lunes, 28 de mayo de 2012

Ceuta. Costa de Ceuta hasta "El Desnarigado".





 COSTA Y BAHÍA.






















Castillo y cala del Desnarigado.

En el lugar donde actualmente se encuentra situado, existía una antigua defensa de la cala, construida o restaurada por los portugueses sobre los cimientos de otras fortificaciones romanas o árabes, se denominó  Finis Térrea.

Su nombre actual se debe a un pirata berberisco llamado Desnarigado. Posiblemente era un esclavo condenado en las minas del Rif, ya que en los tiempo de la dominación musulmana a todos lo forzados que trabajaban en aquel lugar se les practicaba un profundo corte en el apéndice nasal al objeto de ser fácilmente reconocidos en caso de evasión. El protagonista de esta historia consiguió huir acompañado de un pequeño grupo de seguidores, que después de alcanzar la costa, se apoderaron de tres bajeles que les permitieron ejercer la piratería en las costas del Estrecho con base en Ceuta.

Para unos, este célebre corsario, el 6 de mayo de 1417 desembarcó en este lugar sorprendiendo dormidos a los centinelas que lo guardaban y apresándolos junto a unos pescadores que allí  se afanaban en su actividad. Conocido el suceso por el primero gobernador de la ciudad, Don Pedro de Meneses, ordenó se saliese en persecución del pirata, siendo capturado y libertados sus prisioneros. Para otros, antes de la llegada de los portugueses, el pirata moraba en el montículo donde se alzó después el castillo y fondeaba su nave en la playa inmediata, desde la que salía a realizar sus tropelías y a la que regresaba una vez cometidas.

Sea como fuere, el suceso debió tener la importancia suficiente para que el lugar conocido hasta entonces como Finisterre, pasase a serlo del Desnarigado.

A finales del silgo XVII, el gobernador D. Francisco Bernardo Barona (1.689 – 1692), dándose cuenta del peligro que suponía tener desguarnecía Punta Almina ordenó que se comenzase la construcción de Fuerte del Desnarigado.