martes, 11 de octubre de 2011

Mota del Marqués. Valladolid.

En una de las estribaciones por el occidente de los Montes Torozos, junto al río Bajoz.

La Mota fue señorío de los Ulloa. 

Luego marqueses de La Mota. El pueblo pasa a denominarse Mota del Marqués

Emparentados los señores y marqueses la Mota con los condes de Salinas, con los condes de Luna, con los condes de Ayala, con los condes de Monterrey y con los marqueses de Tarazona y con los de Alcañices.


Los títulos de La Mota, Ayala y Monterrey pasan a comienzos del siglo XVIII por falta de sucesión en los Ulloa a sus parientes los duques de Veragua y por matrimonio de estos con los Alba a la Casa Ducal de Alba.


Viene los marqueses de La Mota de la familia real de Castilla. Aldonza de Castilla, biznieta de Pedro I, casa con el señor de La Mota, Juan de Ulloa. Una biznieta de estos, Mariana de Ulloa, señora de La Mota, casa con su tío carnal, Pedro de Ulloa. Es así que el señorío se conserva dentro de la familia Ulloa.  



Torreón del castillo, ahora en ruinas. La única torre de planta circular de la provincia de Valladolid.


Iglesia de San Martín. Es un edificio del siglo XVI obra del arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón en estilo gótico-renacentista.

Iglesia del Salvador. Se encuentra en la ladera que sube hasta la mota del castillo. Se construyó en el siglo XVI  y solamente permanece en pie la espadaña. Una de las verjas de dicha iglesia se encuentra en Nueva York.
Entre los otros edificios de carácter religioso hay que destacar dos ermitas, una dedicada al Cristo del Humilladero, barroca del siglo XVII y mandada construir por los cofrades de la Vera Cruz, y otra la Ermita de Nuestra Señora de Castellanos, obra hecha en el siglo XVI en estilo gótico-mudéjar sobre las ruinas de un antiguo monasterio y que conserva un buen artesonado de madera. 
Palacio de los Marqueses de Ulloa, del siglo XVI, renacentista. Sus jardines están cuidados  por las monjas de la Compañía del Salvador que ocupan sus dependencias.