lunes, 2 de febrero de 2015

Los Vela. De la Casa Real de Navarra. Condes de Álava en el siglo IX

Los Vela. De la Casa Real de Navarra. Condes de Álava  en el siglo IX
           

           Vela Jiménez, conde de Álava en 880, aparece con investidura de conde de la tierra alavesa, título oficial otorgado por su pariente el rey de León, Alfonso III Parece ser éste, el primer conde de Álava una vez que esta tierra vasca entra en la órbita del reino leonés. Vela Jiménez a quien se le confía un trozo, el más importante del costado oriental del reino: el condado de Álava.

Alfonso III, 852-910, fue el último rey asturiano, o el primero de León, ya que en esta ciudad residió largas temporadas, y allí tenía su Consejo de Gobierno y Tribunal de Justicia.

            Los Ayala en su crónicas genealógicas refieren el origen godo de los Vela: Est Vela nomen Gothicum, nunc generosae familiae Ayalae gentile. Al igual sucede con las demás Casas Nobles que sitúan sus orígenes en la monarquía y nobleza visigoda.

            Jimeno Garcés muere hacia el 850, tiene por hijos a García Jiménez que es regente de Pamplona puesto que el hijo de García Iñiguez y legítimo heredero llamado Fortún Garcés el Tuerto y el Monje, había sido hecho preso por los musulmanes siendo el último representante de la dinastía Íñiga, y a ¿? Vela Jiménez, conde de Álava. Vela Jiménez y García Jiménez, el “óptimo imperator” de Pamplona y tronco de la nueva dinastía eran hermanos.

            Al sublevarse contra el poder central entonces en Oviedo, Vela Jiménez fue desposeído del condado de Álava y preso por quien sería su pariente,-¿cuñado o sobrino político?-, el rey Alfonso III de Asturias. Los levantiscos alaveses siguieran adictos a su jefe depuesto. Álava comprendía en aquel tiempo toda la tierra vascongada hasta el mar.

            El rastro de Vela Jiménez desaparece y en el 917 aparece quien debe ser su hijo Munio Vela. Ya aparece en documentos del año 911, pero sin título condal. Los Vela serían desplazados de Álava, radicando en León y luego en Navarra.

            Los Velas, fueron desplazados de las tierras de Álava por el conde castellano Fernán González en el año 931, lo que les llevó a aliarse con los musulmanes y los nobles enemigos de Castilla. Los castellanos querían incorporar los territorios alaveses a su corona, cosa que no hacía ninguna gracia a los Vela. En el año 945 varios miembros de esta familia, firmando en el referido año en León: Veremundo Vela, Veila Garcia, Oveco Muñoz, Alvaro Velaz, Vela Pelagi (Vela de Pelayo), todos miembros de la misma familia alavesa. En dicho documento aparecen los Velas como señores del Valle cántabro de Trasmiera, y en 1040 aparecen firmando como testigos en la carta de arras del Rey de Navarra, los hermanos Vellacoz de Ayala (hijos de Vela de Ayala), Lope Velascoz señor en Colindres y Galindo Velacoz señor en Mena y señor en Ayala.

            Los Vela, exiliados de León en 1016, apoyaron la política anticastellana de Alfonso V. En el año 1029, se documentan los hermanos alaveses Rodrigo e Iñigo Vela o Velaz, hijos de Vela Iñiguez, quienes mataron en León al conde castellano García Sánchez cuya hermana esta casada con Sancho III el Mayor de Navarra y que recibe a la muerte de su cuñado el conde García Sánchez las tierras de Castilla. García Sánchez acude a la ciudad a contraer matrimonio con Sancha, hija de Alfonso V y hermana del rey Bermudo III. Los hermanos Vela, habrían sido condenados a ser quemados vivos, una pura invención, pues los asesinos y sus cómplices permanecieron impunes, favoreciendo el misterio que había rodeado el crimen.

            "E d'éste suçedieron don Ínigo Vela e Rodrigo Vela e Diego Vela, sus fijos, que así fueron echados de Castilla por el conde Sancho Ferrández de Castilla e se fueron a los Reyes de León. E fueron muertos de cruda muerte porque mataron a traiçión al infante don Garçía. E d'este linaje d'estos cavalleros suçedió el conde don Vela de Guebara, que valió en aquella tierra bien. E dexó fijo a don Pero Velas, que eredó la casa de Guebara e de Onati."

            Don Vela de Nájera parece aver procreado por sus hijos A. Don Rodrigo Vela, y a Diego Vela, y Domingo Vela, que florecieron en tiempo del Conde don Sancho Garçia, tercero Conde de Castilla. Los quales por no querer reconoçer el vassallaje, como su padre, al Conde don Sancho Garçia, se desnaturaliçaron de Castilla, y se passaron con el Rey don Alonso de Leon[...]Parece que los tres hermanos Velas, confederados con otros Caballeros Leoneses, en vegança de los agravios recibidos, por avelles quitado su tierra, y señorio, y hechado della el Conde don Sancho Garçia, le mataron en vn ruydo hechizo, a los 13 de mayo, año 1028

            La muerte del conde de Castilla la aprovechó su cuñado el rey navarro Sancho el Mayor para invadir sus territorios en nombre de su mujer Doña Munia, hermana del fallecido nombrando a su hijo Fernando I nuevo Conde de Castilla, restituyendo este rey sus tierras y honras a los Vela. Un hijo de Iñigo Vela llamado también don Vela, como el abuelo, fue a vivir a Navarra, donde su hijo Iñigo Velaz recibió el castillo alavés de Guevara, y casado con doña Mayor Ladrón, tuvo con ella al conde Ladrón de Guevara.

Vela Jiménez, conde de Álava en 880, aparece con investidura de conde de la tierra alavesa, título oficial otorgado por su pariente el rey de León, Alfonso III Parece ser éste, el primer conde de Álava una vez que esta tierra vasca entra en la órbita del reino leonés. Vela Jiménez a quien se le confía un trozo, el más importante del costado oriental del reino: el condado de Álava.

Los Ayala en su crónicas genealógicas refieren el origen godo de los Vela: Est Vela nomen Gothicum, nunc generosae familiae Ayalae gentile. Al igual sucede con las demás Casas Nobles que sitúan sus orígenes en la monarquía  y nobleza visigoda.

Lope Vela es descendiente de Vela Jiménez. Primer señor de la tierra alavesa de Ayala, expulsó a los árabes que quedaban en Álava y la Rioja, fundando la iglesia de Respaldiza, solar de los Ayala.

Al sublevarse contra el poder central entonces en Oviedo, fue desposeído del condado y preso por quien seria su pariente,-¿cuñado o sobrino político?-, el rey Alfonso III de Asturias. Los levantiscos alaveses siguieran adictos a su jefe depuesto. Álava gozaba de una importancia superior a Castila y por consiguiente sus condes eran más relevantes. Álava comprendía en aquel tiempo toda la tierra vascongada hasta el mar. Puede ser posible el parentesco de Vela Jiménez con el rey de Asturias, Alfonso a través de su mujer, la reina Jimena. Alfonso III Se casó entre mayo y diciembre de 873 con Jimena Garcés, cuya estirpe todavía se discute, aunque probablemente era hija del rey García Iñiguez de Pamplona. García Íñiguez, 810–870, hijo de Íñigo Arista También pudo ser el padre de Jimena Garcés, casada con Alfonso III «el Magno. Sería Jimena Garcés hermana de Fortún Garcés el tercer y último rey de la dinastía Iñiguez de la Casa Real de Navarra. », Jimena no está mencionada en el Códice de Roda como hija del rey García Íñiguez. Pudiera ser probablemente hermana o tal vez hija de García Jiménez y así hermana o sobrina del conde Vela???, seria el conde Vela tío carnal paterno del primer rey de Navarra de la dinastía Jimena???

Alfonso III, 852-910, fue el último rey asturiano, o el primero de León, ya que en esta ciudad residió largas temporadas, y allí tenía su Consejo de Gobierno y Tribunal de Justicia.

            Algunos identifican a Eylo, quien se llamaba a sí mismo conde de Álava, con Vela Jiménez. Fue capturado por Alfonso III tras rebelarse Eylo contra el monarca, y le prometieron que permanecerían fieles a su reino y a su autoridad, y que harían lo que les fuese ordenado. De este modo se sometió a su poder a una Álava tendida ante sí, y a Eylo, que se presentaba como su conde, se lo trajo para Oviedo cargado de hierros. Pérez de Úrbel, J: Crónica de Sampiro, La Crónica de Sampiro es un texto escrito en latín por el obispo de Astorga, Sampiro, al principio del siglo XI. El texto abarca desde el 866 hasta el 999,

            Vela Jiménez también citado como Vigilia Jiménez Uigila Scemeniz (868-883). Primer conde de Álava. Le sucede Vela Jiménez, quien aparece como conde de en las campañas musulmanas de los años 882 y 883. En el año 882 el ejército cordobés sube hasta las tierras de Álava siendo rechazados por el conde Vigila Jiméniz (Vela), segundo conde de Álava.

            Iñigo Arista es el primer rey de Pamplona entre los años 810/820 y 851, conde de Bigorra. Se le considera patriarca de la dinastía Íñiga, que sería la primera dinastía real pamplonesa. Hermano de Iñigo Arista es García Jiménez, según el Código de Roda, también como tataranieto de Jimeno de Pamplona
           
            Sobre Vela Jiménez leemos numerosas hipótesis sobre sus orígenes y su descendencia sin base documental. En primer lugar se ha supuesto que Vela Jiménez estaría emparentado con la dinastía Jimena de Pamplona. También que tuvo dos hijos de un matrimonio con Velasquita Sánchez, -la podemos encontrar como su nuera al casa con Munio-. Uno llamado Munio o Momo Velaz, Monnio Uigilazi, conde de Álava citado en documentos de los años 913 y 919 en el cartulario de Valpuesta. Y otro llamado Nuño Velaz. Del que viene el linaje Vela de León que luego se supone responsable del asesinato en 1029 del último conde de Castilla, García Sánchez que es bisnieto de Fernán González, debido a la rivalidad de los Vela con los condes de Castilla que asumen el poder sobre las tierras  de Álava.

El rastro de Vela Jiménez desaparece y en el 917 aparece quien debe ser su hijo Munio Vela. Ya aparece en documentos del año 911, pero sin título condal.
           
            García Sánchez cuando en 1029 iba a contraer matrimonio en León con la hermana de Bermudo III, fue asesinado por los Vela de Álava. La heredera legítima era su hermana primogénita doña Mayor, mujer de Sancho III el Mayor de Navarra que asume así el control directo de Castilla.

            Cada vez va abriéndose paso más entre los historiadores, la convicción de la participación de Sancho el Mayor de Navarra en el asesinato de su pariente,  su cuñado, hermano de su mujer, el infante García, heredero del condado de Castilla. Los Vela, parientes tanto de Sancho el Mayor como del infante García, aparecen como meras causas circunstanciales. El epitafio de León, les acusaba inexorablemente: “aquí yace, el Infante don García que vino a León para recibir el reino y fue asesinado por los hijos del conde Vela”. Pero los historiadores han caído en la cuenta de que este epitafio fue inspirado por una tradición leonesa cuyo valor histórico se pone en duda ya que hierra en puntos esenciales cual es el enterramiento del Infante en León. Fray Gregorio de Argaiz nos reveló la existencia de un epitafio anterior conservado entre los legajos del archivo de Oña y que nadie lo había visto antes de él.”Este fue hijo del conde Sancho quien fue muerto a traición por Gonzalo Muñoz, Munnio Gustios y Munio Rodríguez y por otros muchos en la ciudad de León. Era de 1066”. El Infante fue enterrado en Oña y si no niega la intervención de los Vela en el hecho luctuoso, está claro a todas luces que les descarga del peso principal de la acusación, al incluirles, en el peor de los casos, en el “mutis aliis”, esto es en la “turba multa”. Este epitafio es muy revelador. Según Menéndez Pidal, el epitafio fue coetáneo de los hechos que narra. Por lo tanto es lógico suponer que lo mandaría inscribir Sancho de Navarra. Es fácil presumir que el rey pamplonés tuviera empeño especial en exculpar a los Vela del asesinato. Y esto por una razón muy obvia. Los Vela eran sus parientes más cercanos y con seguridad a inducción suya, ellos lo habían matado. Por ende él busca que la acusación recaiga sobre otros magnates castellanos que nada tenían que ver con él.

JIMENO GARCÉS, muere hacia el 850, tiene por hijos a García Jiménez, sigue la línea y es regente de Pamplona puesto que el hijo de García Iñiguez y legítimo heredero llamado Fortún Garcés el Tuerto y el Monje, había sido hecho preso por los musulmanes último representante de la dinastía Íñiga, y a ¿? Vela Jiménez, conde de Álava.

Vela Jiménez y García Jiménez, el “óptimo imperator” de Pamplona y tronco de la nueva dinastía eran hermanos.

Parece que  hijos de Fortún Garcés casan con hijas y nietas de García Jiménez cuyo hijo Sancho Garcés se convierte en el primer rey de Navarra de la dinastía Jimena.

Sancho Garcés fue rey de Pamplona entre los años 905 y 925. Hijo de García Jiménez fue el primer rey de la dinastía Jimena. Hermano de Iñigo Arista sería García Jiménez, según el Código de Roda

            Recordemos que el rey Alfonso III de Asturias esta casado con Jimena Garcés, hermana del rey Fortún Garcés., aunque  Jimena no está mencionada en el Códice de Roda como hija del rey García Iñiguez. El Códice de Roda, Códice Rotense o de Meyá es un manuscrito en latín de fines del siglo X (hacia 990) que incluye las Historias contra paganos de Paulo Orosio e importantes textos referentes a la historia de los reinos de Asturias, Pamplona y condado de Aragón, entre los que destacan las llamadas Genealogías de Roda. Se conoce con este nombre porque fue en la Catedral de Roda de Isábena (Ribagorza, Aragón) donde se conservó el códice desde el siglo XII hasta 1699.

            Sancho Garcés, I rey de Navarra de la dinastía Jimena, es padre de García Sánchez rey de Navarra entre el 925 y el 970,  y también se le hace padre de Velasquita que casa con un hijo de Vela Jiménez, casó en primero después de 923 con el Conde Munio de Álava (Momo de Vizcaya), fallecido hacia 926. En el 919 Munio Vélaz es conde de Alava. En el 929 es conde de Álava Álvaro Herraméliz casada con Sancha hermana de Velasquita. Sancha viuda de Álvaro casa en terceras nupcias con el conde de Castilla Fernán González, conde de Álava tras Álvaro Herrameliz tal vez por cesión de su suegro el rey navarro y Fernán hace heredero el condado de Álava en su familia desponjando de este condado a sus parientes los Vela.

Una de las hijas de Sancho Garcés llamada Sancha de Navarra, hermana de Velasquita, casa con Fernán González que será conde de Álava entre el 932 y el 970 siguiendo a los Vela, padre e hijo, y a Álvaro Herraméliz.