miércoles, 1 de febrero de 2012

Orden de los Caballeros Teutones.


Don Constantino Castillo, comendador de Santa Maria de Castellanos, en la Mota, antes de  Toro y luego del Marqués en Valladolid, por su orden de los Caballeros Teutones. Era el Comendador de los Castillo señores en Cuenca de Hortizuela y el Palmero que en siglo XVIII emparentan con los Alvarez de Toledo de Cuenca, ya condes de Cervera y Vizcondes de La Parra.


Por Mota del Marqués pasa el CAMINO DE SANTIAGO DEL SURESTE, procedente de Alicante, Cartagena, Murcia, Valencia, Albacete, Toledo y Ávila.

El Camino de Santiago que une con Caravaca de la Cruz el templo de Compostela, pasa por Mota del Marqués.

Situada Mota del marqués en la comarca de los Montes Torozos y en el valle del río Bajoz.


Mota del Marques.

Destacan las ruinas del castillo, la Plaza Mayor muy amplia que se habilita como coso taurino. El palacio de los Ulloa, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y de su hermano Juan.De los mismos es la iglesia de San Martín de 1540,  dedicada al obispo de Tours y patrono de Francia, de grandes proporciones, construido sobre otro del s. XIII. En su interior destaca la capilla mayor con una compleja bóveda de crucería estrellada de 36 claves. En su sacristía se guarda el Cristo de los Pobres, del siglo XII. 

En la fábrica de esta iglesia por Rodrigo Gil de Hontañón tuvo gran presencia por su aporte de fondos el comendador de la orden de los Caballero Teutones don Constantino del Castillo. 


Testamento y codicilo de Rodrigo Gil de Hontañón.

Item, mando que se cobre todo lo que pareciere debérseme de la obra de la iglesia de la villa de la Mata en la parroquia de S. Martin, conforme á las ejecutorias que sobre ello estan libradas por los señores presidente y oidores de la real cnancillería de Valladolid, y agora está pendiente en el real Consejo , de que mas digo que se tome en cuenta lo que pareciere haber yo recibido, ó mis aparejadores, ú otras personas con mi poder para gastar en la obra; y porque de presente, como está dicho, está pendiente en el Consejo real, donde estan presentadas las dichas ejecutorias y el testamento del dean de Cuenca D. Constantino del Castillo, en que manda que se me pague la dicha obra, ruego y pido por merced á los señores Rodrigo de Agustina, y Nicolas de Ribero, y Pedro de Abuitiz entiendan en la solicitud de este negocio para que se concluya, y se cobre lo que se me debe; y mando que se les pague de mis bienes su trabajo y solicitud; y al dicho Pedro de Abuitiz que se le pague su trabajo y solicitud que pusiere en este pleito; y cobrándose la cantidad que del dicho pleito resultare, quiero yes mi voluntad que al dicho Pedro de Abuitiz se le den doscientos ducados por su trabajo.

La iglesia del Salvador, fue la primitiva del lugar y llevaba el nombre de San Juan (Sancti Joannis Santibáñez), se encuentra a los pies del castillo en ruinas. 

La ermita del Humilladero, fue la primitiva parroquia de la Encomienda, fue levantada por los cofrades de la Vera Cruz en el año 1526, delante de la puerta de entrada hay una cruz de piedra donada en 1647 por Antonio de Río y Catalina Martín. 

La ermita de Nuestra Señora de los Castellanos, esta la mando construir el último Comendador don Constantino del Castillo en el lugar de la antigua Encomienda, Convento o Preceptoria de Santa María de los Castellanos. Es del siglo. XVI. Es de sillería, y en su interior destaca el artesonado mudéjar y el símbolo de la Cruz de los Caballeros Teutónicos, grabado a los pies sobre piedra. Sobre la ermita y su Virgen existe la siguiente leyenda:
 
"Persiguiendo el conde Fernán González y los suyos, (en el s. X), a los restos del ejercito del Califa de Córdoba, llegaron estos a la Mota y allí hizo un alto con su gente. Hallando un santuario en ruinas mandó colocar en él el estandarte de Nuestra Señora y ofreció componer a su costa el Santuario y mandar hacer una imagen de la Virgen; el pueblo la invocó con el nombre de "Castellanos", que era el de la familia del Conde y también el de los naturales de aquel reino".
 
Tuvo hospital de peregrinos, en 1750 se dice: "Hospital para cuidar enfermos y recoger pobres y pasajeros, sin renta propia, vive de limosnas". 


Orden de los Caballeros Teutónicos.

En el año 1191 se instituyó la órden militar y hospitalaria de los caballeros Teutónicos, antes llamada de Nuestra Señora del Monte Sion. 

Su fundación se debió á la nobleza alemana que había servido en las guerras de Tierra Santa contra Saladino al mando de Federico

Su indumentaria era un hábito blanco y sobre él una cruz negra de ocho puntas, la cual traian tambien en su estandarte. 

Veinte cuatro caballeros y siete presbíteros fueron los primeros que recibieron el hábito de esta órden militar. 

La divisa y armas de la órden fueron despues, sobre campo de plata, una cruz negra recta, aumentándola con una cruz pequeña de oro en el medio, coronaba el águila imperial. Cada una de las cuatro puntas de la cruz terminaba en flores de lis.

Con varios miembros de esta órden de fundó despues la que se denominó Porta-Espada. Cuando Alberto de Brandeburgo, gran maestre de los caballeros Teutónicos, dejó la religion católica para seguir la luterana, se separaron los caballeros Porta-Espada en el año 1525. Fué abolida esta órden en 1561 por querer el gran maestre Golhorio de Ketter seguir a los luteranos.

En España los caballeros Teutónicos tuvieron  una encomienda en Castilla, en la villa de la Mota de Toro; aun se conservan restos de la ermita de Santa Maria de Castellanos, que fué iglesia principal, y dávase al comendador el título de preceptor ó comendador de Santa María de Castellanos. Asi nombró el Ponfice Pablo IV a  don Constantino del Castillo, dean de Cuenca y con capilla en la Catedral dedicada a Santa Helena y encargada a Esteban Jamete, en la bula que le dirigió en el año 1556 para regir y arreglar unas capellanías y beneficios en la denominada iglesia.



Reja de acceso a la capilla de Santa Elena. Concedida al Comendador en 1532. Se llama también del Cantor o de los Apóstoles. La presencia de Santa Helena también la encontramos en la capilla de la Asunción del Comendador en la iglesia romana de Santiago de los Españoles.


En Cuenca, el convento de las Angélicas fue fundado por el comendador Constantino del Castillo en 1561 y conserva una portada gótica con grandes dovelas, perteneciente a un edificio más antiguo. Unida a la anterior por una tribuna está la iglesia de San Nicolás de Bari, templo de una nave, con torre cuadrada y planteamiento constructivo renacentista.   De las  obras de Las Angélicas quedó encargado un sobrino de don Constantino, Juan Antonio Castillo, también deán de Cuenca. 


En Roma funda la capilla de la Asunción en la iglesia de Santiago de los Españoles.
 

Si quieres conocer más de Cuenca y del resto de la ciudades españolas, Gran Enciclopedia de España Online http://www.mienciclo.es/gee/index.php/Cuenca 

En Noviembre de 1219 se celebraron las bodas entre FernandoIII el santo y Beatriz Isabel de Suabia; hija del rey suavo Felipe de Hohenstauf


Beatriz atraviesa media Europa. Año y medio después de la boda nace su primogénito que reinó como Alfonso X el Sabio.

AQUELLA PRINCESA VINO ESCOLTADA Y ACOMPAÑADA POR VARIOS CABALLEROS TEUTONES. UNO DE ELLOS, LLAMADO WOLFRAM, ERA BELLÍSIMO Y CULTO, SABEDOR DE ARTES Y LETRAS. PERO EN AQUEL LARGO TRAYECTO DESDE CENTROEUROPA, DICEN QUE LA PRINCESA SE FIJÓ EN ÉL. TANTO QUE EL ÚLTIMO DIA Y ANTES DE DESPEDIRSE DE WOLFRAM, BEATRIZ LE REGALO UN MECHÓN DE SU PELO... . UN DÍA DESPUÉS, LLEGARON EL SÉQUITO Y LA PRINCESA ANTE EL REY FERNANDO, QUIEN DECIDIÓ QUE TODOS AQUELLOS QUE HABÍAN ESCOLTADO A SU FUTURA ESPOSA, ASITIERAN A LAS BODAS. OTORGÁNDOLES COMO PREMIO POR HABERLA TRAIDO SANA Y SALVA HASTA SU REINO, EL DERECHO A QUE SE ESTABLECIERAN EN NUESTRAS TIERRAS, SIRVIENDO A CASTILLA. DE TAL MANERA, GRAN PARTE DE AQUELLOS CABALLEROS TEUTONES DECIDIERON NO REGRESAR MÁS A SUABIA, QUEDÁNDOSE AL MANDO DE DON FERNANDO Y FUNDANDO LA ORDEN GERMANA EN HISPANIA.


La Mota del Marqués fue señorío de Beatriz de Suabia y luego pertenece a la ciudad de Toro. De ello el nombre de los montes que rodean la zona, llamados Torozos; tanto como su antiguo nombre: Monte (o mota) de Toro, antes llamada Santibañez o San Juan de Mota. Por su parte, la ciudad de Toro parece ser que pertenecía como dote a Beatriz de Suabia.  En 1222 la reina esposa de Fernando III otorgó poderes a los teutones para que llevaran a cabo fundación en Mota. A ellos se debe el castillo con torre del homenaje de enormes proporciones y  circular.

Beatriz de Suabia murió en 1235, en la ciudad de Toro. Sería enterrada en Las Huelgas de Burgos, para ser definitivamente trasladados sus restos poco después a la Catedral de Sevilla.

En la zona central de la Iglesia-ermita de Castellanos se encuentra una gran losa del siglo XIII, con la curz teutona.