martes, 27 de marzo de 2012

Brunete. Madrid.










Plaza construida tras la Guerra Civil.

’El 18 de Julio de 1946, X Aniversario del Glorioso Alzamiento Nacional, Francisco Franco, Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos, inauguró esta Plaza Mayor construida por la Dirección General de Regiones Devastadas’’.



Iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Asunción.



El Sexmo de Casarrubios del Monte estaba constituido entre otros por los siguientes pueblos: Aldea del fresno, Chapineria, El Escorial, Fresnedillas, Colmenar del Arroyo, Navalcarnero, Navalagamella, Robledo de Chavela, Santa María de la Alameda, Sevilla la Nueva, Valdemorillo, Villamantilla, Villanueva de la Cañada y Zarzalejo.

 Después de la reconquista de Alfonso VI (1085), las tierras al oeste de la cuenca del Guadarrama, incluida la misma, pasaron a formar parte del alfoz segoviano en el sexmo de Casarrubios, iniciándose una disputa territorial por las mismas con el alfoz madrileño.

En el año 1208 Alfonso VIII encomendó en Burgos al alcalde de Minaya la división territorial entre los términos de Segovia y Madrid, no obstante la disputa no cesó y Fernando III ordena que las tierras en litigio se dediquen a pastos comunales, de modo que ni pierdan ni ganen los unos y los otros, pero a la muerte del monarca madrileños y segovianos vuelven a las disputas, a la quema de campos ajenos, conflicto que no se resuelve hasta bien entrado el siglo XV.

Este sexmo, el mas meridional de todos, tenia una extensión de 1307 kilómetros cuadrados, de los que hoy 1170 se incluyen en la provincia de Madrid y 137 en la de Toledo. De las 66 poblaciones que lo integraron, 38 perviven y el resto ha desaparecido.


 En 1480 los Reyes Católicos conceden a Andrés Cabrera y a Beatriz de Bobadilla el señorío de Chinchón, el cual incluía el sexmo de Valdemoro y una seria de pueblos del sexmo de Casarrubios  como son, Serranillos del Valle, Moraleja la Mayor, Moraleja de En medio, Villaviciosa de Odón, San Martín de la vega, La Veguilla, Brunete, Salcedón, Cienvallejos, Tiracentenos, Zarzuela, Quijorna, La Cabeza y Sagrilla, hasta contemplar 1.200 vasallos. Les fue otorgado con jurisdicción civil y criminal, rentas, pechos y derechos y con licencia para fundar y edificar una o más fortalezas. A partir de entonces los señores de Chinchón harán los nombramientos de corregidor, alcaldes y demás cargos del concejo.


 Señorio de Casarrubios
El Señorío de Casarrubios fue creado por Pedro I.

Señorío que nace en 1331 de la segregación del extremo meridional de la comunidad de Villa y Tierra de Segovia para otorgárselo a Alfonso de la Cerda «el desheredado» después de haber reconocido a su sobrino Alfonso XI como rey de Castilla y León, por lo que se cuenta entre los que la tradición conoce como «señoríos de la recompensa». Posteriormente fue concedido por don Pedro I a Diego Gómez de Toledo en cuya descendencia permaneció hasta los Reyes Católicos que lo conceden a su Contador Mayor, Gonzalo Chacón. Elevado a condado en 1599,el título se incorporó, a mediados del siglo XIX, por alianza matrimonial, a través del ducado de Peñaranda de Duero,a la Casa de Alba .


Estaba formado por el propio Casarrubios del Monte, Ventas de Retamosa, Valmojado, Villamanta, El Alamo y Arroyomolinos.

Después de varios intentos de señorialización, fue Isabel la Católica quién zanjó el problema en 1469, concediendo graciosamente el dominio sobre estas tierras a su hombre de confianza, el comendador Gonzalo Chacón, como premio a su lealtad y muchos servicios a la Corona.

Tras la reconquista de la comarca por Alfonso VI, Casarrubios del Monte pasó a formar parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, siendo cabeza del Sexmo de Casarrubios, si bien hacia 1331 el monarca Alfonso XI la apartó de Segovia para entregársela a don Alfonso de la Cerda.

En el siglo XIV, la villa era propiedad de don Alfonso Fernández Coronel, a quien se la quitó Pedro I para entregársela a don Diego Gómez de Toledo, capitán de los escuderos del rey. Tras pasar por diversos personajes ligados a la monarquía castellana, en 1484 don Gonzalo Chacón, comendador de Montiel y privado de Isabel de Castilla, fundó un mayorazgo en el que se incluía el señorío de Casarrubios, con Villamanta, Valmojado y El Álamo.

En 1468 estuvo en esta villa Enrique IV, desde donde hizo un llamamiento a los nobles que no se habían reintegrado a su obediencia, dio órdenes para que se proclamara a su hermanastra Isabel, futura reina Católica, su heredera.

En 1475, los Reyes Católicos confirman la merced de Casarrubios a don Gonzalo Chacón en cuyo linaje se perpetuó, siendo elevado en 1599 a la dignidad condal en la persona de don Gonzalo Chacón y Ayala que estaba casado con Isabel de Sandoval y Rojas, tía del I duque de Lerma, privado de Felipe III. Posteriormente se integraría por alianza matrimonial en la casa de los duques de Peñaranda de Duero primero y en la de Alba después, Casa esta última a la que actualmente pertenece el título condal.

Los lugares de Valmojado y Villamanta no se segregaron de la Villa y Tierra de Segovia, para incorporarse al señorío de Casarrubios del Monte, hasta 1467.

Hasta finales del siglo XVIII, pertenecieron a la jurisdicción señorial de Casarrubios los lugares de Valmojado, Las Ventas de Retamosa y el Álamo.

Actualmente Casarrubios del Monte está provisto de una urbanización que comparte con Navalcarnero por la zona limítrofe del mismo entre Castilla la Mancha y la Comunidad de Madrid.

En el Censo de Población de la Corona de Castilla de 1752  el señorío y ya  condado de Casarrubios estaba integrado en la  provincia de Madrid.