miércoles, 9 de octubre de 2013

Interior de la Catedral de Bruselas. Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

Su construcción, en un estilo gótico, se inició a principios del siglo XIII sobre una construcción románica del Siglo XI y no se vio terminada hasta dos siglos después. Su estado de conservación es muy bueno ya que, entre 1983 y 1989, fue sometida a una importante restauración.

La catedral era conocida como la Iglesia de San Miguel hasta que, en el año 1047, depositaron en el interior los restos de Santa Gúdula, fallecida en el año 712. Fue entonces cuando la iglesia tomó el nombre de San Miguel y Santa Gúdula. A pesar de su antigüedad, la iglesia no adquirió el título de catedral hasta 1961.








San Miguel Arcangel 



El interior de la catedral es más sobrio de lo que debiera ya que fue saqueada en varias ocasiones por parte de los iconoclastas protestantes y los revolucionarios franceses. Pese a todo esto, la catedral conserva un aspecto impresionante.




Situado a la derecha de la nave central, llama la atención un precioso púlpito barroco tallado en madera en el año 1699, además de los originalesconfesionarios de roble del siglo XVII, las enormes estatuas situadas en las columnas y algunas vidrieras hechas y conservadas a la perfección.









El "Tesoro" de la catedral se encuentra en la Capilla del Santísimo Sacramento, guardado celosamente por un pórtico de hierro forjado del Siglo XVIII. En el interior se guardan multitud de objetos litúrgicos y religiosos, como son algunas túnicas, cruces, relicarios, cálices, varios retablos y esculturas. En la capilla destacan varias vidrieras, más largas que las del resto de la catedral, que datan de 1540.
Un detalle, que tampoco pasa desapercibido en la catedral, es el imponente órgano Grenzing con más de 4.000 tubos y 4 teclados.

Construida en la cima de una colina, esta catedral refleja las tres fases del estilo gótico.

En su interior destacan los vestigios de la antigua colegiata románica


las vidrieras del s. XVI, 

las estatuas de los apóstoles de la nave, 

el púlpito de estilo barroco y su mayor tesoro, el órgano.








Algunas casas en el entorno de la Catedral conservan el estilo Gótico urbano tan característico de las ciudades belgas







 

Como el Púlpito hay que destacar también los confesionarios situados a lo largo de las naves laterales










El Camino de Santiago pasa por la catedral de San Miguel y Santa Gúdula hacia la Grand Place.