martes, 6 de mayo de 2014

De Valencia de Alcántara en Cáceres al Alentejo. Portugal











Desde Valencia de Alcántara pasamos por Las Huertas de Cansa y llegamos a la frontera. Esta Valencia a 12 kilómetros de la frontera y podemos hacer la ruta de Los Dólmenes y visitar su acueducto.

Los 48 dólmenes catalogados en el término municipal de Valencia de Alcántara constituyen uno de los conjuntos dolménicos de la cultura megalítica más relevantes de España y de Europa.

Divididos en tres sectores o grupos, están datados entre el Neolítico y el Calcolítico —o Edad del Cobre—; es decir, entre el cuarto y el tercer milenio antes de nuestra Era.

La mayoría, más de 30, están construidos con grandes bloques de granito, y el resto con losas de pizarra. 
Se trata de enterramientos individuales o colectivos, que en su día poseyeron un rico ajuar funerario que se conserva en su mayor parte en el Museo de Cáceres.




Frontera que fue entre España y Portugal en Valencia de Alcántara.

Entre 1644 y 1668 Valencia de Alcántara perteneció al Reino de Portugal.

En las estribaciones de la Sierra Fría, estribación de la Sierra de la Estrella, y por las últimas estribaciones de la Sierra de San Pedro.

Reconquistada  por la orden de Alcántara en torno al segundo cuarto del siglo XIII.

La Orden de Alcántara tuvo su bloque fundamental de posesiones en el partido de Alcántara, al oeste de la provincia de Cáceres y su centro en Álcantara ahora paso al Parque Natural del Tajo Internacional hasta la Frontera.

Fue Valencia  oppidium de época romana.

Podemos ver un acueducto reformado en el siglo XVI del que sólo se conservan tres arcos originales y restos de otros tres. Se supone que tenía 17 arcos. Esta datado en el siglo I. Esta situado a un kilómetro en la zona de Calleja de la Barca

También la fuente llamada de Monroy en la calle Luis Braille

El puente de piedra reformado en el siglo XVII es de un solo arco. Esta localizado en la calle del Río. Por el discurría la calzada camino a Zafra. Del otro puente el de Pontarrón solo se conservan las bases de los arcos. En sus alrededores se pueden visitar los famosos dolmenes.