miércoles, 22 de octubre de 2014

Sigüenza. Universidad de San Antonio de Porta Coeli y Casa de Enseñanza y Misericordia

Situados ambos edificios uno frente a otro en la calle Villaviciosa.

Lo que fue la sede de la Universidad de San Antonio de Porta Coeli es ahora el Palacio Episcopal y Seminario Conciliar y la Casa de Misericordia está ocupada ahora por el Colegio Episcopal Sagrada Familia.












Fachada del Colegio Episcopal




Fachada del Palacio Episcopal 




La Universidad de San Antonio de Porta Coeli o Universidad de Sigüenza fue una universidad menor española que dio servicio en Sigüenza entre 1489 y 1824.
El arcediano Juan López de Medina fundó en 1476 el Colegio de San Antonio de PortacoeliEn el año 1484 lo ocupa la Orden de San JerónimoA este Colegio se subordinaría una universidad, aprobada por el Papa Inocencio VIII en 1489, que finalizó su actividad académica en1824.
El conjunto arquitectónico que albergó la Universidad gran parte de su historia se construyó durante la primera mitad del siglo XVII, cuando se ampliaron de nuevo los límites de la ciudad, y es la actual sede del actual palacio episcopal de Sigüenza.


El Seminario de San Bartolomé es el antiguo Convento de los Jerónimos, que fue transformado en Colegio Mayor tras la fundación de la Universidad de Sigüenza. Posteriormente, albergó el Seminario Conciliar. El conjunto resulta importante dentro del estilo barroco de Sigüenza.

El edificio, fue fundado por D. Bartolomé Santos de Risoba, Obispo de Sigüenza entre los años 1650 y 1657, el 2 de enero de 1651. Su construcción y ornamentación, tal como hoy se conserva, se debe a D. Francisco Díaz Santos Bullón, Obispo de Sigüenza entre los años 1750 y 1761, quien aporto  el enlosado del patio principal y la fachada, a mediados del siglo XVIII.

Su fachada es de estilo barroco y el acceso al edificio se realiza por  una portada barroca,  que se encuentra debajo un balcón alargado en cuyos extremos aparecen los escudos del Colegio-Universidad y de Santos de Risoba.  En la parte más alta de la fachada se encuentra el escudo del obispo fundador, Benavides, Obispo de Sigüenza entre 1858 y 1876.
En el interior cuenta con más de 10.000 metros cuadrados con  varios patios de corte neoclásico. En su extremo de poniente se levantó la iglesia, en tiempos del obispo don Francisco Álvarez de Quiñones (1698-1710) y bajo su mecenazgo.

En su interior, cuenta con un patio cuadrado, con arquería de medio punto en el piso inferior y doble nivel en los restantes, con balcones encuadrados con placas de moldura barroca.

En el exterior podemos ver una estatua de la Inmaculada Concepción realizada en mármol y  costeada por Don Pablo Gúrpide Beope (Obispo de Sigüenza entre 1951 y 1955) que da la bienvenida al recinto.

El edificio fue destruido en la Guerra Civil y restaurado en 1951, siendo Obispo D. Luis Alonso Muñoyerro.

En 1998 sufre remodelaciones actualizando las instalaciones de la residencia y las aulas, siendo Obispo don José Sánchez González, obra inaugurada y bendecida por Mons. Lajos Kada, Nuncio Apostólico en España.



Las torres de la Catedral vistas al comienzo de la calle Villaviciosa 


Desde esta misma calle podemos ver uno de los torreones que se mantiene de la muralla