jueves, 10 de octubre de 2013

Notre Dame de Sablon. Bruselas


En la Rue Regencia que lleva del  Tribunal de Justicia  a la Plaza y al Palacio Real





Situada en la parte alta de la ciudad, Notre Dame du Sablon es una de las iglesias góticas más bellas de Bélgica.
Fue construida en el siglo XV con un estilo gótico de Bravante, el mismo que la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

Anteriormente, en su ubicación actual hubo una capilla. Ésta fue construida por los arqueros de la ciudad en 1304.



Anteriormente, en su ubicación actual hubo una capilla. Ésta fue construida por los arqueros de la ciudad en 1304.

El interior de la iglesia es sencillo y muy agradable, con cierto parecido a la catedral pero en menor tamaño. Uno de los detalles que llama especialmente la atención es el púlpito de madera labrada del año 1697.

La nave central se llena de luz natural por medio de once enormes vidrieras que alcanzan los 15 metros de altura. Precisamente, lo que más llama la atención al entrar en la iglesia son las vidrieras que circundan e iluminan el altar.

Según cuenta la leyenda una joven de Amberes tuvo una visión en la que la Virgen la pidió que llevase su imagen a Bruselas. Tomó un barco y, una vez en Bruselas, entregó una estatua de la Virgen a la capilla de los arqueros.


Frente a la Iglesia la Plaza del Petit Sablon 


Las columnas de la verja de la Plaza representan 40 oficios medievales


Monumento central  representando  a los condes de Egmont y de Horne.



La estatua de los condes Egmont y Hornes estuvo primero en la Grand Place, lugar donde fueron decapitados en 1568 por orden del duque de Alba. Egmont y Hornes fueron acusados de ser los impulsores del levantamiento contra Felipe II.










Agradecimiento a los Reyes Belgas por sus 20 años de reinado al abdicar en su hijo







Púlpito,  muy parecido al de la Catedral




Calle de la Regencia con el Palacio de Justicia al fondo. La calle termina en la Plaza Real