miércoles, 21 de septiembre de 2011

Un escudo de Madrid.


En el año 1202 Alfonso VIII dio su primer Fuero a Madrid. El Fuero de Madrid fue redactado por el Concejo con el consentimiento del rey, y en él se fijaba por escrito el derecho local que debía regular la vida en la Villa.


El fuero estuvo vigente hasta el año 1346. El concejo abierto de la villa se reunía dos o tres veces por semana en un corral de la parroquia de San Salvador, situada frente a la actual plaza de La Villa y antes plaza de San Salvador. Desaparece este corral en tiempos de Enrique IV y las reuniones del concejo pasan a una sala situada encima del atrio de la parroquia. Derribada por ruinosa esta iglesia parroquial en el año 1848.


Participa el concejo de Madrid en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 frente a los almohades y ya portan la bandera con el oso y el madroño.

En sus orígenes fue una iglesia dedicada a Santa María Magdalena. El primer dato que tenemos sobre su existencia es el Fuero de 1202, en donde ya aparece como parroquia de El Salvador. Situada en la calle Mayor frente a la plazuela de la Villa, se trataba de un edificio pequeño al que se accedía por una discreta portada sobre la que había un nicho con la estatua de El Salvador realizada en piedra. Tanto la torre, como las campanas y el reloj de la parroquia pertenecían al Ayuntamiento. En cuanto a la torre, de una gran altura, era conocida como la «atalaya de la Villa», para diferenciarla de la torre de la parroquia de Santa Cruz, también propiedad de la Villa y conocida como la «atalaya de la Corte». El concejo de Madrid durante los siglos XIV y XV celebraba sus reuniones en una pequeña sala capitular situada encima del pórtico de la iglesia. Era en esta parroquia donde celebraba sus ceremonias religiosas. Todos los miércoles de cuaresma el Concejo debía acudir a El Salvador a escuchar un sermón especialmente preparado para él. Debido a su cercanía, la parroquia del Salvador también estuvo muy vinculada al gremio de plateros ya que desde aquí a la Plaza Mayor estaban los soportales con los talleres de estos artesanos y este tramo de la calle Mayor se llamaba de Platerías. Estuvo aquí enterrado Calderón de la Barca que vivía en la calle mayor. Como recuerdo de ello la calle Calderón de la Barca que ocupa parte de lo que fue el terreno de la Parroquia.

En 1559 se derriba el atrio del Salvador y con él el salón del Ayuntamiento. El motivo fue el ensanche que hubo de realizarse en la calle Mayor para dar paso a la comitiva de recibimiento de la reina doña Margarita, esposa de Felipe III. Se hace preciso entonces disponer de otro local. Para ello se compran unas casas allí mismo, en la plaza de la Villa, que pertenecían a Juan de Acuña, marqués del Valle de Cerrato de la casa de los condes de Buendía en Cuenca, donde se empieza a edificar la Casa de la Villa, obras que no terminarían hasta 1696.

El escudo que se dice más antiguo de Madrid, seencuentra en la esquina de la calle de Segovia con la de los Caños Viejos en loque queda de lo que fue la llamada Casa del Pastor. En esta casa se celebraron durante algún tiempo las reuniones del ayuntamiento de Madrid hasta que se construyen sus casas en la plaza de la Villa tras el derribo de la sala de la parroquia de San Salvador.




El marquesado de Vallecerrato es un título nobiliario español creado por el rey Felipe III el 16 de febrero de 1612 a favor de Juan de Acuña, Señor del valle de Cerrato y de Alcantarilla, hijo natural del VI Conde de Buendía. Se le concedió la Grandeza de España el 14 de noviembre de 1780. Su nombre se refiere al municipio castellano-leonés de Valle de Cerrato, en la provincia de Palencia.