaudete, Jaen, y este del segundo. 

El segundo Alcaudete casa dos veces, la primera  con Teresa Méndez de Sotomayor de los señores de El Carpio al este de la ciudad de Córdoba, y una segunda con su sobrina -hija de un primo hermano-Maria Fernández de Córdoba de los II señores cordobeses de Aguilar de la Frontera, siendo la II señora de Aguilar hermana del II señor de Luque, Cordoba pero no lejos de Alcaudete en Jaén, y primos hermanos estos dos últimos del segundo II señor de  Alcaudete

El II señor de Luque casa con María Férnandez de Córdoba, hija del I señor de Aguilar.  

El II señor de Aguilar casa con Teresa Venegas que es hermana del II señor de Luque. 

Son El III Luque y el III Aguilar primos hermanos. 

Es hermano del II señor de Aguilar y de la II señora consorte de Luque el I señor de Baena, Diego Fernández de Córdoba. Esta Baena pocos kilómetros al norte de Luque.

Al inicio del reinado de Pedro I, Alfonso Fernández Coronel, V señor de Aguilar, emparentado con los señores de Luque y con los señores de Valenzuela, había recibido solo hacía unos meses el señorío, se reveló contra el rey. Después de las guerras civiles castellanas, que enfrentan a Pedro I y Enrique II, la villa pasa a pertenecer a un primo de Alfonso Fernández Coronel  llamado Gonzalo Fernández de Córdoba, nieto de Gonzalo Yáñez-señor de Aguilar y tío del IV señor de Aguilar-, a quien se le reconoce el señorío como herencia de su abuelo.
El V señor de las fortalezas y Estado de Aguilar, don Alonso Fernández Coronel estuvo casado con doña Elvira Alfón de Biedma y tuvo dos hijas: María, que casó con don Juan de la Cerda, descendiente de Alfonso X y Aldonza, que contrajo matrimonio con don Alvar Pérez de Guzmán, ambas nacidas en Aguilar.
En 1353 muere decapitado don Alonso, señor de Aguilar, al sublevarse contra don Pedro I, recién ascendido al trono, en las luchas nobiliarias. Con tal motivo dejan Aguilar y toda la familia se refugia en Sevilla. 
En 1357 don Alvar Pérez de Guzmán y su cuñado don Juan de la Cerda se levantan contra el Rey. El primero se refugia en Aragón y el segundo es prendido y mandado ejecutar. Doña María acude a ver al Rey que se encuentra en Sevilla para pedirle clemencia. El Monarca se prenda de ella y manda parar la sentencia, pero cuando llegó la orden ya había sido ejecutada. En vista de esto ella se recluyó en el convento de Santa Clara de Guadalajara donde fue enterrado su esposo.
Su hermana doña Aldonza que se había recluido en un convento de Sevilla es cortejada por el Rey. Al principio se negó pero luego por su voluntad se salió y don Pedro la instaló en la Torre del Oro. Sus amores fueron efímeros ya que Doña María de Padilla, que estaba instalada en el Alcázar, consiguió que la dejara. 
Don Pedro enamorado de Doña María Coronel la requiere de amores allá por los años sesenta y mandó sacarla del convento. Al enterarse élla de tan grande atropello se quemó la cara y el pecho con aceite hirviendo para que el Rey no viera sus encantos. Después de este suceso marchó a Sevilla y se instaló en el convento de Santa Clara.
Con la llegada de Enrique II recuperaron ambas hermanas todos sus bienes y Doña Aldonza hace testamento, pide ser enterrada en las clarisas de Guadalajara lugar de enterramiento de su familia, y otorga parte de su patrimonio a su hermana para el monasterio que tiene proyectado en la misma casa solariega de sus padres.
En 1376 funda doña María en Sevilla el monasterio de Santa Inés, del que fue abadesa, y en él muere en 1409 y en él está enterrada. Su cuerpo permanece incorrupto. 
Veamos ahora una pequeña escaramuza nobiliaria,

Juan Pérez de Valenzuela, VII señor de esta Villa y Castillo, Alcayde del Alcázar de Baena. Juan I hizo merced de Baena a  Diego Fernández de Córdoba,  mariscal de Castilla, considerando el señor de Valenzuela que con el nuevo señorío de Baena perdería los oficios de Alcayde y Alcalde mayor de Baena que habían tenido todos sus antepasados los señores de Valenzuela, resistió poderosamente a la entrega de Baena al Mariscal. Juan Pérez de Valenzuela consiguió suspender por algún tiempo la gracia, prevaleció sin embargo la entrega al Mariscal a quien Enrique III  confirmó la merced en 1401. Queda  Juan Pérez de Valenzuela con sus oficios de Alcayde y Alcalde mayor y se concierta casar su hijo mayor Pedro Fernández de Valenzuela, comendador de Estepa, con  Juana Fernández de Córdoba, nieta del Mariscal. Caso Juan Perez dos veces: la primera con Juana Fernández de Biedma, de cuya unión nacen siete hijos.  Solo vive  Pedro Fernández de Valenzuela, VIII señor de Valenzuela, comendador de Estepa.  Muere en 1406. Le hizo merced al VIII señor de Valenzuela el rey Enrique III del Castillo y términos de Castroviejo, antiguo patrimonio de sus antepasados,  por quanto fué  solar de vuestro linage de Castro y posesión de Payo Arias de Castro,  el viejo, y de Martín Sánchez su hijo, casado con la IV señora de Valenzuela. No logró el comendador de Estepa la posesión pacifica del lugar y castillo de Castroviejo, porque murió muy pronto y por la resistencia de la ciudad de Córdoba. Queda el lugar y castillo de Castroviejo en la posesión perpetua de la ciudad de Córdoba.

Casa el VIII señor de Valenzuela y  comendador de Estepa de la orden de Santiago según lo acordado por su padre con Juana Fernández de Córdoba,  hija de Pedro Fernández de Córdoba , mariscal de Castilla, heredero del estado de Baena, y de  su mujer y sobrina Juana Fernández de Montemayor, nieta paterna de Diego Fernández de Córdoba , I señor del estado de Baena, mariscal de Castilla, y de su primera mujer Sancha de Rojas, señora del estado de Poza, y nieta materna de Martín Alfonso de Montemayor, II señor del estado de Alcaudete, y de su primera mujer  Teresa Méndez de Sotomayor, hija de los señores del Carpio. Padres de Juan Rodríguez de Valenzuela, llamado el desheredado, por haberle excluido su abuelo del mayorazgo de Valenzuela, haciendo, que sucediese su hijo segundo, tío paterno del desheredado.

Desheredado, ¿Por qué? Una manera de vengarse de los Fernández de Córdoba que le habían quitado Baena al Valenzuela.


Es Berenguela casada con el Valenzuela hermana del II Alcudete y luego
Pedro Fernández de Córdova, II señor de Baena, casa con Juana Fernández de Córdova, hija de los II señores de te y sobrina de Berenguela,  y son padres de Diego Fernández de Córdova, I conde de Cabra. Esta Cabra al sureste de Aguilar de la Frontera.

El I conde de Cabra es hijo de Juana de Córdoba y Montemayor, prima-tercera de su marido, hija de Martín Alfonso de Córdoba, II señor de Alcaudete y de Teresa de Sotomayor, hija segunda  de Garci Méndez de Sotomayor, V señor de la villa del Carpio y de Juana Ruiz de Haro.

Son el I conde de cabra, y los señores de Luque y los de Aguilar primos segundos entre si.

Urraca Venegas que es hermana del VI señor de Luque casa con el IX señor de Fernán Núñez

El I conde de Cabra casa por segunda vez con Mencía Ramírez de Aguilera y Valenzuela. La sucesión en Cabra recae en la descendencia del su primer matrimonio.

El III señor de Alcaudete casa con una hija del I conde de Arcos llamada Elvira Ponce de león.

Casa Francisco Ponce de León, hermano del I duque de Arcos, en la ciudad de Jerez de la Frontera con María de la Cueva, hija de don Juan de la Cueva, de Jerez de la Frontera, de la casa de Albuquerque, y de doña Juana de Villavicencio su mujer. De ellos los maruqeses de Campo Real que emparentan por liea femanina con los señores de Valenzuela.


Una hermana del IV señor de Alcaudete casa con su primo el IV señor de Luque. Sin sucesión.

Una hija del IV señor de Alcaudete casa con el X señor de Fernán Núñez

Es el V señor de Alcaudete el padre del I conde de Alcaudete a comienzos del siglo XVI

El IV señor de Alcaudete casa con una hija del I conde de Cabra.

Son los conde de Cabra y los de Alcaudete primos.

Egas Venegas, VI señor de Luque, Casa con Isabel de Montemayor, V señora de Albendín sobrina- hija de primo hermano del III señor de Alcaudete, en 1461. Su hijo el VII señor de Luque y Albedin casa con su prima una nieta del II señor de Baena

Una nieta del III conde de cabra es al madre  del I conde de Luque  y una hija del I conde de Cabra casada con el IV señor de Alcaudete es la abuela del I conde de Alcaudete.

Una hermana del V Alcaudete casa con el X señor de Fernán Núñez.

Una hija del IV señor de El Carpio, Luis Méndez de Sotomayor, de nombre de Guiomar de Sotomayor es la abuela de Aldonza de Mendoza y Carrillo, señora de Villar del Saz de don Guillén, el actual Villares del Saz en Cuenca.  Casa Aldonza de Mendoza  Carrillo y Sotomayor  con su primo Juan Alonso de Haro. Su hijo Diego López de Haro Mendoza y Sotomayor casará en 1484 con su prima en  tercer grado la señora de El Carpio y son estos los abuelos del I marqués de El Carpio.

Es hermana de Guiomar, Teresa que casa con el II señor de Alcaudete.

Es hermana del II señor de Alcaudete, Berenguela que es la segunda mujer del VII señor de Valenzuela, Córdoba.

Es hermana de Guiomar y de Teresa, Urraca que casa con el III señor de Luque, Córdoba.

Juan Pérez de Valenzuela, VII señor de esta Villa y Castillo, Alcayde del Alcázar de Baena. Juan I hizo merced de Baena a  Diego Fernández de Córdoba,  mariscal de Castilla, considerando el señor de Valenzuela que con el nuevo señorío de Baena perdería los oficios de Alcayde y Alcalde mayor de Baena que habían tenido todos sus antepasados los señores de Valenzuela, resistió poderosamente a la entrega de Baena al Mariscal. Juan Pérez de Valenzuela consiguió suspender por algún tiempo la gracia, prevaleció sin embargo la entrega al Mariscal a quien Enrique III  confirmó la merced en 1401. Queda  Juan Pérez de Valenzuela con sus oficios de Alcayde y Alcalde mayor y se concierta casar su hijo mayor Pedro Fernández de Valenzuela, comendador de Estepa, con  Juana Fernández de Córdoba, nieta del Mariscal.

Señores de Luque

Egas Venegas, I Señor de Luque.
Pedro Venegas, II Señor de Luque.
Egas Venegas, III Señor de Luque.
García-Egas Venegas, IV Señor de Luque.
Pedro Venegas, V Señor de Luque.
Egas Venegas, VI Señor de Luque.
Egas Venegas de Córdoba, VII Señor de Luque y Albendín .
Rodrigo Venegas de Córdoba, IX Señor de Luque.

El condado de Luque fue creado por Felipe IV en 1624 a favor de Egas Salvador Venegas de Córdoba, hijo del IX Señor de Luque..

Condes de Luque

Egas Salvador Venegas de Córdoba, I Conde de Luque.
Rodrigo Matías Venegas de Córdoba, II Conde de Luque.
Egas Salvador Venegas de Córdoba y Villegas, III Conde de Luque.
Josefa Antonia Egas-Venegas de Córdoba, IV Condesa de Luque.
María Vicente Egas Venegas de Córdoba y Venegas de Córdoba, V Condesa de Luque.
Francisco de Paula Fernández de Córdoba y Venegas de Córdoba, VI Conde de Luque.
Cristóbal Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas, VII Conde de Luque.
Cristóbal Fernández de Córdoba y Rojas, VIII Conde de Luque.
Cristóbal Fernández de Córdoba y González de Aguilar, IX Conde de Luque.
José María de La Puerta y Fernández de Córdoba, X Conde de Luque.
José María de La Puerta y de La Cruz, XI Conde de Luque.
Luis de La Puerta y Salamanca, XII Conde de Luque (Marqués de Valenzuela).
José María de la Puerta y Cuello, XIII Conde de Luque (Marqués de Cardeñosa).
José María de la Puerta y Ferriol, XIV Conde de Luque (desde 2008).

El Condado de Luque, es un título diferente y sin ninguna relación con el Marquesado de Luque, que concedió  Alfonso XIII en 1896 a Federico Luque de Velázquez.

Don Egas, III señor de Luque,  estuvo casado en primeras nupcias con doña Urraca Méndez de Sotomayor, hija de Garci Méndez de Sotomayor, señor de El Carpio. De ella nacieron Garci Venegas, el primogénito y heredero del señorío, Pedro Venegas, casado con doña Inés Solier, que sucedería a su hermano en el mayorazgo, Egas Venegas, que sería Veinticuatro, Gonzalo Venegas, universitario en Siena y obispo de Cádiz (1442-1473), María, Constanza, casada con Rodrigo de Guzmán, y Juana. En segundas nupcias contrajo matrimonio con doña Mencía de Quesada.

Garci Venegas, IV señor de Luque. Figura por primera vez en una escritura de 4 de enero de 1420 por la que su abuela materna doña Juana, viuda de Garci Méndez de Sotomayor, hace donación a su nieto García, hijo de Egas Venegas, señor de Luque, y de Urraca Méndez de Sotomayor, su hija, de la renta de la alcabala vieja de las carnicerías, llamada alcabala vieja de don Lope Ruiz de la ciudad de Jaén, y de todas sus heredades de Niches (Jaén). En caso de muerte, estos bienes pasarían sucesivamente a los hermanos de Garci, a saber, Pedro Venegas, Gonzalo Venegas, doña María y doña Juana. Su nombre vuelve a aparecer de nuevo en 1443 cuando colabora con su padre en la organización de la defensa de la ciudad, arriba mencionada.
   
La posesión del señorío de Luque queda asegurada en una carta dirigida por el Consejo en 11 de noviembre de 1483 a los priores de los conventos de San Francisco y San Pablo de Córdoba para que realizaran cierta información sobre la sordomudez del primogénito de Garci Venegas, "cuya fue la villa de Luque", también llamado Garci, al que había descastado su padre para fundar un mayorazgo con bienes de su abuela doña Juana, viuda de Garci Méndez de Sotomayor. Se trata, sin duda, de los bienes arriba citados que Garci recibió en 1420.

Pedro Venegas, V señor de Luque (+ 1470). Pedro Venegas era el hijo segundo de don Egas Venegas, III señor de Luque. En 8 de marzo de 1444, en vida de su padre, estaba casado con doña Inés, y se hallaba en posesión del señorío desde el 14 de noviembre de 1452, según cita que se hace de su nombre en una carta de confederación entre algunos nobles cordobeses. Desconocemos los motivos de la transferencia del señorío a su favor. Su nombre aparece el 15 de noviembre de 1454 en carta de Enrique IV en la que informa al corregidor de Córdoba de la queja que le dio el concejo de Priego contra Pedro Venegas, señor de Luque, por no querer guardarles la exención de portazgos y de otros tributos sobre la compraventa de productos.
   
De su casamiento con doña Inés tuvo, al menos, tres hijos. Egas Venegas, que le sucedería en el señorío, Pedro Venegas y Urraca Venegas, casada con Fernando de los Ríos, señor de Fernán Núñez, fallecida en 1515.
    
Durante la guerra civil entre el infante don Alfonso y Enrique IV (1465-1468), Pedro Venegas se alía, de modo permanente, con el conde de Cabra, Martín Alonso de Montemayor y el obispo de Córdoba, don Pedro Solier, en el bando que defiende al monarca. En represalia, el infante don Alfonso ordena en 26 de agosto de 1465 el secuestro de la villa de Luque, poniéndola en manos de Luis Méndez de Sotomayor, señor de El Carpio, pero el embargo no tuvo efecto alguno.
    
El 12 de abril de 1470 Rodrigo de Córdoba, en nombre de Egas, VI señor de Luque, hijo de Pedro Venegas, toma posesión de las casas del mayorazgo en la collación de San Salvador, y de dos casas más a las espaldas de las anteriores, por haber fallecido Pedro Venegas el día anterior, miércoles.

Egas Venegas, VI señor de Luque. Contrae matrimonio con doña Isabel de Montemayor, señora de Albendín e hija del señor de Alcaudete, en 1461. Toma posesión del señorío el 12 de diciembre de 1470.
    
El primer Señor de Luque fue  Egas Venegas, del señorío Cordobés de Venegas.  Le sucedió en el mayorazgo su hijo Pedro, también señor del estado del Valle, Había casado con María Fernández de Córdoba, hija de Gonzalo Fernández de  Córdova, primer señor del Estado de Aguilar de la Frontera de la que tuvo ocho hijos. El primero hereda el Mayorazgo y es Egas Venegas  de Córdoba, III señor del Estado de Luque y del Castillo del Valle. Sigue su hijo Pedro Venegas, habido con Urraca Méndez de Sotomayor su mujer.

Don Egas estuvo casado en primeras nupcias con doña Urraca Méndez de Sotomayor, hija de Garci Méndez de Sotomayor. De ella nacieron Garci Venegas, el primogénito y heredero del señorío, Pedro Venegas, casado con doña Inés Solier, que sucedería a su hermano en el mayorazgo, Egas Venegas, que sería Veinticuatro, Gonzalo Venegas, universitario en Siena y obispo de Cádiz (1442-1473), María, Constanza, casada con Rodrigo de Guzmán, y Juana. En segundas nupcias contrajo matrimonio con doña Mencía de Quesada.
La familia Venegas o Egas, pertenece a un linaje, cuyas genealogías se remontan a los primeros reyes asturleoneses, en los territorios de Galicia y Potugal y que se asienta en Castilla en tiempos de Fernando III. Sus miembros participan activamente en la reconquista de Córdoba, recibiendo diversos lugares y señoríos como recompensa de sus hechos de armas: El infante Don Sancho de Aragón, concede a Lorenzo Venegas la villa de Talavera; Pedro Venegas, su hijo, recibe de Fernando III los oficios de Alcaide de los Alcázares de Córdoba y Alcalde Mayor de dicha ciudad, cargos que, mantiene la familia durante varias generaciones. Egas Venegas, su hijo, privado del Pedro I, después se cambiará de bando, al servicio de Enrique II de Trastámara, de quien recibe el título de Señor de la Casa Luque. Sus descendientes tomarán parte en diferentes acciones de armas en Andalucía, desde la toma de Antequera a la de Granada, y otras posteriores durante los reinados de Carlos V, Felipe II y Felipe IV. En 1624 Felipe IV concede el título de Conde de Luque a Egas Salvador Venegas de Córdoba, IX Señor de Luque, alférez mayor perpetuo de Granada y caballero de Santiago. El Señorío de Valenzuela se concede a Diego Fernández de Córdoba, III Conde de Cabra sobre la segunda mitad del siglo XV, y lo hereda su segundo hijo, Álvaro Fernández de Córdoba y Zúñiga, de quien continua la linea de los marqueses de Valenzuela, se concede en 1625 a Antonio Domingo Fernández de Córdoba y Lasso de Castilla, IV señor de Valenzuela. Se une a la Casa Luque mediante el matrimonio de Carlos Venegas, hijo del II conde de Luque, con Ana Fernández de Córdoba, primogénita y heredera del marqués de Valenzuela. Su nieta, Josefa Antonia Venegas, hereda además el título de Valenzuela, el Condado de Luque, (V Condesa de Luque). Esta familia pertenece a la misma linea de la familia Fernández de Córdoba que los Duques de Sessa y Baena, con los que mantienen bastante relación, y no pocos pleitos, que han quedado reflejados en sus documentos.A través del matrimonio de la V Condesa de Luque, Josefa Antonia Venegas, con Cristóbal Fernández de Córdoba. se integran en la casa de Luque los títulos de Marqués de Algarinejo, y Marqués de Cardeñosa. El título de Marqués de Cardeñosa se concede en 1634 a Diego de Guzmán y Vivanco, Benavides y Lara, Caballero de Santiago, alcalde de las Casas Maestrales de Ocaña. La familia disfrutaba de propiedades y señoríos en las actuales provincias de Ávila, Palencia, Salamanca, Toledo y Zamora. El título de Marqués de Algarinejo se concede a Juan Antonio Lisón y Fernández de Córdoba, veinticuatro de Granada, Caballero de Santiago, regidor perpetuo de Motril y Loja, en 1689. El Señorío de Algarinejo, al igual que el de Valenzuela, se concede al III Conde de Cabra, Diego Fernández de Córdoba, y comprendía los Estados y Señoríos de Algarinejo, Córdoba, Granada, Loja, Montilla, Motril, Rute, Sevilla y Zuheros. Se integra con la Casa de Luque, junto al título de Cardeñosa, mediante el matrimonio de la V Condesa de Luque, Josefa Antonia Venegas, con Cristóbal Fernández de Córdoba. Aunque a priori resulta difícil determinar cual documentación de los Fernández de Córdoba pertenece al título de Valenzuela o al de Algarinejo, podemos apreciar que la documentación presenta las mismas características que la correspondiente a los títulos de Luque, Valenzuela y Cardeñosa.