miércoles, 22 de octubre de 2014

Choza de El Horcajo. Loranca del Campo. Cuenca


Fotos tomadas el 18 de octubre de 2014


En tierras de Loranca podemos ver todavía algunas chozas como está que está en las tierras de EL Horcajo.



En la pequeña depresión situada al oeste de la Choza donde se encuentra el pozo Pelos y en tierras por donde discurre el vallejo de la Pila y la acequia de Valdeloranca, continuación de la de Navahermosa- lugar donde hubo otro poblado-,  encontramos dos parajes la Retama y Los Villares

Navahermosa y Valdeloranca llevaban  sus aguas al río Riansares que nace unos dos kilometros al noreste de Vellisca.

En los Villares hubo un pequeño poblado ya desaparecido y sin restos en superficie. 

Sobre la Retama diremos que en tierras de la llamada Cuenca de Loranca está el yacimiento de La Retama precisamente en Loranca del Campo. Se encuentra este yacimiento situado en la denominada Depresion Intermedia de la cuenca del Tajo, ubicada en su parte oriental e incompletamente separada de ella por la Sierra de Altamira o de San Cristóbal en el Sistema Ibérico. Esta Sierra recorre tierras de Vellisca y Alcázar del Rey y hace de barrera natural entre la Alcarria de Guadalajara y Cuenca.

El yacimiento conocido como de La Retama se encuentra situado en tierras de labor Loranca del Campo con yacimientos del Mioceno inferior en sus alrededores. Están localizadas cuatro catas en las tierras de parajes conocidos como La Repisa, Vista Alegre y Lomatón situadas entre los caminos del Pozo de la Fuente y el que discurriendo paralelo a este enlaza con la carretera que lleva a Vellisca y viene de Carrascosa del Campo. 


El yacimiento de La Retama fue descubierto en agosto de 1988 durante la campaña realizada en los yacimientos de Loranca del Campo por un equipo de paleontólogos del Departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales, realizándose una primera prospección ese mismo año y dos campañas  a las que hay que añadir la realizada en agosto de 1992. El área excavada es una cuadricula de 6 x 4 m cuya profundidad media excavada ha sido de un metro. Esta se halla situada en la parte superior de un pequeño cerro denominado Viñas de la Retama. En estas tierras ya se hizo una cata por la Junta de Energia Nuclear en 1969-1970 buscando minerales radioactivos. Parece que fue en este lugar M. Crusafont  Pairó e Indalecio Quintero en 1971 extrajeron los restos de mastodonte que citan en su trabajo, restos que luego fueron confundidos con los extraídos en el yacimiento de Corcoles, Guadalajara.






Paisaje y fauna de estas tierras hace unos 20 millones de años.







Este área es excepcionalmente rica en yacimientos de vertebrados y plantas de edades comprendidas entre el Eoceno superior y el Mioceno superior. El ambiente sedimentario se interpreta como  un lago somero. Los huesos se acumulaban durante la estación seca en los bordes del lago y posteriormente eran transportados dentro del lago por corrientes formadas durante los períodos de lluvia. La reconstrucción paleoambiental de La Retama a partir de la fauna de micromamíferos corresponde a un ambiente abierto y seco.







En el paisaje de Loranca y al suroeste de los parajes situados en torno a la choza del Horcajo se encuentran tres alturas de unos 1.000 metros y que son el Cerro Coronado, el Cerro de las Veletas y el Cerro de la Morrilla.


En la foto el Cerro Coronado y a su izquierda el Cerro de las Veletas





Fotos de la choza de El Horcajo tomadas en el verano de 2013